February 27, 2022
De parte de Publicacion Refractario
2,358 puntos de vista

Contribuci贸n de Alfredo Cospito para la iniciativa en solidaridad con lxs prisionerxs chilenxs realizada en el Bencivenga Ocupado el 26 de noviembre de 2021

Cuando los compa帽eros y las compa帽eras me han pedido de escribir algo sobre la solidaridad revolucionaria y sobre Chile, y sobre aquello que los generosos prisioneros y prisioneras chilenxs est谩n haciendo, a煤n con mi poca informaci贸n, me he movilizado lleno de entusiasmo. No me sucede todos los d铆as de poder dar mi aporte a un debate desde aqu铆 adentro. Estaba escribiendo cuando un registro debido a otra orden de arresto por apolog铆a de terrorismo me ha privado de todo lo que hab铆a escrito. No me doy por vencido y con retraso vuelvo a intentarlo con la esperanza de que estas palabras m铆as puedan agujerear la censura y lleguen a tiempo para la iniciativa, de lo contrario encontrar谩n otro espacio, antes o despu茅s conseguir谩n de todas formas ver el sol. En mi viejo escrito mis reflexiones respecto a la situaci贸n chilena y a la pr谩ctica an谩rquica en el mundo rotaban entorno a pocos pensamientos, que aqu铆 buscare de resumir, para luego darle un sentido completo, m谩s concreto e inherente a nuestro discurso: para hacer n铆tidos los contornos de las cosas, hay que trabajar por sustracci贸n, no por adici贸n, para entendernos la simplificaci贸n no tiene solo un valor reaccionario.

Quitando lo superfluo se llega a la sustancia, a la lucha armada contra los estados. Para m铆, la base de esta lucha no puede que ser la lucha de clases y la lucha antitecnol贸gica. Partiendo del 芦peque帽o禄 (acciones sobre el territorio) se llega al 芦grande禄 (colapso del sistema). Por cuanto simple sea esta visi贸n, es la 煤nica posible para m铆 en este momento. A veces enga帽osas y carentes de concreci贸n me parecen ciertas palabras acopladas: anarquismo nihilista, anarco-sindicalismo, individualismo anarquista, insurreccionalismo anarquista, comunismo an谩rquico鈥 驴puede existir un anarquismo que no sea individual? 驴D贸nde, si no en la existencia del singular individuo, puede surgir una voluntad de insubordinaci贸n? Y si el anarquismo no es de alguna manera ofensivo, 驴qu茅 tipo de anarquismo es?

El anarquismo es o no es. Si no contempla atacar el estado deja de ser 茅l mismo. El anarquismo para ser, debe producir algo, un hecho, una apariencia de acci贸n destructiva, un proyecto. Cada vez estoy m谩s convencido de que en esta 茅poca no hay necesidad de construir y que la 芦salvaci贸n禄 reside en la pura y simple destrucci贸n, en el quitar no en el a帽adir. Y cuando hablo de 芦salvaci贸n禄 hablo de la supervivencia de nuestra especie y de la vida misma en el planeta禄.

Estos extra帽os pensamientos m铆os son el fruto celebrotico de vuestra petici贸n de que yo opine sobre el aporte que los compa帽eros y las compa帽eras chilenas han dado desde dentro de las c谩rceles. Pero tambi茅n son el producto de una m铆a reflexi贸n sobre el des谩nimo que he percibido en algunas cartas de generosos compa帽eros y compa帽eras llenos y llenas de pesimismo y sentido de derrota. Algunos se han quejado de que todos los esfuerzos encaminados a la solidaridad en la confrontaci贸n de los rebeldes insurgentes en las prisiones italianas hayan sido luego recuperados por los representantes para-institucionales. Que en lo concreto, los familiares de los detenidos han preferido dirigirse al 芦partido radical禄 antes que participar en concentraciones de compa帽eros y compa帽eras. Este 芦des谩nimo禄 suyo nos debe hacer reflexionar. Aqu铆 es donde vuelvo al discurso que acabo de hacer, sobre la 芦simplificaci贸n禄, sobre el hecho que para hacer n铆tidos los contornos de las cosas, se necesita trabajar por sustracci贸n y no por adici贸n.

