May 12, 2021
De parte de Indymedia Argentina
246 puntos de vista


En el juicio por los cr铆menes de lesa humanidad cometidos en la Brigada de Investigaciones de la Polic铆a de Chaco, entre otros lugares, fueron sentenciados 8 represores por secuestros, torturas y desapariciones contra 32 v铆ctimas. Adem谩s, en una revisi贸n de la sentencia por la Masacre de Margarita Bel茅n, se conden贸 al excomisario Alfredo Luis Chas a 15 a帽os de prisi贸n por su participaci贸n en los fusilamientos ocurridos en diciembre de 1976. El fiscal a cargo en Chaco, Diego Jes煤s Vigay, particip贸 de la previa de una de las transmisiones de juicios de La Retaguardia en su canal de YouTube y brind贸 detalles de lo que dejaron estos fallos.

Monumento conmemorativo de la Masacre de Margarita Bel茅n, Chaco. Foto: Rodoluca.

Entrevista: Fernando Tebele. Redacci贸n: Diego Adur. Edici贸n: Pedro Ram铆rez Otero. 

El tercer tramo de la causa Caballero que investigaba los cr铆menes de lesa humanidad cometidos contra 32 personas en la Brigada de Investigaciones de la Polic铆a de Chaco, en la Alcaid铆a Policial y en la C谩rcel Federal U7 tuvo sentencia: los 8 imputados, oficiales y suboficiales de la Inteligencia de Chaco y del Ej茅rcito, as铆 como tambi茅n polic铆as penitenciarios, fueron condenados a penas que van desde los 3 a帽os y 6 meses hasta 25 a帽os de prisi贸n.

Las penas m谩s bajas fueron para el jefe de guardia de la C谩rcel Federal U7, C茅sar Pablo Casco, quien recibi贸 3 a帽os y 9 meses de prisi贸n, y para Jos茅 Mar铆n, exsargento de la Polic铆a de Chaco, con una pena de 3 a帽os y 6 meses. El suboficial 脕ngel Jorge Ibarra recibi贸 6 a帽os; Jos茅 Tadeo Luis Bettolli, exoficial de la Inteligencia del Ej茅rcito, fue condenado a 7 a帽os y medio de prisi贸n; a Luis Alberto Patetta, tambi茅n de la Inteligencia del Ej茅rcito, le dieron 11 a帽os y 6 meses; Francisco Orlando Alvarez, quien fuera oficial de la Alcaid铆a Policial y no hab铆a sido condenado en ninguna oportunidad, recibi贸 14 a帽os de prisi贸n. Las penas m谩s elevadas las recibieron el comisario Jos茅 Francisco Rodr铆guez Valiente y el suboficial Gabino Manader: 25 a帽os de c谩rcel para cada uno y fueron considerados responsables de ejercer violencia sexual en el centro clandestino de detenci贸n que funcion贸 en la Brigada de Investigaciones de Chaco.

Foto: Captura de pantalla de la transmisi贸n de La Retaguardia.

Durante una de las transmisiones de juicios de lesa humanidad de La Retaguardia que se realizan por el canal de YouTube, el fiscal Diego Jes煤s Vigay fue invitado a participar y brind贸 m谩s detalles de lo que dej贸 el veredicto del Tribunal Oral Federal de Resistencia: 鈥淓n este juicio se trataron los casos de 32 v铆ctimas, 28 de ellas sobrevivientes y 4 casos de desaparecidos. Fundamentalmente, fueron oficiales y suboficiales de la Direcci贸n de Inteligencia de Chaco y oficiales de la Inteligencia del Ej茅rcito argentino. Tambi茅n se juzgaron casos puntuales de torturas en la Alcaid铆a Policial como en la C谩rcel Federal U7. Por un lado, la reconstrucci贸n de este centro clandestino de detenci贸n 鈥攍a Brigada de Investigaciones de la Polic铆a de Chaco鈥, los secuestros, las privaciones ileg铆timas de la libertad, las torturas y las condiciones de detenci贸n. Se juzg贸 tambi茅n un caso de violencia sexual, reconstruyendo lo que era la sistematicidad de la violencia sexual en este centro clandestino de detenci贸n como en todos los centros clandestinos del pa铆s. Se juzg贸 el caso de ni帽os que hab铆an sido alojados en este centro junto a sus padres por algunos d铆as. El centro del juicio fueron casos que iban desde 1974 hasta el a帽o 1979鈥, coment贸 el fiscal.

