November 26, 2020
De parte de Indymedia Argentina
308 puntos de vista

Las maniobras pol铆tico y medi谩ticas desplegadas por el macrismo en 2017 hoy tienen su consecuencia judicial: no hay procesados entre los Albatros que persiguieron y balearon a los integrantes de la comunidad mapuche Lafken Winkul Mapu. Un larga historia de mentiras, violencia institucional y v铆ctimas desamparadas. Graciela y Alejandro, madre y padre de Rafa, siguen esperando Justicia. Una cr贸nica de Santiago Rey para Tiempo Argentino.

25/11/2020

鈥淧ensar que ya no lo tengo m谩s a mi hijo Rafa. Y no pensaba que se me iba a ir as铆 de esa manera tampoco. Quer铆a que vaya con 茅l. Y cuando llegu茅 ya se hab铆a ido鈥.

El viernes 24 de noviembre de 2017, Alejandro Nahuel pensaba acompa帽ar a su hijo Rafael al territorio de la comunidad Lafken Winkul Mapu. Un desencuentro de pocos minutos hizo que Rafa recorriera sin su padre los 35 kil贸metros que separan el Alto de Bariloche y Villa Mascardi. Y que sin 茅l, llevara algo de comida y abrigo a los integrantes de la comunidad que hab铆an quedado dispersos en el bosque, luego del desalojo realizado el jueves 23.

Alejandro lo hubiese querido acompa帽ar. Cree que si hubiera ingresado con Rafa a la comunidad su hijo no estar铆a muerto. Le pesa esa historia y se nota en sus ojos.

D铆a a d铆a durante tres a帽os pele贸 para que el Poder Judicial le d茅 una respuesta. Junto a Graciela, mam谩 del joven asesinado, eligen hoy pasar en soledad, sin marchar, el tercer aniversario del hecho que cambi贸 sus vidas. Ser谩 un largo d铆a de recuerdo.

***

鈥淗ubo una maniobra de parte de los mapuches sobre una patrulla de reconocimiento en la cima de la monta帽a. A ra铆z de eso se dio la muerte de uno de los indios de un solo disparo; la cuesti贸n es que no sabemos si es munici贸n nuestra o munici贸n de los otros鈥.

Empieza a oscurecer ese 25 de noviembre de 2017 y el Oficial Principal Pablo Rub茅n Berra, responsable del operativo del grupo Albatros de la prefectura Naval Argentina, sabe que que la Justicia est谩 a punto de secuestrarle el tel茅fono celular. Por eso deja cuatro audios de whatsapp que ser谩n clave en la cadena de impunidad del asesinato de Rafael Nahuel.

Dice que sus 鈥渕uchachos鈥 le contaron que, monta帽a arriba, 鈥渃hocan de frente con una unidad de aproximadamente diez o quince efectivos de estos mapuches鈥, quienes 鈥渇orman una cu帽a, una cu帽a, y empiezan a tirar鈥 piedras鈥. Asegura Berra en los audios que 鈥渄e esa patrulla, uno ten铆a una marcadora; empieza a disparar con la marcadora鈥 y 鈥渃uando los indios reciben la agresi贸n de las marcadoras responden con fuego letal, es decir, con armas letales, primero y fundamental con un calibre 22 y alg煤n arma de otro calibre un poco m谩s grande porque reventaba las ramas de los 谩rboles鈥.

Los 鈥渕uchachos鈥 de la Prefectura, horas antes del operativo

Exculpa el jefe del operativo a sus 鈥渕uchachos鈥: 鈥淨uiero pensar de que ninguno de estos es un enfermo mental y dispar贸 a matar gente porque s铆, 驴eh? Inclusive, no dispararon a matar sino que dispararon a los 谩rboles. Eso es lo que me dijeron a m铆鈥.

