May 11, 2021
De parte de La Tarcoteca Contrainfo
255 puntos de vista


Nadie entend√≠a c√≥mo los fragmentados c√°rteles de la droga mexicanos fueron capaces de hacer frente al propio ej√©rcito mexicano. Nadie entend√≠a c√≥mo los fragmentados c√°rteles de la droga mexicanos fueron capaces de extenderse hasta Colombia. Nadie entend√≠a c√≥mo las mismas t√°cticas empleadas en oriente medio por el DAESH pod√≠an emplearse por el C√°rtel de Jalisco. Ahora se ha seguido la pista de la organizaci√≥n que permiti√≥ su proliferaci√≥n, el denominador com√ļn: el propio Ej√©rcito de los Estados Unidos, por medio de sus fuerzas especiales y sus academias militares. Los fantasmas de la infame Escuela de las Am√©ricas.

La pol√≠tica militar de estados unidos para Sudam√©rica qued√≥ definida a mediados de los 1960 y se basaba en dos premisas: contrainsurgencia y guerra no convencional. Es esa parte de “guerra” la que m√°s desarroll√≥ en los siguientes a√Īos.
Con la ca√≠da de la URSS las insurgencias decayeron, se disolvieron sus entramados b√©licos pero permanecieron en la lucha social. La lucha se difumin√≥, el enemigo armado se volatiliz√≥. El entramado militar represivo se resinti√≥.  El nuevo objetivo pasaba a ser la sociedad civil en su conjunto.
Valorar este cambio estratégico es difícil, porque si bien las comunidades se empoderaron y cohesionaron el balance neto es el que vemos: exportación masiva de drogas, extensión de los cultivos de coca, masacres diarias, desplazamientos masivos forzados, narcopolíticos, narcomilitares, bases americanas, la pérdida de la masa forestal y comunidades indigenas deprimidas. Los estándares de vida para estas regiones se han estancado si no hundidos. A demás un efecto secundario muy adverso un proceso de cooptación que crea una cultura bélica y criminal incompatible con la civilización. Se podría decir que aunque hay conciencia entre la población quien gana la partida es EEUU y sus Narcos.
La misma t√°ctica en espejo lo vemos en Afganist√°n, Siria, Libia y tantos otros sitio. La nueva t√°ctica de expolio.
______________________
√öltimo cap√≠tulo de “Guerra la contra las drogas”: Narco Fuerzas especiales de EEUU capacitan a agentes de c√°rteles involucrados en violaciones, torturas y decapitaciones de v√≠ctimas
El C√°rtel Jalisco Nueva Generaci√≥n (CJNG) se ha consolidado como uno de los ej√©rcitos paramilitares m√°s temidos en M√©xico durante la √ļltima d√©cada. La imagen p√ļblica del grupo se ha convertido en la representaci√≥n est√°ndar de los c√°rteles mexicanos en may√ļsculas. Sus videos propagand√≠sticos a menudo muestran exaltados grupos de hombres enmascarados con las suficientes armas ligeras como para volverlos amenazadores incluso para los ej√©rcitos convencionales.

En una entrevista transmitida por la cadena mexicana Telemundo en mayo de 2019, un exsoldado del CJNG describi√≥ su experiencia en un campo de entrenamiento y afirmaba que el c√°rtel empleaba a las Fuerzas de Operaciones Especiales de Estados Unidos (SOF) para entrenar reclutas. Seg√ļn el ex sicario (asesino), hab√≠a:
‚Äúun grupo de marines de √©lite, hab√≠a [miembros] de la Armada de los Estados Unidos, hab√≠a Delta Forces, hab√≠a de todo ah√≠‚ÄĚ.

El relato de su abandono del c√°rtel es consistente con a√Īos de denuncias que demuestran que el entrenamiento de las Fuerzas Especiales se est√° profiriendo a los paramilitares en M√©xico.
El entrenamiento de las Fuerzas Especiales ha sido financiado a trav√©s del Plan M√©rida [1] [2008], lo que ha dado como resultado que Estados Unidos proporcionase m√°s de $ 1.600 millones para la “Guerra contra las Drogas” [inicia por Nixon], la mayor parte en ayuda militar.
En 2019, despu√©s de que una familia de residentes estadounidenses fuera asesinada por pistoleros de un c√°rtel de la droga, el entonces presidente Donald Trump tuite√≥ que ahora era “el momento de que M√©xico, con la ayuda de Estados Unidos, para desencadenar la GUERRA contra los c√°rteles de la droga y que los barra de la faz de la tierra ” [2].
Sin embargo, el objetivo de derrotar a los c√°rteles se ve minado cuando en realidad son los propios soldados de las Fuerzas Especiales de EEUU los que est√°n formando a su “enemigo” y entrenando a los c√°rteles de la droga para cometer atrocidades horribles.
El ejemplo más conocido de la extensión del entrenamiento estadounidense en manos equivocadas ha sido Los Zetas.

Fuerzas Especiales Americanas, de los GAFEs a los Zetas
Los Zetas son los soldados del Cártel del Golfo, que reclutaba desertores del Grupo de Fuerzas Especiales Aerotransportadas de México (GAFE) [paracaidistas]. Los GAFE se formaron en 1986 como fuerza de élite de despliegue rápido especializada en contrainsurgencia y guerra no convencional. Las GAFE recibieron su primera experiencia de combate en la brutal lucha contra el izquierdista Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas, cuando se firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) que entró en vigor en 1994.

