May 14, 2021
De parte de Nodo50
249 puntos de vista


Nònimo Lustre*. LQS. Mayo 2021

¿Por qué el Estado sionista, teocrático y militar de Israel ha comenzado el enésimo genocidio contra Gaza? Como desconfío de las explicaciones políticas porque prefiero las bélico-económicas, me limito a responder: para renovar su arsenal. Es decir, para gastarlo y para que los EEUU les suministren sus últimos modelos de armas. Estoy seguro de que, como buen pupilo, Tel Aviv experimentará con las nuevas armas gringas pero todavía no sé cuáles serán.

[NB. En el siguiente texto utilizo el término sionista pero también los de israelí/hebreo/judío. Debo aclarar que, por sionista, me refiero a los partidarios de la segregación y del genocidio. Los israelíes/hebreos/judíos son personas humanas (sic) contra las que, evidentemente, no tengo nada en contra. Lo subrayo aunque sé que la Hasbará -policía cibernética sionista- me clasificará como anti-semita y, si conocen mis antecedentes familiares, incluso como otro self-hating jew]

Por otra parte, el gobierno sionista no está suficientemente satisfecho con las bandas de sicarios que, en Jerusalén y en otras ciudades, emplean el terror de sus armas contra los palestinos -y también contra los árabes israelíes, sean cristianos o musulmanes. Su nazismo congénito quiere más y más allá sólo tienen el comodín de exterminar a los gazatíes –dicen que, cuando se aburrían, los alemanes de otrora invadían Polonia; para Tel Aviv, el gobierno Gaza es su Polonia.

A fecha de hoy, frente a una desconocida máquina de matar, ¿qué pueden oponer los gazatíes? Escribí hace pocos años: “Unos cobetes de feria compuestos por una pizca de TNT, nitratos de urea y de potasio (fertilizantes comunes) y azúcar. El detonador es un cartucho de escopeta, un muelle y un clavo. Las aletas estabilizadoras son trozos de lata. Los sionistas dicen que, en los últimos 30 años, estos petardos han matado a 15 israelíes -habrá sido del susto.”

Hoy dicen que Gaza sólo tiene unos pocos misiles tierra-tierra, en especial unos pocos misiles guiados antitanque Kornet. El Tsahal/IDF –el ejército sionista- nos asegura que, de los más de 1.000 cohetes disparados contra Israel durante los últimos días, unos 200 se quedaron cortos y cayeron en Gaza. Pero, suponiendo que sea verdad -¿qué tipo de enloquecido citaría al Tsahal como una fuente fidedigna?-, que disponen de esos proyectiles, la asimetría con el arsenal de Israel es tan apabullante que llamar ‘guerra’ al actual ataque contra Gaza –“la mayor prisión del mundo”- es miserable e injusto hasta el genocidio. Ya que, desde el punto de vista militar, poco podemos ayudar a los gazatíes, por lo menos no admitamos el repugnante uso de ‘guerra’, esa repugnante palabra que tan repetidamente usan esos media que justifican su canallería aduciendo que no conocen cualquier otra palabra.

En cuanto a la renovación del arsenal, algo sabemos de años atrás: en la matanza de Líbano 2006, Israel ensayó uranio empobrecido, armas químicas, minas antipersonas, bombas de racimo –las preferidas por Instalaza, la empresa de Morenés, ministro de Defensa con Rajoy-, y buster bombs o bombas de gran perforación. En la matanza de Gaza 2008-2009, la innovación provino de la DIME o bomba de tungsteno/volframio que produce micro-cánceres. Pero la estrella mediática fue el muy fotogénico fósforo blanco. Y añadamos el empleo de francotiradores, quienes recibían una doble medalla cuando demostraban que habían matado a una niña, así se premiaba la eliminación de una futura madre –y luego vociferan que los padres encierran a sus hijas…