Eso le dijeron a Berra. Pero sus muchachos -Francisco Javier Pintos, Juan Ram贸n Obreg贸n, Sergio Garc铆a, Sergio Cavia y Carlos Sosa- dispararon entre 114 y 129 veces con munici贸n de plomo y unas 300 veces con postas de goma. Fueron poco m谩s de 10 minutos de persecuci贸n y balacera contras las piedras que arrojaban los integrantes de la comunidad. Dos j贸venes fueron heridos con bala de plomo 9 mil铆metros, Johana Colhuan y Gonzalo Co帽a. Uno fue asesinado por la espalda; Rafael Nahuel.

***

Rafael Nahuel se agach贸 para agarrar el mate que estaba compartiendo con los m谩s j贸venes integrantes de la comunidad Lafken Winkul Mapu, en medio de la balacera desatada por el grupo Albatros. El proyectil 9 mil铆metros que sali贸 del subfusil MP5 que correspond铆a al Cabo Primero Francisco Javier Pintos, ingres贸 por su nalga izquierda y le provoc贸 un 鈥渟hock hipovol茅mico por lesiones de los 贸rganos y tejidos que provocaron una hemorragia de aproximadamente 4 litros de sangre, alojada en cavidad tor谩cica y peritoneal鈥, seg煤n el informe de la autopsia firmada por dos m茅dicos forenses.

Estaba herido tirado en el piso. 鈥淓n un momento miro y veo que cae Rafael. Ah铆 empec茅 a gritar que dejen de disparar, pero siguieron disparando. De repente, no se escuch贸 m谩s nada. Estaba Rafael en el suelo, me acerqu茅 a verlo y vi que ten铆a un disparo del lado izquierdo. Le preguntaba c贸mo estaba y no pod铆a hablar鈥, dice Fausto Jones Huala, quien con Lautaro Gonz谩lez Curruhuinca se acercaron para asistirlo. Le hablaron, improvisaron una camilla y comenzaron a bajarlo hasta la ruta, en busca de asistencia m茅dica.

鈥淩afa nos dec铆a que lo dej谩ramos, que sigamos, pero no pod铆amos hacer eso. Lo bajamos, nos dec铆a que no, pero lo bajamos鈥, insisti贸 Jones Huala ante el Juez que lo detuvo y le dict贸 prisi贸n preventiva, pocas horas despu茅s del asesinato de su amigo.

Fausto Jones Huala y Lautaro Gonz谩lez

A煤n respiraba cuando Fausto y Lautaro improvisaron una camilla y comenzaron a bajarlo hacia la ruta. Rafa le agarr贸 la mano a Fausto, balbuce贸 algo en su todav铆a incipiente mapuzungun; algo que los j贸venes mapuche interpretaron como un desaf铆o a la autoridad, como una reafirmaci贸n de su condici贸n de integrante del pueblo originario, como una exigencia de valor ante lo que se les ven铆a por haber estado all铆 y por bajarlo.

鈥淣o pod铆amos dejarlo ah铆. Lo empezamos a bajar, pero a mitad de camino ya no hablaba, estaba fr铆o鈥, repasa Jones Huala. 鈥淣osotros vimos morir a Rafael en nuestras manos鈥, resume Gonz谩lez Curruhuinca.

Con Rafa hab铆an compartido mate y unas milanesas que llevaron para los integrantes de la comunidad que se salvaron del desalojo del d铆a 23. Rafa les dijo que quer铆a construir su ruka, su casa, en ese territorio -鈥渋r al campo鈥, como lo llamaba-, y que estaba cansado de la forma de vida que le impon铆a Bariloche: changas para malvivir, pobreza, y el interminable c铆rculo de violencia que en el Alto de la ciudad se cobra sistem谩ticamente vidas de pibes j贸venes, morochos, pobres.

De eso charlaban cuando pasadas las 16 horas de ese s谩bado primaveral con casi 20 grados uno de los integrantes de la patrulla del grupo Albatros grit贸 鈥渁lto鈥 y empezaron los disparos.

Ante el Juez, un d铆a despu茅s del asesinato de Rafael, Lautaro Gonz谩lez Curruhuinca recordar铆a que antes de que llegara Prefectura, se dispon铆an a bajar 鈥渁 ver qu茅 estaba pasando鈥, pero se encontraron en el camino con funcionarios de Prefectura y 鈥渘o les dieron tiempo a nada鈥.

