April 4, 2021
De parte de Valladolor
310 puntos de vista


[recibimos y publicamos]

CRISIS ECON脫MICA Y CONTROL SOCIAL

Tras la II guerra mundial, una vez
minorados mediante la reconstrucci贸n, los desastres organizados por
la contienda, se vuelven a reproducir las contradicciones a nivel
econ贸mico y estructural en el desarrollo del sistema capitalista.
Comienzan las crisis en pa铆ses y zonas geogr谩ficas concretas, pero
a medida que el sistema avanza, lo hacen tambi茅n estas, hasta
niveles que van aumentando sus graves consecuencias llegando a
convertirse en situaciones de alcance mundial, como la crisis
estructural de los misiles en 1962 que puso al mundo al borde de una
guerra nuclear o como la econom铆a global, m谩s las que se han
manifestado cada ciertos a帽os en gran cantidad de pa铆ses, hasta
llegar a 2020 en que la actual crisis econ贸mica y estructural
coinciden en tiempo y magnitud, creando una situaci贸n mundial de
verdadero desastre y creciente conflictividad, sumamente peligrosa
para la continuidad del sistema capitalista y todo el status-quo de
su entramado sociopol铆tico y econ贸mico.

Los propios capitalistas, con casi 750
expertos en el Foro Econ贸mico Mundial, en su reuni贸n celebrada en
Davos (Suiza), ya en 2016, vislumbrando el alcance de la inminente
crisis, valoraron la necesidad de tomar medidas urgentes ante los
riesgos existentes, determinando que esto fuera el tema de discusi贸n
en su reuni贸n de 2017 y en cuya encuesta anual evaluaron 30 riesgos
globales as铆 como 13 tendencias subyacentes, entre las cuales, en
sus condiciones finales figuran las siguientes: 芦Persistencia de la
desigualdad en la distribuci贸n de la riqueza, la polarizaci贸n
social, y los crecientes peligros medioambientales; se incrementar谩
el subempleo y un alto desempleo estructural que alcanzar谩 los 500
millones de parados y crear谩 una inestabilidad social con protestas,
revueltas y movilizaciones en el mundo como jam谩s se han conocido禄
Por tanto, consideraron necesario un control sobre dichas
movilizaciones y revueltas, cuyo mayor auge se preve铆a que tendr铆a
lugar durante la d茅cada de 2020 a 2030.

Estas consideraciones del capitalismo,
y desde su perspectiva, son entendibles, si se tienen en cuenta las
graves consecuencias de los cambios previstos en sus sistemas
tecnol贸gicos, productivos y comerciales, que traen consigo una mayor
explotaci贸n, un aumento de los excedentes de la mano de obra,
acompa帽ado de exclusi贸n social y hambrunas, y con ello un deterioro
de las estructuras pol铆ticas y sociales.

Desde la realizaci贸n del mencionado
encuentro del Foro Econ贸mico Mundial hasta hoy, el sistema
capitalista en el 谩mbito internacional, no ha parado de poner en
pr谩ctica, all铆 donde la situaci贸n se lo ha requerido, m茅todos de
control social, recortes y eliminaci贸n de libertades y derechos
fundamentales, imposici贸n de restricciones econ贸micas, sociales,
laborales, etc., al tiempo que incrementaba los gastos policiales y
militares, aumentan sus ocasiones asesinas, dentro de un marco de
actuaci贸n cuya referencia nace en t茅rminos generales del plan
establecido por la OTAN denominado (en ingl茅s) 芦Urban Operations in
the year 2020禄

