November 11, 2020
De parte de Kurdistan America Latina
220 puntos de vista


Actualmente, el norte y el este de Siria (NES) se enfrenta a enormes dificultades econ贸micas: inflaci贸n desenfrenada, un embargo parcial, la guerra y el drenaje de recursos por las fuerzas turcas de ocupaci贸n en Serekaniye, Tel Abyad y Afrin. En este contexto de crisis, el NES est谩 desarrollando un modelo econ贸mico que apunta a la autosuficiencia y la sostenibilidad. El programa econ贸mico de la Administraci贸n Aut贸noma del Norte y Este de Siria (AANES) se presenta como una alternativa a las econom铆as capitalistas. Su objetivo es establecer una econom铆a social democr谩tica, basada en las cooperativas, que mueva la sociedad hacia una econom铆a m谩s comunitaria.

Lo que define a una cooperativa, en comparaci贸n con un negocio de propiedad privada, es que es propiedad de quienes trabajan en ella. Las cooperativas buscan ganancias, pero las distribuyen entre los miembros (que son, idealmente, los propietarios), o las utilizan para invertir en actividades futuras. En el caso del NES, las cooperativas tambi茅n cubren directamente las necesidades de la poblaci贸n local, sin comercializar sus productos, y apoyan a las organizaciones civiles.

Las mujeres son las l铆deres de la construcci贸n de una econom铆a centrada en la sociedad, y construyen las cooperativas. Las cooperativas son, junto con las comunas, vistas como el segundo pilar de la Administraci贸n Democr谩tica. (Karker, copresidenta de la Oficina de Cooperativas de Heseke).

Cuando las regiones de lo que ahora es el NES obtuvieron la autonom铆a del gobierno de Bashar Al Assad en 2012, heredaron una econom铆a construida sobre los monocultivos agr铆colas. Los campos de trigo dominaban la regi贸n oriental de Jazira y los olivos la regi贸n occidental de Afrin. El gobierno de Assad puso poco esfuerzo en el desarrollo de cualquier industria en el NES, ni siquiera molinos para moler el trigo, ya que el 煤nico papel econ贸mico que se le dio al NES fue proporcionar materias primas al resto del pa铆s. La mayor parte de la tierra cultivada era propiedad del gobierno sirio, y luego se hizo cargo de las estructuras el gobierno aut贸nomo, ahora conocido como AANES. De acuerdo con los principios democr谩ticos de la AANES, partes de esta tierra cultivable fueron entregadas a las comunas locales que se encargaron de establecer cooperativas para cultivar la tierra, diversificar cultivos y producir, y priorizar nuevas formas de producci贸n para cubrir las necesidades de la poblaci贸n local. Este legado econ贸mico permiti贸 el desarrollo de las cooperativas agr铆colas, que hoy constituyen el grueso de las cooperativas del NES. Pero las cooperativas tambi茅n se han desarrollado en otras esferas econ贸micas: principalmente panader铆as, pero tambi茅n textiles, producci贸n l谩ctea, peque帽a manufactura, e incluso una mina de sal.

De acuerdo con el protagonismo de la lucha por la liberaci贸n de la mujer en el proyecto pol铆tico de la AANES, las cooperativas de mujeres son impulsadas por los bur贸s cooperativos que existen en todas las regiones. Tambi茅n son promovidas por Aboriya Jin, la rama econ贸mica del Kongra Star, la organizaci贸n paraguas del movimiento de mujeres en el NES. Estas cooperativas se fundan para crear oportunidades de empleo para las mujeres y para apoyar su independencia econ贸mica, en el marco de la econom铆a colectiva.

El panorama diverso de las cooperativas en NES

Las cooperativas en el NES var铆an en t茅rminos de tama帽o y campo de actividad, pero tambi茅n por tipo. Algunas son cooperativas de trabajo que producen un bien o prestan un servicio, y obtienen una ganancia que se distribuye entre los miembros. Otras son las cooperativas de servicios, que son un tipo especial de cooperativa de consumo: el capital financiero es recolectado por los miembros para establecer un servicio a la comunidad, que se brinda directamente sin ser comercializado. Esto se hace m谩s com煤nmente para comprar un generador de electricidad a diesel para un vecindario o aldea, que puede proporcionar electricidad cuando no hay electricidad general.

