March 16, 2021
De parte de ANRed
219 puntos de vista


Contin煤a el conflicto en las plantas de Ternium Siderar Canning y Tenaris SIAT Valent铆n Alsina. En la primera, los trabajadores aguardan los resultados de las negociaciones en el marco de la conciliaci贸n obligatoria que vence hoy (16 de marzo), mientras que en la segunda, se suman reclamos ante las reiteradas violaciones al convenio colectivo y a la legislaci贸n vigente. Por Julia Soul para ANRed


Los conflictos en Tenaris y Ternium.

El conflicto en la planta de Canning se inicia cuando la empresa dispone el pago no remunerativo de los aumentos dispuestos por la paritaria nacional, alegando una situaci贸n de crisis. Esta modalidad de pago se estableci贸 en una negociaci贸n de 鈥渞ama 21鈥 鈥 es decir, la rama del Convenio Colectivo que establece las condiciones espec铆ficas del sector sider煤rgico 鈥 adonde est谩n encuadradas todas las plantas del grupo Techint, excepto la de Canning y de Valent铆n Alsina que se encuadran en la 鈥渞ama 17鈥. Los trabajadores de Ternium 鈥 Canning rechazaron que la empresa se encontrara en situaci贸n de crisis: la producci贸n pr谩cticamente no se detuvo durante la pandemia y se realizaba una buena cantidad de horas extra. Junto con el rechazo a esta modalidad de pago, los trabajadores reclaman que se detenga la pol铆tica de flexibilizaci贸n, respetando la divisi贸n de tareas entre efectivos y eventuales; y que todos los que trabajan el fin de semana perciban el pago correspondiente. Como represalia por no acatar el acuerdo, la empresa produjo casi 50 despidos.

La desconfianza frente a una direcci贸n sindical que se limita a 鈥渂ajar鈥 acuerdos nacionales y desconoce los reclamos de las bases sindicales aliment贸 el conflicto. Se organizaron asambleas para exigirle a la organizaci贸n sindical que lleve los reclamos de las bases a la mesa de negociaci贸n. La presencia en una asamblea del Secretario General de la seccional Avellaneda y Secretario Adjunto de la UOM nacional, Armando Leyes no fue suficiente garant铆a. Adem谩s, exigieron que cualquier informaci贸n de lo negociado se respaldara y documentara oficialmente para garantizar su cumplimiento posterior. En la 煤ltima semana, los trabajadores resolvieron volver al trabajo durante el per铆odo de conciliaci贸n obligatoria dispuesto por el Ministerio de Trabajo, luego de sufrir innumerables represalias que incluyeron los ya mencionados despidos, la intervenci贸n vergonzosa de un fiscal y la polic铆a para dispersar una asamblea, el env铆o de telegramas intimidatorios, entre otras acciones. Esta prepotencia por parte de la empresa es la respuesta a la decisi贸n de los trabajadores de mantener un estado de asamblea, virtual paralizaci贸n de la producci贸n y acampe en las puertas de la f谩brica 鈥 medidas que la representaci贸n gremial no apoy贸.

El conflicto en la planta de Valent铆n Alsina tiene m谩s larga data, remite a marzo del 2020 cuando, en los inicios del Aislamiento, la empresa deja de pagar el 鈥淧remio de Producci贸n鈥 o 鈥淧remio Obrero鈥 鈥 un 铆tem salarial acordado hace m谩s de 50 a帽os que puede alcanzar hasta el 40% del salario. A esto se fue sumando que, en un contexto de baja producci贸n, la empresa impuso planes de suspensiones que empeoraban cada vez m谩s el pago e interpret贸 la normativa perjudicando notablemente a quienes estaban licenciados por presentar condiciones de riesgo (los mayores de 60 a帽os, diab茅ticos, obesos, etc). A esto se suman escaramuzas cotidianas, como la de incorporar personal cuando est谩 vigente un acta que establece suspensiones por el Art 223 de la Ley de Contratos de Trabajo, el intento de flexibilizar tareas y de que trabajadores de la construcci贸n o de supervisi贸n realicen las tareas que 鈥渃orresponden鈥 a los metal煤rgicos. En los 煤ltimos d铆as se sum贸 la suspensi贸n del servicio de transporte privado que la empresa debe garantizar, como establece normativa sanitaria de prevenci贸n del COVID 19.