驴Pero qu茅 tenemos nosotros los anarquistas de 芦ofrecer禄 a los explotados? A falta de un cambio real, de una 芦revoluci贸n禄, s贸lo una cosa; violencia contra los patrones y venganza contra los torturadores. Es m谩s que normal que ante la ausencia de violencia y venganza los parientes de los detenidos para obtener al menos alg煤n 芦beneficio禄 o 芦mejora禄 para sus seres queridos recurran a quien tendr铆a (al menos en potencia) el 芦poder禄 de cumplir sus solicitudes, asociaciones humanitarias, curas y partidos. Es claramente la falta de violencia revolucionaria y venganza lo que hace est茅riles y sin perspectiva nuestros esfuerzos. Estoy convencido de que en momentos como este de rebeliones incoherentes y a veces confusas, se deber铆a ser claros y decididos. No limitarse al nivel general de conflictualidad, que es muy bajo, sino pasar al ataque. Tenemos como anarquistas un notable caudal de experiencia acumulada en a帽os y a帽os de acciones. Golpear y golpear y siempre golpear en peque帽os grupos, individualmente, solo as铆 podremos obtener resultados y esperar debilitar al 芦enemigo禄. 隆S铆! Creo que ha llegado el momento de volver (por cuanto pueda parecer redundante y empalagoso) a un lenguaje de guerra, porque es comprensible a todos, porque marca de todas formas una clara actitud al ataque. Y aqu铆 me reconecto al discurso que estamos enfrentando, la solidaridad revolucionaria y la situaci贸n en Chile, una caracter铆stica no sin importancia de aquel pa铆s es que la ola de acciones que han caracterizado la llamada 芦Internacional Negra禄 nunca se ha detenido. Fermento y acciones que en Chile han influenciado tambi茅n las luchas sociales. La misma cosa, me parece, se est谩 verificando en Grecia, donde las acciones est谩n repuntando cada vez m谩s clara y bruscamente. Los compa帽eros y las compa帽eras prisioneras de estos dos pa铆ses han logrado a trav茅s de su coherencia a relacionarse fuera con un movimiento combativo. Y lo han hecho de forma l煤cida, rechazando fanatismos y rigideces ideol贸gicas. Algo que el que suscribe seguramente no ha podido hacer. Un ejemplo entre muchos de esta saludable costumbre es la hermosa respuesta de Francisco y M贸nica a la rigidez semi-demencial que viene del externo. Me refiero a la esquem谩tica e ins铆pida distinci贸n entre prisioneros 芦puros禄, 芦nihilistas禄 dignos de solidaridad y los otros provenientes de otras experiencias revolucionarias de ignorar bellamente. Para mi desgracia entre los 芦puros禄 he sido enfilado tambi茅n yo, cosa que me ha causado un cierto disgusto. Por lo que vale mi opini贸n sobre el argumento, estoy completamente en sinton铆a con los dos compa帽eros, no habr铆an podido expresar mejor aquello que yo tambi茅n pienso. Los compa帽eros y las compa帽eras chilenas han logrado algo que nosotros exiguos anarquistas prisioneros del estado italiano, no hemos podido hacer. Estimular la lucha fuera y coordinarla con otros reclusos a trav茅s de palabras de fuego y sobre todo hechos. En estos 煤ltimos diez a帽os de encarcelamiento yo y mis compa帽eros y compa帽eras m谩s cercanas con todas nuestras limitaciones y contradicciones hemos 芦actuado禄, huelgas de hambre tambi茅n muy duras, varios da帽os en solidaridad con los prisioneros y prisioneras de otros pa铆ses. Hemos escrito, hecho libros, contribuciones a los peri贸dicos. Por no hablar despu茅s de las declaraciones y reivindicaciones de acciones en los tribunales, declaraciones m谩s o menos acertadas y coherentes pero todas con la voluntad de comunicar fuerza y 鈥嬧媍oherencia fuera. Aquello que quiero decir con mi diatriba es que igual la 芦crisis禄 que el movimiento aqu铆 donde nosotros est谩 atravesando es debida a la falta de intensidad y difusi贸n de las acciones. Una visi贸n 芦simplista禄 la m铆a, tal vez las cosas fuera van muy bien y mi mirada sobre el mundo est谩 distorsionada por la realidad que me toca vivir, pero los s铆ntomas de una especie de crisis, de estancamiento, est谩n todos ah铆. Buenos Compa帽eros y compa帽eras que chocan por cuestiones de lana caprina [1], un aire general plomizo de resignaci贸n y confusi贸n, una exasperada y 芦sofisticada禄 teor铆a que se enrolla sobre s铆 misma, volvi茅ndose cada vez m谩s incomprensible y estramb贸tica. Tristes 芦juicios p煤blicos禄 contra la falta de 芦coherencia禄 de algunos compa帽eros seguidos de a煤n m谩s tristes mea-culpa. Y luego la nada o casi, pero no hay que desesperarse porque en aquellos 芦casi禄 esta la esperanza, esta la felicidad y la alegr铆a de luchar.

