March 1, 2021
De parte de La Peste
289 puntos de vista


A modo de contribuir a la memoria anticapitalista autónoma y antiautoritaria en el territorio chileno es que he escrito el siguiente texto con antecedentes de fuentes abiertas y propios recuerdos, detallando nombres, fechas, organizaciones y hechos para que el/la lector/a pueda indagar por cuenta propia más profundamente -si es que lo desea- sobre el fascismo y sus distintos auges en Chile.

Inicio relatando algunos hechos históricos. Para ello, hay que remontarse al 5 de septiembre de 1938, el Movimiento Nacional-Socialista de Chile (MNSCH) afiliados al partido político Alianza Popular Libertadora intenta provocar un golpe de estado contra el presidente Arturo Alessandri Palma para que Carlos Ibáñez del Campo se hiciese con el Poder. La intentona de los/as “nacis”(1) inicia con la toma de la Caja del Seguro Obrero a pasos del palacio de La Moneda y de la casa central de la Universidad de Chile en la Alameda, existen enfrentamientos armados, toma de rehenes y bloqueos para impedir el avance de la policía. Ante los hechos, el gobierno llamó a tropas de las fuerzas armadas quienes posteriormente acabaron con la ocupación asesinando alrededor de 60 “nacistas”.

En medio de los conflictos bélicos en la Segunda Guerra Mundial, nazis desde Alemania emprendieron una travesía hasta Chile (y varios otros países) con la intención de realizar trabajos de inteligencia, -catalogados como espías- la intención de estos sujetos eran diversas, desde confeccionar propaganda a favor de Adolf Hitler, la realización de entrenamientos físicos y con armas de fuego para armar ejércitos en caso de una futura expansión del Tercer Reich y mantener información de puntos estratégicos del país para sabotearlos si fuese necesario. La información que lograron recabar era transmitida por un radiotelégrafo de forma encriptada desde una casa de seguridad hasta Alemania y según algunos datos los/as espías nazis iban a sabotear con artefactos explosivos instalaciones eléctricas, empresas mineras, puestos militares y los puertos de Antofagasta y Valparaíso. Al final las operaciones fueron truncadas, decenas de nazis fueron detenidos/as y otros/as expulsados/as. La operación de contraespionaje estuvo a cargo de la Sección Confidencial Internacional conocida como Departamento 50, el cual sería el primer trabajo de esta índole de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI)(2).

En el gobierno de Salvador Allende, en el año 1971, se formó el Frente Nacionalista Patria y Libertad, organización paramilitar que tenía como objetivo derrocar al gobierno socialista que estaba en curso. Esta organización en todo momento tuvo apoyo de miembros de las fuerzas armadas, apoyo logístico, con armamento y explosivos de alto poder. Según un material de la organización, realizaron más de 300 acciones. Por solo dar algunos ejemplos, internaron armas desde Argentina, cortaron el suministro de combustible y energía volando oleoductos, torres de alta tensión, líneas férreas, puentes, un francotirador asesinó al edecán naval Arturo Araya Peeters. Entre otras acciones de desestabilización que fueron llevadas a cabo en distintas regiones de Chile. La organización terminó su actividad armada cuando el 11 de septiembre de 1973 la dictadura de Augusto Pinochet se erigiría, de esta manera varios/as militantes comenzaron a formar parte de los aparatos represivos de la misma, DINA y CNI respectivamente.

Por aquel mismo tiempo, existió en Santiago, una organización de derecha llamada Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). Contaban con alrededor de 200 militantes inspirados/as en organizaciones fascistas internacionales. Sus miembros participaron en escaramuzas callejeras como un grupo más de choque -común en la época- y volaron con un artefacto explosivo la cabeza de una estatua de Ernesto Che Guevara, la cual había sido levantada por el alcalde Mario Palestro en el paradero 6 de la Gran Avenida. Acción que se le atribuye erróneamente al Frente Nacionalista Patria y Libertad(3).

