May 21, 2022
De parte de CNT
194 puntos de vista
DOSIER Represi贸n | VITORIA | Ilustraci贸n de Karma | Extra铆do del cnt n潞 430

Esta es parte de la historia de seis mujeres (ex)presas. Ellas son Clara Luz, Conchi, Helena (de Troya), Jenny, Kira y Saila. Sus nombres son ficticios para facilitar su anonimato y representan a alg煤n familiar, animal, mote de prisi贸n o personaje de la mitolog铆a. Cada uno tiene su propio significado. A trav茅s de seis entrevistas en profundidad y siguiendo el lema de 鈥渓o personal es pol铆tico鈥 de las feministas radicales en los a帽os 70, nos acercaremos a la realidad de las mujeres encarceladas en los M贸dulos de Respeto (MdR). A continuaci贸n, intentar茅 servir de peque帽o altavoz y presentar algunas pinceladas de la investigaci贸n. Empecemos por el principio, para abordar esas formas m谩s sutiles, y silenciadas, de castigo en prisi贸n.

Las instituciones de encierro para las mujeres tienen unas caracter铆sticas comunes en el devenir de su historia: la escasa representaci贸n del relato de las mujeres encarceladas; la falta de documentaci贸n hist贸rica; y, un tratamiento com煤n, que no ha variado mucho a lo largo de la historia, relacionado con la concepci贸n de la criminalidad en las mujeres y con un trato de correcci贸n muy moralista, asociado a los roles de g茅nero. Delito para los hombres, pecado para las mujeres; y, la eterna doble condena, romper con las normas sociales y de g茅nero.

Los MdR son una tipolog铆a de encierro especial dentro de las prisiones, al igual que est谩n los m贸dulos ordinarios (o conflictivos) o los m贸dulos terap茅uticos. Un sistema de organizaci贸n basado en una normativa de comportamiento diaria extra. Consisten en grupos de trabajo, asambleas y comisiones, traducido en que las presas desempe帽an funciones de control y organizaci贸n sobre las compa帽eras: funciones del funcionariado. El objetivo es un comportamiento pautado basado en el respeto, un horario y unas tareas diarias muy definidas.

Los M贸dulos de Respeto (MdR) consisten en grupos de trabajo, asambleas y comisiones, traducido en que las presas desempe帽an funciones de control y organizaci贸n sobre las compa帽eras: funciones del funcionariado.

Tienen que pasar 30 a帽os de democracia para tener en cuenta la desigualdad estructural sufrida por las mujeres. As铆 en el 2009, se promueve el Programa de Acciones para la Igualdad en las prisiones, donde se propone una implantaci贸n progresiva de los M贸dulos de Respeto. Efectivamente, ya solo en el a帽o 2012, el 42% de las mujeres presas se encontraba en MdR. Sin embargo, la 煤nica menci贸n a las mismas en los documentos oficiales de reglamento de MdR, es un peque帽o p谩rrafo de cuatro l铆neas. En resumen, los MdR est谩n pensados para hombres.

Adem谩s, el MdR supone una reglamentaci贸n a mayores de las normas establecidas en la LOP, porque regulan todas las facetas de la vida, lo que Paz Franc茅s (2015) se帽ala como un r茅gimen ilegal, pues excede el ordenamiento jur铆dico. Adem谩s, la caracter铆stica de voluntariedad no es tal para las mujeres. La mayor铆a de mujeres se encuentran en m贸dulos espec铆ficos dentro de prisiones de hombres y, si una c谩rcel decide implantar un MdR para mujeres, no les quedar谩 m谩s que aceptarlo o irse a otra c谩rcel, con las consecuencias de dispersi贸n y desarraigo que conlleva para ellas. Vamos a ver algunas pinceladas de los discursos de nuestras protagonistas, analizados desde una 贸ptica cr铆tica feminista.
La excesiva importancia concedida al cuidado y a la limpieza de forma obligada y sin remuneraci贸n en los MdR, son partes intr铆nsecas de la estructura de g茅nero para las mujeres. Una de las entrevistadas fue interna de apoyo:

鈥淗ay cosas que las tienes que hacer porque si, sin cobrar, como servir la comida o limpiar el m贸dulo, (鈥) la limpieza y el orden es como un acto de lo civilizadas que somos, lo haces como contribuci贸n a una especie de entrenamiento, de convivencia social. Una trampa como una casa porque se ahorran dinero. En muchos casos el MdR es una doble trampa porque hacemos de funcionarias y hacemos trabajos de ordenanza no remunerados. (Helena, Pamplona)

