July 12, 2021
De parte de Indymedia Argentina
282 puntos de vista


Un equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Investigaciones Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA realiza reportes de la situación en la región sanitaria IV del conurbano bonaerense (Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Ezeiza, Almirante Brown, Quilmes, Berazategui y Florencio Varela). En la tercera parte del octavo reporte se enfocan en la movilidad social, las desigualdades y el impacto socio-económico del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) y el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO). “El aislamiento fue una excelente medida de shock en un momento en el cual el sistema de salud necesitaba ponerse a punto, sin embargo, la reclusión no puede ser una solución de mediano y largo plazo. Hubo políticas de asistencia, pero claramente fueron insuficientes. Lo que podemos constatar mediante los datos es que son las fracciones económicamente más vulnerables las que menos han podido evitar la movilidad”, concluyen.

Imagen de la estación de trenes de Constitución, saturada de trabajadores y trabajadoras provenientes del conurbano bonaerense, en plena pandemia. Foto: Adrián Escandar.

“La noción de lo metropolitano nos habla de tránsitos, de movilidades y de funcionalidades diversas entre segmentos sociales y espaciales disímiles. Estas funcionalidades están articuladas con tremendas desigualdades infraestructurales y de recursos varios”, remarcan desde el equipo de investigadores e investigadoras del Instituto de Investigaciones Gino Germani de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA que vienen realizando desde el comienzo de la pandemia reportes de la situación en la región sanitaria IV del conurbano bonaerense (Avellaneda, Lanús, Lomas de Zamora, Esteban Echeverría, Ezeiza, Almirante Brown, Quilmes, Berazategui y Florencio Varela).

“El aislamiento fue una excelente medida de shock en un momento en el cual el sistema de salud necesitaba ponerse a punto, sin embargo, la reclusión no puede ser una solución de mediano y largo plazo. Para una importante fracción de la población, este aislamiento resultaba inviable si no se articulaba con medidas extendidas y profundas de asistencia integral. Hubo políticas de asistencia, pero claramente fueron insuficientes”, concluyen, a partir de la lectura que hacen de los datos estadísticos que arroja el relevamiento.

“Es cierto que una porción minoritaria de la sociedad no ha respetado la cuarentena por motivos ideológicos o por irresponsabilidad social, pero millones de personas necesitaron de la movilidad para satisfacer sus recursos mínimos de subsistencia”, señalan.

El equipo trabajó con las bases de datos de Usuarios de la tarjeta Sube. En base a eso, señalan: “los motivos por los cuales las personas fueron retomando la movilidad son diversos y no tenemos material empírico para poder sustentar respuestas adecuadas. Sin embargo, lo que podemos constatar mediante los datos es que son las fracciones económicamente más vulnerables las que menos han podido evitar la movilidad”, remarcan desde el equipo de trabajo compuesto por María Maneiro, Juan Pablo Borda, Ariel Farías, Santiago Nardín, Leónidas H. Olivera y Diego Pacheco, con el asesoramiento técnico de Soledad Fernández Bouzo y Manuel Riveiro, y la colaboración en la transmisión y publicación de Alesia Gervasi.

En la misma línea, agregan: “los datos que mostramos en este informe dan cuenta de que fueron los sectores más vulnerables los más tuvieron que utilizar los servicios de transporte público; ellos además de ponerse en peligro de forma cotidiana, han sido escasamente comprendidos por el mundo de las políticas públicas y el conocimiento científico. Esperamos, con este trabajo, haber brindado un mínimo aporte”, finaliza.

El informe se puede leer completo aquí.


Fuente: https://www.anred.org/2021/07/12/covid-19-en-el-amba-las-fracciones-economicamente-mas-vulnerables-son-las-que-menos-han-podido-evitar-la-movilidad/




Fuente: Argentina.indymedia.org