Seg√ļn la investigaci√≥n del periodista mexicano Carlos Mar√≠n, el ej√©rcito despleg√≥ a los GAFE en Chiapas para crear grupos paramilitares y desplazar a la poblaci√≥n con el fin de desbaratar el apoyo popular de la zona al EZLN; un enfoque de contrainsurgencia que luego se utilizar√≠a contra el crimen organizado.
En el libro “El Narco” de la periodista Ioan Grillo, se describe c√≥mo los cuerpos mutilados de rebeldes capturados por las GAFEs fueron arrojados a la orilla de un r√≠o con sus orejas y narices cortadas, el tipo de exhibiciones espectaculares de violencia por las que los Zetas ser√≠an conocidos m√°s tarde.
Seg√ļn los informes, algunos de los miembros originales de Los Zetas fueron entrenados por Estados Unidos en la infame Escuela de las Am√©ricas. Aunque existen relatos contradictorios sobre exactamente qui√©n, d√≥nde y cu√°ndo, con algunas fuentes como el FBI que afirman que fueron entrenados en Fort Benning, y otros, como un ex comandante de las Fuerzas Especiales [Craig Deare], que afirma que las GAFE se entrenaron con los Boinas Verdes del Ej√©rcito en Fort Bragg [hechos no excluyentes].

Un memorando clasificado de 2009 del Departamento de Estado de EEUU Publicado por WikiLeaks reafirm√≥ que en sus propios registros oficiales incompletos encontraron que ninguno de los Zetas conocidos hab√≠a participado en programas de capacitaci√≥n financiados por EEUU utilizando sus nombres reales, pero reconoc√≠a que otras fuentes de inteligencia indicaban que un entonces oficial militar mexicano entrenado en Estados Unidos fue reclutado por Los Zetas.

Narcomandos especiales entrenan a los C√°rteles: el 7¬ļSFG
Seg√ļn el teniente coronel retirado del ej√©rcito de los EEUU, Craig Deare, es muy probable que m√°s de 500 GAFE fuesen entrenados en EEUU con el S√©ptimo Grupo de Fuerzas Especiales (7SFG), apodado los “devoradores de serpientes”.

Deare trabajó como exdecano académico en el Centro de Estudios Hemisféricos de Defensa del Pentágono, el centro de gravedad intelectual de la política de defensa de Estados Unidos para América Latina desde 1997.
Deare, que anteriormente comandó a las Fuerzas Especiales de Estados Unidos, le dijo a Al Jazeera:
“Ten√≠a cierta visi√≥n de lo que estaba sucediendo, porque este [problema] estaba relacionado con cosas que estuve haciendo en el Pent√°gono en la d√©cada de 1990”. Dijo que los GAFE “recibieron cursos de lectura de mapas, comunicaciones, entrenamiento est√°ndar de fuerzas especiales, armas ligeras a pesadas, ametralladoras y armas autom√°ticas”.
El 7SFG se especializa en el enfoque que Estados Unidos ha adoptado con América Latina desde el final de la Segunda Guerra Mundial: guerra no convencional, contrainsurgencia y, más recientemente, contraterrorismo.
Durante la administraci√≥n Reagan en la d√©cada de 1980, el 7SFG entren√≥, asesor√≥ y luch√≥ con algunas de las operaciones especiales y fuerzas no convencionales m√°s brutales y represivas de Am√©rica Latina, en pa√≠ses como Bolivia, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Panam√°, Per√ļ y Venezuela [escuadrones de la muerte].
Entre 1996 y 1999, 3.200 soldados, incluidos al menos 500 GAFE, fueron entrenados por el 7¬ļ SFG en “antinarc√≥ticos” para luchar en nombre de la agenda de seguridad nacional de Estados Unidos posterior a la Guerra Fr√≠a.

En lo que a menudo se enmarca como una consecuencia irónica de la influencia corruptora de los cárteles, el entrenamiento de las fuerzas especiales estadounidenses y mexicanas se extendió y se puso al servicio de una de las organizaciones de narcotráfico más antiguas de México, el Cártel del Golfo.
En 1997, el mismo a√Īo de la creaci√≥n del Centro de Estudios Hemisf√©ricos de Defensa del Pent√°gono [otro renombre de la School of Americas SOA], Arturo Guzm√°n Decena, un GAFE m√°s conocido por el alias ‚ÄúEl Zeta-uno‚ÄĚ (Z-1), desert√≥ junto con otros miembros de la Fuerza A√©rea Especial de M√©xico para trabajar para el jefe del C√°rtel del Golfo, Osiel C√°rdenas Guill√©n.
Formados y experimentados en contrainsurgencia y guerra no convencional antes de ser reutilizados supuestamente para combatir el narcotráfico, los ex GAFE se convertirían en una de las organizaciones de narcotráfico más infames y brutales de la historia: Los Zetas.
El adiestramiento avanzado de los Zetas y la aplicación de tácticas militares sirvieron para justificar la decisión del presidente mexicano Felipe Calderón de desplegar militares para llevar adelante la guerra contra el narcotráfico en su primer mes en el cargo, en 2006.

Las consecuencias de esa decisi√≥n han sido devastadoras para M√©xico, provocando al menos 100.000 muertes [entre 10.000 y 20.000 muertes seg√ļn el a√Īo].

Kabiles guatemaltecos condenados profesores en la School of Americas

Seg√ļn un memorando de la DEA de 2009, los Zetas tambi√©n reclutaron a otras fuerzas especiales latinoamericanas entrenadas por Estados Unidos, como los kaibiles guatemaltecos [Fuerzas Especiales del Ej√©rcito].
Los Kaibiles y otras fuerzas de represi√≥n fueron entrenados por Estados Unidos en contrainsurgencia y guerra no convencional antes, durante y despu√©s del genocidio de 36 a√Īos en Guatemala [genocidio Maya 1960-96].
Despu√©s de que un informe de 1999 encargado por Naciones Unidas determinara que las m√°s de 200.000 personas asesinadas y desaparecidas por el Ej√©rcito de Guatemala constitu√≠an un Genocidio, la Escuela de las Am√©ricas SOA cerr√≥ brevemente, antes de reabrir un a√Īo despu√©s con un nuevo nombre: Instituto para la Cooperaci√≥n en Seguridad del Hemisferio Occidental (WHINSEC).

