February 21, 2021
De parte de Indymedia Argentina
180 puntos de vista


El reciente homicidio de Emilia Milen Herrera en Panguipulli, que mantiene a tres sujetos en prisi贸n preventiva, est谩 relacionado con un conflicto de fondo y que mantiene en movilizaci贸n a comunidades de diferentes zonas de la comuna y en diversos otros territorios del sur. Se trata de numerosos y desenfrenados proyectos inmobiliarios que se han emplazado en lugares de significaci贸n cultural de territorios ancestrales, as铆 como en espacios de gran importancia para la biodiversidad o Itroxifil Mongen seg煤n cosmovisi贸n Mapuche; o bien, han restringido el libre acceso a espacios p煤blicos.

La desaforada actividad inmobiliaria en Chile, se ha convertido en las 煤ltimas d茅cadas en uno de los nuevos pilares del neoliberalismo, constituy茅ndose en una de las principales causas de degradaci贸n ambiental. 鈥淪u gran capacidad para transformar el medio, de manera casi siempre irreversible, la hace especialmente da帽ina en comparaci贸n con otras actividades o agresiones ambientales. Por otro lado, aparte de la destrucci贸n del medio, lleva aparejados otros impactos que van a incidir negativamente en el entorno natural circundante: extracci贸n de 谩ridos para la construcci贸n, apertura de nuevos viales, establecimiento de tendidos el茅ctricos, conducciones de agua, de gas, alcantarillado, etc鈥, se帽ala a nivel internacional la organizaci贸n Ecologistas en Acci贸n.

En el sur existen activas protestas contra numerosos proyectos inmobiliarios de especulaci贸n. En comunas como Villarrica, Cunco y Temuco en la Araucan铆a; Valdivia y Panguipulli en Los R铆os; Castro y Ancud en Chilo茅, son algunos de los lugares donde se vienen movilizando habitantes para la protecci贸n de espacios de significaci贸n hist贸rico, cultural o por su importancia para la biodiversidad.

Gran parte de estos conflictos, est谩n relacionados, por un lado, con el actual marco regulatorio que ha posibilitado numerosas arbitrariedades y abusos vinculados a los 谩mbitos de la 鈥減ropiedad鈥 o 鈥渄ominio鈥 de ciertos grupos sociales, como tambi茅n, por la permisividad y descoordinaci贸n de instituciones competentes encargadas de velar por el inter茅s p煤blico.

El homicidio de Emilia

Con posterioridad al homicidio de Emilia Milen Herrera, la noche del 16 de febrero, la comunidad mapuche ha denunciado que fue perpetrado por sicarios que estar铆an vinculados a la administraci贸n del condominio Ri帽ihue, con quien se ha mantenido un constante clima de tensi贸n en estos 煤ltimos meses debido al acceso p煤blico de un lugar de playa.

Al respecto, Johana Quilam谩n del Lof LLAZKAWE en Panguipulli, explica el origen del conflicto a trav茅s de un video: 鈥淣os encontramos en el sector El desag眉e, lago Ri帽ihue, en La Playa, en el acceso que habilitamos, como un lugar libre (鈥) Este proceso lo levantamos en noviembre del a帽o pasado, nos levantamos como territorio junto a nuestras hermanas y hermanos, para defender lo poco que nos est谩n dejando de territorio los oligarcas de este Pa铆s. Decidimos levantarnos y defender como protectores de la 脩uke Mapu (鈥) Luego de conversaciones con particulares, con Manuel Garc铆a que es el vocero de la comunidad (condominio) Ri帽imapu, nos comprometimos a que se realizar铆a la apertura del acceso a la playa, lo cual no se hizo. Ello conllev贸 a que por nuestra parte cumpli茅ramos lo que se hab铆a dicho, que nosotros abrir铆amos el acceso si el no lo hac铆a. Cumplimos con ello y luego nos quedamos en este lugar, en esta playa, porque es un lugar sagrado para nosotros, con este lago, con este cerro, para protegerlo鈥.