鈥淣os dieron la voz de alto y despu茅s empez贸 la balacera鈥.

El que m谩s dispar贸 fue el Cabo Primero Francisco Javier Pintos.

***

鈥淗ice lo que ten铆a que hacer鈥. Pintos vive en la franja menos pudiente de la localidad de San Fernando, opulenta zona norte del conurbano. Recorre diariamente en bicicleta las pocas cuadras que lo separan de la sede de Prefectura Naval Argentina, donde sigue cumpliendo funciones.

鈥淵o hice lo que ten铆a que hacer frente a la C谩mara de Casaci贸n Penal. Ya se hizo lo que ten铆amos que hacer y ya鈥︹, dice en noviembre de 2019, cuando este cronista lo consult贸 en la puerta de su casa.

Pintos, interpelado por En estos d铆as

Luego del operativo en el que fue asesinado Rafael Nahuel, a Pintos 鈥渟e le secuestr贸 1 arma letal Pietro Beretta (n煤mero de serie 05-P25873z) con 2 cargadores conteniendo nueve (09) y catorce (14) municiones respectivamente y otra arma letal MP5 (n煤mero de serie 335508) con 4 cargadores, uno de ellos sin municiones, otro cargador con once (11) municiones, el tercer cargador conteniendo veintinueve (29) municiones y el cuarto conteniendo treinta (30) municiones鈥, seg煤n el acta firmada pocas horas despu茅s de la intervenci贸n de los uniformados.

Es decir que Pintos dispar贸 m谩s de 50 veces con dos armas con proyectiles de plomo 9 mil铆metros.

鈥淵o hice lo que ten铆a que hacer鈥, dice dos a帽os despu茅s de aquella incursi贸n en el territorio de la comunidad mapuche, y pide: 鈥淗able con mi abogado鈥.

Marcelo Hugo Rochetti es el abogado del Cabo Primero Francisco Javier Pintos. Fue hasta agosto de 2018 Jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires que conduc铆a Cristian Ritondo, durante la gesti贸n de la Gobernadora Mar铆a Eugenia Vidal. Antes de convertirse en funcionario bonaerense, Rocchetti cumpli贸 otras funciones para el macrismo: ocup贸 el cargo de responsable de la seguridad de la Legislatura porte帽a, en 2008, pocos meses despu茅s del triunfo de Mauricio Macri como Jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y la asunci贸n de Cristian Ritondo al frente de ese parlamento. Fue adem谩s abogado del jefe de la barra brava de Boca Juniors, Rafael Di Zeo, en una causa por 鈥渃oacci贸n agravada por el uso de armas鈥, cuando ya Daniel Angelici presid铆a el club.

Marcelo Hugo Rocchetti

El Gobierno nacional cuyo mandato finaliz贸 el 10 de diciembre de 2019 puso a uno de sus hombres de confianza a defender al principal imputado por el asesinato de Rafael Nahuel.

Rocchetti tambi茅n hizo lo que ten铆a que hacer. Reprodujo en el expediente la versi贸n de la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich y logr贸 que su defendido fuera beneficiado con una declaraci贸n de 鈥渇alta de m茅rito鈥 y hoy est茅 imputado bajo la figura de 鈥渉omicidio agravado cometido en exceso de leg铆tima defensa鈥. Es decir que el Juzgado Federal de Bariloche pivotea sobre la hip贸tesis del enfrentamiento armado, a pesar de la inexistencia de pruebas que acrediten otras armas de fuego que no sean las pistolas Beretta y los subfusiles MP5 que portaban los integrantes del grupo Albatros.

***

La causa iniciada por 鈥渦surpaci贸n鈥 a la que luego se a帽adi贸 la correspondiente al asesinato de Rafael Nahuel, se inici贸 a principios de noviembre de 2017, cuando Parques Nacionales denunci贸 la irrupci贸n de un grupo de personas en terrenos de Villa Mascardi.