Seg√ļn el testimonio de un ex instructor de la escuela [Maj. Joe Blair], los cambios fueron solo cosm√©ticos y se ense√Ī√≥ un plan de estudios id√©ntico con los mismos manuales de instrucci√≥n.

Entre 1999 y 2010, 3.555 soldados guatemaltecos, muchos de ellos Kaibiles, fueron entrenados por Estados Unidos a trav√©s de WHINSEC/SOA y otros programas.

En el entrenamiento, los Kaibiles aprenden a matar sin piedad ni pensamiento. Seg√ļn los informes, a los reclutas se les da un cachorro para cuidar y vincularlos durante varias semanas antes de que se les ordene matar al animal con sus propias manos y consumir la sangre y la carne, un m√©todo que desde entonces se ha difundido entre los GAFE mexicanos que entrenan con los Kaibiles.

Al igual que los ‚Äúcomedores de serpientes‚ÄĚ del 7¬ļSFG, los Kaibiles se viven para matar. Su lema es: ‚ÄúSi avanzo, s√≠gueme. Si me detengo, apr√©miame. ¬°Si retrocedo, m√°tame! ‚ÄĚ.

En 1982, los Kaibiles masacraron a 226 personas en la peque√Īa aldea de Dos Erres. Seg√ļn la Aclaraci√≥n de la Comisi√≥n de la Verdad de las Naciones Unidas y el reportado por ProPublica, los Kaibiles llegaron en medio de la noche y acusaron a los residentes de ser simpatizantes de la guerrilla de izquierdista.

Seg√ļn los informes, los ni√Īos m√°s peque√Īos fueron asesinados aplast√°ndoles la cabeza contra √°rboles y edificios, mientras que los ni√Īos mayores murieron a martillazos. Los adultos fueron interrogados y torturados individualmente y las mujeres fueron violadas. Seg√ļn los informes, los Kaibiles tambi√©n cortaron los fetos de las mujeres embarazadas. Despu√©s del interrogatorio, los adultos fueron ejecutados y los cad√°veres fueron arrojados a un pozo.

Unos a√Īos despu√©s de la masacre, uno de los oficiales Kaibil que hab√≠a supervisado la matanza en Dos Erres, Pedro Pimental R√≠os, se convirti√≥ en instructor en la Escuela de las Am√©ricas. En 2012, fue extraditado de Estados Unidos y sentenciado a m√°s de 6.000 a√Īos de prisi√≥n por su participaci√≥n en la atrocidad.

En 1983, el periodista Raymond Bonner inform√≥ sobre un documento clasificado sobre una reuni√≥n de abril de 1982 entre asesores de pol√≠tica exterior de la administraci√≥n Reagan. Los asesores propusieron una serie de programas secretos y p√ļblicos para contener al gobierno sandinista en Nicaragua y evitar que los movimientos revolucionarios se extendieran a El Salvador y Guatemala.

Una de las propuestas inclu√≠a un presupuesto de $ 2.5 millones para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para la prohibici√≥n de armas en Guatemala [por tanto la represi√≥n popular con la excusa de su incautaci√≥n].
Seg√ļn la periodista Leslie Gelb, el programa de prohibici√≥n de armas fue gestionado por Argentina [Ra√ļl Alfons√≠n] y no por Estados Unidos directamente. Los argentinos e incluso el personal del servicio de inteligencia de Estados Unidos presuntamente trabajaron directamente con los escuadrones de la muerte paramilitares durante el genocidio guatemalteco.
En una an√©cdota, el ex miembro de Delta Force Stan Goff describe una conversaci√≥n con un compa√Īero veterano de las fuerzas especiales que trabajaba para la divisi√≥n paramilitar de la CIA en Guatemala en 1983:
”    El hombre de la CIA comenz√≥ a relatar espont√°neamente c√≥mo hab√≠a participado en la ejecuci√≥n de una emboscada exitosa “en el norte”, dos semanas antes.”
 ”   El ‚Äúnorte‚ÄĚ estaba en las √°reas ind√≠genas: Quich√© y Pet√©n, donde las tropas del gobierno estaban librando una campa√Īa de tierra quemada contra los mayas considerados simpatizantes de las guerrillas de izquierda.”
”    Estaba euf√≥rico. “Lo mejor que pude hacer desde Nam”.”
Seg√ļn un memorando desclasificado de 1994 de la Agencia de Inteligencia de Defensa guatemalteca (DIA), fuentes de inteligencia informaron sobre tumbas clandestinas fuera de una instalaci√≥n militar guatemalteca y describieron a soldados guatemaltecos “desapareciendo” cautivos al llevarlos volando sobre el oc√©ano en un helic√≥ptero antes de empujarlos a la muerte, una t√©cnica que tambi√©n se utiliz√≥ en Argentina [Vuelos de la Muerte].
Despu√©s de la Guerra Fr√≠a, los Kaibiles fueron reposicionados para luchar contra las nuevas mayores amenazas a la seguridad nacional de Estados Unidos: las drogas y el terror posterior.
De 2007 a 2014, el entrenamiento de las Fuerzas Especiales de EEUU se triplic√≥ en Am√©rica Latina, principalmente en el √°rea de responsabilidad (AOR) del Comando Sur (SOUTHCOM) del Departamento de Defensa de EEUU para el Caribe, Centroam√©rica y Sudam√©rica.
El ej√©rcito de los Estados Unidos contin√ļa entrenando a los Kaibiles hasta el d√≠a de hoy.