Posterior a la dictadura militar, en democracia -referencia años dos mil- los medios de prensa comienzan a realizar distintas notas haciendo hincapié en el resurgir de “grupos fascistas”, catalogados como “células de skinhead neonazis”. Estos grupos comienzan a enaltecer la figura de Adolf Hitler y la Alemania Nazi, mientras sus objetivos son “mantener una raza pura de solo personas blancas”, bajo aquella lógica comenzaron a atacar indigentes, inmigrantes, LGBTIA+ y personas con ideas contrarias que podían de algún modo hacerles frente, nos referimos a quienes formaban parte de la contracultura punk y skinhead antifascistas. Los ataques comenzaron a ser conocidos como “barridas”, donde sujetos en automóviles y/o caminando por las calles, promovidos con bates de béisbol, palos con puntas, armas blancas, armas de fuego, atacaban a mansalva. En estas “riñas” varios fueron las personas muertas ligadas a la contracultura: Patricio Leyton (2004), Ángelo Polo (2005) y Tomás Vilchez (2006).

Por aquellos años, el auge de los grupos neonazis era evidente, las “riñas” y las “barridas” se volvieron comunes en barrios y poblaciones. Eso lo vi de primera mano junto a un grupo de compañeros/as, por lo que ante los hechos que se vivían y gracias a la difusión de la contracultura comenzamos a trazar un camino antifascista y anarquista sin vuelta atrás(4). También en aquel tiempo recuerdo haber visto los capítulos del programa Mea Culpa de Televisión Nacional de Chile, quienes realizaron entrevistas en la cárcel a neonazis que estuvieron involucrados directamente con la muerte de los compañeros Ángelo y Tomás. Estos fueron emitidos en el año 2006(5) y 2007(6). Por otro lado, no puedo obviar que en esos mismos años desde la otra vereda se encuentran los neonazis bien muertos Mauricio Egaña y Marco Briones respectivamente.

A modo de paréntesis -pero en el plano internacional- tampoco olvido cuando la prensa chilena se refirió a un ataque brutal a patadas que sufrió una mujer inmigrante en el metro de Barcelona en octubre de 2007, y a los días después el 11 de noviembre en el metro de Madrid, el neonazi Josué Estébanez asesinaría de una puñalada al antifascista Carlos Palomino cuando este último lo increpó. El contexto de los hechos fue por la realización de una manifestación contra la inmigración convocada por un partido político de derecha, la que tuvo una reacción de la izquierda y grupos antifascistas. El encuentro fortuito en el metro se dio porque ambos se dirigían a las respectivas manifestaciones.

Devuelta a Chile, posteriormente: White Power, Batallón Maipú, Legión 38 (con una facción de Ultras en la barra brava del equipo Universidad Católica) fueron apareciendo una que otra vez en los noticieros. Quienes estábamos en las calles más de alguna vez nos los topamos por la noche y/o en reconocidos bares, como por ejemplo en Bellavista en Plaza Baquedano y/o en el Restobar Entrelatas que se ubicaba en Los Héroes, plena Alameda. También varias de estas personas estuvieron el 10 de junio de 2012 en el homenaje al dictador Augusto Pinochet que se realizó en el Teatro Caupolicán en el centro de Santiago, convocado por la derecha chilena. Este tuvo una fuerte respuesta desde la izquierda, antifascistas y anarquistas, quienes se hicieron presente a las afueras del teatro y atacaron a los/as asistentes, a neonazis, carabineros/as y se desarrollaron fuertes disturbios por las calles aledañas.

También hay que destacar que en el mismo homenaje asistieron miembros de una organización más ajena a los/as skinhead neonazis, nos referimos al Frente de Orden Nacional (FON), orgánica fundada en el año 2004 que se dedicó a la agitación y propaganda del nacionalsocialismo en distintas regiones de Chile, más cercanos a las ideas del “nacismo” de los años 30 -mencionado en un inicio- y también de la Alemania Nazi, una de su intención era convertirse en partido político. El 18 de julio de 2012 el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (MOVILH) entregó fotografías y un vídeo a la Agencia Nacional de Inteligencia (ANI) donde se ven miembros del grupo destrozando tumbas judías y realizando un entrenamiento físico en algún cerro, catalogándolo como un entrenamiento militar(7). Ante el hostigamiento y acoso mediático el FON emitió un comunicado autodisolviéndose.

