February 8, 2021
De parte de SAS Madrid
52 puntos de vista

Entre abril y mayo de 2020, el Sistema de Emergencias M茅dicas recibi贸 un 130% m谩s de consultas sobre depresi贸n, malestar emocional y ansiedad.

Los 11 meses de pandemia, el confinamiento y la incertidumbre de un mundo en crisis han afectado a la salud mental de una parte de la poblaci贸n de una u otra manera. En Catalunya, en 2020 ha aumentado todav铆a m谩s el consumo de ansiol铆ticos y antidepresivos, se han disparado las llamadas al Sistema de Emergencias M茅dicas (SEM) por motivos psicol贸gicos y ha crecido el diagn贸stico de cuadros de depresi贸n o de malestar emocional. As铆 consta en las respuesta del Departamento de Salud a una amplia petici贸n de derecho de acceso a la informaci贸n p煤blica realizada por CR脥TIC, as铆 como en los datos recopilados por el Sistema de Emergencias M茅dicas.

Las consultas relacionadas con trastornos de ansiedad incrementaron un 136% en los meses de abril y mayo del a帽o pasado, seg煤n la informaci贸n facilitada por el SEM. Pero el dato m谩s desesperanzador es que Catalunya y el Estado espa帽ol se sit煤an a la cola de la Uni贸n Europea en la tasa de psic贸logos y psiquiatras por habitante de la sanidad p煤blica. Seis psic贸logos por cada 100.000 habitantes en el sistema p煤blico. En el resto de Europa, la ratio media es de 18 por cada 100.000.

Los primeros datos sobre salud mental y pandemia ya mostraban un incremento de los niveles de malestar emocional y angustia compatibles con situaciones de terrorismo o cat谩strofes naturales. Ahora, por primera vez, CR脥TIC publica datos oficiales concretos y actualizados sobre los problemas de salud mental de la poblaci贸n catalana como consecuencia de la pandemia de la COVID-19.

Se duplican los casos de depresi贸n severa

Durante el a帽o 2020, la situaci贸n de pandemia y el colapso de los servicios sanitarios han hecho caer de manera pronunciada las consultas en ambulatorios tanto por trastornos de ansiedad (-44%) como por trastornos depresivos (-42%). Pero, si comparamos estos datos con los resultados del Cuestionario de salud en tiempo de confinamiento por el coronavirus, realizado por la Agencia de Salud P煤blica, constatamos que esta ca铆da no va acompa帽ada de una mejora en la salud mental de la poblaci贸n. De hecho, todo lo contrario.

Durante el confinamiento, la sintomatolog铆a por depresi贸n severa referida por las personas encuestadas pas贸 de un 7,2% a un 22,8%. En el caso del malestar emocional, se increment贸 desde un 26,2% hasta un 74,8%. De la misma manera, a lo largo del a帽o el 061 recibi贸 un 70% m谩s de llamadas de personas que refer铆an problemas de salud mental. El incremento fue de un 130% m谩s los meses de abril y mayo. Los datos del SEM tambi茅n muestran que las llamadas relacionadas con trastornos de ansiedad se incrementaron un 136%. La subida m谩s grande fue la del mes de abril, con un 308% m谩s de llamadas que el mismo de 2019.

Entre las consultas que se han incrementado m谩s durante los meses de confinamiento est谩n las relacionadas con conductas suicidas o lesiones autoinfligidas (un 54% m谩s entre marzo y septiembre de 2020 en comparaci贸n con el mismo periodo del 2019) y las relacionadas con alcohol y drogas (un 35% y un 15% m谩s en mayo y junio respectivamente, con una ca铆da significativa el resto de los meses).

Las consultas sobre psicosis, depresi贸n, trastornos de personalidad, demencias y trastornos cognitivos tambi茅n incrementaron durante el periodo de abril a septiembre. El aumento fue especialmente significativo los primeros meses de la crisis y del confinamiento: entre los meses de abril y de julio hubo incrementos de entre un 40% y un 50%, mientras que a partir de septiembre se observa un incremento m谩s moderado, entorno a un 15%.

Durante el mismo periodo, el SEM activ贸 un servicio de soporte emocional para la ciudadan铆a que recibi贸, desde abril y hasta septiembre del 2020, 8.952 consultas telef贸nicas por salud mental. Un 85% de las consultas se hicieron durante los meses de la primera ola y de confinamiento estricto.

Se triplica el uso de tranquilizantes y de somn铆feros

El uso de medicamentos (con y sin receta) para la salud mental, como tranquilizantes, sedantes y somn铆feros, se triplic贸 en Catalunya a causa del confinamiento, seg煤n el Cuestionario de salud en tiempos de confinamiento por el coronavirus. Si lo comparamos con2017, el consumo de medicamentos con receta m茅dica pas贸 de un 5,9% a un 17,7%. Estos datos coinciden con los del informe estatal Las consecuencias psicol贸gicas de la Covid-19 y el confinamiento, en el que un 18,3% de las personas participantes en el estudio argument贸 el consumo de medicamentos por problemas de salud psicol贸gica.

Si lo comparamos con los datos del Departamento de Salud, 2020 constata un aumento en las recetas de medicamentos por cuestiones psqui谩tricas respecto a a帽os anteriores: la media de benzodiazepinas (un tipo de ansiol铆tico) recetadas mensualmente durante 2020 fue de un 3% m谩s que el 2019. Las recetas de antidepresivos crecieron entre un 3% y un 4% seg煤n el tipo. En el caso de las recetas de ansiol铆ticos, ven铆amos de unos a帽os de bajadas durante el periodo 2013-2017, con un repunte constante de su uso a partir de 2018.

