August 7, 2022
De parte de A Las Barricadas
22 puntos de vista

Puedes visionar la película en nuestro canal de YouTube con subtítulos en castellano, inglés y francés:

ANF – 28 jul. 2022, 12:58  

Reimar Heider, uno de los portavoces de la iniciativa internacional Freedom for Abdullah Öcalan – Peace in Kurdistan, ha reseñado la película La historia de Jiyan: La revolución de las mujeres de A. Halûk Ünal.

El asesinato de tres combatientes de las YPJ en Siria ha puesto de actualidad una película que ya se estrenó en 2017: La historia de Jiyan: La revolución de las mujeres. La homónima Jiyan es Jiyan Tolhildan (Salwa Yusuf), que fue masacrada por un dron turco en los alrededores de Qamişlo (noreste de Siria) el 22 de julio de 2022, cuando regresaba de una conferencia de mujeres para celebrar los 10 años de la revolución femenina. Junto a ella murieron Roj Xabûr y Barîn Botan.

El asesinato de las tres mujeres, una de ellas muy destacada, recuerda al de Sakine Cansız (Sara), Fidan Doğan (Rojbîn) y Leyla Şaylemez (Ronahî) en París hace casi una década, en 2013, a manos del servicio secreto turco MÄ°T. A raíz de aquella masacre, se han rodado varios documentales como Hêvî (2014), Sara – Toda mi vida fue una lucha (2015) y Autopsia de un triple asesinato: Sakine, Fidan, Leyla, militantes kurdas (2020).

En este caso, la película se hizo antes del crimen: La historia de Jiyan: La revolución de las mujeres ya se publicó en 2017. Cuenta la historia de la vida de Jiyan Tolhildan, desde su infancia en un pueblo cercano a Afrîn hasta la revolución de las mujeres que tiene lugar en Rojava/Noroeste de Siria desde 2012. A diferencia de muchas otras películas sobre la revolución y la lucha contra el ISIS, ésta no se centra ni en la lucha militar ni en la lucha política únicamente. Cuenta toda la historia de las raíces de las diferentes luchas, cómo se integran y por qué las mujeres son la vanguardia de la revolución.

Al centrarse en una sola protagonista, el director A. Halûk Ünal es capaz de destacar muchos aspectos diferentes de una vida de resistencia: Jiyan crece en Afrîn cerca de la valla fronteriza que separa el Kurdistán y separa a su familia. En la escuela sufre el racismo del sistema educativo árabe sirio. Se rebela contra la separación de chicos y chicas en el pueblo y se niega a ser casada contra su propia voluntad. Al huir de su familia y unirse al movimiento por la libertad, amplía su horizonte y conoce a los demás grupos étnicos y religiosos de su región. Al conocer de primera mano cómo las mujeres cristianas y las musulmanas, las educadas y las que no lo son, comparten la experiencia de la opresión patriarcal, Jiyan se da cuenta de lo central que es la opresión de la mujer para todas las estructuras de poder en Oriente Medio. En las montañas aprende la fuerza de las mujeres que han formado unidades guerrilleras autónomas desde mediados de los años noventa.

Cuando comienza la Primavera Árabe en 2011, vuelve a las ciudades para ayudar a organizar el levantamiento pacífico contra el Estado sirio al tiempo que organiza en secreto a las mujeres de forma que los hombres no se den cuenta: “Nos han engañado durante 5.000 años. Nuestro engaño no duró ni un año”.

Como ella misma afirma, sin armas no se puede llegar lejos si el enemigo está decidido a usar la fuerza. Así que las YPG/YPJ se constituyen, empujan a las fuerzas estatales sirias sin disparar un tiro y más tarde juegan un papel decisivo en la derrota del ISIS, primero en Kobanê y después en todas partes.

La película muestra todo esto, pero el verdadero enfoque es la lucha política para cambiar las estructuras de la sociedad y las mentes de las mujeres –y de los hombres. El movimiento de mujeres kurdas da el siguiente paso hacia la abolición del patriarcado proporcionando educación antipatriarcal a los hombres. En la película vemos a algunos jóvenes presumir de lo mucho que han cambiado, mientras que otros bajan tímidamente la mirada.

La historia de Jiyan muestra mejor que otras películas las contradicciones de la sociedad. Escuchamos historias desgarradoras de mujeres que se casaron a los 12 años. Luego vemos a esas mismas mujeres empoderándose a sí mismas y entre sí en un entorno exclusivamente femenino en las YPJ.

La película encuentra grandes imágenes para cada aspecto de la historia. Según los realizadores, se filmaron 110 horas de material y se utilizaron 40 horas de material de archivo. La historia de Jiyan es más compleja y se ve mejor que todas las películas comparables sobre la revolución de Rojava que conozco. Además, explica mejor que ninguna otra el trasfondo del movimiento de mujeres en Rojava que hoy es admirado en todo el mundo.

Los últimos minutos de la película tratan de la muerte. La muerte está omnipresente en la vida de Jiyan Tolhildan, y ella explica que no es triste porque ayuda a construir una nueva vida. Como dice la directora en un tuit: “Esas mujeres tienen la muerte en un hombro y la alegría en el otro. Sólo aprender esto cambiará tu filosofía de vida”. La muerte ha encontrado ahora a Jiyan en forma de un ataque turco con drones, uno de los muchos que se han producido contra figuras destacadas de la Administración Autónoma del Noreste de Siria. Los ataques asesinos ilegales de Turquía más allá de sus fronteras se han convertido ya en una rutina diaria, aparentemente aprobada o al menos tolerada por todos los países miembros de la OTAN.

Pero La historia de Jiyan envía un mensaje positivo. La revolución tiene fundamentos profundos y no se desarraigará fácilmente. El entusiasmo de las mujeres mostrado en todas sus luchas es penetrante y contagioso. La alegría en sus rostros da testimonio de una fuerza que superará todos los nefastos intentos de silenciarlas y matarlas.

La historia de Jiyan es un monumento a Jiyan Tolhildan, una emblemática luchadora por la libertad de las mujeres y contra toda forma de opresión. Es una película imprescindible para todos y todas los interesados en la revolución de las mujeres. Somos muy afortunados de contar con esta película, aunque la ocasión de (re)verla ahora es muy desafortunada y enfurecedora.

El documental, de 80 minutos, se acortó en un formato televisivo de 51 minutos y se emitió en varios canales de televisión, como ORF (Austria), ZDF (Alemania), RTF (Portugal) y el canal kurdo en turco Medya Haber. En el canal británico de YouTube Real Stories, la versión inglesa más corta ha resultado muy popular, con más de 800.000 visitas hasta el momento. Sin embargo, recomiendo encarecidamente ver la versión más larga que ya está disponible en Vimeo.

La versión corta para televisión está disponible con varios nombres, como Jiyan: Story of a Female Guerilla FighterInside the Women’s Army y Syrien â€“ Die Frauen-Armee der Kurden.

Puedes ver el Ãºltimo discurso de Jiyan Tolhildan, pronunciado apenas unas horas antes de ser asesinada, con subtítulos en inglés en el canal de Women Defend Rojava.

Las películas anteriores de Ünal, Little Black Fishes (2014) sobre los niños de la guerra en el ‘sureste’ y Hidden Lives (2011) sobre la masacre de Çorum en 1980 y sus consecuencias para los alevíes, también están disponibles con subtítulos en inglés en el canal Vimeo de Drama Ä°stanbul.


Otras películas mencionadas en este artículo también se encuentran en nuestro canal de YouTube con subtítulos en castellano:




Fuente: Alasbarricadas.org