Cuando nos referimos a que varios/as miembros de aquellos grupos estaban en el homenaje al dictador, fue porque los/as identificamos gracias a fotografías que tenían en cuentas de redes sociales personales. Un grupo de compañeros/as por ese tiempo mantuvimos una cuenta falsa muy activa, donde subíamos noticias relacionadas con música, fútbol, barras bravas, historia del fascismo y conversábamos con algunos/as neonazis, por supuesto que teníamos una justificación para realizar aquello, ya que queríamos realizar una pequeña acción que lamentablemente no prosperó, y finalmente, la cuenta fue eliminada por otras personas. Tiempo después en una asamblea en la que estábamos participando junto a unos/as compañeros/as, ellos/as nos comentaron -contentos/as- que habían logrado bajar la página. Nosotros/as nos reímos y les contamos que era nuestra y por supuesto los detalles. Quedó para la anécdota.

El 27 de enero de 2014, en el marco del fallo de la Corte de La Haya sobre la delimitación marítima entre Chile y Perú, el Movimiento Nacional Libertario invitó a una manifestación en Paseo Ahumada en Santiago Centro “por la soberanía y defensa de Chile”. Las ideas de esta organización eran llamadas como la “cuarta vía política”, lejanas a las ideologías como el liberalismo, socialismo y fascismo, ya que según ellos/as eran posiciones del pasado no adaptadas para estos nuevos tiempos. Pero realmente esta organización era conformada por neonazis. Esto lo comprobamos junto a varios/as compañeros/as porque nos infiltramos en su manifestación y los/as observamos bien, también nuestra intención era enfrentarnos a ellos/as, pero la contramarcha no tuvo la suficiente fuerza. Tras la manifestación los/as miembros de esta organización fueron fotografiados y grabados por diversos medios de prensa donde se ven a algunos/as skinhead neonazis insultando a personas de origen peruano en la Plaza de Armas.

En marzo de 2014 en Ancud, Chiloé, sur de Chile. Godofredo Rodríguez intenta inaugurar la Escuela de Arte Presidente General Augusto Pinochet Ugarte, más conocida como la “Escuela Nazi”, la iniciativa fracasa rotundamente. Nadie asiste al primer día de clases y la escuela es monitoreada por efectivos de la Policía de Investigaciones de Chile (PDI).

El 22 de octubre de 2014 en la comuna de Maipú en Santiago, neonazis atacan a un grupo de punks que se encontraban a las afueras de un supermercado Líder y apuñalan hasta dar muerte a Isacc Araya, varios miembros que llevaron a cabo la “barrida” fueron detenidos y vinculados con la organización Legión 38. Algunos quedaron en prisión, otros en la calle con penas menores, mientras uno de ellos se mantiene prófugo: Christopher Hidalgo, apodado “El Bestia”.

En agosto de 2015 en el Barrio Brasil en Santiago, las miradas se vuelcan a una sede que en su fachada muestra esvásticas y banderas chilenas, la organización Partidarios por la Defensa de Chile (PADECHI) son los responsables. Mario Barrientos es su fundador -y única cara visible- quien editaba un periódico que se vendía en kioscos con ideas en rechazo a los/as inmigrantes, LGBTIA+ y promulgando el nacionalismo, patriotismo y esoterismo. La organización fue denunciada nuevamente por el MOVILH ante la ANI y a la PDI. Los hechos se volvieron mediáticos y la organización terminó retirando sus carteles y sus páginas de difusión fueron cerradas.

Como dejo en evidencia cada cierto tiempo van saliendo a la luz estas organizaciones, lo que no quita todo el trabajo que deben realizar silenciosamente. Ante todo, distinguiré tres perspectivas con diferencias y similitudes entre ellas. Hay cuestiones en ideas que no deberían cuajar, propias de las incongruencias de estas personas, de todas formas, así es como se ha demostrado el fascismo en Chile.