La comunidad Lafken Winkul Mapu anunci贸 la recuperaci贸n, explic贸 que all铆 se levantar铆a la machi -autoridad espiritual y de sanaci贸n mapuche- Betiana, y que esos terrenos forman parte del territorio arrebatado al pueblo originario a partir de la denominada Conquista del Desierto.

A instancias de la Fiscal Federal Sylvia Little, el por entonces Juez Federal subrogante del Juzgado Federal de Bariloche, Gustavo Villanueva, orden贸 el desalojo para el d铆a 23 de noviembre, a pesar que la comunidad a trav茅s de una nota presentada por Mar铆a Nahuel pidi贸 horas antes un 谩mbito de negociaci贸n para evitar hechos de violencia.

Gustavo Villanueva

El violento operativo de desalojo termin贸 con cinco mujeres detenidas, adem谩s de varios menores. Los hombres de la comunidad, tal como estaba acordado internamente, huyeron monta帽a arriba para garantizar la continuidad en el territorio.

El 25 de noviembre a la ma帽ana, el Juez Villanueva instruy贸 al Prefecto Principal Leandro Ruata, jefe de Prefectura Bariloche, que 鈥渋ntensifique (en cantidad de personal) las recorridas que viene ejecutando鈥 para as铆 鈥渄ar con el paradero de las personas sustra铆das el d铆a del procedimiento鈥, es decir el desalojo del d铆a 23.

El grupo de Albatros integrado por Sergio Dami谩n Garc铆a, Carlos Valent铆n Sosa, Juan Ram贸n Obreg贸n, Sergio Guillermo Cavia y Francisco Javier Pintos trep贸 monta帽a arriba. Al toparse con integrantes de la comunidad, dieron la voz de alto y comenzaron a disparar. Primero con munici贸n no letal, luego con balas de plomo. En los audios de whatsapp del jefe del operativo, en una declaraci贸n administrativa en Prefectura y ante la Justicia, dir铆an m谩s tarde que fueron emboscados y que quedaron bajo un ataque con armas de fuego. La inspecci贸n ocular realizada el 6 de diciembre determin贸 que los 煤nicos impactos de balas, as铆 como las vainas de proyectiles encontradas, correspondieron a las armas 9 mil铆metros que portaban los uniformados.

Las pericias tambi茅n as铆 lo acreditan. El estudio realizado por el del Departamento de Caracterizaci贸n de Materiales del Centro At贸mico Bariloche concluy贸 que ni Rafael Nahuel, ni los j贸venes que bajaron su cuerpo, Fausto Jones Huala y Lautaro Gonz谩lez Curruhuinca, ten铆an restos de los tres materiales que componen la p贸lvora, plomo, bario y antimonio.

S贸lo una lectura intencionada por parte del Servicio de Ingenier铆a y Qu铆mica Forense del Cuerpo de Investigaciones de Fiscales del Ministerio P煤blico Fiscal de Salta sobre informaci贸n descartada en la pericia del Centro At贸mico, introdujo dudas sobre la posible presencia de p贸lvora en las muestras correspondientes a los mapuches.

El respaldo medi谩tico de los diarios Clar铆n, La Naci贸n e Infobae fueron claves para azuzar la teor铆a del enfrentamiento, en el marco de la presencia de un grupo subversivo enclavado en la cordillera patag贸nica, cuya capacidad de acci贸n se asemeja a la de las FARC colombiana, la ETA y la guerrila kurda. Las citas son textuales y corresponden tanto al Informe RAM (Resistencia Ancestral Mapuche) elaborado por el ministerio de Seguridad y a la cobertura period铆stica de dichos diarios.

Villanueva dej贸 la subrogancia del Juzgado Federal de Bariloche, y a principios de enero de 2019 el Juez original, Le贸nidas Moldes, luego de solo dos meses al frente del expediente cerr贸 la etapa de instrucci贸n y proces贸 a los cinco Albatros bajo la figura de 鈥渉omicidio agravado, cometido con exceso en la leg铆tima defensa鈥.

Le贸nidas Moldes

Es decir que, a pesar de la falta de pruebas, dio por v谩lidos los argumentos de las defensas y del ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich sobre un supuesto 鈥渆nfrentamiento armado鈥.

