February 18, 2021
De parte de Grup Antimilitarista Tortuga
225 puntos de vista


Es uno de los cuatro casos en los que hubo condenas, aunque posteriormente se decretaron indultos y uno de los agentes involucrados lleg贸 a ser Comisario Jefe Provincial de la Polic铆a en Tenerife.

Danilo Albin

El cuerpo destrozado de Joxe Arregi vuelve a la memoria del Pa铆s Vasco. Este domingo se cumplen 40 a帽os de su muerte, causada por las salvajes torturas sufridas mientras permaneci贸 en manos de la Direcci贸n General de Seguridad en Madrid. En este caso hubo dos polic铆as condenados que poco despu茅s fueron indultados por el Gobierno de Felipe Gonz谩lez; en otros, ni siquiera eso.

“No hay palabras para contar lo all铆 sucedido”, escribi贸 algunos a帽os despu茅s Maribi Arregi, hermana de la v铆ctima. Joxe Arregi lo resumi贸 antes de morir con tres palabras en euskera: “oso latza izan da” (“ha sido muy duro”). “Me colgaron en la barra varias veces d谩ndome golpes en los pies, llegando a quem谩rmelos no s茅 con qu茅; saltaron encima de mi pecho; los porrazos, pu帽etazos y patadas fueron en todas partes”, lleg贸 a relatar Arregi a otros presos en el Hospital Penitenciario de la c谩rcel de Carabanchel, donde encontr贸 la muerte tras nueve d铆as en la Direcci贸n General de Seguridad.

Este domingo, la fundaci贸n Egiari Zor 鈥搃mpulsada para denunciar los abusos y cr铆menes de los cuerpos policiales en el Pa铆s Vasco鈥 organizar谩 sendos actos de homenaje en Zizurkil (localidad natal de la v铆ctima) y Bilbao. “Arregi no fue el primer muerto por torturas en el contexto del conflicto pol铆tico, pero s铆 el

primero tras la reforma del r茅gimen y la firma de la Constituci贸n Espa帽ola.

Desgraciadamente durante la denominada democracia, otros nombres fueron a帽adidos junto al de Joxe Arregi, a la t茅trica lista de los muertos por tortura”, se帽ala Egiari Zor en el texto elaborado a modo de convocatoria.

En efecto, entre 1981 y 1993 se registraron ocho casos de muertes atribuibles a torturas. El ahora parlamentario de EH Bildu Julen Arzuaga, autor del informe “Oso latza izan da” que public贸 la Fundaci贸n Euskal Memoria en 2012 y que trata sobre ese tipo de casos en el Pa铆s Vasco, se帽ala que cinco de esos casos se saldaron con “condenas irrisorias”, mientras que en los restantes no hubo ning煤n tipo de consecuencia penal.

En el caso de Arregi hubo dos condenados: los polic铆as Juli谩n Mar铆n y Juan Antonio Gil Rubiales, se帽alados como “instructor y secretario de la declaraci贸n que se tom贸 al detenido”. Las penas decretadas por el Tribunal Supremo en 1989 fueron de cuatro meses de arresto para Mar铆n y tres meses de arresto para Gil Rubiales, al tiempo que se decret贸 tres a帽os de suspensi贸n de empleo y sueldo para el primero y dos y tres meses de arresto y tres y dos a帽os para el segundo.

El Gobierno de Felipe Gonz谩lez los indult贸 en 1990, tras lo cual se reincorporaron a la Polic铆a e incluso recibieron condecoraciones. En 2005, Gil Rubiales fue nombrado Comisario Jefe Provincial del Cuerpo Nacional de Polic铆a en Tenerife. Muri贸 tres a帽os despu茅s.