-Organizaciones nacionalsocialistas: Tienen una visión anticapitalista. Para tener una idea de esto recomendamos leer una entrevista realizada por The Clinic a Roberto Thieme, uno de los fundadores del Frente Nacionalista Patria y Libertad la cual fue publicada el 18 de octubre de 2018(8). La visión de este sujeto no quita que otras personas rescaten, idolatren y/o tengan vínculos con reconocidos fascistas y organizaciones de derecha.

-Organizaciones de derecha: Tienen una visión capitalista, neoliberal, conservadora y rescatan, idolatran y/o tienen vínculos con reconocidos fascistas. Admiradores de Augusto Pinochet, de la dictadura militar en Chile y de otras erigidas en Latinoamérica y Europa. Actualmente varias personas ligadas a estas organizaciones han levantado campañas por la liberación de los/as presos/as de las fuerzas armadas que cumplen condenas por tortura, desaparición y muerte de personas en tiempos de la dictadura militar en Chile.

-Grupos de skinhead neonazis: Sujetos que caminan por las calles con una vestimenta particular, con bototos de militar, chaquetas de aviador, suspensores blancos, poleras y parches con simbología. Admiradores de Adolf Hitler y de la Alemania Nazi. Mientras otros/as admiran a Augusto Pinochet, por lo que mantienen ideas similares a las organizaciones de derecha que describimos respecto a las dictaduras y del apoyo a miembros encarcelados/as de las fuerzas armadas.

Mención aparte merecen las organizaciones patriotas y nacionalistas, quienes abiertamente dicen rechazar la política de izquierda, de derecha y que no son neonazis, ni fascistas. Por otro lado, mantienen fuerte la difusión de sus discursos conservadores, contra el feminismo, el aborto, los/as inmigrantes, LGBTIA+, entre otras. De todas formas, sus miembros están ligados de una u otra manera a los tres puntos mencionados anteriormente. Que intenten esconder sus vínculos es otra cosa. De esta manera es que se mueven las organizaciones que en el último tiempo han estado en la palestra: Acción Identitaria, Capitalismo Revolucionario, Motín Estudiantil y el Movimiento Social Patriota.

Como vemos el auge del fascismo con sus particularidades ha estado presente en la realidad en Chile, hay grupos que se han organizado y han sido truncados por la mano legalista, policial y política parlamentaria. Pero ahora las nuevas formas para estar públicamente, sumando militantes y ganando adherentes es a través del patriotismo y nacionalismo, “manteniendo un bajo perfil”, ahí se han ido camuflando neonazis que han estado presentes en las calles desde hace décadas.

Ahora, las respuestas desde los sectores antifascistas y anarquistas han existido todos estos años con distintas fuerzas. Han sido incontables las manifestaciones que se han realizado, por ejemplo, en Paseo Ahumada en memoria de compañeros muertos. Actividades abiertas en plazas y/o en espacios políticos. También cuando organizaciones fascistas han intentado convocar a manifestaciones, en varias ocasiones han existido contramarchas acabando más de alguna con neonazis heridos/as, golpeados/as y hasta baleados/as. Sin ir más lejos en agosto del presente año un grupo organizado realizó un ataque armado contra neonazis en Santiago Centro dejando a uno en estado grave(9). Días después, el 5 de septiembre se realizó una gran convocatoria antifascista con alrededor de 500 participantes en Plaza Brasil en Santiago Centro la cual derivó en escaramuzas espontáneas contra fuerzas especiales de Carabineros de Chile.

También a modo de dato, el 10 de septiembre, posterior a la manifestación en conmemoración por el golpe de estado que culminó con los tradicionales disturbios en el interior del Cementerio General en Santiago, grupos fascistas se reunieron para limpiar la tumba del reconocido nacionalsocialista Miguel Serrano. Manteniendo puntos de control y vigilias en los alrededores, los cuales no les sirvió de mucho ya que nuestros/as cómplices estuvieron ahí mismo, paseándose e identificándolos nuevamente.