Debido al sistema pol铆tico descentralizado de la AANES, realizar una evaluaci贸n integral de las cooperativas existentes en el NES es un desaf铆o. Ning煤n organismo central recopila informaci贸n sobre todos los tipos de cooperativas en la regi贸n. Las cooperativas se desarrollan al nivel m谩s local, las comunas, con el apoyo de diferentes organismos: el Bur贸 de Cooperativas de cada cant贸n o regi贸n, los comit茅s de econom铆a de los Consejos de Mujeres locales y Aboriya Jin. Adem谩s, las incursiones militares y los ataques del Estado turco contin煤an invadiendo un sistema que a煤n est谩 dando sus primeros pasos. El territorio entre Serekaniye y Tal Abyad era una de las tierras cultivables m谩s ricas del NES y tambi茅n albergaba la mayor concentraci贸n de cooperativas agr铆colas de la regi贸n. M谩s de 12.000 hect谩reas estaban en uso por cooperativas agr铆colas, y otras cooperativas se estaban desarrollando relacionadas con sus actividades. La mayor铆a de estas cooperativas han sido destruidas, abandonadas o saqueadas despu茅s de la invasi贸n y ocupaci贸n, en octubre de 2019, por parte de Turqu铆a.

No obstante, al observar el nivel regional y el trabajo de los organismos de econom铆a de las mujeres, podemos obtener una imagen del alcance de la econom铆a cooperativa en el NES. La regi贸n de Jazira, una de las siete regiones oficiales del NES, alberga la mayor cantidad y variedad de cooperativas de la AANES en 2020. Esto se debe a que el sistema de la AANES se ha establecido en Jazira por m谩s tiempo que en otras regiones del NES, y que grandes extensiones de Jazira son tierras cultivables.

Las oficinas de cooperativas en Jazira apoyan a unas 40 cooperativas de trabajadores en los dos cantones de la regi贸n, Qamishlo y Heseke. Una cooperativa generalmente incorpora entre 5 y 10 familias. 23 est谩n ubicadas en el cant贸n de Qamishlo, de las cuales 13 son cooperativas agr铆colas, que cultivan 874 hect谩reas de tierra. Las otras cooperativas se dedican principalmente a la fabricaci贸n y producci贸n de ropa u ofrecen servicios de costura. La situaci贸n var铆a mucho de una regi贸n a otra: la regi贸n del 脡ufrates, por ejemplo, tiene muchas menos cooperativas que Jazira.

En cuanto a las cooperativas de mujeres trabajadoras establecidas por Aboriya Jin, hay m谩s de 50 en todos el NES. 32 de ellas son cooperativas agr铆colas (18 de las cuales est谩n ubicadas solo en la regi贸n de Jazira). Las otras cooperativas son panader铆as, tiendas de ropa, restaurantes o talleres productores de conservas. Aproximadamente, 1500 mujeres trabajan en estas cooperativas, de las cuales alrededor de 1000 integran cooperativas agr铆colas.

Estudio de caso: cooperativa Umceren, campo de Heseke

La cooperativa Umceren incluye 54 miembros de siete pueblos. Los miembros son cristianos, 谩rabes, kurdos y asirios, con participaci贸n igualitaria de hombres y mujeres. La cooperativa trabaja en varios campos. Cultiva trigo y hortalizas en varias hect谩reas de tierra, que en parte pertenecen a la AANES y en parte son propiedad de los miembros de la cooperativa. El producto se vende en el mercado. Aparte de la agricultura, el proyecto m谩s importante de la cooperativa es la construcci贸n de una escuela para los ni帽os del pueblo. El acceso a la educaci贸n es dif铆cil para los aldeanos, ya que la escuela m谩s cercana est谩 a tres o cuatro kil贸metros de distancia. En oto帽o e invierno, cuando la lluvia inunda las calles de barro, conducir esas distancias se vuelve complicado. Con el apoyo de la Oficina de Cooperativas de Heseke, la cooperativa ha mantenido bajos los costos de construcci贸n, utilizando materiales locales y confiando en la mano de obra de sus miembros. Un autob煤s escolar recoger谩 a los ni帽os de ocho aldeas para llevarlos a la escuela, mientras que la escuela tambi茅n deber铆a albergar actividades y programas educativos para adultos. Otro problema que la cooperativa quiere resolver es el deficiente suministro de agua y electricidad. Dos aldeas no tienen ning煤n acceso a la electricidad, por lo que la cooperativa est谩 reuniendo fondos para comprar un generador.

