December 9, 2021
De parte de Briega
783 puntos de vista

La autoridad portuaria de Santander comenz贸 a instalar un per铆metro vallado de diez kil贸metros con vallas con concertinas especialmente dise帽adas para desgarrar, herir e incluso matar a quien intente cruzarlas. Foto: No Name Kitchen

 

Despu茅s de elevar la valla exterior hasta los cuatro metros e instalar sensores de movimiento, desde mediados de noviembre las autoridades portuarias de Santander est谩n desplegando concertinas en un per铆metro vallado de diez kil贸metros alrededor del puerto de la ciudad. Seg煤n el presidente de la autoridad portuaria, Francisco Mart铆n, el objetivo es 鈥disuadir鈥 a los migrantes albaneses que intentan entrar en el recinto para colarse en las bodegas de los ferries o en alg煤n contenedor con destino al Reino Unido. 

Diversos colectivos de defensa de los derechos humanos y de acogida de personas refugiadas llevan semanas denunciando el 鈥渞acismo institucional鈥 y la utilizaci贸n de la migraci贸n como 鈥chivo expiatorio鈥. Jes煤s Puente Gonz谩lez, de la organizaci贸n Pasaje Seguro, contradec铆a las palabras de la autoridad portuaria en El Faradio: 鈥淓l Sr. Mart铆n sabe que las concertinas no disuaden a ninguna persona que quiera cruzar una valla, lo 煤nico que hacen es desgarrar a unas cuantas de esas personas鈥. Seg煤n este colectivo de acogida de personas refugiadas, la instalaci贸n de concertinas forma parte de una campa帽a de criminalizaci贸n de las personas migrantes albanesas, a quienes 鈥渉an acusado de casi todo鈥

鈥淟as concertinas no disuaden a ninguna persona que quiera cruzar una valla, lo 煤nico que hacen es desgarrar a unas cuantas de esas personas鈥, dicen desde Pasaje Seguro

 

驴Est谩 dispuesto el Sr. Mart铆n a asumir los costes humanitarios de los desgarros en las concertinas? 驴Est谩 dispuesto a asumir su coste reputacional para el Puerto de Santander? 驴Tambi茅n el penal? 驴Qu茅 har谩 la Autoridad Portuaria cuando las concertinas no eviten los saltos? 驴Electrificarlas?鈥, se preguntaba Puente Gonz谩lez.

Seg煤n explican desde Pasaje Seguro, en Santander existe un colectivo de albaneses que 鈥malvive en condiciones p茅simas, sin agua corriente, sin luz el茅ctrica y en un edificio abandonado鈥, cuyo objetivo es llegar al Reino Unido, donde tienen lazos familiares y esperan tener 鈥una vida mejor鈥. En una petici贸n de firmas online en Change.org 鈥攓ue ya ha superado los 43.600 apoyos鈥, esta organizaci贸n demanda que se retiren estas alambradas rematadas en cuchillas cortantes. 

Seg煤n recuerdan desde este colectivo, las concertinas y cuchillas 鈥han demostrado causar grav铆simos da帽os y lesiones en otras fronteras: se han documentado cortes, infecciones y desgarros en manos y extremidades de personas que se quedan enganchadas en su intento desesperado de cruzarlas, por no hablar de las dificultades para bomberos y cuerpos de seguridad a la hora de desengancharles en altura鈥. 

En julio 2018, el defensor del Pueblo, Francisco Fern谩ndez Marug谩n, mostr贸 su rechazo a las concertinas de Ceuta y Melilla, a las que calific贸 鈥de una crueldad intolerable鈥. En junio de 2020, el Gobierno comenz贸 a reemplazar estas concertinas instaladas en 2005 por una corona met谩lica en forma de semic铆rculo y por vallas un 30% m谩s altas. En algunos tramos, la valla que separa de Marruecos llegar谩 a medir diez metros de altura.