Cabe se帽alar que en diciembre del 2020, el Lof Llazkawe a trav茅s de un comunicado p煤blico e im谩genes, inform贸 que se hab铆a retirado el cerco que imped铆a el acceso a la playa, indicando: 鈥淪e inicia el sacado del cerco que manten铆a cortado el acceso al lugar el Desag眉e del lago Ri帽ihue por parte del Condominio denominado Ri帽i Mapu鈥.

En el marco de este conflicto y de reiteradas dificultades para que se mantenga el libre transito a la playa por el paso p煤blico, fue asesinada Emilia. 鈥淓s por esto que decidimos ir para poder conversar con alguien del condominio para exigirles que dejen de amedrentar a quien quisiera acercarse al lago. Caminamos en direcci贸n al condominio, momento en que empiezan a disparar. En eso, cada quien intent贸 refugiarse y una lamngen grita que Emilia hab铆a ca铆do al suelo鈥, se帽ala el Lof LLAZKAWE en un comunicado.

El Tribunal decret贸 prisi贸n preventiva para tres detenidos acusados como autores y encubridor del homicidio. Se trata de Francisco Javier Jara Jarpa, Cristian Mauricio Larenas Cisternas y Carlos Alberto L贸pez Aguayo, sujetos con porte ilegal de arma que se movilizaban en una camioneta y que, seg煤n se ha denunciado, estar铆an vinculados a la administraci贸n del condominio.

Desde la comunidad mapuche se ha descartado tajantemente la (des)informaci贸n realizada por algunos medios y desde la propia administraci贸n del condominio autodenominado 鈥淐omunidad Ri帽iMapu鈥 quienes se han referido a un 鈥渆nfrentamiento鈥 o 鈥渇uego cruzado鈥 acusando a trav茅s de RRSS a un grupo externo de 鈥渢erroristas y activistas鈥.

El magistrado que ve la causa de este homicidio, se帽al贸 que los imputados 鈥渟on considerados un peligro para la seguridad de la sociedad鈥, por lo que justific贸 la prisi贸n preventiva mientras contin煤an las diligencias periciales y judiciales, inform贸 Radio Bio Bio.

Conflictos inmobiliarios en Panguipulli

Adem谩s del conflicto 鈥淩i帽iMapu鈥, otros conflictos se mantienen en la comuna de Panguipulli. Una dirigenta Mapuche del territorio explica que hay otras situaciones que preocupan en ese mismo sector, identificando que otro particular, Eduardo Matte, 鈥渕antiene un terreno que ocupa casi toda la ribera del lago Ri帽ihue y m谩s encima intentaron hacer un camino alternativo porque tambi茅n ten铆an un proyecto de loteo e inmobiliario a la orilla. Como el camino p煤blico pasaba muy cerca de la playa hicieron un nuevo trazado que las comunidades denunciaron y se logr贸 paralizar. Incluso el MOP se estaba prestando para habilitar el otro camino鈥, se帽al贸.

En febrero del a帽o 2018, C谩ntaros (metawe) que se relacionar铆an a un espacio ceremonial no informados por la constructora, fueron pesquisados en medio de obras en el lugar que se llama 鈥渓a vuelta de la guitarra鈥, proyecto inmobiliario: 鈥淏ah铆a Panguipulli鈥, en el camino Chauquen km 3, Fundo Pelipulli (donde se encuentra el esp铆ritu o en busca del esp铆ritu en mapudungun), encontr谩ndose solo uno en su dependencia y las dem谩s habr铆an sido 鈥済uardadas鈥 por responsables de la empresa contratista, seg煤n se denunci贸 desde comunidades haciendo referencia a unas 12 piezas, lo que oblig贸 a PDI y al Consejo de Monumentos Nacionales de realizar las diligencias, sin que se hayan dado a conocer los detalles de manera p煤blica.