驴C贸mo funcionan las cooperativas en NES?

Para poner en marcha las cooperativas, la Oficina de Cooperativas y Aboriya Jin se ponen en contacto con las comunas locales, identifican las necesidades de la comuna e las introducen en el principio de las cooperativas a trav茅s de sesiones de capacitaci贸n. La Oficina de Cooperativas ha comenzado a desempe帽ar un papel m谩s proactivo en la creaci贸n de cooperativas, despu茅s de reconocer que el modelo cooperativo se utilizaba con frecuencia como una forma de inversi贸n, m谩s que como una forma de desarrollar una econom铆a local y comunitaria. Muchas familias contribu铆an econ贸micamente para iniciar una cooperativa en primer lugar. Pero en lugar de involucrarse m谩s en el trabajo o desarrollo de la cooperativa, simplemente recolectaban las ganancias (que terminaron siendo muy peque帽as para todos los involucrados, ya que el n煤mero de 鈥渋nversionistas鈥 era demasiado alto, lo que significa que en algunas cooperativas solo los miembros recolectaba el equivalente a 1 d贸lar m谩s o menos cada mes).

Para evitar tales usos indebidos del modelo cooperativo, las Oficinas de Cooperativas regionales y Aboriya Jin ahora toman la iniciativa de identificar las necesidades de los residentes locales, y establecer proyectos cooperativos en consecuencia, centr谩ndose en la integraci贸n de los hogares m谩s pobres de una comuna, los heridos en la guerra contra ISIS o Turqu铆a, o los que han perdido a un familiar.

El tipo de apoyo que recibe una cooperativa para iniciar su actividad, var铆a. Por lo general, reciben ayuda para adquirir las herramientas y los productos necesarios para comenzar la actividad elegida. Para una cooperativa agr铆cola, esto podr铆a ser tierra y semillas. Los socios que se incorporan a la cooperativa recaudan dinero para iniciar su actividad y pueden recibir hasta el 25% del costo inicial de la Oficina de Cooperativas. Las cooperativas de mujeres que inician su actividad con la ayuda de Aboriya Jin tienen el 100% de los costos iniciales cubiertos por Aboriya Jin, seg煤n las necesidades del proyecto. Las oficinas de cooperativas y Aboriya Jin tambi茅n ofrecen formaci贸n y facilitan contactos a aquellas cooperativas que buscan socios comerciales. M谩s all谩 de las competencias profesionales y los aspectos econ贸micos de las cooperativas, la educaci贸n tiene como objetivo transmitir los valores pol铆ticos y sociales de la actividad cooperativa.

Los programas de educaci贸n son necesarios para la sociedad, en particular para nuestro trabajo, para las cooperativas. Nuestra sociedad perdi贸 la fuerza de sus v铆nculos sociales, por lo que es necesario cambiar de mentalidad y reactivar la vida comunitaria. En las cooperativas, trabajamos juntos. Es una forma de construir la unidad del pueblo. (Mediya, Comit茅 Directivo de la Oficina de Cooperativas de Qamishlo).

驴C贸mo manejan las cooperativas la competencia del mercado?

En lo que respecta a la competencia en el mercado, partes de las actividades de las cooperativas se encuentran per se fuera del 谩mbito comercial: este es, por supuesto, el caso de las cooperativas de servicios, pero tambi茅n de las cooperativas agr铆colas que podr铆an distribuir (parte de) sus productos directamente a sus miembros. Adem谩s, cuando se crean nuevas cooperativas, su actividad responde generalmente a necesidades locales que la econom铆a de mercado no cubr铆a hasta ahora. Para asegurar que las cooperativas no compitan entre s铆, la Oficina de Cooperativas verifica que cada cooperativa cubra diferentes tipos de necesidades y se complementen en su actividad.

No debe ser que una cooperativa compita con otra. Por ejemplo, el comit茅 cooperativo no apoyar铆a a dos cooperativas de pan en una aldea. Proceden de acuerdo con las necesidades de las comunidades locales. (Leyla Yousef, copresidenta de la Comisi贸n Cooperativa).