La comisi贸n interna de la planta ha realizado diferentes medidas de visibilizaci贸n, que incluyeron jornadas de difusi贸n en la Plaza de Valent铆n Alsina, asambleas y choripaneadas en las puertas de la f谩brica, concentraciones en el Ministerio de Trabajo y una marcha y concentraci贸n en las puertas del Edificio Catalinas, sede del Grupo Techint, en el barrio porte帽o de Retiro. Del mismo modo que los trabajadores de Canning, recibieron la noticia del pago no remunerativo del aumento dispuesto por la paritaria nacional como parte de un acuerdo entre la seccional Avellaneda de la UOM y la empresa.

Un repaso de la conflictividad en el a帽o pand茅mico nos va a mostrar que Ternium y Tenaris, las empresas sider煤rgicas del grupo Techint han estado avanzando sobre los salarios y las condiciones de trabajo de manera ininterrumpida. A los despidos en Tenaris Siderca (Campana) 鈥 sobre finales de 2019 鈥 se sumaron, en tiempos de pandemia, despidos en las empresas tercerizadas, no renovaci贸n de contratos eventuales con los consiguientes despidos, la apertura de 鈥淩etiros Voluntarios鈥, la suspensi贸n de premios y otros componentes de los salarios, la modificaci贸n de la jornada laboral y del sistema de turnos, entre otras situaciones que se fueron denunciando a lo largo del a帽o. Id茅nticas pol铆ticas se dieron las empresas del Grupo Techint en sus plantas en Am茅rica Latina.

En resumen: el grupo Techint busca sostener sus ganancias en el contexto de la crisis econ贸mica que se ven铆a anunciando y que se profundiz贸 por la Pandemia. Pero al mismo tiempo, deja planteadas pol铆ticas laborales que se profundizar谩n en el futuro: la implementaci贸n de nuevos sistemas de turnos, el uso de los acuerdos en el marco del articulo 223 (suspensiones) para adaptar de hecho la dotaci贸n de fuerza de trabajo a las necesidades inmediatas de la producci贸n; la relativa disminuci贸n de puestos directos en relaci贸n con los tercerizados y contratados 鈥 y la disminuci贸n de empleos en general; son todas medidas que tendr谩n un impacto mucho m谩s profundo en el mediano plazo.

La organizaci贸n sindical y las eternas concesiones a los empresarios

Los conflictos en las plantas de Canning y Valentin Alsina no fueron los 煤nicos que surcaron el a帽o pandemico en las plantas del grupo Techint: en agosto de 2020, cansados del despido constante de trabajadores tercerizados y de la intransigencia de la empresa, la seccional de la UOM de Villa Constituci贸n bloque贸 las salidas de la planta. Sobre fines del a帽o, delegados y trabajadores de Siderca se movilizaron al sindicato en contra de la creciente precarizaci贸n laboral. Trabajadores de varias empresas tercerizadas se movilizaron frente a los despidos.

Los planteos absolutamente defensivos de estos grupos de trabajadores, de los delegados y de algunas conducciones seccionales, no parecen hacer mella en la direcci贸n de la UOM, embarcada hace muchos a帽os en una pol铆tica de concesiones y colaboraci贸n con objetivos que, en el caso del Grupo Techint se fijan a escala global.

En este circuito, las consultas a los trabajadores, la circulaci贸n de informaci贸n y el debate entre compa帽eros previo a los acuerdos no tienen lugar. As铆, las potentes instancias de organizaci贸n de base como las comisiones internas o los cuerpos de delegados, ven reducido su papel al de simples transmisores de definiciones ya tomadas. La Comisi贸n Directiva de la UOM de Avellaneda, les da sistem谩ticamente la espalda a los reclamos de los trabajadores. Mediante calumnias y rumores intenta desprestigiar y aislar a los que se organizan, mientras hace silencio frente a las represalias y a la criminalizaci贸n de las acciones gremiales 鈥 se recuerda que permiti贸 la militarizaci贸n de la planta de SIAM durante un conflicto sindical en 2018.

Los conflictos de Valentin Alsina y en Canning rompen la l贸gica impuesta a la negociaci贸n colectiva por los grupos empresarios concentrados. Al organizar sus propias demandas y las acciones colectivas para sostenerlas, muestran los l铆mites de una pol铆tica sindical basada en concesiones constantes a los empresarios en tiempos de crisis como los que vivimos.





Fuente: Anred.org