Hoy, entrados ya en la d茅cada de 2020
y con una crisis econ贸mica que deja entrever la dureza de las
consecuencias que a煤n quedan por venir, los Estados y sus
estructuras sociales y pol铆ticas, ya deterioradas por su desastrosa
gesti贸n y la inherente corrupci贸n del propio sistema capitalista
inmoral, corrupto y a su vez corruptor, se est谩n volcando en la
aplicaci贸n de f贸rmulas excepcionales , con las que pretenden
controlar o al menos reducir las protestas y revueltas
multitudinarias, producidas por el descontento ocasionado por las
necesidades sociales que en algunos casos ya est谩n al l铆mite, y que
van creciendo a medida que el capitalismo va incrementando todos sus
campos de actuaci贸n como: la privatizaci贸n de los servicios
p煤blicos y sectores estrat茅gicos; el proteccionismo con fondos
estatales a potentes sectores privados (banca, multinacionales, gran
empresariado etc.); la acumulaci贸n y concentraci贸n de capitales que
les permite monopolizar 谩reas de influencia; el mantenimiento e
incluso incremento de su tasa de beneficios; el nuevo reparto mundial
de mercados y de zonas geoestrat茅gicas en el 谩mbito militar, las
comunicaciones, el transporte, etc.

SILENCIAMIENTO Y CONFLICTIVIDAD ACT脷AL


En toda esta mara帽a de desastre
econ贸mico y deterioro estrural, los gobiernos, sus sindicatos y
organizaciones afines, junto con los poderes medi谩ticos al servicio
del sistema capitalista, en acuerdo t谩cito o concertado, desarrollan
unas t谩cticas de silenciamiento o tergiversaci贸n de las noticias, y
en muchos casos de difusi贸n de noticias falsas e interesadas,
acompa帽adas de emisi贸n de opiniones enga帽osas sobre la situaci贸n
conflictiva que se est谩 produciendo a nivel mundial.

Pero lo cierto es que, a pesar de la
mencionada t谩ctica que pretende dar la sensaci贸n de una
conflictividad limitada y aislada, la realidad conflictiva va en
aumento y se extiende como la p贸lvora, ardiendo en gran cantidad de
pa铆ses a nivel mundial, por motivos fundamentalmente pol铆ticos y
econ贸micos, como son: La corrupci贸n de los gobiernos y castas
pol铆ticas; La realizaci贸n de procesos electorales fraudulentos y
manipulados; Las purgas institucionales e intentos y/o golpes de
Estado; La imposici贸n de leyes para proteger los privilegios de la
clase capitalista y recortar las libertades a la clase trabajadora;
El mantenimiento de Constituciones y formas de gobierno obsoletas o
anacr贸nicas; La brutalidad de las fuerzas represivas policiales y
militares, que act煤an con total impunidad; El robo y explotaci贸n de
las materias primas y las riquezas de unos pa铆ses por otros; El
desmesurado aumento del desempleo y la ausencia de un m铆nimo de
recursos para la supervivencia de gran parte de sus poblaciones, as铆
como, la corrupci贸n y corruptibilidad empresarial y financiera, en
muchos casos incluso amparada por la ley, etc.

Algunos ejemplos de estas mencionadas
motivaciones que est谩n dando lugar a grandes movilizaciones y
protestas los tenemos en pa铆ses como: Grecia, Italia, Francia,
Nigeria, Sierra Leona, Somalia, Estados Unidos, Chile, M茅xico,
Colombia, Uruguay, Per煤, Brasil, Turqu铆a, Israel, Hong Kong,
Tailandia, Corea del Sur鈥 por mencionar una m铆nima parte de los
existentes con conflictos internos a nivel mundial y sin contar
pa铆ses con enfrentamientos b茅licos externos o internos como:
Palestina, Marruecos, Siria, L铆bano, Irak, Afganist谩n, N铆ger,
Namibia, Yemen鈥 pero en los que de una u otra forma intervienen las
grandes potencias y las poderosas multinacionales.

Esta conflictividad viene originada por
la crisis, que camina como en otras ocasiones, hac铆a el mayor
enriquecimiento de unos pocos a costa del empobrecimiento de la gran
mayor铆a de los pueblos y su clase trabajadora. El culpable del
desastre, ya comenzado y el a煤n peor que se avecina, es: El sistema
capitalista con sus gobiernos sus instituciones y su gran
empresariado, pues solo ellos son quienes controlan y gestionan la
pol铆tica y la econom铆a.