El proyecto en cuesti贸n es de la Inmobiliaria Ambienta, que involucra a un grupo de socios encabezados por el ingeniero Claudio Cordero, junto al economista Paul Fontaine, el animador Rafael Araneda y otros inversionistas minoritarios, con una mega intervenci贸n que adem谩s de la tala de 谩rboles nativos, tambi茅n involucra: Asfaltos de caminos externos, bandej贸n central, calles internas asfaltadas, canalizaciones el茅ctricas subterr谩neas, casas con plantas de tratamiento individuales de aguas servidas y red de Agua Potable, con 3 Marinas, cancha de Golf , canchas de p谩del, entre otras, club house, Gimnasio, Sauna, Jacuzzi interno y externo, lagunas y espejos de agua, helipuerto, seg煤n indica el proyecto.

Por su parte, el 28 de enero de 2021, las comunidades mapuche Lof Dionisio Manquel Chepo y K眉pal Calf铆o ubicadas en la comuna de Panguipulli, iniciaron un proceso de recuperaci贸n Territorial frente al avance inmobiliario y la subdivisi贸n en loteos para segundas residencias que han generado impactos y transgresiones a espacios de significaci贸n cultural.

Se帽alan en un comunicado p煤blico: 鈥淎nte la amenaza de un proyecto inmobiliario en nuestra Mapu ancestral, cuyo t铆tulo de Merced, Dionisio Manquel Chepo de 527 has. Denunciamos que la evaluaci贸n ambiental se encuentra a煤n en tr谩mite, pero que sin embargo se encuentra en etapa de pre venta de loteo, en sitio web https//www.patagonland.cl/proyectos/playa鈥搈alchehue situaci贸n completamente irregular. Cabe mencionar que actualmente este terreno est谩 en manos de los ocupantes Zusaeta y Echavarri , quienes han atentado con nuestro Menoko, espacios de significaci贸n cultural, destrucci贸n de Bosque nativo y de todo nuestro Itxofill Mogen鈥.

Otro conflicto inmobiliario dentro de esta comuna, es en La pen铆nsula de Puyumen que bordea el Lago Panguipulli, 鈥渆s un espacio que est谩 siendo utilizado para segunda vivienda de familias adineradas y est谩 siendo afectada por diverso proyectos inmobiliarios que contrastan con las necesidades de vivienda de la poblaci贸n de la comuna y con el reclamo por las tierras mapuche鈥, se帽al贸 en enero la comunidad Marcial Pati帽o Colipan, quien inici贸 un proceso de recuperaci贸n territorial en enero de este a帽o.

En las inmediaciones de la localidad de Co帽aripe, comuna de Panguipulli, desde hace algunos a帽os, habitantes de la zona se vienen organizando para la protecci贸n de una red de humedales, entre ellos Chankafiel, que han sido objeto de talas indiscriminada de 谩rboles centenarios, entre ellos arrayanes y pitras, de cerca de 400 a帽os.

Ecosistemas y proyectos inmobiliarios: Algunos casos en el sur

Una de las visiones Mapuche desde tiempos antiguos, es de cuidar y proteger los humedales llamados menoko, por ser espacios de enorme significaci贸n para los equilibrios ecol贸gicos, donde se concentran energ铆as, un lugar de conexi贸n, donde hay pureza y adem谩s, se pueden obtener las mejores plantas para la medicina natural.

Desde las Ciencias Naturales y Biodiversidad, los humedales son purificadores de agua, retienen sedimentos y contaminantes, almacenan y recargan acu铆feros, son fuente de alimento, fibras naturales y madera. Asimismo, act煤an como esponja natural contra las inundaciones y la sequ铆a, protegen y albergan una alta biodiversidad. Los humedales son considerados dentro de los ecosistemas m谩s importantes del planeta y hay de diversos tipos y formas. En Chile, se consideran los 鈥渁ltoandinos鈥 como bofedales y vegas. En la zona costera hay estuarios, marismas, albuferas (ingresos de mar), y en zonas patag贸nicas se manifiestan en turberas, verdaderos bloques de vegetaci贸n y agua que se prolongan por metros hacia el subsuelo.

