June 13, 2022
De parte de Asociacion Germinal
903 puntos de vista

Aprende a conocer el hambre del que te habla鈥
en el concepto de que, fuera del hambre de pan,
todas se esconden. Cuando m谩s inmensas,
m谩s escondidas鈥
Amado Nervo

鈥 Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
los que entienden la vida por un bot铆n sangriento:
como los tiburones, voracidad y diente,
Panteras deseosas de un mundo siempre hambriento
Miguel Hern谩ndez

Una vez m谩s se han vuelto a encender las alarmas ante la nueva crisis de aumento de precios de los alimentos y la creciente preocupaci贸n por la seguridad alimentaria. Es fundamental entender que el hambre no es una realidad inevitable, el hambre es m谩s bien una realidad inducida por la formulaci贸n del sistema alimentario neoliberal. La mayor铆a de los analistas culpan de la existencia de esta crisis a la guerra de Ucrania o a la situaci贸n generada por la Covid-19. Lo cierto es que, aunque ambos factores tienen un peso relevante en las causas del incremento de los precios, no son la causa principal, si bien, no dejan de ser s铆ntomas de una crisis de mayor calado de seguridad alimentaria.

La naturaleza opaca y disfuncional de los mercados de cereales a nivel mundial, est谩 provocando picos en los precios de los alimentos inasumibles por la poblaci贸n. Adem谩s, se debe remarcar que los auges de precios actuales no tienen ning煤n sentido salvo el especulativo, debido a que no hay escasez de productos, aunque si hay mucha preocupaci贸n por la cosecha de 2023 que por m煤ltiples razones se va a ver muy mermada. La crisis Ucrania no ha provocado una escasez de grano, sino m谩s bien a vectorializado problemas de forma y fondo dentro de la formulaci贸n del mercado global alimentario.

Estos problemas ya fueron constatados antes de la crisis de la Covid-19, siendo expl铆citos en la crisis alimentaria de 2007- 2008 que fue, en gran medida, especulativa derivada de las pol铆ticas neoliberales que financiarizaron el mercado alimentario dejando manga ancha a los buitres de Wall Street. De hecho, ni siquiera es culpable de la carest铆a actual. El 铆ndice de precios de los alimentos, seg煤n la FAO, ya hab铆a alcanzado en enero, niveles tan altos como los picos obtenidos durante la crisis del 2008. En este contexto, era inevitable que se produjera un choque de oferta que afectara a dos de los principales productores de granos del mundo y por parte de los pa铆ses exportadores, lleg贸 la desestabilizaci贸n de los mercados mundiales. Sin embargo, el alcance y la escala de la actual volatilidad de los precios solo se pueden explicar parcialmente por la formulaci贸n interna del mercado (por su concepci贸n Neoliberal).

Aunque se perdiera la producci贸n de cereales de Ucrania esto no presenta problemas reales de suministro, y la escasez de fertilizantes significar铆a un grave problema de cosechas que impactar铆a significativamente en 2023 La relaci贸n entre las existencias y el uso de cereales a nivel mundial es del 29,7% (una fracci贸n por debajo del 29,8% existente en 2020/2021) y solo ligeramente por debajo de a帽os anteriores para trigo (35,3%), ma铆z (25,8%) y para arroz (37%). Aunque ya se observa claramente un descenso, los rangos del mercado de grano para este a帽o siguen estando en n煤meros de seguridad, siendo conscientes tambi茅n de que las condiciones clim谩ticas han restado la producci贸n venidera. La mala cosecha en la India por la ola de calor y las previsibles olas de calor en Estados Unidos y en Europa, merman mucho las expectativas y aumentan mucho los problemas PARA EL A脩O QUE VIENE, pero no hay una escasez mundial de suministro de alimentos EN ESTE MOMENTO.

Imagen 1. Gr谩fica cruzada de precios de Petr贸leo, fertilizantes y alimentos de la FAO, la hambruna se llevaba gestando mucho antes de la guerra de Ucrania y las razones de esta hambruna son ex贸genas a ella e intr铆nsecas a la escasez de materias primas energ茅ticas. Las crisis de precios empiezan a producirse en 2007, 2008, 2009, donde se da la primera crisis alimentaria global, aqu铆 confluyen dos factores, el Peak oil del petr贸leo convencional y las pol铆ticas de desregulaci贸n neoliberales para consentir mayor especulaci贸n con las Commodities alimentarias viendo que no quedan nichos donde reproducir el capital, las 茅lites apuestan por la especulaci贸n en el mercado alimentario desde entonces las hambrunas son especulativas, pero la agroindustria y todo el entramado financiero Se topa con dos factores limitantes que van a acabar con el modelo alimentario actual, la crisis energ茅tica que golpea en la producci贸n, distribuci贸n, cadena de Fr铆o y almacenamiento y la clim谩tica que imposibilita que el modelo Agroindustrial pueda seguir reproduci茅ndose. Esta probablemente sea la 煤ltima hambruna inducida por la formulaci贸n especulativa del mercado, a lo que nos enfrentamos a partir de ahora es un ciclo que se radicalizar谩 y extender谩 hasta que no se transforme el modelo alimentario, Puesto que el modelo Agroindustrial colapsa