El Narco esconde una organización Supraestatal que se enfrenta a cada Estado

Mientras los militares mexicanos libraban una guerra nominalmente contra organizaciones narcotraficantes como Los Zetas, los militares estadounidenses desarrollaban y difundían una nueva doctrina para librar una guerra regional contra el terrorismo en toda América Latina.
Un artículo académico de 2007 [Escuela Naval de Monterrey, México] describió un nuevo modelo operativo distribuido para Comando y Control (C2) para el Comando de Operaciones Especiales en el SOUTHCOM AOR de los EEUU (SOCSOUTH), basado en el enfoque del Cuerpo de Marines de los EEUU. (USMC).

Los autores reconocieron el enfoque del USMC como el “m√°s adecuado para entornos de contrainsurgencia y no combate, donde los objetivos son m√°s ambivalentes”.
Los autores escribieron:
”    En operaciones de maniobras militares est√°ndar, donde misiones como ‚Äúatacar esa posici√≥n‚ÄĚ est√°n claramente definidas, la definici√≥n [convencional] de C2 es suficiente. Sin embargo, en un entorno ambiguo donde SOF [Special Operation Force] a menudo opera, la misi√≥n (por ejemplo, planificar y ejecutar [Guerra no convencional]) no est√° tan claramente definida. Como resultado, un operador especial en el campo debe poder operar con la m√°xima autoridad, flexibilidad y agilidad para responder a los cambios inmediatos que surgen de situaciones din√°micas. La definici√≥n de USMC refleja precisamente c√≥mo el personal de SOCSOUTH se acerca actualmente a C2 en su teatro de operaciones.” [Traducimos: que los Agentes de las Fuerzas Especiales funcionan como Minigenerales/capos de la droga en los teatros de operaci√≥n]
Los oficiales del ej√©rcito colombiano que hab√≠an estado estudiando en la Escuela de Comando y Estado Mayor del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos en la Universidad del Cuerpo de Marines reconocieron r√°pidamente las ventajas del enfoque estadounidense. Seg√ļn un art√≠culo acad√©mico de 2008 del Mayor Juan C. Arango de una especializaci√≥n colombiana:
”    La capacidad del enemigo para dispersarse en peque√Īas unidades empleando t√°cticas de guerrilla contra las fuerzas convencionales obliga a los ej√©rcitos regulares a buscar cambios de doctrina. Una de las alternativas para contrarrestar la ventaja de estos oponentes es incorporar el uso de operaciones distribuidas.” [el equipo se dispersa y capta reclutas para crear m√ļltiples unidades independientes]
”    Operaciones distribuidas describe un enfoque operativo que crear√° una ventaja sobre un adversario mediante el uso deliberado de la separaci√≥n y acciones t√°cticas coordinadas e interdependientes habilitadas por un mayor acceso al apoyo funcional, as√≠ como por capacidades de combate mejoradas a nivel de unidades peque√Īas. [captaci√≥n, capacitaci√≥n y entrenamiento de reclutas localmente]
    [‚Ķ]
”    Las Fuerzas de Operaciones Especiales son peque√Īas unidades que trabajan solas o en combinaci√≥n entre s√≠ en operaciones militares directas e indirectas, a menudo utilizando t√°cticas de guerra no convencional. El uso de t√°cticas no convencionales es esencial en la guerra moderna. El enemigo emplea diferentes tipos de t√°cticas no convencionales y la √ļnica forma de obtener ventaja contra √©l es hacer lo mismo.” [teniendo en cuenta que el enemigo actual es el narco y el terrorista]
En otro art√≠culo acad√©mico de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Cuerpo de Marines de los Estados Unidos en marzo de 2010, el oficial Joseph T. Beals del USMC elabora su tesis de la siguiente manera:
”    El mejor apoyo que el Departamento de Defensa (DoD) puede brindar para ayudar al gobierno mexicano a fortalecer sus instituciones de seguridad son las habilidades de las Fuerzas de Operaciones Especiales de EEUU.
    [‚Ķ]

”    La experiencia militar estadounidense en El Salvador, Colombia, Filipinas, Irak y Afganist√°n ser√≠a de gran valor para el ej√©rcito mexicano. El ‚Äúplan Colombia‚ÄĚ [‚Ķ] fue ejecutado por el Comando Sur de los Estados Unidos y es una excelente plantilla para la construcci√≥n de seguridad / antidrogas en M√©xico. En Colombia, el personal de las SOF se utiliz√≥ para “ense√Īar recopilaci√≥n de inteligencia, exploraci√≥n, patrullaje, t√°cticas de infanter√≠a y contraterrorismo”. El papel de las SOF en Colombia fue el de asesores y las unidades estadounidenses ten√≠an “prohibido participar en operaciones de contrainsurgencia”. Si bien se utilizan unidades SOF en M√©xico, lo m√°s probable es que se aplique la misma restricci√≥n. Otro ejemplo sobresaliente del uso de SOF como asesor tuvo lugar en El Salvador en 1981. El congreso de los Estados Unidos aprob√≥ el uso de 55 soldados para entrenar y asesorar al ej√©rcito salvadore√Īo. En 5 a√Īos, ese ej√©rcito creci√≥ de 20.000 a 56.000 soldados. Un centro de capacitaci√≥n creado en El Salvador asegur√≥ que la polic√≠a se convirtiera en una mejor fuerza y disminuyesen las violaciones de derechos humanos.