Gringos y sionistas, ¿qué habrán inventado en estos últimos años? La micro-bomba nuclear ya está representada por el muy experimentado uranio empobrecido; los drones y los robots están más que vistos; Israel intentó encontrar un arma étnica pero tuvo que abandonar los ensayos porque, genéticamente hablando, los palestinos están demasiado cerca de los sionistas (cf. infra); la guerra ionosférica (proyecto HAARP para cambiar el clima) es inviable porque la franja de Gaza es exigua; el arma biológica más potente –el hambre-, lleva décadas siendo utilizada contra los palestinos…

“Israel fue creado como un refugio para los judíos sobrevivientes del Holocausto”

La Historia Sagrada -u Oficial- es un vertedero de patrañas propaladas por acción o por omisión. Pero raras veces se encuentra una que sea más fácil de desmontar. El título entrecomillado de este parágrafo es, precisamente, la más grosera de todas ellas. No hace falta ser un especialista en Oriente Medio para demostrar que “Israel” nació mucho antes del final de la Segunda Guerra Mundial. Veamos los antecedentes:

Mapa Sykes-Picot 1916

El milagro de la Cruz de Caravaca

No voy a detenerme en la fecha de origen del sionismo; ¿desde Adán y Eva o sólo desde Abraham? –bueno, esta Patriarca no porque los sionistas no querrían compartirlo con cristianos y musulmanes. Para no enredarnos en el tiempo y sabiendo que fue anterior, por travieso convencionalismo, pongamos que nació en 1911 y que su catalizador fue un milagro de la Cruz de Caravaca. Sí, en ese año, Caravaca recibió a un viajero ilustre, Mark Sykes, precisamente el grandísimo hideputa que, junto con el francés François Georges-Picot, pergeñó pocos años después de su visita a Murcia el Tratado secreto Sykes-Picot, piedra angular del actual desastre del Oriente Próximo. Sykes dejó escrito que Caravaca tenía entonces “alrededor de 80.000 habitantes” (¡) quienes, “nunca habían visto a un inglés” (¿). Anota Sykes que subió al “castillo moro” dentro del cual le esperaban un cura, unos policías y una horda de niños perfectamente alineados en la puerta de una imponente capilla de mármol rojo que destacaba en medio de las ruinas del castillo. Y continúa en el tono mordaz propio de los hijos de la Pérfida Albión: “Me llevaron hasta las escaleras del altar, el anciano cura se arrodilló, el monaguillo tocó la campanilla, el cura abrió el sagrario (Tabernacle), el monago volvió a campanillear, el cura levantó un trapo púrpura y se arrodilló, el niño volvió a redoblar. Entonces, el sacerdote me enseñó una cosa que refulgía con diamantes, rubíes, zafiros y ópalos: una cruz de unas seis pulgadas, Hoc est Lignum Crucis, dijo el cura, y me la dió a besar, y después la besaron los niños y la besaron los policías. Es una reliquia muy famosa y es llamada la Cross of Caravaca. No pude dormir en toda la noche por culpa de las campanillas” (cf. Mark Sykes. His Life and Letters; pp. 132-133, prólogo de Winston Churchill. Londres, 1923) ¿Quién se atrevería a negar que, probablemente, Israel colonizó la pesadilla murciana de Sykes?

Una Carta que ocupa un lugar estelar en la Historia Universal de la Infamia. Clic sobre la imagen para ampliar

Desde 1914

Hacer nacer Israel de un milagro de la Cruz de Caravaca puede parecer una humorada –lo es- pero la Historia Sagrada está plagada de milagros aún más inverosímiles. Documentalmente hablando, el sionismo se discutió por primera vez en el gobierno británico el 09.XI.1914, cuatro días después de la declaración de guerra británica contra el Imperio Otomano. Tras unos cuantos refritos que hoy llamaríamos ‘informes de consultoras’, se decidió que el futuro Estado de Israel sería pequeño –para que necesitara la ocasional defensa que le regalara el Reino Unido- y que tendría que garantizar el libre acceso de los peregrinos cristianos.