Nada est谩 acabado, todo contin煤a, estoy convencido de que asistiremos a grandes conmociones y ser铆a una pena quedarnos atr谩s. Hacer como en Chile y Grecia, continuar en el camino de la Internacional Negra de la solidaridad revolucionaria que traspasa fronteras y crea mundos. Con todas las imitaciones de nuestra historia, ciertas perspectivas han formado parte de nuestra vida, y son hijas de experiencias a煤n m谩s lejanas. Los compa帽eros y compa帽eras chilenos han conseguido relacionarse con el movimiento sin ser pedantes y dogm谩ticos y sin nunca ceder en conflictualidad y coherencia. Consiguiendo tambi茅n ser abiertos y propositivos con los movimientos fuera y con las varias asambleas de solidaridad. Sin duda mi camino ha sido menos propositivo y salpicado de 芦palabras禄 pedantes. Basta pensar en mis fuertes cr铆ticas contra las concentraciones y mi (soy consciente) inquietante exaltaci贸n de la pr谩ctica del 芦terrorismo禄. Siempre he dicho la m铆a tratando de 芦empujar禄 pero en esta m铆a 芦obsesi贸n禄 de relanzar de continuo reside la fuerza para seguir adelante, para seguir luchando. Siempre me siento insatisfecho, siempre me parece que no he hecho lo suficiente, y muchas veces en estos 11 a帽os me he preguntado 驴qu茅 rol puedo tener en la lucha yo prisionero anarquista de 芦larga condena禄? 驴Solo resistir? Fuera las cosas cambian, mis propios compa帽eros cambian y yo contin煤o a encontrarme en el vientre del leviat谩n en una especie de limbo. La prudencia nunca ha sido mi fuerte. Y cada uno de mis escritos, por muy mal escrito que este, lleva de hecho el riesgo de empeorar mi situaci贸n penal (digamos as铆). Ciertamente no es sin pensar que cada vez que me dispongo a escribir, es m谩s que nada una necesidad vital para m铆 comunicarme con el exterior, el no hacerlo equivaldr铆a a apagarme a la espera de una liberaci贸n que podr铆a tambi茅n no suceder nunca. Fuera de duda de que 11 a帽os fuera de los 芦juegos禄 hacen problem谩tica mi visi贸n de la realidad. Hace unos pocos d铆as la censura me ha enviado una carta en la que dos compa帽eros (en respuesta a una m铆a cr铆tica, sin duda 芦fuerte禄 sobre la recuperaci贸n de la 芦nueva anarqu铆a禄 por parte del 芦viejo禄 insurrecci贸nalismo an谩rquico) me hac铆an notar (entre otras cosas) mi hablar de cosas que no conozco, porque ahora me son lejanas. Tendr茅 modo de responder tambi茅n de manera 芦dura禄 a estos compa帽eros sobre esta m铆a 芦pretensi贸n禄. Pero quiero aprovechar de la ocasi贸n que me han dado para decir que el problema que estos compa帽eros han levantado es m谩s que nunca legitimo y tiene una cierta concreteza.

Todos y todas los compa帽eros y compa帽eras dentro por muchos a帽os antes o despu茅s se lo ponen. Nosotros los anarquistas inevitablemente nos ponemos de forma individual en las relaciones con el mundo, en mi caso no tengo una organizaci贸n a la cual delegar y encomendar la continuaci贸n de mi lucha fuera. Ni mucho menos una llave de lectura un铆voca e inoxidable de la realidad fuera de aqu铆. Dicho esto, no cabe duda de que el m铆o es un ir adelante a tientas y que mi 煤nica br煤jula es una cierta intuici贸n dictada por la experiencia. Esto, por supuesto, no me impide cometer errores, incluso si siempre trato de sopesar las palabras que uso, que a veces (soy consciente de ello) pueden resultar desagradables. Pero despu茅s de todo, nadie tiene la verdad en el bolsillo, 驴o me confundo?

Para concluir, creo que la ense帽anza de los compa帽eros y de las compa帽eras prisioneros chilenos reside todo en esta frase de M贸nica: 芦la prisi贸n es solo otra forma de entender la lucha, el conflicto antiautoritario no ha terminado para mi, solo ha cambiado de forma禄.

Siempre por la anarqu铆a

Alfredo Cospito
Prisionero anarquista del estado italiano

Nota:
[1] cosas sin o con relativa importancia.

Categor铆as: Comunicado de prisioneros
Etiquetas:




Fuente: Publicacionrefractario.wordpress.com