En el balance que hizo Vigay aparece la alegr铆a por lograr la condena de los 8 imputados en la causa y, a la vez, la frustraci贸n porque las 4 desapariciones que forman parte de las 32 v铆ctimas del juicio no fueron probadas en la sentencia: 鈥淪e conden贸 a todos los imputados por 28 de los 32 casos. Es muy importante porque consolida todo el proceso de juzgamiento de los cr铆menes de lesa humanidad y la reconstrucci贸n de lo que fue este centro clandestino de detenci贸n en Chaco. Lo negativo fueron las absoluciones en cuanto a las desapariciones. Existen elementos suficientes de indicios de alg煤n nivel de participaci贸n de quienes estaban imputados, sobre todo en las condiciones de detenci贸n que nosotros consideramos ilegales y los tormentos a estos detenidos que est谩n desaparecidos. Se va a apelar esa parte de la sentencia鈥, asegur贸.

El fiscal tambi茅n celebr贸 la velocidad con la que se desarroll贸 este tercer tramo de la causa: 鈥淔ue muy positivo que el juicio por el caso de 32 v铆ctimas, con alrededor 40 testigos se pudo hacer pr谩cticamente en 10 d铆as. Se fijaron audiencias todos los d铆as de la semana. Jueces de otra jurisdicci贸n 鈥攍os jueces Luciano Homero Laur铆a y Jos茅 Mar铆a Escobar Cuello del Tribunal Oral de Santa Fe鈥 se instalaron en Resistencia todos esos d铆as. El presidente del Tribunal 鈥擱ub茅n David Oscar Qui帽ones鈥 no lo pudo hacer porque no estaba vacunado, as铆 que dirigi贸 el juicio desde Formosa. Se pudo hacer una parte con testigos de manera presencial. Las audiencias empezaban puntualmente a las ocho de la ma帽ana y terminaban a las tres, cuatro o cinco de la tarde. En cinco d铆as se produjeron todos los testimonios y la semana siguiente fue la producci贸n de los alegatos. Fue muy importante hacerlo con esa celeridad鈥, destac贸.

Impunidad biol贸gica para genocidas y declaraciones pendientes para v铆ctimas

Vigay habl贸 de algo que sucede en casi la totalidad de estos procesos, que tardan tanto tiempo en llegar y las consecuencias que eso genera: genocidas que mueren sin recibir condenas y familiares de v铆ctimas o sobrevivientes del Terrorismo de Estado que no llegan a contar su historia. 鈥淟amentablemente no llegaron a juicio los responsables principales del centro clandestino de detenci贸n. Han fallecido en el camino de lo que fue esta causa y, fundamentalmente, en este tercer tramo. Adem谩s, tuvimos el fallecimiento de varias v铆ctimas que no tuvieron la oportunidad de que su caso fuera tratado en un tribunal. Se salda la situaci贸n con la incorporaci贸n por lectura del testimonio que se hizo en instrucci贸n, pero claramente no es lo mismo. Queda una deuda pendiente ah铆鈥, lament贸.

Menos comida para presos pol铆ticos

Las torturas y tormentos de las personas secuestradas no terminaban aun cuando fueran puestas a disposici贸n del Poder Ejecutivo nacional, como presos legales. Otro de los aspectos que se juzg贸 en esta causa fue el racionamiento de la comida que se hac铆a con los presos legalizados. En la C谩rcel Federal U7 hab铆a una pabell贸n de detenidos pol铆ticos, que recib铆an un tratamiento muy diferente al de los presos comunes: 鈥淓n el caso de la U7, se pudo reconstruir que hubo una sistem谩tica de reducir pr谩cticamente a la mitad la dieta alimentaria de los detenidos pol铆ticos fundamentalmente en los a帽os 77, 78 y 79, durante varios meses de cada uno de esos a帽os. Perdieron mucho peso y sufrieron un deterioro en su salud, y exist铆a diferencia con la comida de los detenidos comunes. Los detenidos pol铆ticos refer铆an que, en alguna oportunidad, llegaban los restos de la comida de los pabellones de los presos comunes. Se notaba claramente la diferencia en la cantidad y en la calidad de la comida en uno y otro caso鈥, explic贸 el fiscal.