En mayo de ese mismo a帽o, la C谩mara de Apelaciones de General Roca produjo un fallo clave: descart贸 los procesamientos contra los integrantes del grupo Albatros bajo la figura de 鈥渉omicidio en exceso de leg铆tima defensa鈥, y en cambio proces贸 por 鈥渉omicidio agravado鈥 al Cabo Primero Francisco Javier Pintos, de cuya arma subfusil MP5 sali贸 el disparo mortal. Adem谩s, le dict贸 prisi贸n preventiva.

La resoluci贸n de 80 p谩ginas desarm贸 el relato oficial del ministerio de Seguridad sobre la existencia de un enfrentamiento armado entre los uniformados y los integrantes de la comunidad Lafken Winkul Mapu. Y cuestion贸 la injerencia del ministerio de Bullrich en los expedientes judiciales que investigan el desempe帽o de los miembros de las fuerzas de seguridad.

Pero las apelaciones a ese fallo llegaron a la Sala Tercera de la C谩mara de Casaci贸n Penal -integrada por Liliana Catucci, Esteban Riggi y Juan Carlos Gemignani- que produjo un fallo de tinte racista, en el que calific贸 como 鈥渁rbitraria鈥 la resoluci贸n que proces贸 a Pintos.

Esa C谩mara otorg贸 validez a la segunda pericia bal铆stica realizada por Gendarmer铆a que no pudo determinar la procedencia del disparo mortal, a pesar que una primera pericia sobre el proyectil que caus贸 la muerte de Rafael Nahuel concluy贸 de manera indubitable que provino del subfusil que correspond铆a a Pintos.

As铆, la C谩mara de Apelaciones de General Roca con una nueva integraci贸n resolvi贸 en febrero de este a帽o dictar la 鈥渇alta de m茅rito鈥 a Pintos, y orden贸 que contin煤e la instrucci贸n en el Juzgado Federal de Bariloche, con los Albatros imputados bajo la figura del 鈥渉omicidio cometido en exceso de leg铆tima defensa鈥. Tal como aseguraba aquel audio que el Prefecto Berra grab贸 minutos antes que la Justicia le secuestre el celular.

El Tribunal -al igual que Casaci贸n- carg贸 contra el reclamo territorial mapuche y le endilg贸 a Jones Huala y Gonz谩lez Curruhuinca una serie de potenciales delitos, adem谩s de incriminarlos por pertenecer a una organizaci贸n pol铆tica del pueblo originario.

Al cumplirse tres a帽os del asesinato, el 煤nico procesado en el expediente -por usurpaci贸n y agresi贸n- es Lautaro Gonz谩lez Curruhuinca, uno de los j贸venes que baj贸 el cuerpo de su amigo Rafael Nahuel.

Mirta Curruhuinca, mam谩 de Lautaro

Gonz谩lez Curruhuinca contin煤a en rebeld铆a -鈥減r贸fugo鈥 para la Justicia-, y asegura que no va a entregarse para someterse a los tribunales que garantizan la impunidad del caso y 鈥減ersiguen y estigmatizan al pueblo mapuche鈥.

En los pr贸ximos d铆as se reanudar谩 la tercera pericia bal铆stica que determinar谩 la procedencia del proyectil que mat贸 a Rafael. A pesar que el abogado defensor de Pintos intent贸 frenar la continuidad del trabajo de los peritos, el nuevo Juez Federal subrogante de Bariloche, Gustavo Zapata, confirm贸 que seguir谩n los trabajos que se realizan en el Ministerio P煤blico Fiscal de Salta.

Con el resultado de esa pericia en la mano, los abogados de la familia de Rafael y los querellantes de la APDH esperan poder solicitar el cierre de la instrucci贸n y la elevaci贸n a juicio. Mientras tanto queda esperar.

***

La comunidad Lafken Winkul Mapu repite que no dejar谩 los territorios de Villa Mascardi, y que resistir谩 cualquier nuevo intento de desalojo. Desde la recuperaci贸n de 2017, las familias construyeron sus casas, llevaron sus animales, y los m谩s peque帽os concurrieron a la escuela de Villa Mascardi, hasta que la pandemia suspendi贸 las clases.