CRISIS ALIMENTARIA ACTUAL ESPECULATIVA

En la crisis Alimentaria 2007-2008, una afluencia masiva de la inversi贸n financiera especulativa contribuy贸 al aumento de los precios de futuros y gener贸 una crisis mundial de los precios de los alimentos. Lo mismo est谩 pasando en la crisis actual, donde se ha dado una mayor inversi贸n en futuros de productos b谩sicos y vinculados. De hecho, una serie de acontecimientos sugieren que los tipos de 鈥渆speculaci贸n excesiva鈥 vistos en 2007-2008 pueden estar de vuelta: Inmediatamente despu茅s de la invasi贸n de Ucrania, los inversores de Estados Unidos, dejaron de comprar contratos de futuros a los agricultores porque tem铆an que los precios volvieran a caer cuando se vendieran. En este caso, los precios de contado y de futuros no convergen, y el hecho de no hacerlo es un signo revelador de factores que van m谩s all谩 de la oferta y demanda.

A medida que millones de personas m谩s se enfrentan al hambre en todo el mundo, los especuladores han inundado los mercados de productos b谩sicos en un intento de obtener ganancias de la escalada de precios mientras se avecina otra crisis de precios de los alimentos, con informes de que el precio del pan se ha duplicado en pa铆ses de 脕frica y Oriente Medio, los reguladores financieros cedieron ante poderosos grupos de presi贸n al debilitar las restricciones a la especulaci贸n excesiva que se propusieron despu茅s de la 煤ltima crisis de 2008. La Asociaci贸n Internacional de Swaps y Derivados (ISDA), cuyos miembros incluyen a Goldman Sachs, BNP Paribas, Blackrock y Citibank, presionaron con 茅xito al regulador de la Uni贸n Europea, la European Securities and Markets. Autoridad (ESMA), para debilitar los l铆mites de posici贸n de negociaci贸n especulativa de productos b谩sicos.

Aunque lo realmente importante es la distribuci贸n y la naturaleza de dichas existencias e informaci贸n fidedigna, los gerentes de la cadena permiten a los gigantes del comercio de granos compilar grandes cantidades de datos de mercado, estas empresas no tienen la obligaci贸n de revelar lo que saben Sobre los mercados globales, incluidas sus propias existencias de cereales. Estas empresas acaparan la mayor parte del grano global, es probable que sus reservas sean considerables. Y con el aumento de la especulaci贸n de productos b谩sicos, tienen un claro incentivo para retener las existencias hasta que se perciba que los precios han tocado techo sobre las mismas.

Todo esto en la teor铆a de que las cosechas contin煤en en rangos normales, cosa que estamos viendo no est谩 sucediendo. y aunque acertadamente se han tomado pol铆ticas de previsi贸n no dejan m谩s que ser parches ante la evidencia de un sistema alimentario que cae por su escasa resiliencia a los cambios de rango clim谩tico y por su total dependencia al uso de combustibles f贸siles menguantes y por lo tanto m谩s que caros, inalcanzables que auguran fracasos estrepitosos de cosechas.

M谩s del 75% de las existencias mundiales de cereales todav铆a est谩n en manos de solo cinco pa铆ses. Por lo tanto, la informaci贸n incompleta sobre los mercados mundiales de cereales deja a los sistemas alimentarios vulnerables a el acaparamiento de cereales y la especulaci贸n financiera, mientras que los pa铆ses de bajos ingresos parecen tener a su alcance bases para actuar (Siendo el eslab贸n m谩s d茅bil 脕frica) y dependiendo de la cosecha de este verano (La alimentaci贸n local depende fundamentalmente de su producci贸n) en la actualidad para amortiguar los choques de precios y la escasez de suministro.

Lo que est谩 imposibilitando la compra de cereales desde estos pa铆ses es el alto precio de estos mismos y la obligatoriedad de mercado de tener que comprarlos en d贸lares. Lo cual les obliga a tener atesorado amplias masas de moneda para su compra condicionando una vez m谩s a pol铆ticas de dependencia que empobrecen m谩s si cabe a su poblaci贸n.