EL ENEMIGO INVISIBLE


Capitalistas, financieros y pol铆ticos,
para evadir su culpabilidad, est谩n explotando al m谩ximo en estos
momentos un proceso viral que origina: menos muertos en el mundo, que
las causadas por el hambre end茅mico y las enfermedades que esta
produce propiciado por el capitalismo; menos muertos que los
originados por sus guerras de agresi贸n y sus bloqueos comerciales
incluso de alimentos y medicamentos a algunos pa铆ses; menos muertos
que los causados por el c谩ncer que el sistema sigue alimentando e
incrementando, permitiendo conscientemente la producci贸n,
utilizaci贸n y venta de productos cancer铆genos, introducidos incluso
en los alimentos; menos muertos que los causados por enfermedades y
afecciones coronarias que el sistema contin煤a produciendo con la
imposici贸n de sus irresponsables y absurdos modos de vida; menos
muertos que los causados por la contaminaci贸n atmosf茅rica que
origina su irracional sistema productivo. En fin, menos muertos que
los que causa la falta de asistencia y la mercantilizaci贸n y
comercializaci贸n sanitaria en el mundo鈥.

Este proceso viral que supone la
aparici贸n del denominado COVID-19 les ha servido para crear al
enemigo ideal, un enemigo et茅reo e invisible al que culpabilizan de
ser el causante de la crisis econ贸mica que produce la desigualdad en
el desarrollo del propio sistema, una crisis que los capitalistas ya
hab铆an previsto en sus reuniones del Foro Econ贸mico Mundial antes
de la aparici贸n del virus, y que est谩n utilizando para encauzar el
descontento social hac铆a ese enemigo invisible al que, seg煤n ellos,
hay que derrotar mediante las cada vez m谩s absurdas y
contradictorias normas restrictivas sociales que nos imponen, al
tiempo que culpabilizan tambi茅n al pueblo llano de que esta derrota
no se consiga, aunque ellos son conscientes de que con vacuna o sin
vacuna es imposible la desaparici贸n del virus y de los contagios en
este sistema globalizado, y que la curaci贸n de sus efectos mortales
solo ser谩 posible, en gran medida, con m谩s dotaci贸n de personal y
medios en los centros sanitarios p煤blicos, algo que no est谩n
dispuestos a realizar, pues consideran prioritaria la rentabilidad
econ贸mica frente a la vida de las personas.

La actual situaci贸n les est谩 dando
pie para justificar var铆as cuestiones como: Descargar de
responsabilidades de la crisis econ贸mica al propio sistema, a sus
pol铆ticos y a los detentadores del poder econ贸mico y financiero;
Imponer y legalizar unas medidas de control poblacional y eliminaci贸n
de libertades encaminadas a sofocar en cualquier momento y por
cualquier causa las rebeliones y protestas populares, originadas por
las desastrosas consecuencias de tan grave crisis econ贸mica que ya
comienza a sentirse y que sin duda alguna ir谩 creciendo. Lo est谩n
utilizando, para justificar la brutal actuaci贸n y la total impunidad
de sus fuerzas policiales represivas y la utilizaci贸n, si lo
consideran necesario, de sus fuerzas militares contra la clase obrera
perjudicada.

EL OBJETIVO FUNDAMENTAL Y LA
MANIPULACI脫N MENTAL


El actual objetivo del capitalismo para
salvaguardar la continuidad de su sistema es la modificaci贸n y el
cambio de sus estructuras tecnol贸gicas, industriales, productivas y
comerciales, sin perder sus privilegios ni su poder en todos sus
谩mbitos de dominaci贸n y esto mediante una brutal explotaci贸n
selectiva que est谩 llevando a la miseria y la marginaci贸n a una
parte considerable de la clase trabajadora mundial.

Para conseguir dicho objetivo y tras
imponer en los pa铆ses medidas de excepci贸n y convertirse en Estados
policiales, han comenzado desde sus 贸rganos pol铆ticos y medios de
comunicaci贸n a influir en la mentalidad popular:

Invocando la defensa de los
intereses de Estado
, que en el capitalismo son los intereses que
el Estado proporciona a los capitalistas y su sistema.

