February 18, 2021
De parte de Indymedia Argentina
269 puntos de vista


Cristian Moreno Garz贸n muri贸 el 18 de febrero de 2020 en el Hospital Alejandro Korn de Melchor Romero; llevaba casi 60 d铆as de internaci贸n con un estado de salud irreversible producto de las lesiones que sufri贸 en la Unidad Penitenciaria Psiqui谩trica N掳 34. El joven colombiano hab铆a sido detenido arbitrariamente el 13 de diciembre tras sufrir un episodio psic贸tico. A pesar del evidente estado de descompensaci贸n, y desconociendo los preceptos de intervenci贸n de la Ley Nacional de Salud Mental, el 18 de diciembre el juez de garant铆as Atencio orden贸 su traslado a la c谩rcel manicomio, donde al segundo d铆a de su ingreso fue atacado por otro interno que deb铆a estar, en ese momento, con medida de resguardo. A un a帽o de su muerte, la causa tiene pocos avances y las responsabilidades institucionales no se investigan. La Comisi贸n Provincial por la Memoria (CPM), querella institucional en calidad de Mecanismo Local de Prevenci贸n de la Tortura, pidi贸 nuevas medidas de prueba.

鈥淒esde hace un a帽o, todos mis d铆as son tristes. Es un dolor que s贸lo Dios y una como madre puede saber c贸mo se siente. Todos los sue帽os de mi hijo quedaron sepultados y con ello tambi茅n el esfuerzo que hicimos los padres para que pudieran cumplir esos sue帽os. Los responsables de su muerte no entender谩n nunca el dolor que nos causaron鈥, dice Mariela Garz贸n, la mam谩 de Cristian, desde Rionegro, su ciudad natal, donde ahora descansas las cenizas de su hijo. 鈥淣o quiero guardar rencor con nadie, pero necesito que haya justicia para tener tranquilidad en mi alma. No tengo como agradecerle a la Comisi贸n [CPM] todo lo que est谩n haciendo por m铆鈥, agrega.

La Comisi贸n Provincial por la Memoria (CPM), en su car谩cter de Mecanismo Local de Prevenci贸n de la Tortura, interviene como particular damnificado institucional en la causa. Desde el primer momento, el organismo sostuvo que la muerte de Cristian expuso la ausencia de cualquier tipo de perspectiva de salud mental en materia penal; si los funcionarios policiales o los operadores judiciales hubiesen aplicado los preceptos de la Ley Nacional de Salud Mental, la muerte de Cristian nunca hubiese ocurrido. Sin embargo ocurri贸, otra muerte evitable bajo custodia estatal.

A un a帽o de la muerte del joven colombiano, excus谩ndose en la pandemia, la causa pr谩cticamente no tuvo ning煤n avance. El expediente judicial, que tramita en la UFI N掳 de La Plata, s贸lo tiene como imputado al agresor, una persona con padecimientos de salud mental detenida en la Unidad Penitenciaria Psiqui谩trica N掳 34.

鈥淟a misma justicia que, con su desidia y negligencia, arroj贸 a Cristian a la situaci贸n en que se produjo su muerte, ahora no demuestra el compromiso institucional, que le cabe, para llegar a una investigaci贸n expeditiva, profunda y eficaz que pueda dar cuenta de todas las responsabilidades detr谩s de esta muerte, y puede reparar en algo el dolor de la familia鈥, se帽alaron desde el programa de Litigio Estrat茅gico de la CPM.

Entre la noche de su detenci贸n arbitraria y el ataque en la UP 34 que le terminar铆a provocando la muerte, pasaron siete d铆as. Las irregularidades cometidas por los operadores estatales en esos siete d铆as son muchas y evidentes desde el primer momento.

Cristian lleg贸 al pa铆s desde su Colombia natal en 2019 para realizar un posgrado; ten铆a 27 a帽os, alquilaba una habitaci贸n en una pensi贸n de La Plata y atravesaba el proceso de convalidaci贸n de su t铆tulo de m茅dico veterinario para poder ejercer la profesi贸n en Argentina.

La noche del 13 de diciembre de 2019 sufri贸 un cuadro psic贸tico repentino; en ese momento, una pareja que se alojaba en la pensi贸n manten铆a una discusi贸n, Cristian habr铆a tomado por la fuerza a  la chica, mientras gritaba 鈥渢e voy a salvar鈥. La propia mujer declar贸, luego de la detenci贸n de Cristian, que ella estaba muy asustada pero que igualmente pudo advertir que 鈥溍﹍ estaba fuera de s铆鈥.

Tras el llamado al 911, el personal de la comisar铆a 2da de La Plata lleg贸 al lugar y, a pesar del evidente estado de descomposici贸n del joven, no dio intervenci贸n a un equipo de salud mental 鈥攖al como establece la ley鈥 y lo traslad贸 de manera arbitraria a la dependencia policial donde estuvo alojado hasta el 18 de diciembre. A煤n hoy, no se sabe con certeza en qu茅 estado permaneci贸 all铆 durante esos cinco d铆as.

De su periodo de detenci贸n en la comisar铆a s贸lo se conoce una intervenci贸n que demuestra las graves irregularidades en la intervenci贸n estatal: Cristian fue sometido a una evaluaci贸n en la guardia de salud mental del Hospital Alejandro Korn, en donde los profesionales determinaron la presencia de riesgo cierto e inminente para s铆 o para terceros, situaci贸n que tendr铆a que haber determinado la inmediata internaci贸n. Sin embargo, tanto el personal policial como los agentes judiciales omitieron la advertencia, desconociendo los criterios b谩sicos de salud mental.