Con lo cual nos encontramos ante la evidencia de que la carest铆a actual es totalmente inducida por factores especulativos que est谩n propiciando un alza de precios, que, si va a provocar una hambruna focalizada y que nos va a poner en mayor riesgo para afrontar el inevitable ciclo de hambrunas, esta vez reales que si vienen a partir de 2023. En las que ya no se puede hacer nada para evitarlas, aunque s铆 para disminuir su calado ya que vienen derivadas de problemas end贸genos irresolubles Que tienen mucho que ver con la formulaci贸n alimentaria actual y que, aunque se planteen transformaciones est谩s necesitan de un tiempo que ya no queda.

C脥RCULOS VICIOSOS DE LAS HAMBRUNAS

Existen varios c铆rculos viciosos que van a realimentar las hambrunas, conflictos b茅licos, cambio clim谩tico, pobreza e inseguridad alimentaria y carest铆a de insumos energ茅ticos

La mayor debilidad estructural es el hecho de que cientos de millones de personas carecen de los ingresos o recursos para adaptarse a conmociones repentinas, incluso peque帽os aumentos de precios pueden tener impactos devastadores: vulnerabilidades que fueron expuestas por la COVID-19. Hasta 811 millones de personas pasaron hambre en 2020. Las mujeres contin煤an siendo las m谩s afectadas por las crisis debido a la discriminaci贸n a nivel social y dentro de sus propios hogares. las mujeres se enfrentan a una inseguridad alimentaria moderada o grave un 10 % m谩s que los hombres

El cambio clim谩tico, los conflictos y la carest铆a de las materias primas, est谩n provocando niveles persistentemente elevados de pobreza y hambre, Aunque la guerra en Ucrania es la principal causante de los impactos en los mercados globales de granos, hay m谩s de 40 zonas de conflicto activas alrededor del mundo, que afectan a m谩s de dos mil millones de personas, la mitad de las cuales vive en la pobreza extrema. Los choques ya est谩n afectando a la agricultura con la regularidad suficiente para crear vulnerabilidad persistente, seg煤n el IPCC el cambio clim谩tico ha reducido el crecimiento de la productividad agr铆cola en un 21% desde 1961, y en hasta un 34% en 脕frica y Am茅rica Latina. Las regiones agr铆colas clave se enfrentan actualmente a las peores sequ铆as durante d茅cadas. Este nexo de amenazas persistentes y que se refuerzan mutuamente deja a millones de personas cada vez m谩s vulnerables al hambre.

Seg煤n el Grupo de Respuesta a Crisis Globales de la ONU, unos 69 pa铆ses, hogar de 1200 millones de personas, est谩n gravemente expuestos a la inestabilidad relacionada con los alimentos, la energ铆a y la econom铆a, que podemos asegurar que se encuentran en situaci贸n de colapso. Existe una gran importancia de que los graves riesgos para la seguridad alimentaria se conviertan en la nueva normalidad. Estas vulnerabilidades han sido visibles durante a帽os. La llamada a la inversi贸n en los sistemas de protecci贸n de la pobreza fueron algunas de las propuestas que surgieron de la crisis de los precios de los alimentos de 2007-2008 y la recesi贸n mundial que sigui贸. Pero las acciones en este frente han sido insuficientes, La crisis ha ofrecido una ventana de oportunidad para el cambio en los sistemas alimentarios. Desafortunadamente, muchas de las soluciones presentadas actualmente, en particular aquellas en el Norte Global con acceso a financiamiento Son las que probablemente exacerben tendencias actuales, o soluciones que han fallado demostrablemente. Estos incluyen lo siguiente:

鈥 Suspender la regulaci贸n ambiental y aumentar la producci贸n para 鈥渁limentar al mundo鈥. En respuesta a la crisis de Ucrania y demandas de los grupos de presi贸n agr铆colas, la Comisi贸n Europea ha aplazado dos propuestas legislativas 鈥 el reglamento de Uso Sostenible de Plaguicidas y permiti贸 a los estados miembros cultivar alimentos (incluso mediante el uso de productos qu铆micos) en terrenos previamente designados como 鈥溍eas de enfoque ecol贸gico鈥. Medidas similares han sido propuestas en Estados Unidos 800 expertos franceses en seguridad alimentaria en un art铆culo de opini贸n para Le Monde, duplicando la apuesta por la agricultura industrial, con su enorme dependencia de los combustibles f贸siles combustibles e insumos qu铆micos, Advirtiendo de que es una respuesta il贸gica a una crisis que ha dejado al desnudo dependencia perjudicial del petr贸leo, el gas y los fertilizantes.

