December 1, 2022
De parte de El Topo
279 puntos de vista

Los seres humanos, 驴somos violentos por naturaleza y por lo tanto necesitamos de gobiernos que nos protejan a unos de otros? 驴O somos seres cooperativos que disfrutan de cuidar de todo ser vivo?

Imag铆nate que vas por la calle y alguien grita: 驴te paras o sigues caminando como si nada? O si una persona mayor se cae, 驴la ayudas o pasas de largo? El relato de que somos aut茅nticas bestias las unas para las otras, es una de la posibles narrativas sobre las que podemos apoyar nuestra forma de ver el mundo. Aunque no es la 煤nica.

Ha habido todo tipo de discursos en torno a un punto de vista y el otro. Aunque, principalmente, han predominado o perdurado los discursos que defienden la primera opci贸n. De hecho, toda nuestra sociedad se apoya en esa visi贸n del ser humano, que defiende que necesitamos de estructuras que nos protejan a unes de otres. Vemos este argumento reflejado en los medios de comunicaci贸n masivos, en el sistema educativo y muchas otras instituciones que influyen en nuestra socializaci贸n. Y, de esta forma, se crea un c铆rculo que se retroalimenta y que hace perdurar esta narrativa del mundo.

Os recomiendo leer el libro Dignos de ser humanos, escrito por Rutger Bregman, donde propone repensar la historia a partir de la evidencia de que el ser humano tiende m谩s a cooperar que a competir, a confiar que a desconfiar.

El lenguaje, las palabras, nos ayudan a crear el relato sobre el que fundamentamos nuestras acciones como individuos y como sociedad. Este relato influye sobre la manera en que vivimos o nos relacionamos y en c贸mo construimos un mundo que puede ser inclusivo, respetuoso, colaborativo y, sobre todo, un lugar seguro. O, por el contrario, un lugar peligroso, excluyente, competitivo y, sobre todo, un lugar donde no sepamos por d贸nde nos va a caer la violencia, sea activa o pasiva (especialmente para determinados colectivos).

A lo largo de nuestra historia ha habido muchas experiencias que han dado valor a nuestra capacidad de convivir y resolver conflictos de forma creativa y colaborativa. Tambi茅n existen muchas estrategias y herramientas para ayudarnos a crear contextos de confianza. Y yo, hoy, os quiero hablar de una de ellas: la comunicaci贸n no-violenta (CNV).

No es necesario ir muy lejos, solo pararnos a recordar un d铆a cualquiera de nuestra vida: aquella mirada que se cruz贸 con la panadera; el placer de ayudar a subir a alguien al autob煤s; cuidar de la hija de una amiga cuando lo necesita鈥 muchas veces, a lo largo de nuestro d铆a a d铆a, estamos en un flujo de dar y recibir, que nos genera placer. Si hici茅ramos balance de situaciones, es posible que sea positivo, con una mayor铆a de situaciones en las que disfrutamos de la conexi贸n con otras personas. La CNV se apoya en esta visi贸n: el placer que sentimos cuando podemos cooperar y conectar con otras personas.

En esencia estamos m谩s cerca de la no violencia. Aunque tambi茅n haya momentos en los que nos ponemos a hablar y las cosas no van nada fluidas. Decimos algo y la respuesta que recibimos es diferente a la que esperamos o deseamos.

Hemos interiorizado una forma de comunicarnos que reproduce el discurso dominante: con juicios, amenazas de castigo, comparaciones, exigencias hacia una misma o hacia las dem谩s, culpabilizando y eludiendo la responsabilidad de nuestras acciones鈥 Es una forma de comunicarnos que limita nuestra libertad y la posibilidad de mostrarnos, ya que nos encasilla o nos coloca por encima o por debajo del resto de personas. Y ninguna de estas opciones nos deja el espacio para poder hablar de nuestra experiencia interna, personal y subjetiva.

Quiz谩s te suene alguna de estas f贸rmulas: 芦Tengo que [鈥禄, 芦Yo no tengo la culpa de [鈥禄, 芦Si no haces [鈥 tendr茅 que [鈥禄, 芦Eres una鈥β, 芦Soy demasiado [鈥禄, 芦[鈥 lo hace mejor que yo禄, etc茅tera. Desde el enfoque de la CNV, aparte de si hablar as铆 est谩 bien o est谩 mal, se trata de si este tipo de lenguaje nos permite vernos y expresarnos desde nuestra experiencia interna. Hablar sobre lo que estamos viviendo, dando la posibilidad a que se cree una comunicaci贸n que potencie la conexi贸n y la comprensi贸n mutua.

Pueden surgir dudas sobre la posibilidad de mostrar nuestra experiencia interna en entornos que transcienden el espacio 铆ntimo, de confianza. Porque esta es otra de las creencias que hemos interiorizado en nuestra cultura: mostrarnos emocionales, hablar de nuestra experiencia interior, expresarnos a partir de nuestra humanidad, etc., son signos de debilidad, inestabilidad, de ser 芦demasiado emocionales禄. A veces tengo el pensamiento de que he interiorizado la creencia de que ser humana es poco fiable.

La CNV plantea hacer un cambio de paradigma, un cambio en la forma de mirarnos entre los seres vivos y un cambio de consciencia sobre nuestra comunicaci贸n. El paso desde una comunicaci贸n desconectada de la vida a una comunicaci贸n que pone el foco en lo que hay vivo en cada una de nosotras.

Para ello, Marshall Rosenberg, creador de la CNV, desarroll贸 una herramienta que puede ayudarnos a traer consciencia a nuestra forma de comunicaci贸n y a hacer los pasos para construir un lenguaje que ponga el foco en las personas. Poder abrir conversaciones significativas para todas las partes, donde todas estemos presentes, reconocidas.

Y t煤 驴qu茅 piensas?: 驴Es lo mismo decir a alguien 芦驴otra vez has perdido las llaves?, 隆eres un desastre!禄, a decir 芦has perdido las llaves de casa dos veces esta semana y me resulta dif铆cil cubrir este gasto extra, necesito cuidar de nuestra econom铆a mientras no encuentro un nuevo trabajo禄? 驴Cu谩l de estas dos formas de expresarse crees que puede dar pie a una conversaci贸n donde las dos personas se tengan en cuenta y puedan expresar lo que les est谩 ocurriendo? Y, a partir de ah铆, buscar una estrategia que pueda tener en cuenta a las dos.

Como dijo Humberto Mataran, 芦cambiemos nuestras conversaciones y cambiar谩 nuestra vida禄. Y yo a帽ado: conversar puede llegar a ser revolucionario, puede cambiar el mundo.




Fuente: Eltopo.org