Hay varias cifras sobre catastros de humedales en Chile. Una de ellas hace referencia a 40.378 humedales inventariados, con un total de 1.317.704 hect谩reas, correspondiente al 1.75 % de la superficie de Chile continental, sin embargo dichas cifras van variando considerando si se suma lo insular y tambi茅n las variaciones con respecto a las subestimaciones que hay sobre las turberas. En definitiva, se estar铆a contemplando una superficie aproximada de 1.460.400 hect谩reas (1,93 % superficie del Pa铆s), concentrados mayoritariamente en las regiones del sur

El nombre de Temuco en la Araucan铆a, se debe al 谩rbol de Temu caracter铆stico en zonas de pantanos 鈥 humedales o menoko. Una red de humedales en este territorio estaba entre dos cerros (winkul). El 脩ielol (Ngenlol) que ser铆a un esp铆ritu protector en la cavidad del cerro; y el Kon眉n Wenu, un portal al mundo espiritual. Se se帽alan estas descripciones para dimensionar la importancia milenaria desde la cosmovisi贸n ancestral sobre estos espacios que est谩n bajo el cemento.

Desde hace algunos a帽os en Temuco y Padre Las Casas, se han manifestado diversos grupos tendiente a la protecci贸n de las 煤ltimas reservas naturales de estas ciudades, incluido la ribera del R铆o Caut铆n y las zonas de los 煤ltimos humedales del territorio en la periferia.

Villarrica es otra ciudad que se levant贸 sobre humedales y que est谩n relacionados con la vida del lago y los diferentes ecosistemas del territorio del Mallolafk茅n y hoy, los 煤ltimos que quedan, est谩n siendo amenazados por proyectos inmobiliarios.

La cantidad de toxinas en el lago por sobre los l铆mites permitidos, que llev贸 a que el 19 de octubre del 2017 sea declarado como zona saturada, especialistas han se帽alado al respecto que la destrucci贸n de los humedales en la ribera de lago Villarrica, producto de los proyectos inmobiliarios, ha sido una de las razones principales que lo dejaron en esta condici贸n.

Por otro lado, tambi茅n en la comuna de Villarrica, El Lago Huilipil煤n ha sido por d茅cadas un playa privada de latifundistas, donde nadie pod铆a acceder libremente a sus aguas ya que los 鈥減ropietarios鈥, dos familias con amplios fundos, verdaderos feudos del sector, lo imped铆an, as铆 como la apertura de un camino p煤blico, a pesar de que existe una sentencia judicial. Reci茅n el 2019, vecinos organizados en la peque帽a localidad de Villa Alegre, luego de d茅cadas de incesantes acciones, lograron que Bienes Nacionales levantara un 鈥渁cceso peatonal鈥.

Parad贸gicamente, en Wikipedia, aparece una escueta y subjetiva descripci贸n del lago, se帽al谩ndose: 鈥淟a entrada publica fue cerrada durante un largo per铆odo, por la contaminaci贸n y destrozos que causaban los visitantes, pero se reabri贸 en diciembre del a帽o 2019, luego de largos tr谩mites y acuerdos鈥.

Cabe se帽alar que en enero de este 2021, La Contralor铆a general de la Rep煤blica (CGR), constat贸 en la comuna de Puc贸n, que 195 viviendas construidas a orillas del lago Villarrica, no tienen permiso de edificaci贸n, mientras que otras 78 no cuentan con recepci贸n de obras. As铆, los due帽os de estas 273 casas no pagan contribuciones por uso residencial, lo que implica una millonaria evasi贸n al Fisco. En el mismo lago, la CGR detect贸 643 obras n谩uticas (94 % del total de las obras n谩uticas en esta comuna), levantadas sin la concesi贸n que exigen las normas, acaparando amplios espacios de borde lago.