Seg√ļn un correo electr√≥nico de la firma privada de inteligencia Stratfor publicado por WikiLeaks, un destacamento operativo de la 7¬™ SFG comenz√≥ a entrenar a Kaibiles y otras unidades de fuerzas especiales de la polic√≠a y el ej√©rcito guatemaltecos el 20 de marzo de 2009 en Pet√©n.

El correo electrónico de Stratfor decía:
“Tambi√©n se ha informado que los Boinas Verdes [7¬ļ SFG] que tambi√©n han participado en operaciones reales, posiblemente de forma ilegal, ya que no est√° en sus normas de combate oficial”.
La misi√≥n de “asesoramiento” del S√©ptimo Grupo en Guatemala tambi√©n fue reconocida en una publicaci√≥n del Comando de Operaciones Especiales de los EEUU (SOCOM), que se√Īal√≥ que las unidades de las SOF guatemaltecas estaban operativas en ese momento, lo que provoc√≥ interrupciones ocasionales del entrenamiento debido a despliegues en misiones reales.
Zetas en guatemala entrenado con Kabiles y Boinas Verdes

En abril de 2009, despu√©s de un tiroteo mortal en la ciudad de Guatemala, las fuerzas de seguridad confiscaron miles de armas ligeras, granadas y municiones supuestamente proveniente de Los Zetas. Las armas y municiones finalmente se rastrearon hasta llegar al ej√©rcito guatemalteco.
Tres meses despu√©s del despliegue del S√©ptimo Grupo en Guatemala, los ‚ÄúMatazetas‚ÄĚ (‚ÄúZeta-killers‚ÄĚ) hicieron su debut el 19 de junio de 2009, en las cercan√≠as de Canc√ļn, Quintana Roo, con una exhibici√≥n espeluznante de cinco cuerpos ejecutados envueltos en cinta adhesiva con una nota que dec√≠a:
‚ÄúSomos el nuevo grupo ‘Matazetas’ y estamos en contra del secuestro y la extorsi√≥n, y vamos a luchar contra ellos en todos los estados por un M√©xico m√°s limpio‚ÄĚ.

Fieles a su palabra, los ‚ÄúMatazetas‚ÄĚ comenzaron a hacer apariciones por todo M√©xico entre 2009 y 2011, en GuanajuatoVeracruzMichoac√°n y Guerrero, entre otros lugares.

En otro correo electr√≥nico interno de Stratfor 9.8.2012 avisa sobre la posible participaci√≥n de la Fuerza de Reconocimiento de la Marina de EEUU (MFR) en M√©xico, una fuente humana confidencial a la que se hace referencia solo como MX1 en el correo electr√≥nico declar√≥ que los Marines de EEUU estaban operando en secreto en M√©xico.