Apelando a la defensa y acatamiento
sumiso
a unas normas que nos imponen salt谩ndose y cambiando sus
propias leyes. Unas normas encaminadas a reducir al m谩ximo las
relaciones sociales, con la finalidad de eliminar el an谩lisis
colectivo sobre los verdaderos or铆genes de la crisis econ贸mica y
sus desastrosas consecuencias en la clase trabajadora. Unas normas
dirigidas a eliminar al m谩ximo las protestas y movilizaciones que
comienzan a desarrollarse contra la aplicaci贸n de m谩s recortes
salariales, el aumento del desempleo, de la precariedad laboral y las
peores condiciones de trabajo, la reducci贸n de los servicios
sociales p煤blicos esenciales y la eliminaci贸n de derechos y
libertades etc.

Se pretende que nos acostumbremos
a convivir en un estado de excepci贸n permanente, aceptando de buen
grado o por la fuerza y sin protestar medidas tan irracionales y
contra natura como los continuos controles policiales, individuales y
colectivos, toques de queda y cierres perimetrales que reducen
nuestra normal movilidad, leyes marciales que solo permiten estar y/o
caminar junto a un reducido y determinado n煤mero de personas,
prohibici贸n de celebraci贸n de asambleas, concentraci贸n y reuni贸n
de las personas, incluidas las familiares, y todo ello pudiendo
utilizar cualquier excusa
. Hoy la excusa es el tan tra铆do y
llevado COVID-19, ma帽ana ser谩 cualquier situaci贸n conflictiva que
se pretenda utilizar y realizar contra sus planteamientos y las
graves consecuencias que estos conllevan para la clase trabajadora.

Quieren hacernos asumir estas
medidas expuestas, y muchas m谩s ya en funcionamiento desde a帽os
atr谩s, y que se pretenden intensificar; entre las que destacan, la
eliminaci贸n y penalizaci贸n de la libertad de expresi贸n, la
prohibici贸n de la huelga e incluso la de poder protestar por
disentir de sus nefastos planteamientos, criminalizando a quien no
los aceptan o acatan sumisamente, y por ello se les considera
antisociales y terroristas y que, seg煤n los capitalistas y sus
gobiernos, por eso hay que eliminar.

Haciendo llamamientos al patriotismo
. 驴De qu茅 patria? 驴Acaso los poderosos capitalistas, financieros y
multinacionales est茅n asentados en la patria que est茅n, sus
intereses no son ap谩tridas? Estos poderes econ贸micos, 驴Acaso no
contin煤an manteniendo la libre circulaci贸n de capitales y
disfrutando de sus para铆sos fiscales cuya actividad tambi茅n es
ap谩trida? 驴y por qu茅 en nombre de la defensa de cada patria hemos
de defender los trabajadores esos privilegios capitalistas y esos
intereses ap谩tridas cuando somos nosotros la clase trabajadora
quienes estamos sufriendo las negativas consecuencias que nos origina
su sistema capitalista con sus crisis? 驴Acaso la clase trabajadora
no somos explotados y dominados en todas las patrias del mundo,
incluida la que ellos nos dicen que debemos defender?

Intentan que nos creamos que sus
cuerpos policiales y ej茅rcitos represores son quienes nos defienden
驴De qu茅? 驴de qui茅n? Pues la realidad nos demuestra en todo el
mundo que estas fuerzas armadas son quienes a la clase trabajadora
nos apalean, torturan o asesinan cuando reclamamos pan, trabajo,
libertad o simplemente justicia contra la corrupci贸n y contra los
abusos del poder pol铆tico y empresarial, que es a quien siempre
protegen.

Pretenden que nos solidaricemos con
estas fuerzas represoras convirti茅ndonos en sus colaboradores, en
delatores y chivatos contra miembros de nuestra propia clase, contra
nuestros compa帽eros, vecinos, amistades e incluso familiares, al
mejor estilo del utilizado en su momento por Hitler y su Alemania
NAZI-fascista.




Fuente: Valladolorentodaspartes.blogspot.com