Casi permanentemente encapuchados 鈥減or motivos de seguridad鈥, los integrantes de la lof continuaron con sus reclamos y cortes de ruta pidiendo el reconocimiento territorial.

No est谩 en el 谩nimo del Gobierno nacional que asumi贸 el 10 de diciembre pasado repetir el escenario de presi贸n y desalojo sobre la comunidad de tres a帽os atr谩s. El Ministerio de Seguridad ahora bajo la conducci贸n de Sabina Frederich abri贸 desde el inicio de la gesti贸n una instancia de di谩logo con la comunidad, que tuvo marchas y contramarchas.

La Gobernadora rionegrina Arabela Carreras ha sido permeable a los reclamos de buena parte de la sociedad barilochense y presion贸 a la gesti贸n de Alberto Fern谩ndez para que Frederich sea reemplazada por la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo, dejando entrever cr铆ticas a lo que considera escasa predisposici贸n para mostrar mano dura ante los planteos y protestas mapuches. Una reciente reuni贸n en la capital provincial, Viedma, multiplic贸 los mensajes y discursos sobre la necesidad de di谩logo para resolver lo que los medios concentrados porte帽os han denominado 鈥渃onflicto mapuche鈥. En cambio, poco se avanz贸 en soluciones concretos.

La ampliaci贸n del territorio mapuche a un lote del Obispado de San Isidro deriv贸 en una orden expr茅s de desalojo por parte de la Justicia provincial. Pero la medida est谩 suspendida hasta que est茅n dadas las condiciones de que el operativo se realizar谩 sin violencia.

Este mi茅rcoles 25 de noviembre, la comunidad volver谩 a hacer escuchar su reclamo de Justicia por Rafael Nahuel.

***

Graciela utiliza Facebook para reclamar Justicia. Lo hace todos los d铆as. Diariamente comparte un posteo en el que pide que los responsables del asesinato de su hijo sean condenados.

Su foto de perfil en Facebook es un dibujo de Rafa y el texto que pide Justicia, y agrega 鈥渁sesinado en una represi贸n. El Estado es responsable鈥.

鈥淪iempre presente ahora y siempre Rafa Nahuel鈥, escribe, y acompa帽a con emojis de corazones rotos y caritas llorando.

Tambi茅n comparte oraciones y textos religiosos, algunas noticias locales de Bariloche, y siempre el recuerdo de su hijo con fotos en su casa, con su caballo, en alguna de las organizaciones en las cuales trabajaba, haciendo herrer铆a.

Graciela y Alejandro, mam谩 y pap谩 de Rafael Nahuel

Hace algunas horas, dos d铆as antes de cumplirse el tercer aniversario del asesinato, Graciela public贸 una imagen de Rafa captada por la fot贸grafa Euge Neme, y coment贸 鈥淟a 煤ltima foto de Rafita Nahuel. Injusta fue tu muerte hijo te dieron un tiro por la espalda cobardes asesinos. Perpetua. No voy a bajar los brazos hasta que alla justicia. A la c谩rcel 6 albatros por la muerte de Rafa Nahuel. Destruyeron as铆 familia. me arrebataron una parte de mi vida鈥.

Entremezcla fotos de Rafita chiquito, casi siempre con gorra visera, con im谩genes de movilizaciones, y un regalo que le hizo hace ya muchos a帽os: un p贸ster con el dibujo de un animal entre perro y oso panda que dice 鈥渕am谩, estar谩s siempre en mis oraciones鈥.

Graciela march贸 casi todos los 25 de mes, y cada 25 de noviembre para que el Estado que le arrebat贸 a su hijo, cumpla con condenar a los responsables.

Pero este tercer aniversario dice que quiere quedarse en su casa. En su casa de madera y salamandra. Cansada, aunque nunca baje los brazos. En un largo d铆a de recuerdo.

Fuente: https://www.enestosdias.com.ar/4843-cronica-de-la-impunidad




Fuente: Argentina.indymedia.org