En cuanto a la competencia con otras empresas privadas, las cooperativas pueden atraer clientes con precios m谩s bajos, lo que tambi茅n apunta a reducir los precios de mercado en general. La cooperativa agr铆cola creada en el campo de desplazados internos de Tel Samen, por ejemplo, vende sus productos directamente a los habitantes del campo a la mitad del precio de mercado. Varias ciudades han construido o est谩n construyendo peque帽os mercados que se dedican a la econom铆a cooperativa, para que las cooperativas productoras no dependan de intermediarios que se hagan cargo y eleven el precio. Las cooperativas tambi茅n pueden ofrecer precios m谩s bajos, ya que privilegian el uso de material local, en lugar de importar bienes. De manera m谩s general, las cooperativas est谩n destinadas a atraer socios y clientes por igual, ya que representan una forma de econom铆a que fortalece los lazos comunitarios y aumenta la autonom铆a de las personas en su vida diaria.

驴C贸mo se reparten los beneficios las cooperativas?

En primer lugar, hay que mencionar que no todo tipo de cooperativas generan beneficios. Como se mencion贸 anteriormente, las cooperativas de servicios simplemente brindan un servicio, que no se comercializa. Las cooperativas agr铆colas pueden distribuir parte o la totalidad de su producci贸n directamente a sus miembros. Para aquellos que hacen generar ganancias financieras, los beneficios se dividen en cuatro partes:

-Una parte se paga como impuesto al organismo de apoyo (es decir, Aboriya Jin o la Oficina de Cooperativas local), que luego se vuelve a utilizar para desarrollar nuevas cooperativas. Las cooperativas normales pagan un impuesto del 5% cuando obtienen beneficios. Si no obtienen ninguna ganancia, no tienen que pagar el impuesto. Para las cooperativas agr铆colas que utilizan tierras cedidas por la AANES, el impuesto llega hasta el 9%, y para las que utilizan su propia tierra es del 5%. En cuanto a las cooperativas apoyadas por Aboriya Jin, se debe pagar un impuesto del 5% de las ganancias despu茅s de seis meses de actividad para financiar nuevos proyectos.

-Una parte se reinvierte en el desarrollo de la cooperativa en cuesti贸n (las directrices para las cooperativas en el NES recomiendan el 25%, pero la cantidad t铆pica reservada para la reinversi贸n es m谩s bien el 10%).

-Una parte se utiliza para el desarrollo de proyectos locales. Algunas cooperativas est谩n conectadas con otras instituciones, por ejemplo con la Saz卯ya malbat锚n 艧ehidan (Organizaci贸n para las familias de los m谩rtires). La organizaci贸n ofrece apoyo a la cooperativa que, a su vez, entrega una parte de sus ganancias a esta organizaci贸n de la sociedad civil, que trabaja con familias pobres, viudas, discapacitados o afectados por la guerra. Asimismo, quienes est谩n conectados con el movimiento de mujeres Kongra Star a trav茅s de Aboriya Jin aportan una parte de sus ganancias para apoyar el trabajo de las mujeres en el norte y este de Siria. Otros tambi茅n pueden apoyar proyectos individuales de la comunidad local.

-El resto se distribuye entre los miembros.

A excepci贸n de los impuestos, el monto de todas estas partes lo decide cada cooperativa.

Estudio de caso: cooperativa de ropa y cosm茅ticos, Hilleliyah, Qamishlo

El barrio de Hilleliyah, de Qamishlo, alberga varias cooperativas. Uno de ellos es la cooperativa de ropa y cosm茅ticos Shilan. La cooperativa Shilan se cre贸 en 2016, despu茅s de varias reuniones vecinales en las que se discutieron las necesidades del distrito y los posibles proyectos. Un grupo de mujeres finalmente reuni贸 fondos para abrir una nueva tienda. Su objetivo es apoyar a los hogares pobres, vendiendo ropa y cosm茅ticos a un precio inferior al de las tiendas habituales, y facilitando el acceso a estos bienes en un barrio alejado del mercado central. La cooperativa compra ropa a precio mayorista y la revende a un precio m谩s bajo que las tiendas comunes. Como resultado, la cooperativa genera ganancias m铆nimas. La participaci贸n de los socios est谩 motivada principalmente por la idea de cubrir las necesidades del barrio de manera comunitaria. A partir de ahora, la cooperativa tiene 22 miembros y es administrada por tres mujeres. El comit茅 de liderazgo hace el trabajo del d铆a a d铆a sin recibir dinero, ya que quieren promover el proyecto y la econom铆a cooperativa, mientras que los otros miembros ayudan cuando es necesario. Reciben una rentabilidad modesta cada mes, de acuerdo con el monto invertido. Muchos miembros de la cooperativa Shilan tambi茅n participan en la cercana cooperativa Nesrin, que vende productos de limpieza, siguiendo principios similares. Su plan es construir un taller de costura para producir ropa localmente y crear empleo en un sector de f谩cil acceso para las mujeres.