Seg√ļn los informes de Bill Conroy, MX1 probablemente era Fernando de la Mora Salcedo, un diplom√°tico que trabaj√≥ en los consulados mexicanos en El Paso y luego en Phoenix. Se desconoce la fecha exacta del correo electr√≥nico, pero habr√≠a sido en alg√ļn momento entre 2008 y 2011 seg√ļn el mismo informe.
En el correo electrónico de Stratfor, MX1 declaró:
”    La informaci√≥n sobre la participaci√≥n militar de EEUU en M√©xico se proporciona solo como una base de necesidad. Los estadounidenses se han mostrado inflexibles al respecto y estamos a√ļn m√°s de acuerdo. Por lo tanto, puedo confirmar que hay presencia marina, pero no s√© si es MFR [Marine Force].”
En junio de 2010, personal de la Marina y la Infanter√≠a de Marina de los EEUU viajaron a Manzanillo, Colima, para el programa “Partnership of the Americas and Southern Exchange” [Programa de intercambio Socios de las Americas y el Sur] , para entrenar con la Armada de M√©xico en asalto a edificios y combate cuerpo a cuerpo. Los marines eran de la Compa√Ī√≠a Charlie, 3er Batall√≥n de Asalto Anfibio, 1¬™ Divisi√≥n de Infanter√≠a de Marina. Las fuerzas de la Armada no fueron especificadas.
En julio de 2010, un mes despu√©s del entrenamiento del Programa de Intercambio en Manzanillo, la Armada de M√©xico mat√≥ al jefe del c√°rtel de Sinaloa, Ignacio ‚ÄúNacho‚ÄĚ Coronel-Villarreal, el ‚ÄúRey de Cristal‚ÄĚ, en una redada en Zapopan, Jalisco. Nacho Coronel era supuestamente un traficante de coca√≠na de gran tonelaje que enviaba cargos desde Colombia a trav√©s del Pac√≠fico.
Su sobrina, Emma Coronel, estaba casada con Joaqu√≠n ‚ÄúEl Chapo‚ÄĚ Guzm√°n. Seg√ļn los informes, la muerte de Coronel provoc√≥ que el cartel Milenio con sede en Guadalajara se dividiera en dos facciones, una de las cuales, “Los Torcidos”, estaba supuestamente dirigida por Nemesio Oceguera Cervantes, m√°s conocido como “El Mencho”, [La otra fue “La Resistencia”].
En septiembre de 2010, 40 marines estadounidenses de la Compa√Ī√≠a Alpha, 2¬ļ Batall√≥n de Anfibios de Asalto de Camp Lejeune, Carolina del Norte, viajaron a Poptun, Guatemala para entrenar con los Kaibiles como parte del programa Intercambio de Expertos en Materias (SMEE).
Una secuencia inusual de hechos sigui√≥ a un incidente en el que 49 cuerpos fueron abandonados en las calles de Boca del R√≠o, Veracruz, el 23 de septiembre de 2011. Un grupo de cinco hombres enmascarados que pretend√≠an ser los ‚ÄúMatazetas‚ÄĚ aparecieron en un video al d√≠a siguiente, se atribuy√≥ la responsabilidad de los asesinatos y se disculp√≥ con el p√ļblico.
Tres d√≠as despu√©s el 26 de septiembre 2011, los verdaderos ‚ÄúMatazetas‚ÄĚ aparecieron en un video, esta vez fuertemente armados en la forma por la que luego se conocer√≠a al ‚ÄúCJNG‚ÄĚ en su propaganda.
”    En ese comunicado, los sicarios del C√°rtel Jalisco Nueva Generaci√≥n aseguran que ‚Äúdesde 2006 venimos luchando por la tranquilidad y seguridad de todos y cada uno de nuestros compatriotas veracruzanos‚ÄĚ, a quienes pidieron denunciar a cualquier Zeta que conozcan, pero no ante la Polic√≠a, sino solo ante el Ej√©rcito y la Marina, las √ļnicas corporaciones que ‚Äúa la fecha no se han corrompido con sus ofertas de dinero en este estado‚ÄĚ, mientras que, aclararon, ‚Äúpor lo que nos corresponde, lo haremos en a nuestra manera: hemos dado un adelanto al matar a cada uno de los Zetas que agarramos.”
El incidente generó especulaciones generalizadas en los medios de comunicación de que México podría estar experimentando el fenómeno del paramilitarismo similar al de Colombia y GuatemalaEl 16 de octubre de 2011, fuentes militares anónimas en Colombia supuestamente le confiaron a El Tiempo (equivalente colombiano al inglés de Insight Crime) que cuatro ex soldados de las fuerzas especiales colombianas estaban entrenando, asesorando y ayudando a Los Zetas.
La historia tambi√©n mencion√≥ que los servicios de los ex militares colombianos eran demandados como soldados de fortuna en todo el mundo, como lo confirma un art√≠culo de 2011 en el New York Times que describ√≠a un ‚Äúej√©rcito secreto‚ÄĚ de mercenarios colombianos creado en los Emir√°tos √Ārabes Unidos de Erik Prince, ex Navy SEAL y fundador de la empresa privada de contrataci√≥n militar Blackwater.
Con el tiempo, ‚ÄúLos Torcidos‚ÄĚ en Jalisco, Colima y Michoac√°n, y ‚ÄúLos Matazetas‚ÄĚ, en Veracruz y Quintana Roo, fueron reconocidos como una sola entidad: el C√°rtel Jalisco Nueva Generaci√≥n.
Entrenamiento estadounidense, contrainsurgencia colombiana y c√°rteles mexicanos
En agosto de 2012, Wired [de CBSNews]inform√≥ que 200 infantes de marina estadounidenses fueron enviados a Guatemala para patrullar a lo largo de la costa del Pac√≠fico en la Operaci√≥n Martillo en curso, que comenz√≥ el 15 de enero de 2012, adem√°s de realizar una misi√≥n de combate para despejar a Los Zetas. La operaci√≥n liderada por Estados Unidos incluy√≥ personal militar y agentes del orden de Belice, Canad√°, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Francia, Guatemala, Honduras, Pa√≠ses Bajos, Nicaragua, Panam√°, Espa√Īa y el Reino Unido.
La guerra contra las drogas se ha vuelto mucho más virulenta. 200 marines estadounidenses han penetrado en Guatemala, en una misión para perseguir a los operativos locales del asesino cártel de la droga de los Zetas.
Los marines ahora est√°n acampados despu√©s de haber sido enviados a Guatemala a principios de este mes, y acaban de “iniciar” su parte de la Operaci√≥n Martillo, o Hammer. Esa operaci√≥n comenz√≥ a principios de enero de 2012 y es mucho m√°s grande que solo el contingente de la Marina, involucrando a la Armada, la Guardia Costera y agentes federales que trabajan con los guatemaltecos para bloquear las rutas de env√≠o de drogas.
Es un gran cambio para las fuerzas estadounidenses en la regi√≥n. Durante a√Īos, el Pent√°gono ha enviado tropas a Guatemala, pero estas misiones se hab√≠an limitado bastante a ejercer un ‚Äúpoder blando‚ÄĚ: entrenar a los soldados locales, construir carreteras y escuelas. La Operaci√≥n Martillo es algo bastante diferente.
”    Los marines estadounidenses han trabajado en estrecha colaboraci√≥n con sus hom√≥logos colombianos durante generaciones, especialmente durante la √ļltima d√©cada, y los colombianos ahora est√°n compartiendo esa experiencia con naciones amigas por todas las Am√©ricas.
”    En este momento, ya estamos desarrollando actividades de capacitaci√≥n con aliados como Panam√°, Costa Rica, Guatemala, Honduras y Rep√ļblica Dominicana”, dijo al Marine Corps Times el mayor general H√©ctor Pach√≥n Ca√Ī√≥n, comandante general de la infanter√≠a de marina colombiana. 
‚Äú    En esos pa√≠ses ahora mismo est√°n los marines colombianos, difundiendo el entrenamiento que recibimos de los marines de los Estados Unidos‚ÄĚ.
La influencia de la Infantería de Marina de los Estados Unidos es evidente en todo lo que hacen los colombianos, desde su campo de entrenamiento y uniformes hasta la importancia que le dan al espíritu y los rasgos de liderazgo de los suboficiales.
”    Los altos funcionarios estadounidenses en Estado y Defensa le dir√°n que la relaci√≥n al 100% entre Estados Unidos y Colombia es la mejor que han visto en cualquier parte del mundo”.
El general John F.Kelly, USMC, comandante del SOUTHCOM de los EEEUU de 2012 a 2016, aparentemente compartía ese sentimiento. En una audiencia en el Congreso el 29 de abril de 2014, el general Kelly expresó su gratitud a Colombia por servir como apoderado para la capacitación del personal con el que Estados Unidos tiene prohibido trabajar debido a violaciones de derechos humanos.
Seg√ļn el general Kelly:
”    No nos estamos enfocando de la misma manera en pa√≠ses que est√°n, hoy, muy cerca de ir al l√≠mite, donde estaba Colombia en los 90. Est√°n a solo unos cent√≠metros de caer por el acantilado. Sin embargo, no podemos trabajar con ellos, durante los “pecados” pasados ‚Äč‚Äčde los 80.
”    La belleza de tener una Colombia: son tan buenos socios, particularmente en el √°mbito militar, son tan buenos socios con nosotros. Cuando les pedimos que vayan a otro lado y capaciten a los mexicanos, a los hondure√Īos, a los guatemaltecos, a los paname√Īos, lo har√°n casi sin preguntar. Y lo har√°n por su cuenta. Est√°n muy agradecidos por lo que hicimos por ellos. Y lo que hicimos por ellos fue, realmente, animarlos durante 20 a√Īos y han hecho un trabajo magn√≠fico.
”    Pero es por eso que es importante que vayan ellos, porque yo, al menos en el lado militar, no puedo trabajar con algunos de estos pa√≠ses debido a limitaciones que hay, que est√°n realmente basadas en pecados del pasado. Y lo dejar√© as√≠ [en referencia al genocidio Maya o el Iran-Contra entre otros].
Artillería Antiaérea: Ejércitos Narco vs Ejércitos estatales
En mayo de 2015, una operaci√≥n para supuestamente capturar a “El Mencho” fracas√≥ catastr√≥ficamente, cuando un helic√≥ptero fue derribado supuestamente por la “guardia pretoriana” de √©lite que proteg√≠a al l√≠der del cartel, cerca de Villa Purificaci√≥n, Jalisco.