Rampas, muelles, muros, pasarelas, tuber铆as ilegales extractoras de agua y otras estructuras instaladas en el lecho del lago Villarrica, en las comunas de Puc贸n y Villarrica, se han tomado el espacio, causando la molestia a residentes y visitantes, convertidos en verdaderas parcelas, donde ciertos particulares, contra todo criterio normativo, de forma irregular, se han cre铆do due帽os de la playa y las aguas del lago.

En la comuna de Cunco, uno de los graves conflictos que se vive por a帽os all铆, es el acaparamiento de espacios con acceso a playa por parte de particulares en el Lago Colico, En enero de este 2021 integrantes de comunidades Mapuche derribaron un cerco levantado por una familia propietaria del sector y que se relaciona con el acceso a un antiguo camino p煤blico y el acceso a playa. El alcalde la comuna responsabiliz贸 a Bienes Nacionales como 贸rgano encargado de regular y fiscalizar. Son numerosas las tensiones con estas caracter铆sticas en el borde lago que han detonado p煤blicamente en este 煤ltimo tiempo.

En diciembre del 2017, vecinos/as de sectores aleda帽os al Humedal Paicav铆 exigieron a las autoridades que se detenga el relleno que una empresa constructora est谩 realizando en el lugar, poniendo en riesgo un humedal y sus ecosistemas, uno de lo m谩s extensos que existen en el Gran Concepci贸n.

Grave tambi茅n ha sido el da帽o a humedales en Hualp茅n del Gran Concepci贸n. En medio de la pol茅mica por la conservaci贸n del humedal 鈥淰asco de Gama鈥 en esta comuna, el cual ha sido amenazado e intervenido por diversas empresas industriales o inmobiliarias, en agosto del 2019 Resumen registr贸 los rellenos a estos espacios, acciones realizadas con la complicidad del Concejo Municipal.

Por su parte, en San Pedro de la Paz, ramas, escombros, barriles, arena, basura y un vertedero clandestino en crecimiento desde 2015, es lo que se encuentra en dos de los esteros que est谩n en el humedal Los Batros en esta comuna, donde tambi茅n est谩n los intereses de inmobiliarias.

En Valdivia, se denunci贸 en enero del 2018 la situaci贸n del humedal Cotapos, uno de los ecosistemas que estuvo siendo rellenado con material de construcci贸n y que se ha convertido progresivamente en un vertedero, lo que ha sido denunciado por parte del Lof Koli帽ir y el apoyo de diversos vecinos de la ciudad.

Tambi茅n en Valdivia, vecinos de la Junta de Vecinos del sector Krahmer vienen resistiendo a proyectos inmobiliarios denominado Parque de Los Reyes y a obras de edificaci贸n que se pretende emplazar en una zona de humedales, lo que ha significado una serie de conflictos y tensiones.

En abril del a帽o 20019, tambi茅n en Valdivia, una amplio sector del Humedal Angachilla fue rellenado pese a anuncio de gobierno de 鈥減rotecci贸n prioritaria鈥, ejecutado por privados para la construcci贸n de proyectos inmobiliarios futuros.

Un caso dentro de los m煤ltiples proyectos inmobiliarios en Valdivia (Ainileufu nombre antiguo), fue el 鈥Ribera de la Dehesa鈥, quien intent贸 emplazarse en el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, el primer sitio Ramsar de Chile, es decir reconocido por una Convenci贸n internacional suscrita por el estado y que promueve la conservaci贸n y el uso racional de los humedales. S贸lo hay 16 humedales reconocidos con la categor铆a Ramsar en Chile.

En Chilo茅, seg煤n la plataforma interactiva 芦Humedales Chilo茅芦, a partir de la informaci贸n proporcionada por el Ministerio de Medio Ambiente, la Seremi de Medio Ambiente de la Regi贸n de Los Lagos y el Servicio Nacional de Geolog铆a y Miner铆a (SERNAGEOMIN), se han identificado un total de 1.315 humedales en el archipi茅lago, los que cubren una superficie de 35.479 hect谩reas.

