January 17, 2022
De parte de ANRed
258 puntos de vista

Los y las trabajadoras de La Nirva, que desde 2019 resisten un vaciamiento del empresario Matías Paradiso, con sueldos, obra social y aporte jubilatorios adeudados, más cheques sin fondo, continúan en pie de lucha y sostienen la ocupación de la planta ubicada en la localidad de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, en defensa de sus puestos laborales y en asamblea permanente, resguardando las máquinas y realizando alfajores a fazón (produciendo para marcas de terceros). El 30 de diciembre de 2021 por la noche, mientras se preparaban para celebrar el año nuevo junto a sus familias, se enteraron de que el juez Fernando D’ Alessandro, del Juzgado Nacional en lo Comercial N°7 de la Secretaría N°13, resolvió el inminente desalojo de la fábrica con fecha y hora inciertos. En este marco, se organizó una amplia campaña de apoyo, que tiene programado un festival solidario en la puerta de la fábrica para el sábado 29 de enero y una marcha hacia la Cámara de Apelaciones para el 10 de febrero. Por ANRed.


En un comunicado publicado el 12 de enero en su perfil de Facebook, los y las trabajadores hacen un repaso sobre la situación de vaciamiento que vienen sufriendo y resistiendo: «somos las y los trabajadores de la Nirva que desde agosto de 2019 vivimos un calvario porque desde esa fecha el dueño Matías Paradiso nos debe nuestro salarios, obra social y aportes jubilatorios, más cheques sin fondo que nos entregó esa navidad, perjudicándonos aún más a las 55 familias que somos, que de ese 80 por ciento somos mujeres jefas de hogar«, denuncian.

En la misma línea, rememoran: «en Marzo de 2020, en pleno principio de la pandemia, mientras todos los trabajadores estábamos en nuestra casa sin ingreso económico, los vecinos nos avisaron que el señor Paradiso se estaba llevando maquinaria, que era la única garantía de nuestra fuente de trabajo. Ante este aviso todos los compañeros decidimos comenzar un acampe en la puerta de la fábrica para frenar el vaciamiento. Esto duró más de dos meses. En este tiempo, nos sostuvimos con venta de tortillas, tortas, donaciones de vecinos y organizaciones», recuerdan.

Y agregan: «debido a que se agotaron las instancias de negociación con el Ministerio de Trabajo en las cuales Paradiso reconoció todo lo adeudado por intermedio de sus abogados, sin importarle esto, no cumplió con ninguna de las promesas hechas ante el ministerio. Ante esto, decidimos ingresar a la planta, y desde ese momento permanecemos en asamblea permanente resguardando las máquinas y produciendo alfajores a fazón y este diciembre último, hicimos pan dulce. Gracias a todo esto podemos sostener a nuestras familias», explicaron.

Finalmente, relataron el último trago amargo que recibieron de parte de la justicia: «el día 30 de diciembre de 2021 por la noche, mientras nos encontrábamos preparando para celebrar el año nuevo junto a nuestras familias, nos enteramos que el juez Fernando D’ Alessandro, del Juzgado Nacional en lo Comercial N°7 de la Secretaría N°13, resolvió el inminente desalojo de la fábrica con fecha y hora inciertos. En estos últimos días hubo muchas idas y vueltas judiciales, entre ellas, el martes 4 de enero dieron el aviso de que habilitaron las ferias judiciales para dar lugar al pedido de desalojo pero a los pocos días nuestros abogados nos dieron la noticia de que aceptaron la apelación, esto no quiere decir que hayamos ganado esta pelea judicial. Frente a estos actos nosotros estamos más alerta que antes. Por todo lo expuesto es que nos presentamos para visibilizar nuestro conflicto y lograr la continuidad de nuestro trabajo como cooperativa La Nirva/Grandote».

En este marco, anunciaron que tienen «programado un festival solidario en la puerta de la fábrica el sábado 29 de enero», ubicada en Coronel Dorrego 874, en la localidad de Lomas del Mirador, partido de La Matanza, al oeste del conurbano bonaerense.

Asimismo, confirmaron que realizarán «una marcha hacia la Cámara de Apelaciones el día 10 de febrero, a fin de acompañar la respuesta legal con una movilización que demuestre que no estamos sólos: que vecinos, organizaciones sindicales, sociales, políticas y personalidades apoyan nuestro justo reclamo de seguir produciendo alfajores y otros productos para mantener a nuestras familias», remarcaron.

Además, volvieron a recordar el CBU que pusieron a disposición para recibir aportes para el fondo de lucha del conflicto: 19100384-55103801076549.

En este marco, se organizó una amplia campaña de apoyo a la lucha de los y las trabajadoras de La Nirva, que cuenta con la participación de personalidades, organizaciones sindicales, sociales, políticas y de derechos humanos, donde impulsan, además, un petitorio contra el desalojo de la planta productora de alfajores.

«En una resolución falaz, arbitraria y tendenciosa, el Juez D’Alessandro arbitra en favor del estafador Matías Paradiso. Recordamos que el estafador Matías Paradiso supo borrarse en su momento de la planta dejando un tendal de deudas entre las que se destacan siete meses de sueldos atrasados, aguinaldos sin abonar, además de haberse quedado con los aportes sociales de años que les corresponden a los trabajadores, entregarle a los mismos cheques sin fondos, y un largo etcétera«, sostienen las organizaciones y personalidades firmantes en el petitorio.

Asimismo, agregan: «denunciamos esta resolución como un acto de complicidad del Juez con el vaciador y estafador Matías Paradiso al ordenarse el desalojo de la planta ubicada en Lomas del Mirador y dejando desamparados a las verdaderas víctimas del caso: los trabajadores de La Nirva. En pos de evitar un acto de injusticia irreparable, solicitamos a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo comercial que haga lugar a la apelación presentada por los abogados y revoque la orden de desalojo», finaliza el petitorio.





Fuente: Anred.org