En cambio, con los medicamentos contra la depresi贸n, el crecimiento de la media mensual de recetas desde 2013 es bastante espectacular y constante: los inhibidores de la serotonina habr铆an crecido un 11%; los inhibidores no selectivos de las monoaminas, un 15%, y el resto, un 43%.

Este aumento del uso de medicamentos ansiol铆ticos y antidepresivos tambi茅n se refleja en el n煤mero de consultas ambulatorias. Seg煤n los datos del Departamento de Salud, en 2019 las consultas ambulatorias por trastornos de ansiedad habr铆an aumentado un 3% respecto a 2016; pero, si se comparan con 2017 y 2018, cuando hab铆an bajado respecto a 2016, la subida es de un 13%.

En el caso de los trastornos depresivos, la situaci贸n es similar: las consultas ambulatorias en 2019 habr铆an ca铆do un 3% respecto a 2016, pero habr铆an subido un 14% respecto a los dos a帽os anteriores. Los datos globales en este aspecto de 2020 todav铆a no est谩n sistematizados, seg煤n la respuesta facilitada por el Departamento de Salud a CR脥TIC.

La infancia tambi茅n padece el aislamiento y el duelo

Seg煤n la Asociaci贸n Nacional de Psic贸logos Cl铆nicos y Residentes, el confinamiento caus贸 s铆ntomas de depresi贸n o de ansiedad a uno de cuatro menores aislados. Seg煤n UNICEF, un 85,7% de los familiares de personas de 3 a 18 a帽os de Espa帽a e Italia detectaron cambios emocionales en los ni帽os y ni帽as a ra铆z de las medidas de contenci贸n de la pandemia. Adem谩s, en su estudio sobre el uso de las redes sociales y salud mental adolescente tambi茅n detectaron un aumento de las conversaciones relacionadas con la angustia (de un 11% a un 31%).

El estudio de Save the Children ofrece, adem谩s, una visi贸n de clase adicional: un 25% de los ni帽os de las 2.000 familias de rentas bajas entrevistadas en el Estado espa帽ol mostraron niveles m谩s altos de angustia, estr茅s y miedo.

Los profesionales sanitarios al pie del ca帽贸n

Los profesionales de la salud son, de entre todos los trabajadores, uno de los grupos m谩s afectados en el 谩mbito de la salud mental. Seg煤n el meta an谩lisis de 117 estudios diferentes de Atenci贸n Primaria de Mallorca y del Instituto de Investigaci贸n Sanitaria Islas Baleares, este colectivo present贸 un 40% de estr茅s agudo, ansiedad (30%), depresi贸n (24%) y estr茅s postraum谩tico (13%).

Uno de los casos m谩s paradigm谩ticos fue el del personal del Hospital de Igualada, donde sufrieron uno de los brotes m谩s graves de COVID-19 durante la primera ola. En un estudio de seguimiento se constata que un 71,6% de los trabajadores del Hospital informaron de s铆ntomas de ansiedad (un 31,4%, entre moderada y grave); un 60,3%, de depresi贸n (un 12,2%, entre moderada y grave), y un 14,6% reportaron s铆ntomas de estr茅s agudo, con un aumento del riesgo a sufrir estr茅s postraum谩tico.

Seg煤n la encuesta realizada por Affor, una gestora de riesgos psicosociales en el trabajo, un 71% de las personas trabajadoras en general presentar铆a alteraciones en el sue帽o y un 61% mostrar铆a nerviosismo, irritabilidad y tensi贸n. Adem谩s, un 29% mostrar铆a s铆ntomas de trastorno por ansiedad. El mismo estudio tambi茅n muestra que un 41% de los participantes tiene alteraciones en tres o m谩s s铆ntomas por posible ansiedad y depresi贸n.

Tres veces menos psic贸logos que en el resto de Europa

Todo el Estado espa帽ol sufre una falta de recursos cr贸nica para atender a personas con problemas de salud mental: 6 psic贸logos por cada 100.000 habitantes en el sistema p煤blico. En el resto de Europa, la ratio es de 18 por cada 100.000 personas. En el caso de psiquiatras, seg煤n los 煤ltimos datos del Eurostat (2016), hay 10 psiquiatras por cada 100.000 habitantes, una cifra que coloca a Espa帽a solo por delante de Turqu铆a y Bulgaria.

Si se tiene en cuenta que, seg煤n la Encuesta de salud de Catalunya del 2019 (ESCA 2019), un 7,2% de la poblaci贸n de m谩s de 15 a帽os sufre depresi贸n mayor o depresi贸n mayor severa y que la ansiedad y la depresi贸n son uno de los principales problemas de salud en Catalunya, la infradotaci贸n que se arrastra deja el pa铆s en una situaci贸n todav铆a m谩s d茅bil.

La falta de profesionales, tanto de psicolog铆a como de psiquiatr铆a, ser铆a una de las causas del aumento constante de medicalizaci贸n, dada la falta de opciones y de seguimiento terap茅utico.

El 煤nico refuerzo del cual se tienen datos en materia de salud mental ha sido el SEM. Durante los meses de confinamiento, el organismo encargado del 061 contrat贸 hasta a 100 profesionales de salud mental especializados en situaciones de crisis y de emergencias. Desde el mes de junio, despu茅s del pico de la pandemia, trabajan en 茅l entre seis y ocho profesionales.

Enlace relacionado LaMarea.com 05/02/2021.




Fuente: Sasmadrid.org