March 1, 2021
De parte de ANRed
280 puntos de vista


Manifestantes frente a la represi贸n en el distrito de Sanchaung en el centro de Yangon. Fuente: Frontier Myanmar

Al menos 18 manifestantes murieron este domingo en las protestas en Myanmar por disparos de la polic铆a, seg煤n la oficina de derechos humanos de la ONU, en el d铆a que m谩s muertes tuvo durante las manifestaciones contra el golpe de Estado. Las muertes tuvieron lugar en varias ciudades, incluidas Yangon, Dawei y Mandalay, ya que la polic铆a utiliz贸 balas de plomo y gases lacrim贸genos. A pesar de la represi贸n las manifestaciones contin煤an. Hoy la junta militar present贸 dos cargos m谩s contra la detenida y derrocada l铆der de Myanmar, Aung San Suu Kyi, Por Ramiro Giganti (ANRed).


Seg煤n las informaciones recogidas por la Organizaci贸n de Naciones Unidas adem谩s de las 18 muertes otras 30 personas resultaron gravemente heridas. Las muertes han ocurrido como resultado de los disparos contra manifestantes en Rang煤n, la mayor ciudad del pa铆s, Dawei, Mandalay, Bago, Pokokku y Myeik. Las fuerzas de seguridad abrieron fuego de manera indiscriminada para reprimir las manifestaciones masivas que exigen a los militares que devuelvan el poder al pueblo y liberar a los pol铆ticos detenidos tras la asonada. Pero a pesar de la represi贸n las masivas movilizaciones contin煤an: manifestantes se reagrupan y asisten mutuamente.

Se han denunciado, en Myanmar, persecuciones y hasta irrupciones militares en casas de personas por parte del ejercito, secuestrando a activistas que se hab铆an manifestado pac铆ficamente, algo que a la poblaci贸n argentina y de otras partes de Latinoam茅rica nos trae recuerdos de per铆odos muy oscuros de nuestra historia reciente.

En Mandalay, la segunda ciudad m谩s poblada y donde los militares afrontan una gran oposici贸n, uno de los manifestantes muri贸 al recibir un disparo en la cabeza efectuado por los uniformados, declar贸 a la agencia EFE un testigo que ayud贸 a recuperar el cad谩ver, mientras el portal Myanmar Now informaba  sobre otros 6 heridos de bala.

鈥淓n varios lugares en todo el pa铆s, fuerzas policiales y militares se han enfrentado a manifestaciones pac铆ficas utilizando la fuerza letal鈥, denunci贸 hoy en un comunicado la Oficina de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, quien parad贸jicamente (conociendo la realidad de su pa铆s, Chile y el accionar de carabineros cegando a sus manifestantes) ocupa ese cargo.

Manifestantes firmes mientras son reprimidos con gases. Foto: Reuters

Mientras todo esto sucede y se convocan a nuevas manifestaciones, la derrocada l铆der de Myanmar, Aung San Suu Kyi, compareci贸 el lunes en una audiencia judicial por videoconferencia, la primera vez que sus abogados la vieron desde que fue detenida en el golpe militar del 1 de febrero. Suu Kyi, de 75 a帽os, parec铆a gozar de buena salud durante su comparecencia ante un tribunal en la capital, Naypyidaw, seg煤n dijo uno de sus abogados. Se agregaron dos cargos m谩s a los presentados en su contra despu茅s del golpe, indic贸. Inicialmente hab铆a sido acusada de importar ilegalmente seis radios walkie-talkie. M谩s tarde, se agreg贸 un cargo de violar una ley de desastres naturales por incumplir protocolos de coronavirus. Hoy, lunes 1 de marzo, se agregaron dos cargos m谩s, uno bajo una secci贸n de un c贸digo penal de la era colonial que proh铆be la publicaci贸n de informaci贸n que pueda 芦causar miedo o alarma禄, y el otro bajo una ley de telecomunicaciones que estipula licencias para equipos, al menos as铆 lo inform贸 su abogado. La pr贸xima audiencia ser谩 el 15 de marzo.

Por otra parte tambi茅n van creciendo las manifestaciones en solidaridad con el pueblo de Myanmar y en repudio al golpe de estado en pa铆ses vecinos. Ya se hab铆an desarrollado manifestaciones en Tailandia y en otros pa铆ses de la regi贸n, hoy se sum贸 la solidaridad desde Hong Kong.

Mientras se conoce la primer incursi贸n militar del gobierno de Joe Biden en Estados Unidos por sus bombardeos en Siria, el discurso de quienes dicen 芦defender la democracia禄 justificando acciones militares se muestra cada vez mas enga帽oso al conocer la inacci贸n, limitada a d茅biles pronunciamientos (en los pocos casos donde esto se da) frente a un golpe de estado y un pueblo que masivamente se manifiesta enfrentando la represi贸n y la muerte. La misma indiferencia que las potencias del mundo hab铆an mostrado cuando hace pocos a帽os, el pueblo rohiny谩 era desplazado mediante una limpieza 茅tnica llevaba a cabo por estas mismas fuerzas armadas pero bajo el gobierno de la hoy encarcelada Aung San Suu Kyi. Actualmente, el pueblo rohiny谩, junto a otras minor铆as 茅tnicas en el pa铆s, se suman al repudio contra el golpe de estado.

Luego de que los militares cerraron el 煤nico puente, pobladores cruzan a pie el r铆o Chindwin, en la localidad de Monywa, a unos 136 kil贸metros de Mandalay, para sumarse a la movilizaci贸n.

Ante la angustia, el miedo y el dolor por todo lo sucedido, tambi茅n est谩 presente la fuerza de los pueblos que se movilizan ante todas las adversidades con el deseo de cambiar colectivamente la realidad. La imagen final de manifestantes cruzando un rio de a pie representa un ejemplo de voluntad colectiva que puede ayudar a pensar e inspirar a los pueblos frente a diversas adversidades: desde una pandemia, hasta la lucha contra un golpe de estado.





Fuente: Anred.org