En plena I Guerra Mundial, el Reino Unido (UK) y Francia urden el famoso Tratado Sykes-Picot o Acuerdo sobre Asia Menor de 1916 -firmado en secreto en un hotel cerca de Bruselas. Francia se queda ejerciendo una sphere of influence sobre Siria y Líbano mientras que UK se roba sin disimulo todos los países al sur, incluyendo la soberanía directa sobre Palestina -nada de indirect rule a la hindostánica. Esta componenda delimita Oriente Medio bajo el único criterio de divide et impera. En otras palabras, crea Estados imposibles, garantizan la destrucción perpetua de Irak, Siria, Líbano, etc. y, peor aún, asesina a millones de personas a lo largo de todo un siglo.

“El campeón de la absorción. Petróleo mundial.” Los gringos empiezan a recelar la petrobulimia de John Bull (UK), su Hermano Mayor

La sinvergonzonería Sykes-Picot no es demasiado conocida o lo es menos que la Declaración Balfour (02.XI.1917), muchas veces citada como el Acta de Nacimiento de Israel. Fue un regalo del UK al barón Lionel Walter Rothschild… y un paso más en la política británica para adueñarse del petróleo del Oriente Próximo. Sus consecuencias son de todos conocidas por lo que sólo me voy a fijar en sus cuidadas palabras (wording): escribe Balfour que se establecerá en Palestina una national home para los judíos pero resulta que esos dos términos no están en el Derecho internacional ergo, evidentemente, son un eufemismo por Estado. Asimismo, se escribe humanitariamente que “no se hará nada que perjudique a los derechos civiles y religiosos de la comunidades no-judías de Palestina”. Sin comentarios. Lo importante es que Balfour se dirigió al sionismo internacional cuando, desde el año anterior, ya estaba cocinada la destrucción de Oriente Medio y hasta cartografiada por Sykes-Picot.

Décadas después, el Hermano Mayor se ha convertido en un Hermano Menor agobiado por Palestina. Reaparece el petróleo (oil)

(Dicho sea de paso, esta Declaración contradice las promesas anteriores que UK hizo por escrito a Husayn Ben al Hashimi, jeque de La Meca)

Para finiquitar este parágrafo, si nos posee la mala leche, podríamos explicar –nunca justificar- el antisemitismo de los nazis como su -criminalmente pragmático- modo de evitar que los británicos se hicieran con un portaaviones de piedra incrustado en la cuna del petróleo.

La invasión, la Naqba

Por ser suficientemente conocida, no voy a narrar que la petrobulimia –primero británica y después universal-, condujo a la invasión armada de Palestina que, a su vez, produjo la llamada Napba y esos millones de deportados que todavía están dispersos por el mundo y cuya única propiedad son las viejas llaves de sus casas. Sólo voy a ilustrarla con tres viñetas:

Pura hipocresía: el soldado que representa al Mandato Británico está harto del ‘espíritu de guerra civil’ entre sionistas y palestinos. ¿Guerra de armas de fuego contra armas blancas?
Un John Bull/UK equidistante deja la bomba de Palestina en manos de dos jóvenes, palestino uno y colono invasor el otro. ¿Pretende olvidar que ha aterrorizado a los primeros y mimado a los segundos? Los terroristas que invadieron Palestina no sólo fueron del Irgun sino que también fueron de las ‘fuerzas especiales’ británicas
“Sembrando la Tierra Prometida”. En el capazo pone Terrorismo y lo que esparce el ¿sionista fundamentalista de Irgun? son granadas de mano
“Gilad Shalit contra 1027 palestinos. Bocadillo: “He hecho las cuentas y valgo 70 gramos de un soldado israelí”. El cálculo que el propagandista atribuye insidiosamente al ex preso palestino está mal hecho porque Israel prometió el oro y el moro pero, al final, sólo liberó a 477 presos palestinos

Hoy, ¿guerra o genocidio?

No comment

Comencemos con una viñeta que ilustra con una apariencia equidistante la antigüedad de las actuales campañas de propaganda sionista: el soldado sionista Guilad Schalit (n. 1986), prisionero de Hamás entre 2006 y 2011, representa un caso que Israel airea o esconde según la coyuntura. Una veces se subraya que es ‘ciudadano honorario’ de Paris, Rome, Miami, New Orleans, Baltimore y Pittsburgh. Y otras veces, Israel prefiere olvidar que invadió Gaza para rescatarlo pero no le encontró… hasta que Hamás lo liberó en la frontera con Egipto.