En este territorio insular tambi茅n se viven situaciones cr铆ticas a causa de la especulaci贸n y proyectos de intervenci贸n. Una de las protestas contra este tipo de intervenciones, fueron las realizadas en la peque帽a localidad de Nerc贸n, comuna de Castro, debido a la destrucci贸n de un importante humedal all铆 por parte de un particular.

Asimismo, en Alto Gamboa, comuna de Castro, la Comunidad Williche all铆 mantiene la recuperaci贸n de un espacio con el prop贸sito de defender un importante humedal de un proyecto de subestaci贸n el茅ctrico y de otras inversiones que pudiesen asomarse, incluidas especulaciones inmobiliarias, ya que el terreno vinculado a la propiedad de una transnacional canadiense, se encuentra en la periferia urbana.

En Ancud, otro humedal que vive en serio riesgo, es el de Pudeto, quien ha estado en los 煤ltimos a帽os bajo una constante intervenci贸n de empresas y amenazas inmobiliarias. El a帽o 2006 tuvo el relleno de lo que fue una gran laguna que desembocaba al r铆o Pudeto. Hoy buena parte de su extensi贸n enfrenta una escu谩lida acumulaci贸n de agua, cuyo cauce se redujo considerablemente producto de los escombros, la basura, el ripio y la tierra, generando una grave afectaci贸n.

Marco regulatorio: 驴Hasta cuando el descontrol inmobiliario?

Los antecedentes descritos aqu铆, no hacen referencia a proyectos relacionados a cubrir un derecho humano y social ausente en la actual Constituci贸n Pol铆tica: El Derecho a la Vivienda, sino hace referencia a aquellos proyectos inmobiliarios relacionados al ejercicio abusivo de un

derecho subjetivo como la propiedad y dominio, con un estado permisivo que ha posibilitado numerosas arbitrariedades y abusos de ciertos grupos privilegiados (llamados clase alta o acomodadas), que han atentado al bien com煤n, al inter茅s colectivo, al patrimonio natural y/o cultural.

Con respecto a los desaf铆os constituyentes que se vienen, en particular referidos a la delimitaci贸n de los 谩mbitos de propiedad, la libertad de las personas y la protecci贸n del inter茅s p煤blico y colectivo, incluidos los abusos del derecho ya sea por pol铆ticas permisivas, intersubjetividades o excesos de la norma, se hace claro que uno de los graves problemas y conflictos del ordenamiento jur铆dico actual est谩n referidos a una serie de inconsistencias, antinomias y superposici贸n de normas, especialmente aquellas que se refieren al 谩mbito 鈥渋ndividual鈥 por sobre lo colectivo.

Si bien en estos 煤ltimos a帽os se ha avanzado (lentamente) en ciertas y limitadas normas de protecci贸n de espacios naturales como: Ley de espacios costeros marino Pueblos Originarios; Ley Biodiversidad sitios y 脕reas Protegidas; Ley de Humedales Urbanos; Ley bosque nativo y fomento forestal, entre otras, cierto es tambi茅n que contin煤a predominando una serie de normas referidos a la propiedad en aguas, miner铆a o subsuelo o el derecho de las libertades empresariales bajo un permisivo estado subsidiario, como base del sistema econ贸mico y modelo neoliberal dominante.

Es insensato sostener un sistema jur铆dico que, al igual que los proyectos de la industria inmobiliaria, parcela a la naturaleza, desconociendo el funcionamiento de los ecosistemas, todos relacionados entre si, y a su vez, se desconozca la cosmovisi贸n de los pueblos originarios y su relaci贸n con la naturaleza consagrada en el est谩ndar internacional de derechos y que hace referencia a la mirada integral, hol铆stica y de Interdependencia con los elementos naturales.

A modo de ejemplo, no es comprensible que aparezca una Ley de protecci贸n de Humedales, espacios que en la pr谩ctica est谩n relacionados con una amplia red ecosist茅mica de gran importancia para la biodiversidad y por otro lado, operen leyes sin coherencia entre s铆, que hacen una fragmentaci贸n espacial y operan de manera compleja sobre los elementos naturales como las aguas, borde costero, acceso a playas, bosque nativo, subsuelo, entre otros, misma complejidad del aparato burocr谩tico estatal, donde la coordinaci贸n de instituciones p煤blicas para evaluar, fiscalizar o sancionar es m铆nima y en muchos casos, nula, con una grave crisis de facultades y competencias.

