September 24, 2021
De parte de Kurdistan America Latina
167 puntos de vista


El denominado “juicio de Kobanê” contra 108 acusados ​​se reanudó en Ankara después de una pausa de dos días, debido a que el juez titular estaba en cuarentena tras el contacto con una persona infectada con coronavirus.

El tema del juicio son las protestas que se realizaron en Turquía en el momento del ataque del Estado islámico (ISIS) a la ciudad de Kobanê, en Rojava, en octubre de 2014. Los acusados ​​incluyen a toda la junta ejecutiva del Partido Democrático de los Pueblos (HDP) de ese entonces, incluidos los ex co-presidentes Selahattin Demirtaş y Figen Yüksekdağ. Del total de acusados y acusadas, veinte ​​están en prisión.

Los 108 imputados juzgados en el Tribunal Penal 22 de Ankara, ubicada en la Sala de Juicios del Campus de la Prisión de Sincan, enfrentan un total de 38 cadenas perpetuas agravadas y 19.680 años de prisión en conjunto por 29 delitos diferentes.

En su intervención en tribunales el político İsmail Şengül recordó el fallo de la Gran Sala del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) sobre Demirtaş. Şengül dijo que la condición de “evidencia concreta” se agregó al “catálogo de crímenes” enmendado en el último cuarto paquete de reforma judicial.

Bülent Fingersiz, ex miembro de la Junta Ejecutiva del HDP, también habló y afirmó que el caso se inició por motivos políticos.

La política encarcelada Ayşe Yağcı señaló que no hay evidencia concreta sobre los eventos de Kobanê en su expediente.

“Seguimos diciendo, desde el principio, que este es un caso político. El HDP es uno de los principales partidos políticos de este país”, expresó Pervin Oduncu, una de las políticas encarceladas.

Sebahat Tuncel habló sobre las declaraciones del juez que presidía el tribunal, que le dijo “Demuestre sus palabras, luego renunciaré”. Al respecto, Tuncel aseguró: “Sin embargo, la renuncia no es posible en este país. Cuando se reveló la relación entre el ministro del Interior y el líder mafioso (Sedat Peker), el ministro no dimitió. Hay serios problemas en el campo de la salud, pero no hay resignación alguna. Se afirma que el hijo de un ex primer ministro estuvo involucrado en el tráfico de drogas, pero nadie renuncia. La renuncia no es una institución para el chantaje, es una institución para asumir responsabilidades. Sin embargo, los funcionarios estatales turcos lo consideran una herramienta de chantaje”.

“El juicio de Kobanê es un caso político, no legal. Somos rehenes políticos. El tribunal está bajo la influencia de la sentencia de la ‘alianza popular’. La cuestión kurda existe en esta misma sala de audiencias. El AKP gobernante ha llevado la cuestión kurda a los tribunales”, denunció Tuncel.

A esto, agregó: “El gobierno priva de sus derechos a los ciudadanos kurdos. El AKP está intentando hacer una Constitución monista y nacionalista sin tener en cuenta a los kurdos. No puede resolver problemas. Es muy probable que surjan nuevos problemas. En general, todos tienen derechos y libertades. Podemos ser cualquier cosa, pero no podemos ser kurdos. Puedes ser primer ministro o diputado, pero no puedes ser kurdo”.

Tuncel continuó: “Nuestros compañeros arrestados han sido privados de su libertad durante un año. Exijo la liberación de nuestros amigos. Estamos aquí a pesar de la sentencia del TEDH. Incluso, si no hubiera una decisión del TEDH, ¿seríamos culpables? No, no lo somos. Tenemos razón y no estamos a favor de la actual administración en Turquía, nunca lo estaremos”.

“Queremos construir una república democrática que promueva la emancipación de las mujeres frente a una mentalidad monista y racista. ¿Es esto un crimen? –se preguntó-. No estoy a favor de esta Constitución. Quiero cambiarla. Por eso me dedico a la política. No quiero que las mujeres sean asesinadas y los niños abusados ​​en este país. Quiero que los pueblos determinen su propio destino en este país. Si estos son delitos, seguiré cometiéndolos. En cualquier caso, nos defendemos con la cabeza en alto. El gobierno actual es responsable de los conflictos y la guerra en este país”.

Después de la defensa de los y las acusadas, la junta de la corte falló a favor de la continuación de las detenciones y aplazó la audiencia para el 18 de octubre próximo.

FUENTE: ANF / Edición: Kurdistán América Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org