En Brasil, Bolsonaro ha argumentado que el pico en los precios de los fertilizantes justifica la explotaci贸n continua de la Amazon铆a, incluso en tierras ind铆genas, en busca de minerales. Esto pone de manifiesto la forma en que las crisis se utilizan sistem谩ticamente para hacer retroceder el progreso social y ambiental, en lo que Naomi Klein define como 鈥渄octrina del Shock鈥.

鈼 Duplicaci贸n de AGRA y Feed the Future. La Alianza para una Revoluci贸n Verde en 脕frica (AGRA) se lanz贸 en 2006 y ten铆a como objetivo para 2020 鈥渞educir la inseguridad alimentaria en un 50 por ciento en al menos 20 pa铆ses, y duplicar los ingresos de 20 millones de peque帽os agricultores familias鈥. A fines de marzo de 2022, pero una evaluaci贸n interna publicada recientemente mostr贸 que estas metas no se han cumplido, Aunque el La mayor parte de los fondos de AGRA proviene de la Fundaci贸n Bill y Melinda Gates, alrededor de un tercio de los mil millones de d贸lares gastados durante la 煤ltima d茅cada proviene de otros organismos multilaterales AGRA actualmente est谩 buscando mil millones de d贸lares para su presupuesto para 2030, con pocas se帽ales de que la programaci贸n est茅 teniendo en cuenta los fracasos del pasado. De hecho, lo constatado es que si han conseguido endeudar en mayor medida a quien ha utilizado el modelo, Pero con los precios de los fertilizantes en m谩ximos hist贸ricos, con una crisis energ茅tica galopante y en ca铆da en barrena (Actualmente m谩s del 15% del planeta esta con problemas de suministros). Ante esta coyuntura aumentar este tipo de esquemas seguramente es un error. Desde AGRA se defiende que es la sequ铆a la culpable de los malos resultados, junto con el alto precio de insumos. Se debe decir que ambos factores han llegado para quedarse y que, aunque son factores de fuerte desestabilizaci贸n, el problema es modelo agroindustrial que propugna el AGRA. Que necesita de los insumos que empobrecen y endeudan a la poblaci贸n y que por su baja resilencia est谩 totalmente expuesto a la sequ铆a, sobre explotando acu铆feros y suelos, generando mayor grado de dependencia hacia el mercado exterior, aumentando la deuda, ahondando m谩s en el problema, en definitiva.

脕frica no necesita beneficencia, ni modelos enfocados hacia el expolio que les roban autonom铆a, los pa铆ses que est谩n en altos riegos de seguridad alimentaria necesitan un modelo agr铆cola que les facilite en todo lo posible su soberan铆a alimentaria De esta forma los t茅rminos seguridad alimentaria y soberan铆a alimentaria se fusionan solamente teniendo significado real juntos, como se ven铆a revindicando desde hace mucho tiempo. Es importante tambi茅n una gesti贸n democr谩tica y optimizada del agua. Es el factor limitante en los modelos de pa铆ses que ya est谩n siendo azotados por largos ciclos de sequ铆a derivados de los efectos del cambio clim谩tico, y que son los causantes de la mayor铆a de la mortandad, (El c贸lera y el hambre, es de largo el factor de mortalidad m谩s grande, por encima incluso de la guerra en estos pa铆ses y, por cierto, son muertes horriblemente dolorosas). Se necesitan modelos alimentarios locales, con dise帽os propios enfocados hacia su resilencia a los impactos clim谩ticos, diversificados que generen econom铆a y alimentos. Que posibiliten la autonom铆a de las zonas y que no est茅n expuestos a los vaivenes del mercado global.

LA COMPLEJIDAD DEL SISTEMA ALIMENTARIO GLOBAL, SU GRAN DEBILIDAD.

Cuando un sistema complejo como es el alimentario empieza a perder capacidad para poder sostenerse, tiende a deshacerse de los n贸dulos m谩s b谩sicos para poder aguantar a los centrales en un intento en que la ca铆da no sea abrupta y poder mantener ciertos rangos de complejidad, por lo menos los que sean posibles de sostener. En cuanto al sistema alimentario global observamos que existe un entorno en el que los pa铆ses est谩n cada vez m谩s interconectados y se comercializan m谩s alimentos a nivel mundial una gran mayor铆a de pa铆ses dependen de las importaciones para su suministro de alimentos b谩sicos o buscar铆an importar para cubrir cualquier escasez de suministro.

