April 14, 2022
De parte de Materiales
158 puntos de vista

Traducci贸n semi-autom谩tica

En Ucrania, la guerra iniciada por la invasi贸n del pa铆s por parte del ej茅rcito ruso sigue en su apogeo. Algunos quieren presentarnos esta guerra como la gloriosa resistencia de todo el pueblo ucraniano contra el fascismo ruso, otros como la respuesta leg铆tima de Rusia al imperialismo de la OTAN.

La verdad es que en la guerra siempre es la misma gente la que muere; aquellos que son demasiado pobres para huir, que no tienen el dinero ni las conexiones para escapar del alistamiento forzoso, obligados hoy a ir a las trincheras para defender los intereses de los explotadores de ayer, que volver谩n a utilizarlos ma帽ana. En fin los proletarios, los que como nosotros, ustedes, ustedes, no tienen otra opci贸n para vivir que ir todos los d铆as a vender su tiempo y su cuerpo para enriquecer a los patrones de todos los pa铆ses. La guerra ruge m谩s all谩 de las fronteras, los que no mueran por las bombas sufrir谩n el hambre causada por las sanciones y las repercusiones econ贸micas, incluso a miles de kil贸metros de la l铆nea del frente.

Si bien parte del aparato estatal ruso parece decidido a continuar la guerra a pesar de las p茅rdidas humanas, los capitalistas gobernantes en Ucrania han declarado la ley marcial. Los que se ayudan a s铆 mismos en las tiendas, para comer o para mejorar lo ordinario son severamente castigados, humillados, a veces ejecutados. Los que todav铆a trabajan bajo los caparazones ven sus salarios reducidos a la nada en nombre del esfuerzo patri贸tico. Los capitalistas rusos env铆an soldados rusos, bielorrusos, osetios o chechenos a morir y matar por sus ganancias. Algunos de los soldados son reclutas, alistados por la fuerza y 鈥嬧媏nviados a luchar.

Ante esta situaci贸n, en Rusia se han realizado numerosas y peri贸dicas manifestaciones. Los trabajadores ferroviarios bielorrusos sabotearon las l铆neas ferroviarias para evitar el suministro log铆stico al frente. Los trabajadores del aeropuerto de Pisa, Italia, se negaron a cargar armas con destino a Ucrania. A pesar de la feroz represi贸n, los proletarios se levantan contra esta guerra que no es la suya.

Los pa铆ses occidentales y los de la OTAN, que despu茅s de haber saqueado, invadido, bombardeado casi todo el globo en nombre del progreso y luego de la democracia, pueden volver a hacerse pasar por el campo de la paz y la raz贸n.

El Estado ruso, a la zaga de la econom铆a capitalista, se embarca en una guerra de expansi贸n: 隆una situaci贸n dram谩tica para los que mueren bajo las bombas, pero una oportunidad para los capitalistas! Ahora es necesaria una reorganizaci贸n del mercado mundial de la energ铆a en el contexto de una econom铆a verde. Un plan forzado pero bienvenido para los capitalistas europeos y norteamericanos, ya que las inversiones y las ganancias potenciales son colosales.

Esta reorganizaci贸n ir谩 mucho m谩s all谩 del tema energ茅tico, los bloques se reconfiguran, el llamado a la nacionalidad oa la soberan铆a es s贸lo un se帽uelo para la necesaria competencia renovada entre los Estados amenazados de recesi贸n pero sobre todo entre los trabajadores.

El barniz ideol贸gico nacionalista busca galvanizar a las multitudes para que el trabajo sea a煤n m谩s y menos costoso para apoyar el esfuerzo b茅lico y hacer que los trabajadores olviden que sus intereses son los mismos que los de la trinchera opuesta.

Los inmigrantes ucranianos supuestamente se distribuyen c谩lidamente por pa铆s y seg煤n su calificaci贸n. En realidad, se trata de una carpa de la Cruz Roja que ser谩 su 谩rea de espera antes de su redistribuci贸n a una nueva finca.

鈥淓stamos en guerra鈥, es con esta frase que Macron abri贸 la secuencia Covid antes de erigir la resiliencia como consigna de la naci贸n. En l铆nea con el discurso militarista producido por Estados de todo el mundo desde el inicio de la pandemia, para hacernos aceptar un nuevo ajuste de cintur贸n. 隆Aqu铆, como en todas partes, los precios suben, suben, EXPLOTAN! Esta subida de precios, ya en marcha mucho antes del inicio del conflicto, encuentra una justificaci贸n de sobra en los enfrentamientos que tienen lugar en Ucrania. A los que nos mandan, 隆bajar la calefacci贸n, reducir el consumo de tal o cual cosa, seguir afan谩ndonos pagando dos euros el litro de gasolina!

No olvidemos que la guerra de Estados es la paz capitalista por otros medios. No estamos pidiendo la paz, que s贸lo es querida por los dem贸cratas porque permite la acumulaci贸n. 隆Contra el horror de esta sociedad donde todo se basa en el lucro, queremos la guerra de clases!

Contra el sonido mort铆fero de las bombas, y la algarab铆a medi谩tica que nos quiere llevar a las urnas, afilemos los cuchillos, salgamos a la calle, al paro, a los bloqueos: 隆a la ofensiva contra la explotaci贸n!

ASAP R脡VOLUTION

https://asaprevolution.net/




Fuente: Materialesxlaemancipacion.espivblogs.net