El último registro que tenemos a la fecha fue el 27 de octubre en la “marcha por Jesús, por la vida y contra la ideología de género” convocada en Santiago Centro por organizaciones de la iglesia evangélica, donde además se sumó el Movimiento Social Patriota. La contramarcha avanzó dejando varios/as heridos/as de dicho movimiento, evangélicos/as y policías. Esta fue una demostración de fuerza exitosa ante el auge de estos sectores nacionalistas, conservadores y fanáticos/as.

Los tiempos se ven arduos ante la organización real que están teniendo estos grupos, pero las respuestas han sido contundentes, no hay que desmoralizarse. Los desafíos son grandes y el tiempo hay que seguir recorriéndolo participando y apoyando instancias antifascistas y anarquistas de forma individual y colectiva.

También es importante construir trabajo político que sume y perdure, proyectos de difusión a través de boletines, publicaciones y bibliotecas, colectivos de agitación callejera y de choque, organización para levantar actividades públicas, etc. En esta ocasión este texto será firmado bajo una pequeña iniciativa(10) la cual espero sirva de inspiración para crear. Todos/as podemos hacerlo.

Finalizo con una mención por una persona que hoy enfrenta todo el odio fascista y la razzia represiva del Estado Policial en España, me refiero a Rodrigo Lanza, quien se encuentra en prisión por haberle quitado la vida a un miembro del partido político Falange Española Víctor Laínez tras una “riña” en el Bar Tocadiscos en Zaragoza el 8 de diciembre de 2017. Aprovechando este texto le quiero enviar todas mis fuerzas y cariño al compañero. Hermano, que los años de resistencia que pasaste en prisión hace años atrás y la lucha antifascista que siempre libraste levanten la moral en estos difíciles momentos.

Desde algún lugar del territorio chileno
Biblioteca Antiautoritaria Libertad
Primavera, 2018


Notas

(1) Esta información fue extraída de internet donde se hace referencia que los miembros del Movimiento Nacional-Socialista de Chile (MNSCH) se referían como nacis con “c” para diferenciarse de los/as nazis alemanes.
(2) Esta información fue extraída de la lectura de artículos y de reportajes que fueron emitidos en televisión. A demás hay que aclarar que los archivos confidenciales que tratan este tema fueron liberados por la Policía de Investigaciones de Chile (PDI) el 22 de junio de 2017. Disponible en: //www.archivonacional.gob.cl/616/w3-article-77097.html?_noredirect=1
(3) Esta información fue extraída de una nota al pie de página del libro Aldo Marín carne de cañón, del periodista Juan Cristóbal Guarello.
(4) A modo de anécdota, desde el año 2005 en el barrio donde vivía, grupos de skinhead neonazis realizaban propaganda y “barridas”. Por lo que junto a un grupo de compañeros/as comenzamos a vigilar sus movimientos y casas, en una de ellas en su fachada tenía esvásticas pintadas. Sin tomarle el peso a los riesgos, siendo unos/as niños/as, realizamos nuestra primera y pequeña acción de hostilidad rayando sus símbolos y dejándoles insultos.
(5) //www.youtube.com/watch?v=uQwqIQs0SGc
(6) //www.youtube.com/watch?v=jiFfdGy9X2k
(7) //www.24horas.cl/nacional/movilh-denuncia-entrenamiento-paramilitar-de-grupos-neonazis-226724
(8) //www.theclinic.cl/2018/10/18/roberto-thieme-fundador-de-patria-y-libertad-soy-nacionalista-rebelde-y-revolucionario/
(9) Esta información fue extraída de la lectura del Boletín La Bomba, número 28. Disponible en: //es-contrainfo.espiv.net/2018/10/13/santiago-sale-el-numero-28-del-boletin-la-bomba/
(10) La biblioteca (itinerante) mantuvo un trabajo de agitación, propaganda y difusión anarquista desde el verano del año 2017 hasta hoy fines del año 2018 ya que convergeremos con otras iniciativas en un nuevo proyecto. Como última instancia hemos querido volver a difundir, esta vez, de forma física el texto realizado por uno/a de nuestros/as integrantes para extenderlo más allá de las redes de contrainformación virtual.



Descarga:

ConociendoAl-Enemigo





Fuente: Lapeste.org