November 26, 2020
De parte de Kurdistan America Latina
489 puntos de vista

Desde principios de 2020, el pueblo kurdo ha estado preocupado por la amenaza del conflicto intrakurdo. Esto comenz贸 en la primavera, con el despliegue de fuerzas militares afiliadas al Partido Democr谩tico de Kurdist谩n (PDK) en Zini Werte, y continu贸 con el despliegue de las fuerzas del PDK en otras regiones del Kurdist谩n del Sur (Bashur, norte de Irak), donde las fuerzas del Partido de los Trabajadores de Kurdist谩n (PKK) tienen su base desde 1981.

Este movimiento de las fuerzas del PDK se produjo despu茅s de que las Fuerzas Armadas de Turqu铆a iniciaran una nueva campa帽a de agresi贸n militar a gran escala contra el Kurdist谩n del Sur. Esta campa帽a militar turca, ejecutada bajo el nombre de Operaci贸n Garra 1, 2 y 3, representa un intento de ampliar la ocupaci贸n del Estado turco del Kurdist谩n del Sur en cinco etapas: primero apuntando a las regiones de Sheikhan, Atroush, Bergare y Akre, seguido de Zini Werte y Sidekan, y luego Bamarni, Amediye y Barzan, y posteriormente Behdinan-Qandil, y finalmente, en la quinta etapa, Gare.

A principios de noviembre, el PDK despleg贸 las fuerzas Peshmerga y sus fuerzas especiales de Gulan, con armas pesadas, en la regi贸n de Gare, lo que hizo sonar las alarmas en todo Kurdist谩n.

Lo que suceda a continuaci贸n en Gare determinar谩 si se desarrollar谩 un lamentable conflicto militar intrakurdo. La s贸lida relaci贸n bilateral del PDK con Ankara ha provocado desconfianza y conflicto entre el PDK y el gobierno central iraqu铆. Dentro de la regi贸n de Kurdist谩n en Irak, el PDK ha actuado para excluir a otros socios de la coalici贸n en el Gobierno Regional de Kurdist谩n (GRK), como la Uni贸n Patri贸tica de Kurdist谩n (UPK) y Gorran, de las actividades de toma de decisiones. En el pasado reciente, el PDK ha afirmado haber informado a estas partes sobre declaraciones y acciones, aunque la UPK y Gorran han negado p煤blicamente tales afirmaciones.

En los 煤ltimos dos a帽os, la administraci贸n de Donald Trump ha actuado como un aliado importante para el presidente autoritario de Turqu铆a, Recep Tayyip Erdogan y su gobierno, una coalici贸n de su islamista Partido Justicia y Desarrollo (AKP) y el ultranacionalista Partido Movimiento Nacional (MHP). El apoyo de esta administraci贸n ha sido vital, ya que Erdogan y el r茅gimen del AKP-MHP est谩n cada vez m谩s aislados diplom谩ticamente y enfrentan una creciente frustraci贸n y desconfianza internacional, en una 茅poca de grave crisis econ贸mica. El expansionismo y la ocupaci贸n militares han sido piedras angulares de la pol铆tica exterior de Erdogan y se utilizan para conseguir apoyo interno en el pa铆s.

La administraci贸n Trump ha alimentado directamente el apetito de Erdogan al ofrecer las ciudades kurdas de Serekaniye y Gire Spi, en Rojava, en el norte de Siria. La alianza del AKP-MHP y el PDK, todos ellos enfrentando serios problemas, est谩 buscando combinar sus fortalezas para debilitar al PKK, para que la fuerza pol铆tica kurda m谩s fuerte pueda ser eliminada del escenario pol铆tico regional y global, el pueblo kurdo pueda dividirse, y Turqu铆a puede fortalecerse como miembro de la OTAN. Por supuesto, la Turqu铆a de Erdogan no solo es una amenaza para el pueblo kurdo, sino tambi茅n una amenaza para muchos miembros de la OTAN (por ejemplo, Francia, los Pa铆ses Bajos, Austria), y para los miembros de la Liga 脕rabe y todo el Medio Oriente y m谩s all谩, a trav茅s de agresivos y expansionismo militar desestabilizador. Por supuesto, si los planes del r茅gimen del AKP-MHP se realizan, los kurdos ser谩n las mayores v铆ctimas.