El mundo en tumbona, los EEUU bañándose en sangre, Israel camino del vestuario y la ONU de camarero –yo diría mamporrero

Una vez demostrado que estar por encima del bien y del mal –vulgo, mentira- es una costumbre occidental que viene de antiguo, prosigamos con las actuales modalidades de la equidistancia –léase, de la censura ideológica- destacando en primer lugar el odioso cuchitril al que han relegado el noble arte de la cartografía:

Todo sea para incrustarnos hasta en el cerebelo la idea de que el actual genocidio es una guerra. Pero, si los palestinos disponen de tan tremendo arsenal, ¿por qué los gazatíes siempre mueren en infinita mayor medida que los sionistas?

-“¿Qué es peor?: A) usar escudos humanos. B) pulverizarlos”. Infame equidistancia porque desliza que Hamás utiliza como escudos humanos, ¿a quién?, ¿a sus propias familias?

Los dibujantes palestinos

Habrán comprobado que, en este post, no he utilizado fotos sino sólo viñetas –y algún mapa. Me explico: los media nos apabullan con innumerables fotos y videos haciéndonos creer que son la cumbre de la transparencia, la inmediatez, la transparencia y, en definitiva, la verdad de lo que ocurre en Palestina. Pocos espectadores son conscientes de que, detrás de esas imágenes, no hay ninguna inmediatez ni menos aún transparencia sino que han pasado docenas de filtros –empezando por los camarógrafos y siguiendo con los editores, los jefes de redacción y, sobre todo, con los dueños de los media. Por ello, he colegido que es mejor acudir a un arte que, evidentemente, es una fuente secundaria pero que está firmada.

Latuff, 2009. Doce años después, el artista podría re-publicarlo tal cual. Inmejorable retrato de cómo Occidente reedita hasta la sucia saciedad aquello de “la viga en el ojo propio y la paja en el ojo ajeno.”

Desde que los sionistas invadieron Palestina, los dibujantes palestinos están en el punto de mira de los no-tan-secretos sicarios de los herederos del Irgun -a saber, los Mossad, Sherut Bitachon Klali, SHABAK o Shin Beth. Ejemplo: en 1987, mientras paseaba por el distinguido barrio londinense de Knightsbridge, Nayi al Alí fue asesinado de un tiro en la nuca. Los asesinos fueron “identificados por testigos de los hechos como un joven de Oriente Próximo de unos 25 años, y de un segundo hombre en la cincuentena que desapareció de la escena del crimen a bordo de un Mercedes gris plateado seguramente europeo pues tenía el volante a la izquierda.” (cf. J.C. Sanz, Jerusalén, 2017) Entre los jóvenes con aspecto de Oriente Próximo ¿cómo distinguir a un israelí de un palestino o de un árabe? (ver supra la fallida guerra genética de los sionistas contra los palestinos) Las viñetas de este mártir se convirtieron en emblema de la causa palestina poco antes de que estallara la Primera Intifada. No necesito saber más.

Handala, el más conocido de los personajes creados por Nayi al Alí

Un último caso: Mohammad Sabaaneh es hoy uno de los dibujantes palestinos más conocidos en Oriente y en Occidente. Huelga añadir que ha sido encarcelado y que puede correr la misma suerte que Nayi al Alí. Por ello, es necesario, oportuno y hasta urgente que conozcamos mínimamente su nombre y su obra.
Y mientras, los EEUU queriendo irse de rositas –aunque, como era de prever, Biden acaba de solidarizarse con los genocidas –y el Papa con todos, con las víctimas y con los victimarios

El artista en la prisión sionista
De su libro Life & Prison in Palestine
Y mientras, los EEUU queriendo irse de rositas –aunque, como era de prever, Biden acaba de solidarizarse con los genocidas –y el Papa con todos, con las víctimas y con los victimarios

– Palestina – LoQueSomos

Otras notas del autor

Síguenos en redes sociales… Facebook: LoQueSomos Twitter@LQSomos Telegram: LoQueSomosWeb Instagram: LoQueSomos




Fuente: Loquesomos.org