Un a帽o despu茅s de las torturas a Arregi, Euskadi recib铆a la noticia de la muerte de Esteban Muruetagoiena, un m茅dico que hab铆a sido arrestado por la Guardia Civil en la noche del 15 de marzo de 1982. “Cuando lo vimos en los juzgados despu茅s de que lo dejaran libre, no entend铆amos su comportamiento. Est谩bamos sorprendidos por las cosas que dec铆a, algunas totalmente incoherentes. En ocasiones pensaba que 茅ramos polic铆as y ni siquiera sab铆a d贸nde estaba. He visto a personas golpeadas y medio muertas, pero lo de Esteban era diferente. A nivel sicol贸gico estaba derrumbado. Cuando a los pocos d铆as muri贸, lo entend铆”, declar贸 Bixente Ibarguren, detenido en la misma operaci贸n, durante un acto de homenaje que se celebr贸 en el ayuntamiento de Oiartzun (localidad a la que pertenec铆a la v铆ctima) en 2012.

Muruetagoiena muri贸 tres d铆as despu茅s de ser liberado por la Guardia Civil a ra铆z de un infarto que, seg煤n denunciaron sus allegados, pod铆a tener relaci贸n con lo vivido durante los diez d铆as de incomunicaci贸n en dependencias de la Guardia Civil. Los m茅dicos determinaron en la autopsia que hab铆a indicios de torturas, pero el caso no deriv贸 en ning煤n tipo de condena.

Hubo casos de torturas no investigados que llegaron al Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), que desde 1992 ha condenado en 11 ocasiones a Espa帽a por no actuar de forma diligente ante esas denuncias. “Hay personas que han muerto por torturas, pero los partes m茅dicos hablan de falta respiratoria o infarto, pero siempre detenidas y bajo r茅gimen de comunicaci贸n”, destaca a P煤blico Encarnaci贸n Blanco, quien en 1998 consigui贸 que la ONU dictaminase que Espa帽a no hab铆a investigado correctamente sus denuncias de torturas.

En el listado de muertes provocadas por la actuaci贸n de miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado figuran tambi茅n los nombres de Josean Lasa y Joxi Zabala, secuestrados y asesinados por guardias civiles del denominado “GAL Verde”. En julio de 2001, el Tribunal Supremo conden贸 al exgeneral de la Guardia Civil Enrique Rodr铆guez Galindo, al ex gobernador civil de Guip煤zcoa Julen Elgorriaga, al excomandante 脕ngel Vaquero y a los exguardias Enrique Dorado y Felipe Bayo a penas de entre 71 y 75 a帽os de c谩rcel.

Sin embargo, Galindo pas贸 solo cinco a帽os en prisi贸n y Elgorriaga no lleg贸 a 15 meses: ambos fueron liberados por razones de salud y cumplieron sus penas en casa. Hay otro detalle: el donostiarra Palacio de La Cumbre, lugar donde Lasa y Zabala fueron torturados, fue declarado “bien de inter茅s cultural” por el Gobierno de Jos茅 Mar铆a Aznar y a d铆a de hoy es utilizado como residencia de ministros en sus visitas a la capital guipuzcoana.

En otros casos de muertes por torturas no hubo ning煤n tipo de condena. As铆 ocurri贸 con Mikel Zabalza, el joven navarro que fue detenido por la Guardia Civil y trasladado al cuartel de Intxaurrondo en noviembre de 1985. Su cuerpo apareci贸 20 d铆as despu茅s flotando en el r铆o Bidasoa. A pesar de las investigaciones period铆sticas que apuntaban hacia la responsabilidad de la Benem茅rita en este caso, los tribunales ordenaron archivar la causa hasta en tres ocasiones, la 煤ltima en 2010. “Ha habido silencio y complicidad durante muchos a帽os”, lamenta Blanco.

49 agentes condenados

Un extenso informe elaborado por el Instituto Vasco de Criminolog铆a para el Gobierno Vasco en 2017 se帽ala que en Euskadi hubo m谩s de 4.000 personas torturadas. El estudio concret贸 adem谩s que se produjeron 20 condenas ratificadas por el Tribunal Supremo de torturas y malos tratos a 31 v铆ctimas. Hubo en total 49 condenados, de los cuales 21 pertenec铆an al Cuerpo Nacional de Polic铆a y otros 28 a la Guardia Civil. La mayor parte de estos casos refiere a v铆ctimas que lograron sobrevivir a los tormentos.

P煤blico




Fuente: Grupotortuga.com