De este modo y hasta ahora el sistema alimentario mundial era generalmente resistente a un choque que impacta en un nodo aleatorio, siempre que el nodo no fuera uno importante. Hasta ahora en el contexto del sistema alimentario global, se hab铆a confiado en la redundancia esto significa que, si la producci贸n y/o el comercio de ciertos productos b谩sicos se interrumpen en una o m谩s regiones, otras partes del sistema alimentario pueden compensar las p茅rdidas, lo que sucede actualmente es que esta redundancia ya no es posible ya que el mundo ahora est谩 experimentando una relaci贸n m谩s estrecha entre la oferta y la demanda agr铆cola, que probablemente se agrave en el futuro, debido especialmente al cambio clim谩tico, la crisis energ茅tica y el encarecimiento de materias primas de las que depende totalmente el modelo. El crecimiento de la poblaci贸n y el agotamiento de los recursos h铆dricos.

Todas las zonas destinadas a la producci贸n agr铆cola masificada est谩n sufriendo impactos a la par y descendiendo paulatinamente en productividad ante un modelo que, por su car谩cter 煤nicamente productivo, necesita de un equilibrio clim谩tico y de una gran cantidad de insumos que ya no est谩n a disposici贸n. Lo que esto produce es mayor dependencia entre los n贸dulos centrales y perif茅ricos, de esta manera cualquier desarreglo en un n贸dulo por muy peque帽o que sea, tiene impacto en los n贸dulos centrales.

La escasa diversidad en el sistema alimentario mundial es igualmente un problema. En los 煤ltimos 50 a帽os, hemos visto una reducci贸n en la diversidad de cultivos, y el trigo, el arroz y otros productos b谩sicos de cultivos comunes a nivel mundial se han vuelto m谩s importantes en los suministros alimentarios nacionales. Se ha confiado en poca variedad de alimentos y por la apuesta a la selecci贸n meramente por caracter铆sticas productivas a poca diversidad gen茅tica esto ha generado cuellos de botella g茅nicos de especies que est谩n amoldadas a unos rangos vitales concretos y cuya expresi贸n est谩 desapareciendo.

Imagen 2. Redes de comercio de trigo y arroz, que muestran los mayores v铆nculos de exportaci贸n que juntos representan el 80 % del comercio total de cada red (es decir, la red 鈥榗olumna vertebral鈥 Los anchos de l铆nea son proporcionales al volumen del flujo comercial, mientras que el tama帽o de los nodos es proporcional al grado promedio de exportaciones. (Evaluaci贸n de la fragilidad evolutiva del sistema alimentario mundial Michael J Puma, Satyajit Bose, So Young Chon y Benjamin I Cook)

El sistema de distribuci贸n global tambi茅n est谩 seriamente da帽ado y es que la crisis energ茅tica no solo afecta a las materias primas agr铆colas si no que golpea en todas las partes de la cadena alimentaria. Producci贸n, transporte, distribuci贸n, cadena de fr铆o, almacenamiento siendo el mayor problema en cuanto al transporte el encarecimiento por escasez del di茅sel que es el que mueve los grandes motores de transporte mar铆timos y terrestres. A d铆a de hoy ya hay fuertes cuellos de botella en el sistema de transporte global que vienen derivados del encarecimiento por escasez de los combustibles f贸siles, y la insuficiencia de estos ha venido para quedarse

Imagen 3. Cuadro de evoluci贸n de demanda agregada para mantener la complejidad actual. basado en la gr谩fica de evoluci贸n del PIB planteada por la AIE, 驴C贸mo se va a llenar el d茅ficit?

Imagen 4. Grafica de descenso productivo del di茅sel. (The Oil Crash). Se aprecia con claridad la t铆pica meseta ondulante, entre 2015 y 2018, que se produce cuando un recurso llega a su l铆mite. En esta edici贸n ya no hay ninguna duda sobre la ca铆da de la producci贸n de di茅sel. Siempre lo dijimos, los picos de producci贸n s贸lo se ven bien por el retrovisor. Antonio Turiel.

驴Y EN EUROPA QU脡?

Aqu铆 en Europa, han aumentado los llamamientos a los pa铆ses para cambiar los patrones de producci贸n: De cultivos comerciales orientados a la exportaci贸n a productos b谩sicos de consumo local. Se ha instado a la Uni贸n Europea a cambiar la producci贸n de cultivos forrajeros para las granjas a cultivos alimentarios para consumo humano.