芦Entre semana ten铆a que estar trabajando y cuidando a las personas que ven铆an de cunda no?, o las que estaban mal que ven铆a de 75. Que eso era doble condena, yo he pasado doble condena, bueno que te digan las de aqu铆, las del centro (鈥) te comes tu c谩rcel m谩s la c谩rcel de la que est谩s acompa帽ando, su condena, porque est谩s 24 horas, ellas est谩n chapadas, t煤 tambi茅n con ellas, porque la est谩s acompa帽ando a trav茅s del cristal o de la misma habitaci贸n para que no se suicide, para que no (鈥) tienen que estar aisladas, tienes que estar t煤 a cuidarla, tambi茅n te tienes que chupar los 75 de ellas (鈥) yo estoy pagando bien aqu铆 entonces, digo yo pensaba que esto era鈥 me cago en la mar, si, salgo los fines de semana, pero joder, me estoy comiendo aqu铆 las depresiones de todas, que salgo a mi casa y estoy todo el d铆a llorando.禄 (Saia, Zabaia)

La reproducci贸n del g茅nero en las actividades y trabajos. No se encuentra ninguna medida enfocada a la igualdad en este aspecto, la mayor铆a de actividades son de 谩mbito dom茅stico; 鈥渦nas se帽oras muy majas 驴no? Que nos ense帽aban a hacer punto de cruz鈥 (Kira, Martutene). 鈥淟uego hay costura, que all铆 iban casi todas (鈥) ah铆 iban ma帽ana y tarde. Hac铆an costura todos los d铆as, hac铆an costura. (Helena, Pamplona)

La infantilizaci贸n de las conductas, a trav茅s de la exigencia exhaustiva de normas, la limitaci贸n de decisiones personales y la inseguridad generada por la obligaci贸n de pedir permiso para cuestiones superfluas, son una forma m谩s de control sobre las mujeres. Por ejemplo, una interna comenta acerca de las normas:

芦Mantener el m贸dulo limpio y m谩s o menos es como un colegio 驴no? Que vuelves all谩 a tu infancia o sea, no puedes discutir porque si no te llevas un negativo (鈥) que tienes que estar con ropa no tan corta, tener el horario estipulado (鈥) y para cenar igual no te puedes levantar antes porque tienes a la presidenta vigilando el tiempo que est谩s (鈥) Entonces t煤 tienes que dirigirte a ellos como don, como se帽o, (鈥) no, para m铆, el respeto al ser humano, independientemente de lo que haya hecho, es mucho m谩s de esto, pero si a eso se le llama en la sociedad reinsertar, pues qu茅 vamos a hacer.禄 (Jenny, Zabaia)

La ingente medicalizaci贸n, es una herramienta m谩s de control sobre las mujeres. El tratamiento m茅dico a trav茅s de f谩rmacos, para problemas del sue帽o o malestar psicol贸gicos, individualiza la situaci贸n de malestar, contribuye a la sumisi贸n, en vez de despejar el origen com煤n y subvertir la situaci贸n:

芦Est谩n muy medicalizadas, hay una compa帽erita all谩 que todav铆a sigue all谩 que es tanta la medicaci贸n que ingiere que se mete en la ducha, se enjabona y sale con el pelo as铆 todo tieso, y ya, ya est谩 duchada, el pelo todo enrujado y pretujado y ella ya est谩 (鈥) De la medicaci贸n, no droga, sino medicada (鈥) si llaman es para que sigan tomando medicina, para que sigan durmiendo, es un caso muy triste 驴no?禄 (Clara Luz, Zabaia)

Algunas internas denuncian la falta de credibilidad por parte del funcionariado y la falta de personal especializado disponible. Saila, tuvo un teratoma de doce cent铆metros. Fue diagnosticada muy tarde y operada de urgencia:

芦Hay funcionarios que igual t煤 llevas tocando toda la noche y no te hacen ni caso porque has dado la lata tambi茅n toda la semana que te dol铆a (鈥) Yo, por ejemplo, cuando me pasaba lo de las tripas, yo vomitaba sangre y todo, me pon铆a amarilla e hinchada, hasta que me han operado y eso me ha costado鈥 ah铆 te dan unas pastillas y venga, a dormir, hasta que me vieron toda la sangre (鈥) y me dijeron en urgencias que es que eso me iba a explotar ya.禄 (Saia, Zabaia)

En definitiva, el funcionamiento del MdR atraviesa el d铆a a d铆a en el desarrollo de la persona en prisi贸n. Si a帽adimos los mecanismos patriarcales operativos en todo el sistema, resulta la acentuaci贸n de las normas de g茅nero hacia las mujeres. En otras palabras, la redomesticaci贸n, la infantilizaci贸n, la medicalizaci贸n y el despojo del yo son consecuencias del encierro. Conchi (Zaballa) es clara y contundente en la utilidad del m贸dulo; 鈥渘o sirveparanada鈥.Lasmujeressuponenel 7,2% de la poblaci贸n presa. La atenci贸n al tratamiento y a los aspectos espec铆ficos de colectivos minoritarios es crucial para conseguir una sociedad libre de opresi贸n. Porque como dijo Adrianne Rich, 鈥淓n un mundo donde el lenguaje y el nombrar las cosas son poder鈥 el silencio es opresi贸n y violencia.鈥




Fuente: Cnt.es