La masacre de Margarita Bel茅n

Otra de las buenas noticias que comparti贸 Vigay fue la de la revisi贸n que se produjo sobre la sentencia de la Masacre de Margarita Bel茅n. El 13 de diciembre de 1976 fueron fusiladas 11 personas y 4 m谩s fueron desaparecidas. Supuestamente, estaban siendo trasladadas desde la alcaid铆a y la C谩rcel Federal U7 de Resistencia hacia la C谩rcel Federal U11 de Formosa. En horas de la madrugada, militares y polic铆as que llevaban adelante el operativo se detuvieron a 30 kil贸metros de la capital chaque帽a, cerca de la localidad de Margarita Bel茅n, cortaron la ruta y fraguaron un enfrentamiento con los prisioneros para justificar los asesinatos. La versi贸n oficial sobre el intento de fuga cont贸 con el aval de la Justicia y los medios de comunicaci贸n durante mucho tiempo, hasta que la causa tuvo juicio en el a帽o 2010 y 2011. 鈥淔ueron condenados a cadena perpetua todos los oficiales del Ej茅rcito argentino que llevaron adelante esa masacre鈥, cont贸 el fiscal. Es decir, de los 9 imputados, 8 fueron considerados culpables. Solo el excomisario de la polic铆a de Chaco, Alfredo Luis Chas, pudo escapar de la Justicia en aquella ocasi贸n: 鈥淗ab铆a sido absuelto un comisario de Polic铆a, que era oficial ayudante al momento de los hechos. Hab铆a tenido una participaci贸n que ten铆a que ver con el patrullero que iba adelante del convoy, que hace el corte de ruta que permite bajar los detenidos y hacer la puesta en escena de un enfrentamiento 鈥攍o que es la aplicaci贸n de la ley de fuga鈥 y llevar adelante los fusilamientos鈥, explic贸.

El fallo fue apelado y la C谩mara de Casaci贸n pidi贸 que se revisara la absoluci贸n de Chas. La semana pasada, el TOF de Resistencia lo conden贸 a 15 a帽os de prisi贸n por su participaci贸n en la Masacre: 鈥淪e logr贸 que se revoque la absoluci贸n. Se hizo un ofrecimiento de pruebas referido a la participaci贸n de este imputado que hab铆a sido sobrese铆do. Se hizo la apertura del debate, alegamos a los 5 d铆as y ese mismo d铆a, horas despu茅s, el Tribunal dio la sentencia. Se logr贸 condenar a 15 a帽os a este comisario, Chas de apellido鈥, relat贸.

El corte de ruta que propici贸 el ahora condenado fue lo que permiti贸 llevar adelante los fusilamientos 鈥渟in que circularan veh铆culos en ese momento鈥. El encargado de la comunicaci贸n era el excomisario: 鈥淐has es el que anuncia a jefatura de polic铆a el supuesto enfrentamiento鈥, cont贸 Vigay.

Medios locales en Chaco durante el genocidio

Como la mayor铆a de los hechos represivos durante el Terrorismo de Estado, el fusilamiento en Chaco de las 11 personas en la ruta y la desaparici贸n de otras 4 fue burdamente apa帽ado por la Justicia y por los medios de comunicaci贸n de la provincia: 鈥淟a Masacre de Margarita Bel茅n tuvo una versi贸n oficial, la de un supuesto enfrentamiento, la supuesta fuga de detenidos que, en algunos casos, est谩n desaparecidos. Los medios locales tuvieron un rol protag贸nico en difundir esa versi贸n oficial que era la coartada, la puesta en escena, la justificaci贸n de lo que fue la Masacre de Margarita Bel茅n鈥, expres贸.

A帽os despu茅s, ya durante la democracia y gracias a la lucha de las y los familiares de las v铆ctimas y sobrevivientes, la prensa local comenz贸 a revertir esa cuesti贸n y a aportar en el pedido de justicia: 鈥淗oy, en Chaco, la Masacre de Margarita Bel茅n es un hecho emblem谩tico en toda la sociedad chaque帽a de un fusilamiento a mansalva en una decisi贸n pol铆tica del Terrorismo de Estado de fusilar a detenidos pol铆ticos vinculados al peronismo y, fundamentalmente, de la organizaci贸n de Montoneros鈥, concluy贸 el fiscal.

A fines de 2014, el Equipo Argentino de Antropolog铆a Forense (EAAF) identific贸 a uno de los cuatro desaparecidos de la Masacre de Margarita Bel茅n: era Julio Andr茅s Pereyra y estaba enterrado como NN en el cementerio de Empedrado, en la provincia de Corrientes. El cuerpo hab铆a sido arrojado al R铆o Paran谩 desde Resistencia y rescatado por pescadores de la zona.


Fuente: http://www.laretaguardia.com.ar/2021/05/vigay-juicio-brigada.html




Fuente: Argentina.indymedia.org