Desviando solo el 8% de los cultivos forrajeros de la Uni贸n Europea ser铆a suficiente para compensar la p茅rdida de grano por las importaciones de Ucrania y asegurar el acceso a los alimentos para los habitantes m谩s pobres del bloque. Una carta firmada por cientos de cient铆ficos sugiere que cambiar a la gesti贸n org谩nica en el 25 % de la tierra de la Uni贸n Europea, seg煤n lo dispuesto por la 芦Estrategia de la granja a la mesa禄 de la Uni贸n Europea, permitir铆a Europa a reducir dr谩sticamente sus importaciones de fertilizantes Y, por lo tanto, reducir la exposici贸n a picos/escasez de precios de fertilizantes.

De hecho, se necesitan con urgencia cambios en lo que producen los pa铆ses y c贸mo lo producen. No solo para hacer frente a las amenazas inmediatas a la seguridad alimentaria, sino tambi茅n para avanzar en la transici贸n hacia sistemas alimentarios sostenibles, resilentes y diversificados Un numero de obst谩culos arraigados, sin embargo, frenan la capacidad de los agricultores para cambiar y diversificar su producci贸n en respuesta a la inestabilidad del mercado mundial y las necesidades de seguridad alimentaria.

Regiones enteras se han vuelto altamente especializados en la producci贸n de cultivos b谩sicos espec铆ficos. Las inversiones acumuladas en estos sistemas de productos b谩sicos especializados crean dependencias. La econom铆a de la especializaci贸n en la producci贸n de commodities (altos costos, altos vol煤menes, bajos m谩rgenes) generalmente alienta granjas para ampliar y reducir la mano de obra, creando m谩s dependencias. Adem谩s, se han desarrollado infraestructuras especializadas de procesamiento y transporte, facilitando grandes salidas de productos b谩sicos y principales regiones del 鈥済ranero鈥 del mundo Las pol铆ticas gubernamentales han reforzado los servicios especializados que desalientan a la producci贸n de productos b谩sicos y diversificados. Diferentes autorizaciones y tratamientos para cultivos de biocombustibles, materias primas y cultivos alimentarios tambi茅n presentan una barrera importante para cualquier cambio r谩pido hacia la producci贸n de cultivos alimentarios b谩sicos. Estas preferencias se ven reforzadas por las principales empresas agroindustriales, que han invertido fuertemente en infraestructura para el almacenamiento y el comercio y por lo tanto prefieren tener la producci贸n concentrados en regiones donde pueden controlar ese comercio. Estas tendencias reflejan el el papel descomunal de los inversores y los actores de la agroindustria en la determinaci贸n de c贸mo se gestionan los sistemas alimentarios. estructurada hacia la concentraci贸n de poder en nodos clave de la cadena agroalimentaria.

Los agricultores de todo el mundo dependen cada vez m谩s de los fertilizantes sint茅ticos. La demanda mundial de los tres principales fertilizantes (N, P, K) aument贸 un 8,5% entre 2002 y 2016, con solo seis cultivos (liderados por ma铆z y trigo) que representan 2/3 de la demanda. Y un pu帽ado de pa铆ses exportadores que dominan el comercio de fertilizantes. La exposici贸n de los agricultores a la volatilidad de los precios de los fertilizantes (con los fertilizantes estrechamente vinculados a los precios de la energ铆a f贸sil) Ahora amenaza con reducir la producci贸n a medida que los agricultores luchan por pagar o acceder a esos insumos. La dependencia de los fertilizantes tambi茅n obliga a los agricultores a la producci贸n actual y frena la diversificaci贸n.

As铆 que en esa encrucijada estamos, Es necesario relocalizar la producci贸n alimentaria y diversificarla, es necesario cultivar alimento para no depender de las subidas de precio que ya est谩n aqu铆, es necesario construir un nuevo modelo alimentario resilente y justo.

SOLUCIONES A CORTO PLAZA PARA PALIAR LA HAMBRUNA

Se necesitan una serie de medidas urgentes para abordar los riesgos inmediatos de la crisis alimentaria que tenemos en ciernes y que se va a agravar en a帽os posteriores, necesitamos urgentemente la transformaci贸n de los sistemas alimentarios, en lugar de reforzar la actual rompiendo dependencias y relaciones de poder. Las fallas y debilidades estructurales internas del propio sistema han permitido que la crisis de Ucrania convertirse en una verdadera crisis mundial de los precios de los alimentos y en una gran amenaza para la seguridad alimentaria de millones de personas 15 a帽os despu茅s de la crisis de los precios de los alimentos de 2007-2008. los mercados siguen plagados de opacidad estructural y falta de transparencia, y son vulnerables al acaparamiento de granos y la excesiva especulaci贸n con los productos b谩sicos. Los sistemas de producci贸n siguen estando excesivamente especializados y se enfrentan las mismas barreras para cambiar y diversificar la producci贸n. Los pa铆ses m谩s pobres del mundo siguen dependiendo de las importaciones de alimentos b谩sicos de un pu帽ado de pa铆ses exportadores y corporaciones. Y los c铆rculos viciosos de conflicto, cambio clim谩tico, pobreza, el hambre y la crisis energ茅tica se han ampliado, dejando a millones de personas expuestas al aumento en los precios de los alimentos como lo ser谩n para las pr贸ximas perturbaciones.