Durante los 煤ltimos 20 a帽os, la conciencia nacional del pueblo kurdo, y la flexibilidad y dedicaci贸n del PKK al di谩logo, el compromiso y la unidad nacional, han impedido conflictos intrakurdos a gran escala. Sin embargo, la situaci贸n actual es peligrosa para los kurdos. Despu茅s de su derrota electoral, el aliado internacional confiable de Turqu铆a, el presidente Trump, dejar谩 el poder, y Erdogan se enfrenta a varias crisis que amenazan su continuo gobierno de hombre fuerte sobre el pa铆s. Erdogan y sus socios del MHP tienen un gran inter茅s en promover el derramamiento de sangre interno entre los kurdos, y probablemente ver谩n esto como un camino para asegurar el poder.

Es muy importante se帽alar que, en la era de la pol铆tica multilateral, los conflictos locales siempre tienen aspectos regionales y globales. Con respecto a Kurdist谩n espec铆ficamente, todo lo local es regional y global, porque Kurdist谩n sigue siendo una colonia internacional. Kurdist谩n se encuentra en las fronteras estrat茅gicas de los actores clave en Medio Oriente: Turqu铆a, Ir谩n, Irak y Siria. Cada uno de estos estados son miembros o aliados cercanos de miembros claves en organizaciones internacionales. Por ejemplo, Turqu铆a es miembro de la OTAN y del Consejo de Europa; Irak y Siria son miembros de la Liga 脕rabe, e Ir谩n tiene sus propias alianzas mundiales y es una potencia regional por derecho propio, con presencia militar o paramilitar en varios pa铆ses de la regi贸n. Adem谩s, cualquier desarrollo en Kurdist谩n est谩 irrevocablemente vinculado a los intereses de las potencias globales, incluidos Estados Unidos, Rusia y la Uni贸n Europea (UE) con respecto a Oriente Medio. En las interacciones entre potencias regionales y globales, las relaciones pol铆ticas se basan tanto en la cooperaci贸n como en la confrontaci贸n. Los asuntos intrakurdos tienen fuertes v铆nculos con los intereses y desarrollos regionales y globales.

Un ejemplo concreto proporciona una imagen clara de esta realidad innegable: el ej茅rcito turco est谩 buscando expandir su ocupaci贸n del sur de Kurdist谩n e Irak, y ha estado apuntando a Sinjar (Shengal), la patria ancestral del pueblo yezidi铆 (脢z卯d卯), que recientemente fue v铆ctima del genocidio a manos de ISIS. Bajo la mediaci贸n de la administraci贸n Trump, el gobierno central iraqu铆 y el GRK firmaron un acuerdo el 9 de octubre para compartir el control de Sinjar, excluyendo deliberadamente de esta decisi贸n la representaci贸n pol铆tica del pueblo yezid铆. Las Naciones Unidas actuaron como mediadoras oficiales y Turqu铆a tambi茅n fue informada sobre este tema. Esto sigui贸 a la impactante recomendaci贸n del Subsecretario Adjunto Principal de Asuntos del Cercano Oriente del Departamento de Estado de Estados Unidos, Joey Hood, en agosto, quien declar贸 que 鈥渆l gobierno regional de Kurdist谩n, el gobierno federal en Bagdad y Turqu铆a trabajan juntos con el asesoramiento y el apoyo de Estados Unidos y otros pa铆ses de la coalici贸n鈥 en Sinjar para establecer una administraci贸n civil y expulsar a las 鈥渕ilicias, incluido el PKK鈥 de la regi贸n.

No existe ninguna justificaci贸n legal o moral para permitir que Turqu铆a desempe帽e un papel en el futuro de las 谩reas que forman parte del Estado soberano de Irak. En 2014, las fuerzas afiliadas al gobierno central iraqu铆 y las del PDK entregaron Sinjar y su poblaci贸n yezid铆 a ISIS para ser masacrados, mientras que Erdogan toleraba la presencia de ISIS en sus fronteras y miles de personas viajaron, a trav茅s de Turqu铆a, para unirse a ISIS. En ese momento, el PKK y las Unidades de Protecci贸n del Pueblo (YPG) y las Unidades de Protecci贸n de la Mujer (YPJ) de Rojava intervinieron para proteger al pueblo yezid铆 y permitieron que decenas de miles de ellos escaparan de ISIS.

FUENTE: Nil眉fer Ko莽 (portavoz de relaciones internacionales del Congreso Nacional de Kurdist谩n 鈥揔NK-) / Medya News / Traducci贸n y edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org