December 14, 2020
De parte de SAS Madrid
153 puntos de vista

Los m茅dicos que tratan a personas hospitalizadas con Covid-19 informan que un gran n煤mero experimenta delirio y que la afecci贸n afecta de manera desproporcionada a los adultos mayores. Un estudio realizado en Estrasburgo, Francia, y publicado en Nature, detect贸 que el 65 por ciento de las personas que estaban gravemente enfermas con coronavirus ten铆an confusi贸n aguda, un s铆ntoma de deliro.

Los datos presentados en noviembre en la reuni贸n anual del American College of Chest Physicians por cient铆ficos del Centro M茅dico de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, Tennessee, mostraron que el 55 por ciento de las 2.000 personas que rastrearon y que fueron tratadas por Covid-19 en unidades de cuidados intensivos (UCI) en todo el mundo hab铆an desarrollado delirio. Estas cifras son mucho m谩s altas de lo que los m茅dicos est谩n acostumbrados: por lo general, alrededor de un tercio de las personas que est谩n gravemente enfermas desarrollan delirio, seg煤n un metan谩lisis de 2015.

Viv铆a en una ‘neblina confusa’ tras sufrir coronavirus

Es el ejemplo de la m茅dica Sondra Crosby, en el Boston Medical Center en Massachusetts, que trat贸 a algunas de las primeras personas en su regi贸n que contrajeron Covid-19. Entonces, cuando comenz贸 a sentirse enferma en abril, a Crosby no le sorprendi贸 saber que ella tambi茅n hab铆a sido contagiada. Al principio, sus s铆ntomas se parec铆an a los de un fuerte resfriado, pero al d铆a siguiente estaba demasiado enferma para levantarse de la cama. Luchaba por comer y depend铆a de que su esposo le trajera bebidas deportivas y medicamentos para bajar la fiebre. Luego perdi贸 la noci贸n del tiempo por completo.

Durante cinco d铆as, Crosby permaneci贸 en una neblina confusa, incapaz de recordar las cosas m谩s simples, como c贸mo encender su tel茅fono o cu谩l era su direcci贸n. Ella comenz贸 a alucinar, viendo lagartijas en sus paredes. S贸lo m谩s tarde Crosby se dio cuenta de que hab铆a tenido delirio, el t茅rmino m茅dico formal para su desorientaci贸n abrupta y severa. “Realmente no comenc茅 a procesarlo hasta m谩s tarde, cuando comenc茅 a salir de 茅l”, dice. “No tuve la presencia de 谩nimo para pensar que estaba algo m谩s que enfermo y deshidratado”.

El delirio, uno de las secuelas m谩s com煤n del Covid-19 

El delirio es tan com煤n en Covid-19 que algunos investigadores han propuesto convertir la afecci贸n en uno de los criterios de diagn贸stico de la enfermedad. La pandemia ha despertado el inter茅s de los m茅dicos por la enfermedad, dice Sharon Inouye, geriatra del Instituto Marcus para el Envejecimiento y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, que ha estudiado el delirio durante m谩s de 30 a帽os.

A medida que los m茅dicos se enfrentan a la realidad inmediata de confusi贸n y agitaci贸n en sus salas, Inouye y otros investigadores est谩n preocupados por el futuro. En la 煤ltima d茅cada, estudios a largo plazo han revelado que un solo episodio de delirio puede aumentar el riesgo de desarrollar demencia a帽os despu茅s 3 y acelerar las tasas de deterioro cognitivo en quienes ya padecen la afecci贸n. Lo contrario tambi茅n es cierto: tener demencia aumenta la probabilidad de que alguien desarrolle delirio. Un conjunto de pasos simples, como asegurarse de que un miembro de la familia est茅 presente para ayudar a las personas a orientarse, puede reducir la incidencia del delirio en un 40 por ciento, pero los m茅dicos luchan por seguir ese consejo en las salas de Covid-19.

Pero los v铆nculos entre el delirio y la demencia han sido dif铆ciles de desentra帽ar: los investigadores deben seguir a los pacientes durante a帽os para obtener resultados. El aumento de personas con delirio producido por la pandemia ha centrado la atenci贸n en la afecci贸n y ha brindado a los cient铆ficos una oportunidad 煤nica de seguir a los pacientes y determinar si el delirio podr铆a afectar la cognici贸n a largo plazo y de qu茅 manera. Los investigadores han lanzado varios estudios para explorar los impactos neurocognitivos a largo plazo del Covid-19, incluida la demencia, e Inouye y otros esperan que este trabajo les permita a los investigadores explorar los v铆nculos entre las dos condiciones en tiempo real.

La pandemia tiene un lado positivo, seg煤n Inouye, que ha sido para estimular el inter茅s en c贸mo el delirio puede conducir a la demencia, y viceversa. Adem谩s, dice Catherine Price, neuropsic贸loga de la Universidad de Florida en Gainesville, la propagaci贸n de Covid-19 鈥渉a puesto de relieve la difuminaci贸n de las l铆neas entre el delirio y la demencia, especialmente con m谩s adultos mayores en nuestra poblaci贸n鈥.

Enlace relacionado RedaccionMedica.com (12/12/2020).




Fuente: Sasmadrid.org