Cinco d铆as despu茅s de su detenci贸n arbitraria, el 18 de diciembre, Cristian fue llevado a la audiencia ante el Juzgado de Garant铆as 1 de La Plata, a cargo del Dr. Federico Atencio: el proceso se suspendi贸 debido a la evidente descompensaci贸n de su estado de salud mental y el juez determin贸 su alojamiento en la Unidad 34 de Melchor Romero.

En total  contradicci贸n con los preceptos establecidos en la Ley Nacional de Salud Mental, Atencio consider贸 que era el 鈥渆stablecimiento adecuado鈥 para cursar la internaci贸n, desconociendo las denuncias y los numerosos litigios colectivos vigentes contra este penal. La misma CPM, a trav茅s de su monitoreo permanente, ven铆a denunciando pr谩cticas de tortura concretas y la falta de adecuaci贸n de los tratamientos brindados con las disposiciones de la citada ley. Una ley que tiene m谩s de diez a帽os de vigencia y que ning煤n operador judicial puede desconocer.

En esa situaci贸n de total desamparo y abandono, el joven encontr贸 la muerte. Menos de dos d铆as despu茅s de ingresar a la instituci贸n penitenciaria, fue lesionado por otro interno provoc谩ndole traumatismos irreversibles y la p茅rdida de la conciencia hasta su fallecimiento, casi dos meses despu茅s.

Cabe destacar que para ese entonces, y a pesar de las m煤ltiples intervenciones de funcionarios estatales, nadie se hab铆a comunicado con la familia de Cristian, residente en Colombia, para contarles la situaci贸n de su hijo. 鈥淭uve que mover cielo y tierra con mis u帽itas para buscarlo, nadie nos llam贸, lo dejaron solo, a mi hijo le negaron todo鈥, recuerda Mariela. Cuando ella encontr贸 a su hijo, Cristian ya estaba internado en el Hospital Alejandro Korn con un estado de salud irreversible.

Los mismos testimonios que forman parte del expediente judicial dan cuenta de la responsabilidad del personal de custodia y del equipo de salud de la Unidad. Por eso resulta llamativa la falta de decisi贸n de la fiscal铆a de no avanzar en esa l铆nea de investigaci贸n.

La misma ma帽ana del ataque, el agresor hab铆a permanecido con contenci贸n mec谩nica porque hab铆a tenido un episodio de excitaci贸n psicomotriz. Sin embargo, pese a este antecedente y evidenciando la ausencia de todo tipo de protocolo, horas despu茅s fue alojado junto a Cristian y otra persona. Los testigos tambi茅n dijeron que la v铆ctima estaba en un estado de total indefensi贸n de 茅ste 煤ltimo, que podr铆a asemejarse con un cuadro de sobremedicaci贸n, pr谩ctica habitual en la unidad penitenciaria de Romero, y que todav铆a es materia de investigaci贸n.

Otra grave situaci贸n que debe a煤n investigarse: al momento del hecho, tres agentes penitenciarios se encontraban en una oficina contigua, ninguno de ellos lleg贸 a tiempo para evitar la brutal agresi贸n.

Incluso se destaca la ausencia en ese momento de un profesional de salud mental, pese a tratarse de una Unidad 鈥減siqui谩trica鈥. S贸lo hab铆a un m茅dico de guardia, en su declaraci贸n dej贸 en claro que 鈥渃uando hay un interno en Sanidad por psiquiatr铆a, los cl铆nicos s贸lo se encargan de controlar los signos vitales y que est茅 hidratado, todo lo que tiene que ver con su salud mental lo controla la psiquiatr铆a鈥. La responsable de la atenci贸n psiqui谩trica se presume que nunca se hizo presente durante esos momentos. S贸lo despu茅s del ataque, indic贸 que al agresor se le vuelva a colocar contenci贸n mec谩nica y los agentes penitenciarios los trasladaron a una leonera.

鈥淒esde el momento de su detenci贸n, nadie se hace cargo de los malos procedimientos que hicieron con 茅l, necesito que respondan por lo que hicieron, que me digan por qu茅 actuaron tan arbitrariamente, por qu茅 tanta inhumanidad, por qu茅 lo dejaron solo, por qu茅 el juez Atencio, tan indolente, lo encerr贸 en una c谩rcel si ya sab铆a de la valoraci贸n que hab铆an hecho los especialistas en salud mental, por qu茅 la guardia de la unidad que ten铆a que estar custodiando a mi hijo no lo hizo鈥, reflexiona Mariela en un arrebato de preguntas que, por ahora, la justicia no responde.

Una semana antes de su muerte, por intervenci贸n de la CPM, Cristian hab铆a recibido la libertad. 鈥淗oy me queda saber que volvi贸 a la libertad, libre como era, sobrese铆do de cargos y sin antecedentes en ninguna parte del mundo. Esa era su 茅tica y su moral, mi hijo no fall贸 a la educaci贸n que le ense帽amos鈥, destaca Mariela Garz贸n.

A un a帽o del hecho, y ante las innumerables irregularidades que ya est谩n acreditadas en la misma instrucci贸n judicial, la CPM solicitar谩 que se tomen declaraciones a las personas detenidas que fueron testigos directos del hecho y que, hasta el momento no fueron citadas, para profundizar en esa l铆nea de investigaci贸n. Tambi茅n requerir谩 que se informe sobre los protocolos de custodia en casos donde la convivencia de detenidos implique un riesgo para la integridad f铆sica de los internos.


Fuente: https://www.andaragencia.org/cristian-moreno-garzon-sin-avances-en-la-causa-a-un-ano-de-su-muerte/




Fuente: Argentina.indymedia.org