Seg煤n Pasaje Seguro, esta decisi贸n podr铆a 鈥romper con el consenso alcanzado sobre el car谩cter agresivo y violento鈥 de las concertinas y podr铆a llevar a que su uso 鈥se vuelva a generalizar si consiguen imponerlas en el Puerto de Santander

 

La retirada de las concertinas fue uno de los principales compromisos en 2018 del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y se sustenta, adem谩s de en las declaraciones del Defensor del Pueblo en la posici贸n contraria de la Comisi贸n Europea. Ya en 2013, la comisaria de Interior Cecilia Malmstr枚m sosten铆a que 鈥las concertinas no han impedido entrar a la gente鈥, sino que lo 煤nico que hac铆an es herir a la gente que entraba. 

Seg煤n Pasaje Seguro, esta decisi贸n podr铆a 鈥romper con el consenso alcanzado sobre el car谩cter agresivo y violento鈥 de las concertinas y podr铆a llevar a que su uso 鈥se vuelva a generalizar si consiguen imponerlas en el Puerto de Santander鈥. De ah铆 viene, dicen, la 鈥responsabilidad鈥 de promover una movilizaci贸n contra esta medida.

Irregularidades

El eco de las protestas contra las concertinas del Puerto de Santander ha llegado lejos. La ONG internacional No Name Kitchen, con presencia en Grecia, Bosnia, Serbia y Ceuta, ha denunciado 鈥渓a irregularidad y crueldad鈥 de las cuchillas de Santander y exige su eliminaci贸n inmediata. 

Detr谩s de esta crisis, se帽alan desde la ONG, se encuentra la nueva situaci贸n generada a partir del Brexit y la transformaci贸n de Santander en una 鈥frontera internacional鈥 ante la restauraci贸n de las barreras aduaneras con el Reino Unido y la potencial llegada de migrantes clandestinos escondidos en ferries, algo que se puede traducir en multas a las compa帽铆as navieras, se帽alan.

Adem谩s de los motivos humanitarios, No Name Kitchen se帽ala una bater铆a de irregularidades cometidas en la instalaci贸n de las concertinas. En primer lugar, apuntan en un comunicado, la instalaci贸n inicial no se ha hecho p煤blica y ha sido tomada 鈥de forma unilateral鈥 por el presidente del puerto, cuando de acuerdo con la Ley de Puertos del Estado de la Marina Mercante esta decisi贸n deber铆a haber contado con la autorizaci贸n del Consejo de Administraci贸n de la entidad portuaria.

La iniciativa de Vox de blindar el puerto de Santander de junio de 2021  obtuvo un apoyo un谩nime, pero 鈥en ning煤n caso se especific贸 la instalaci贸n de alambres de espino provistos de cuchillas en forma de arp贸n dise帽adas para penetrar, enganchar y ocasionar graves heridas, incluso la muerte

La licitaci贸n del proceso, valorada en 188.000 euros, denuncian desde esta ONG, tampoco ha pasado por el Consejo de Administraci贸n del puerto, donde la delegada del Gobierno, Ainoa Qui帽ones, y el presidente regional, Miguel 脕ngel Revilla, tienen voz y voto. Aunque la iniciativa de Vox de blindar el puerto de Santander de junio de 2021 s铆 obtuvo un apoyo un谩nime, 鈥en ning煤n caso se especific贸 la instalaci贸n de alambres de espino provistos de cuchillas en forma de arp贸n dise帽adas para penetrar, enganchar y ocasionar graves heridas, incluso la muerte鈥. 

Adem谩s, contin煤an, la instalaci贸n de concertinas es contraria a las Normas Urban铆sticas Regionales recogidas en el Decreto 65/2010, de 30 de septiembre (art. 88.5), donde 鈥se proh铆ben los cierres construidos con malla de alambre electrosoldado, alambre de espino u otros materiales an谩logos susceptibles de generar da帽os鈥. 

Cuando una persona emigra deja atr谩s no solo su pa铆s, sino tambi茅n su familia, amigos, su propia lengua, el paisaje鈥 en definitiva, todo lo que nos construye como personas. Hacen falta razones muy fuertes para llegar a tomar esa decisi贸n, y nada puede parar esa determinaci贸n. Por ello, el uso de concertinas es ineficaz y desproporcionado, y constituye una violaci贸n clara de los derechos humanos. Las concertinas matan, desangran, cortan cuerpos y los marcan de por vida鈥, dice Ricardo Fern谩ndez, coordinador de No Name Kitchen.




Fuente: Briega.org