El conflicto inmobiliario en Chile se inserta en esta crisis jur铆dica y pol铆tica, cuyo modelo financiero ha venido promoviendo en diversas escalas un 鈥渆xtractivismo inmobiliario鈥 a partir de la aplicaci贸n de pol铆ticas p煤blicas neoliberales, que entiende a los territorios como una mercancia, como un medio de acumulaci贸n de la renta para grupos de elit (oligarqu铆as), profundizando la fragmentaci贸n y las desigualdades territoriales.

Independiente que hay una cuesti贸n de fondo relacionado a lo constituyente, hoy es urgente que se impulsen iniciativas legislativas sobre la Ley N 19.300 de Bases Generales del Medio Ambiente (LBGMA), con respecto las exigencias y obligaciones ambientales y de derechos ind铆genas de los Proyectos Inmobiliarios ante el Sistema de Evaluaci贸n Ambiental.

Asimismo, a pesar de todas las complejidades y limitaciones vinculadas al marco regulatorio jur铆dico, S铆 es posible acciones de coordinaci贸n entre instituciones p煤blicas tendiente a prevenir y resolver conflictos generados por la industria inmobiliaria, dependiendo 煤nica y exclusivamente de la voluntad pol铆tica y administrativa, asumiendo los latentes conflictos que existen en diversos territorios, tendiente a velar por el derecho a la vida y la integridad de habitantes locales, en particular, ante el leg铆timo derecho de manifestarse y de llevar adelante la protesta social contra proyectos que pueden alterar o atentar al patrimonio cultural o natural.

Instituciones p煤blicas como la Superintendencia del Medio Ambiente y el Consejo de Monumentos Nacionales, tienen facultades a priori para indagar de manera aut贸noma y preventiva sobre las posibles afectaciones al medio ambiente y al patrimonio cultural, respectivamente, que pudiesen generar proyectos inmobiliarios en los territorios, coordin谩ndose a su vez con otras instituciones p煤blicas competentes tendiente a realizar oportunas diligencias y mecanismos de protecci贸n.

Por su parte, es impresentable que Bienes Nacionales y el Consejo de Defensa del Estado (CDE), asuman posiciones poco activas frente a un conflicto que se viene extendiendo por a帽os y que se relaciona con el libre acceso a playas p煤blicas, muchas veces cercenado en diferentes tramos por irregulares proyectos inmobiliarios o por el abuso de ciertos propietarios del sector. No es posible que comunidades Mapuche o vecinos tengan que exponer su vida e integridad para que se cumpla con una obligaci贸n que debe ser garantizada y exigida por estas instituciones.

Asimismo, las Municipalidades tienen el deber de adecuar sus Planes de Planificaci贸n Estrat茅gica de Desarrollo Comunal y de Ordenanzas, de conformidad a la nueva legislaci贸n, incluida la Ley de humedales y de Biodiversidad; Los Tratados Internacionales de derechos; y, aplicar las normas internacionales sobre derechos ind铆genas, incluido la implementaci贸n de procedimientos de consulta y participaci贸n a las comunidades, organizaciones e instituciones tradicionales de los territorios comunales para las diferentes tomas de decisiones, incluyendo la regulaci贸n inmobiliaria.

Finalmente, es de esperar que instituciones con facultades de fiscalizaci贸n e incidencia, como las respectivas Comisiones de las C谩maras del Congreso, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, la Contralor铆a General de la Rep煤blica, el propio CDE y Fiscal铆a, asuman un rol activo ante el debacle y perjuicios que vienen generando grupos econ贸micos vinculados a la industria inmobiliaria y no haya que seguir lamentando nuevas tragedias.

Alfredo Seguel




Fuente: Argentina.indymedia.org