En un preludio del espect√°culo en Culiac√°n cuatro a√Īos despu√©s, fuerzas supuestamente leales a ‚ÄúEl Mencho‚ÄĚ se movilizaron simult√°neamente en cuatro estados, quemando veh√≠culos y levantando bloqueos con neum√°ticos quemados.

Seg√ļn una columna sobre el incidente en el sitio web de seguridad nacional mexicano Estado Mayor:

”     El grupo criminal encargado de la seguridad de Nemesio Oceguera Cervantes, l√≠der del C√°rtel de Jalisco Nueva Generaci√≥n, es una mezcla de mercenarios de distinto origen. Son los ‚Äúap√°tridas‚ÄĚ, como los llam√≥ el general Salvador Cienfuegos Zepeda, secretario de la Defensa Nacional. A ellos se les resposabiliza de la muerte de ocho militares de √©lite y un agente de la Polic√≠a Federal, que murieron tras el derribo con un lanzagranadas RPG-7 de un helic√≥ptero de transporte de tropas. Este grupo demostr√≥ un nivel de adiestramiento pocas veces visto en el pa√≠s, in√©dito en escala geogr√°fica que abarc√≥ cuatro estados. ¬ŅC√≥mo fue posible que m√°s de un centenar de acciones ofensivas simult√°neas no fueran previstas con antelaci√≥n? ¬ŅPor qu√© fall√≥ la inteligencia militar y el narco tendi√≥ una emboscada mortal solo posible con informaci√≥n privilegiada?
”    En las primeras horas del viernes 1 de mayo el general de divisi√≥n Miguel Gustavo Gonz√°lez Cruz no daba cr√©dito a los reportes que recib√≠a en tiempo real. El comandante de la quinta regi√≥n militar, que inclu√≠a las zonas militares de cinco estados del occidente del pa√≠s, estaba en comunicaci√≥n permanente con su colega, el tambi√©n divisionario Roble Arturo Granados Gallardo, jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional.
”     Un comando que actuaba como primer ‚Äúanillo‚ÄĚ de protecci√≥n de Nemesio Oceguera Cervantes, l√≠der de la organizaci√≥n criminal autodenominada Cartel de Jalisco Nueva Generaci√≥n (CJNG), hab√≠a hecho contacto con la aeronave que iba a la vanguardia de la operaci√≥n lanzada esa madrugada para detenerlo.
”    La avanzada encargada de capturtar al michoacano, no era cualquier unidad del ej√©rcito. Se trataba de una secci√≥n, alrededor de 40 efectivos, de integrantes del GAFE (Grupo Aerom√≥vil de Fuerzas Especiales) del Alto Mando, perteneciente al Cuerpo de Fuerzas Especiales del Ej√©rcito y Fuerza A√©rea Mexicana, unidad comandada por el general brigadier Miguel √Āngel Aguirre Lara.
”     Los soldados de √©lite hab√≠an sido atacados desde el suelo por lanzacohetes RPG-7 y rifles de asalto desde diferentes puntos. La aeronave de apoyo logr√≥ apuntar a varios de los atacantes, pero a medida que pasaban los minutos, el ‚Äúanillo‚ÄĚ de protecci√≥n del l√≠der criminal hab√≠a logrado cubrir su vuelo tras derribar el helic√≥ptero que estaba en la vanguardia y que transportaba a las tropas que preceder√≠an a la detenci√≥n. Este golpe arruinar√≠a la operaci√≥n.
”     Esa era una de las razones que ten√≠a a los generales Gonz√°lez Cruz, Granados Gallardo y al brigadier Aguirre Lara sumamente preocupados. Las tropas hab√≠an hecho contacto con un cuerpo especial que custodiaba a Oceguera Cervantes, el grupo estaba identificado de tiempo atr√°s, se sab√≠a que lo conformaban desertores del ej√©rcito mexicano, quienes actuaban apoyados por ex soldados guatemaltecos y algunos ex marines estadounidenses quienes ofrec√≠an sus servicios a los c√°rteles de la droga v√≠a sus contactos en Centroam√©rica. […]
”     Quienes lo conforman ser√≠an mercenarios de ‚Äú√ļltima generaci√≥n‚ÄĚ, ‚Äúsoldados de la fortuna‚ÄĚ, algunos con experiencia en Afganist√°n e Irak, retirados y otros dados de baja, que ofrecen sus servicios como guardia pretoriana del l√≠der del CJGN, se√Īal√≥ una fuente castrense en la capital del pa√≠s.