Esta crisis ha subrayado una vez m谩s la necesidad de una profunda reforma estructural del sistema alimentario. Aunque es demasiado tarde para algunos de los m谩s pobres a煤n se puede hacer mucho para evitar los peores impactos de la crisis actual y establecer cambios profundos para las poblaciones m谩s vulnerables, que ya se enfrentan a una pobreza cada vez mayor y al hambre aguda. La cancelaci贸n de la deuda es esencial para que los pa铆ses de bajos ingresos puedan importar alimentos, y para poder crear sistemas de protecci贸n. Antes de que el mundo tropiece con la pr贸xima crisis de deuda.

la inseguridad alimentaria a la que se enfrentan ahora tantos pa铆ses deber铆a alejar a las instancias competentes de medias tintas y afrontar pol铆ticas decisivas para la acci贸n en crisis prolongadas, por ejemplo, proporcionar un marco de acci贸n anclado en derechos humanos y el derecho internacional humanitario para hacer frente a situaciones de emergencia a corto plazo y a las causas subyacentes de la inseguridad alimentaria y desnutrici贸n a largo plazo. Apelo una vez m谩s a est谩s para que sean capaces de tener el valor abandonar la formulaci贸n del sistema alimentario actual solamente enfocado al beneficio y apuesten claramente por un modelo orientado hacia acabar con el hambre, la situaci贸n de urgencia que vivimos en la actualidad, se va a agravar, necesitamos un modelo que se enfrente al desastre humanitario que viene, es necesario actuar ahora, y actuar bien para acabar con el hambre de un futuro ya muy cercano. Es necesario elegir entre beneficio o humanidad, no queda sitio para ambos.

Tomar medidas contra la especulaci贸n con materias primas, monitorear los mercados de futuros y luchar contra el comportamiento especulativo que pone en peligro la seguridad alimentaria, cuyo seguimiento debe examinarse detenida y continuamente. Se necesitar谩n medidas urgentes para completar las reformas iniciadas despu茅s de 2008 para acabar con la especulaci贸n de mercanc铆as. Garantizar que los agentes implicados en el mercado de productos b谩sicos informen sobre la transparencia del mercado. Crear reservas regionales de cereales y un aparato mundial de ayuda alimentaria aptos para las crisis prolongadas que tengan estrategias integradas de almacenamiento de alimentos a nivel regional/Local las reservas regionales de cereales pueden desempe帽ar un valioso papel doble de movilizaci贸n durante la escasez de alimentos, as铆 como contribuir a los reajustes del mercado como un instrumento preventivo estructural.

Tambi茅n herramientas de gesti贸n con los agricultores. mancomunando riesgos y construyendo mecanismos de solidaridad.

Diversificar los sistemas de producci贸n y comercio de alimentos. Paralelamente, los pasos para reconstruir la producci贸n de alimentos en los pr贸ximos meses y a帽os podr铆an ayudar a mitigar los picos de precios y garantizar el acceso a los alimentos b谩sicos, Sin embargo, en algunos contextos 鈥 incluso en el norte de 脕frica y gran parte de Asia: el estr茅s h铆drico puede hacer que sea insostenible aumentar la producci贸n de cultivos como el trigo. En el futuro, ser谩 fundamental que todas las regiones reconstruir sistemas de producci贸n y comercio m谩s diversos, basados en los intereses locales y regionales. Complementar los suministros locales con alimentos importados proporciona un respaldo necesario. Las cadenas de suministro con sistemas alimentarios locales y regionales m谩s fuertes brindan un seguro contra la inseguridad alimentaria provocada por los acontecimientos globales.

Por lo tanto, los pa铆ses necesitan enfoques espec铆ficos dependiendo de su contexto. permiti茅ndoles reconstruir un grado de autosuficiencia en alimentos b谩sicos clave. Permitir, cambiar a cultivos tradicionales m谩s resistentes (por ejemplo, Teff en lugar de arroz) junto con la rediversificaci贸n del consumo de alimentos, y garantizar una combinaci贸n m谩s diversa de suministros locales y globales.