Impacto de la invasi贸n de Turqu铆a de 2019 en la econom铆a cooperativa

Poco antes de la invasi贸n turca de Serekaniye y Tel Abyad, en octubre de 2019, ambas ciudades y sus alrededores eran un hogar f茅rtil para una alta concentraci贸n de cooperativas. En los alrededores de Serekaniye se hab铆an entregado m谩s de 12.000 hect谩reas a cooperativas agr铆colas. Todas las cooperativas coordinaron sus actividades, algunas especializadas en producci贸n, otras en compra y venta. La cooperativa Hevgirtin reuni贸 a 1250 miembros, cultivando cebada en m谩s de 6000 hect谩reas. Las ganancias que los miembros de estas cooperativas agr铆colas hab铆an destinado a lo largo de 2015 y 2016, les permitieron abrir la cooperativa Mesopotamia, una panader铆a semiautomatizada. Estas iniciativas jugaron un papel pionero en la econom铆a cooperativa del NES.

La invasi贸n de Turqu铆a en octubre de 2019 y la ocupaci贸n en curso de 5000 kil贸metros cuadrados en las regiones de Serekaniye y Tel Abyad destruyeron esta econom铆a alternativa que estaba en desarrollo. Las fuerzas respaldadas por Turqu铆a saquearon y robaron propiedades p煤blicas y privadas, empresas y cooperativas (para obtener m谩s informaci贸n, consulte el informe de diciembre de 2019 de RIC: La guerra de Turqu铆a contra los civiles). La panader铆a Mesopotamia ha sido capturada por facciones respaldadas por Turqu铆a, lo que ha provocado la p茅rdida de maquinaria y reservas. Tambi茅n se han saqueado las asociaciones agr铆colas cooperativas, con la p茅rdida total de 800 toneladas de trigo y m谩s 1500 toneladas de fertilizante de seis cooperativas en el campo de Serekaniye. El impacto psicol贸gico debe considerarse junto con el da帽o material: la experiencia o amenaza de destrucci贸n hace que cualquier intento de construir proyectos futuros parezca en vano.

Cuando la guerra se acerc贸, la gente se mostr贸 reacia a participar en proyectos cooperativos por temor a que el Estado turco pudiera destruirlos. 驴De qu茅 sirve trabajar la tierra si el enemigo vendr谩 y se llevar谩 todo? Y con la guerra, todo fue saqueado y destruido. (Ashref, ex miembro de la Oficina de Econom铆a de Serekaniye).

Sin embargo, las cooperativas se desarrollan incluso entre aquellos que han huido de la guerra. La Oficina de Cooperativas intenta impulsar la creaci贸n de nuevas aldeas dando tierra cultivable a los habitantes que viven en campamentos de desplazados internos. En el campo de Heseke, la cooperativa Kaniya Jin re煤ne a tres familias que huyeron de la invasi贸n de Serekaniye. Cultivan ajo y cebolla en una hect谩rea de tierra.

Sin embargo, es dif铆cil motivar a los desplazados para que se establezcan en un lugar nuevo. Aquellos que huyeron de Serekaniye prefieren quedarse en el campo de desplazados internos, ya que esperan regresar alg煤n d铆a a sus hogares. En otros casos, por lo tanto, las cooperativas se desarrollan directamente dentro de los campamentos de desplazados internos.

Estudio de caso: cooperativa agr铆cola en el campo de desplazados internos de Tel Samen, campo de Raqqa

El campo de desplazados internos de Tel Samen es una antigua base militar estadounidense, convertida en campo de desplazados internos despu茅s de la invasi贸n de octubre de 2019, cuando las fuerzas estadounidenses se retiraron de las regiones orientales del NES para allanar el camino para el asalto turco. La poblaci贸n del campamento de alrededor de 700 familias est谩 compuesta principalmente por familias 谩rabes y kurdas, junto con una minor铆a significativa de familias turcomanas, todas las cuales huyeron de Tel Abyad ante la ocupaci贸n turca. A principios de 2020, la administraci贸n del campamento ayud贸 a recaudar fondos para iniciar la actividad de siembra de hortalizas diversas, con 100 familias contribuyendo econ贸micamente al proyecto. Actualmente se cultivan seis hect谩reas de tierra.