”    Este grupo qued√≥ identificado en d√≠as pasados por los periodistas Raymundo Riva Palacio y Salvador Garc√≠a Soto, quienes por separado, registraron en sus columnas la posible participaci√≥n de ex marines estadounidenses en la operaci√≥n de reacci√≥n que derrib√≥ el helic√≥ptero y que cost√≥ la vida a ocho miembros del GAFE del Alto Mando y un polic√≠a federal, y tiene entre la vida y la muerte a otros tantos.

”    Lo que las fuerzas federales no contaban era que el grupo que custodiaba al ‚ÄúMencho‚ÄĚ tambi√©n recib√≠a informaci√≥n de inteligencia en tiempo real [.].
Muchos por supuesto sospecharon de inmediato que la operación había fracasado debido a filtraciones de la Policía Federal, sospechosa durante mucho tiempo de vínculos con el narcotráfico, y que había sido invitada a participar en la operación a pesar de las dudas sobre su integridad.

Sin embargo, seg√ļn la columna del Estado Mayor del 11 mayo de 2015, un militar an√≥nimo culp√≥ al gobernador de Jalisco, Arist√≥teles Sandoval, y al fiscal general Luis Carlos N√°jera, por filtrar informaci√≥n al ‚ÄúCJNG‚ÄĚ.
Del 3 al 5 de abril de 2018, el vicepresidente colombiano √ďscar Naranjo realiz√≥ un viaje a M√©xico sin mucha fanfarria. Seg√ļn los informes, la visita fue para discutir las operaciones de los c√°rteles de Sinaloa y Jalisco Nueva Generaci√≥n en territorio colombiano con la Fiscal√≠a General de M√©xico.
El 22 de mayo de 2018, el secretario de Trabajo de Jalisco, Luis Carlos N√°jera, exfiscal general durante el gobierno del gobernador Arist√≥teles Sandoval, acusado del fracaso del operativo de captura de El Mencho, fue asaltado por hombres armados y herido en un atentado fallido contra su vida. Un ni√Īo muri√≥ y 16 personas resultaron heridas.
El ataque a Luis Carlos N√°jera fue la primera acci√≥n atribuida al ‚ÄúGrupo √Člite‚ÄĚ, una misteriosa unidad de fuerzas especiales del CJNG integrada por el mismo c√≠rculo √≠ntimo que proteg√≠a a ‚ÄúEl Mencho‚ÄĚ.
En la rueda de prensa posterior al ataque a N√°jera, Arist√≥teles Sandoval revel√≥ que el ‚ÄúCJNG‚ÄĚ reclutaba colombianos con formaci√≥n y experiencia militar y guerrillera. Sandoval describi√≥ c√≥mo las autoridades estatales hab√≠an tenido conocimiento de la presencia de mercenarios y soldados colombianos en Jalisco desde aproximadamente 2013 , y que esta informaci√≥n hab√≠a sido transmitida a la Procuradur√≠a General de la Rep√ļblica (PGR).
Seg√ļn el gobernador Sandoval:
”    Esto lo contamos a la Procuradur√≠a General hace cuatro a√Īos [aproximadamente 2014], sabemos c√≥mo es el entrenamiento, c√≥mo es el operativo y por eso es importante encontrar estos campamentos que generalmente se instalan en lugares remotos como la sierra.
    [‚Ķ]
”    Tenemos informes desde hace cinco a√Īos, hemos se√Īalado la propagaci√≥n de este cartel con estrategia y sobre todo con la inclusi√≥n de expertos, no solo de Colombia, sino de otras partes del mundo.
El 1 y 2 de junio de 2020, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de M√©xico, en coordinaci√≥n con el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos, congel√≥ m√°s de 1000 millones de d√≥lares en activos de “CJNG” en la Operaci√≥n Agave Azul.
Dos d√≠as despu√©s apareci√≥ en las redes sociales una fotograf√≠a que mostraba el logo de CJNG Grupo √Člite con el famoso lema del guatemalteco Kaibiles: Si avanzo, s√≠gueme. Si me detengo, apr√©miame. Si retrocedo, m√°tame!
El 17 de julio de 2020, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que el control del puerto de Manzanillo sería entregado al ejército mexicano.

M√°s tarde esa noche, ‚ÄúCJNG Grupo √Člite‚ÄĚ lanz√≥ uno de los videos de propaganda m√°s espectaculares jam√°s producidos por un grupo paramilitar en M√©xico. El video mostraba un intimidante convoy de 22 veh√≠culos blindados de camuflaje y 74 hombres vestidos impecablemente con uniformes a juego.

El v√≠deo pudo haber sido filmado cerca de Tomatl√°n, Jalisco. Se rumoreaba que una ola de asesinatos en Tomatl√°n a principios de 2020 estaba relacionada con una disputa en Puerto Vallarta que involucraba a varios asociados colombianos del ‚ÄúCJNG‚ÄĚ.



Fuente: Tarcoteca.blogspot.com