October 9, 2021
De parte de AntiCapitalistas
132 puntos de vista


Comunicado del 脕rea de Ecosocialismo de Anticapitalistas

Estos d铆as se prepara una manifestaci贸n contra los desarrollos renovables de las empresas privadas que, sin planificaci贸n y bajo la l贸gica extractiva del capital, est谩n instal谩ndose en todo el territorio. Estas instalaciones no pueden tolerarse sin m谩s, porque suponen un ataque a la biodiversidad y al territorio, devastan paisajes e impiden el desarrollo de la agricultura y de cualquier otra actividad en las zonas rurales. En este sentido, es imprescindible apoyar movilizaciones como la que desarrolla la plataforma Aliente, que convoca esta manifestaci贸n, a la que Anticapitalistas se suma, el pr贸ximo d铆a 16 en Madrid.

Sin embargo, parar las renovables no puede ser el objetivo. Aliente lo deja claro desde el propio lema de la convocatoria 鈥 Renovables s铆, pero as铆 no 鈥 pero es necesario entrar en algunos puntos. En primer lugar, desde Anticapitalistas tenemos claro que el tr谩nsito de una sociedad f贸sil a una renovable tiene que ver con una disminuci贸n radical del consumo final de energ铆a. Esto es la primera premisa de cualquier planteamiento pol铆tico que sea sincero y asuma los l铆mites biof铆sicos del planeta, y que son el marco 煤ltimo de la sociedad y su sistema de econom铆a. Esto quiere decir que tenemos que afrontar un cambio civilizatorio de amplio calado, puesto que esto implica revertir la din谩mica socioecon贸mica de buena parte de la historia humana y particularmente de los 煤ltimos dos siglos.

En segundo lugar, si queremos que esto se realice con un prisma social, y no bajo la actual din谩mica de explotaci贸n del trabajo y la naturaleza, es imprescindible dotarse colectivamente de las herramientas de planificaci贸n necesarias. La transici贸n renovable la est谩 realizando el capital, lo que implica que se reproduce el liderazgo de los sectores dominantes de la sociedad. Esto se percibe con especial claridad en el sistema de producci贸n de electricidad, pero es com煤n a todos los agentes de la energ铆a. En esta l铆nea, hay que oponerse a la proliferaci贸n de mega proyectos de renovables, sin criterio y sin respeto a los territorios. Del mismo modo, hay que tener en cuenta que ser谩n necesarias grandes instalaciones, y para evaluar y decidir ser谩n necesarios esos procesos y herramientas colectivas.

En tercer lugar, estos procesos no pueden impedir ni posponer los cierres de las centrales t茅rmicas y nucleares, que son elementos productivos absolutamente insostenibles en un mundo en emergencia clim谩tica. Durante estos a帽os de transici贸n se recuperan los argumentos que acusan a las renovables de estar en la causa de la subida de la luz; esto es falso a corto plazo, puesto que ahora mismo son otros factores y fundamentalmente los precios de la energ铆a f贸sil 鈥 gas y petr贸leo 鈥 los que provoca la subida de precios. A medio plazo, lo que producir铆a una escalada de precios es el mantenimiento del actual sistema de energ铆a como bien de mercado, puesto que es evidente que la energ铆a ser谩 decreciente y el consumo tiene que reducirse. Lo que defendemos desde Anticapitalistas es que la energ铆a sea un bien de uso, sometido a la distribuci贸n colectiva y con garant铆a de suministro para todas. Para ello tendremos que bloquear el sistema privado y exigir que pase a propiedad p煤blica, y que a partir de ah铆 decidamos entre todas qu茅 proyectos son necesarios. Generaci贸n distribuida mediante autoconsumo, consumo comunitario y cierto n煤mero de grandes proyectos ser谩n necesarios, pero tienen que ser puestos en marcha bajo el criterio de la mayor铆a y no de unos pocos sectores privilegiados.

Todo esto exige un liderazgo colectivo que est谩 en las ant铆podas de lo que realiza el gobierno. Es evidente que las empresas act煤an como par谩sitos del conjunto de la sociedad, pero tambi茅n lo es que s贸lo se pueden realizar a partir de un sistema de producci贸n, distribuci贸n y formaci贸n de precios que tiene la bendici贸n del estado. El gobierno hace de mediador del expolio y las el茅ctricas recogen el beneficio y reaccionan como matones cuando consideran que sus beneficios no han sido suficientemente defendidos. Es imprescindible una movilizaci贸n que sea capaz de poner esto en cuesti贸n, invertir la relaci贸n de poder y obligar al gobierno a tomar la direcci贸n de la pol铆tica energ茅tica. Un primer paso para esto es el referendum que exigimos para decidir entre todas sobre la propiedad y la direcci贸n de la pol铆tica de vivienda y de energ铆a, porque son los bienes b谩sicos de todas y tenemos que debatir en com煤n qu茅 queremos hacer con ellas.





Fuente: Anticapitalistas.org