Reconstruir la resiliencia y eliminar las dependencias da帽inas a trav茅s de diversidad. La agroecolog铆a es una forma de respuesta a la crisis, una ruta hacia la resiliencia y una forma de bajo costo para protegerse contra varios choques: hacer el cambio de la agricultura industrial a sistemas agroecol贸gicos diversificados es m谩s urgente que nunca. La capacidad 煤nica de la agroecolog铆a para reconciliar los aspectos econ贸micos, Las dimensiones ambientales y sociales de la sostenibilidad.

La crisis actual ha subrayado la urgencia de transformaci贸n del sistema alimentario, y crea oportunidades para promoverla, en dos 谩reas clave:

Ha proporcionado la evidencia m谩s clara hasta el momento de la necesidad de desvincular los alimentos y los combustibles reduciendo dependencia de fertilizantes sint茅ticos y energ铆a de combustibles f贸siles en la agricultura,

Ha puesto de relieve la importancia de reducir los usos no alimentarios de los cultivos/tierras de cultivo y garantizar que los alimentos los sistemas entregan alimentos a las comunidades locales.

Estos cambios no ocurrir谩n r谩pidamente, o al menos, no en todos los contextos. De hecho, es crucial proceder a trav茅s de pasos cuidadosamente secuenciados a lo largo de varios a帽os, marcos y tiempos para garantizar que los agricultores reciban los recursos necesarios (insumos, asesoramiento, apoyo a la transici贸n, etc.) para alejarse de los monocultivos y diversificar sus producciones, sin comprometer la seguridad alimentaria.

Se han puesto al descubierto una serie de fallas y debilidades estructurales en los sistemas alimentarios que deben ser abordados con urgencia. La crisis de Ucrania ha subrayado una vez m谩s la necesidad de profundos cambios estructurales en los sistemas alimentarios. Ha desencadenando la tercera crisis mundial de los precios de los alimentos en 15 a帽os, lo que deber铆a verse como una tercera y 煤ltima advertencia. Es necesario reformar los sistemas alimentarios en esta coyuntura y replantear los aspectos socioecon贸micos m谩s amplios. Los sistemas pol铆ticos y econ贸micos en los que est谩n incrustados dejar谩n a un n煤mero creciente de personas a la merced de la ayuda humanitaria, la cual est谩 y estar谩 sobrecargada y vulnerable a la hambruna masiva. Es fundamental actuar ahora para reconstruir la seguridad alimentaria sobre una base nueva y duradera con el fin de acabar con el hambre, no ya tanto del futuro, como del presente.

BIBLIOGRAF脥A

Global Impact of war in Ukraine on food, energy and finance systemshttps://unctad.org/system/files/official-document/un-gcrg-ukraine-brief-no-1_en.pdf

Panicked markets are the biggest danger to the world鈥檚 food supplyhttps://foreignpolicy.com/2022/04/12/russia-ukraine-war-wheat-global-food-supply-panic/

Dry conditions continue to affect global wheat productionhttps://www.thefencepost.com/news/dry-conditions-continue-affecting-global-wheat-production/

GAIN Interview Cruncher 鈥 How the war in Ukraine affects the global food supplyhttps://www.gainhealth.org/media/news/gain-interview-cruncher-how-war-ukraine-impacts-global-food-supplies

Implications of Ukraine Conflict on Food Access and Availability in the Eastern Africa Regionhttps://docs.wfp.org/api/documents/WFP-0000137369/download/

Global report on food crises: acute food insecurity reaches new highshttps://www.fao.org/newsroom/detail/global-report-on-food-crises-acute-food-insecurity-hits-new-highs/en

PMA: 20 millones corren el riesgo de morir de hambre a medida que empeora la sequ铆a en el Cuerno de 脕fricahttps://www.aljazeera.com/news/2022/4/19/20-million-risk-starvation-as-horn-of-africa-drought-worsens-un

The hunger speculatorshttps://www.lighthousereports.nl/investigation/the-hunger-profiteers/

New AGRA reports ofter Little evidence to justify continued donor supporthttps://www.iatp.org/sites/default/files/2021-07/New%20AGRA%20Reports%20Offer%20Little%20Evidence%20to%20Justify%20Continued%20Donor%20Support_0.pdf

Imagen de portada: flickr 鈥  Autora carme r.  Dub铆n 鈥  La escultura de Famine Memorial fue creada por Rowan Gillespie y se inaugur贸 en 1997 鈥 Licencia Creative Commons

Por Jes煤s Mar铆a Veci de la Fuente para Kaosenlared
Share



Fuente: Asociaciongerminal.org