La poblaci贸n del campamento se beneficia de dos formas con la cooperativa. En primer lugar, ofrece a los desplazados internos la posibilidad de ganar un salario. Todos los d铆as trabajan para la cooperativa de 15 a 20 personas de diferentes familias, y a cada individuo se le paga un salario diario t铆pico de un trabajador agr铆cola de 3000 libras sirias. En segundo lugar, todos los habitantes del campamento pueden comprar los productos de la cooperativa a la mitad del precio del mercado, lo que les permite alimentar a sus familias. Lo que queda se vende en el mercado de Raqqa y las ganancias de las ventas se reparten entre las 100 familias que contribuyeron econ贸micamente a la cooperativa. Actualmente, la cooperativa est谩 negociando con la Oficina de Cooperativas para ampliar su actividad y adquirir ovejas y pollos.

Conclusi贸n

Al d铆a de hoy, la econom铆a cooperativa del NES a煤n est谩 naciendo. Su desarrollo se ve obstaculizado por varios aspectos, especialmente la amenaza de guerra y el bajo nivel de educaci贸n y conciencia de la poblaci贸n en general. Las cooperativas todav铆a representan una parte marginal de la econom铆a local cuando se comparan con la producci贸n, el consumo y las necesidades generales de millones de residentes locales. Sin embargo, las cooperativas conservan una importancia especial en el NES, ya que representan un sistema econ贸mico alternativo emergente, que tiene como objetivo abordar las necesidades econ贸micas y ecol贸gicas urgentes en la regi贸n mediante:

-Diversificar la producci贸n agr铆cola para alejarse de los monocultivos.

-Desarrollar m茅todos de construcci贸n y agricultura ecol贸gicamente sostenibles.

-Promover la autosuficiencia y reducir la dependencia de bienes importados.

-Ayudar a las mujeres a obtener independencia econ贸mica.

-Ofrecer una perspectiva econ贸mica a las familias pobres.

Las cooperativas, por tanto, juegan un papel central en el proyecto pol铆tico m谩s amplio que se est谩 llevando a cabo en la AANES, y especialmente en sus objetivos de avanzar hacia la autonom铆a alimentaria, una econom铆a social y ecol贸gica y la igualdad de g茅nero.

Se necesita tiempo y estabilidad para permitir que este modelo se desarrolle. Como dice Walid, portavoz de la Oficina de Econom铆a: 鈥淭odo esto es un proceso lento y ascendente. En el futuro, avanzaremos gradualmente hacia una econom铆a cooperativa. Por supuesto, la guerra es una posibilidad que podr铆a destruir estos esfuerzos. Esperamos lograr una sociedad sin m谩s pobres ni ricos, sino una vida igual para todos鈥.

Fuentes

La informaci贸n presentada en este art铆culo se basa en entrevistas realizadas a responsables del desarrollo de las cooperativas en NES:

Walid, portavoz de la Oficina de Econom铆a, y Azad, copresidente de fabricaci贸n en la regi贸n de Jazira, agosto de 2019.

-Dr. Hassan Betay y Leyla Yousef, copresidentes de la Comisi贸n Cooperativa, agosto de 2019.

-Armanc, coordinador con Aboriya Jin, rama econ贸mica de Kongra Star, Qamishlo, septiembre de 2020.

-Firdaws, coordinador de la Oficina de Cooperativas del Cant贸n de Qamishlo, septiembre de 2020.

-Mediya, comit茅 de gesti贸n de la Oficina de Cooperativas del Cant贸n de Qamishlo, septiembre de 2020.

-Karker, copresidente de la Oficina de Cooperativas de Heseke, septiembre de 2020.

-Ashref, ex miembro de la Oficina de Econom铆a de Serekaniye, septiembre de 2020.

-Newroz, coordinador de la oficina de Cooperativas del Cant贸n de Heseke, octubre de 2020.

FUENTE: Rojava Information Center / Traducci贸n y edici贸n: Kurdist谩n Am茅rica Latina

<!–

–>




Fuente: Kurdistanamericalatina.org