May 5, 2022
De parte de Indymedia Argentina
237 puntos de vista

La justicia reconoci贸 que un joven internado en una comunidad terap茅utica estaba ilegalmente privado de su libertad. Fue en un juicio en el que fue acusado por lesiones graves por golpear a un operador para huir del lugar. Su historia evidencia la trama de violencia que se teje alrededor de las personas internadas con padecimiento mental, en espacios que el Estado ha dejado vacante y sin control. Al d铆a de hoy esa comunidad sigue funcionando sin habilitaci贸n.

Carlos se quiebra frente al juez. En octubre del 2020 intern贸 compulsivamente a su hijo Franco en el Centro de Adicci贸n a las Drogas Proyecto Universo en Villa Elisa. Pens贸 que era el mejor o el 煤nico recurso con el que contaba, otra vez, ante la situaci贸n de consumo que arrastraba el joven desde adolescente. Su hijo termin贸 preso.

Franco fue condenado por el delito de lesiones graves. Golpe贸 en la cabeza a un operador de esa comunidad donde estaba alojado contra de su voluntad. La instituci贸n no contaba con ning煤n tipo de habilitaci贸n. En la sentencia dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal N掳 3 de La Plata, el Juez Paolini reconoci贸 que su internaci贸n no era leg铆tima y defini贸 su excarcelaci贸n dando su pena por cumplida con la prisi贸n preventiva sufrida.

La Comisi贸n Provincial por la Memoria (CPM), en su calidad de Mecanismo Local de Prevenci贸n de la Tortura, viene acompa帽ando a la familia desde el momento en que tom贸 conocimiento del caso, solicit贸 la aplicaci贸n de la ley nacional de salud mental y requiri贸 medidas de prueba en el marco de la investigaci贸n, entre otras acciones realizadas.

鈥淐uando era menor de edad lo lleve con mentiritas禄, record贸 Carlos en el debate oral en el que su hijo termin贸 como acusado. 鈥淔ranco no quer铆a estar encerrado, pero ning煤n chico quiere eso, todos son iguales. Franco no pod铆a tomar determinaciones en el estado en el cual se encontraba, deteriorado, no estaba en sus cabales, viv铆a en la calle, no trabajaba, consum铆a, yo no quer铆a eso para mi hijo禄, detall贸. La ley de salud mental restringe las internaciones y prev茅 un armado de una red de dispositivos de base comunitaria para la atenci贸n de las personas con padecimientos como adicciones. En caso de ser necesaria esa internaci贸n por riesgo para s铆 o terceros deber铆a hacerse en camas de servicio de salud mental en un hospital general. El Estado tambi茅n deber铆a desarrollar dispositivos p煤blicos para la internaci贸n y la contenci贸n o tratamiento, seguimiento ambulatorio con car谩cter interdisciplinario. Pero a falta de estos dispositivos las familias caen en instituciones privadas y al d铆a de hoy el Estado no cuenta con un registro de la cantidad total de personas internadas por razones de salud mental y consumos problem谩ticos.

De las internaciones previas de Franco su pap谩 conservaba el contacto de un operador, Gustavo Princich, supo que hab铆a abierto su propio proyecto, la Comunidad Terap茅utica Proyecto Universo, y recurri贸 a 茅l. Esta vez el ingreso a la instituci贸n fue distinto. Princich busc贸 a Franco en su domicilio en Capital Federal junto a dos empleados del lugar. Llegaron cuando estaba durmiendo, le dieron una inyecci贸n y lo trasladaron al Centro de Adicciones.

Los vasos comunicantes entre las comunidades terap茅uticas son los mismos adictos y ex adictos que, una vez 鈥渞ecuperados鈥 se convierten en operadores y luego ponen su propia cl铆nica, un circuito explotado por personas te贸ricamente recuperadas que se referencian entre s铆. No existe un listado oficial donde se consigne a las comunidades terap茅uticas habilitadas en la Provincia ni una regulaci贸n clara para este tipo de instituciones. Hay casos incluso de personas internadas por orden judicial en lugares sin habilitaci贸n. 脡ste es el caso de la comunidad dirigida por Princich que al d铆a de hoy sigue activa. La falta de cumplimiento de los protocolos y normas previstas para la habilitaci贸n, se sostiene por la falta de controles adecuados y efectivos de parte de las autoridades provinciales y municipales. Un ejemplo de las consecuencias de esta falta de control estatal es el incendio que provoc贸 la muerte de 4 personas en el Centro Terap茅urico 芦Resilencia San Fernando禄 de Pilar en febrero pasado.

A partir de su experiencia en este tipo de sistemas Carlos naturaliz贸 muchas situaciones que se repiten en estas comunidades, como el no poder ver a su hijo los primeros d铆as de internaci贸n. Esos d铆as que Franco permaneci贸 internado en Proyecto Universo no tuvo ning煤n tipo de tratamiento psicol贸gico ni psiqui谩trico, aunque s铆 le dieron medicaci贸n, a煤n sin prescripci贸n m茅dica. 鈥淓n todas las comunidades los dos o tres primeros d铆as lo dejan dopado y le dan de comer禄, relat贸 Carlos en el juicio. 鈥淭omaba cuatro dosis de medicamentos al d铆a, me la pasaba todo el d铆a durmiendo, me levantaba y me daban la medicaci贸n en la cama y si no la quer铆a tomar me daban una inyecci贸n. Pas贸 otro d铆a m谩s que le dije que no quer铆a estar ah铆, me enoj茅, me dieron m谩s medicaci贸n鈥, confirm贸 el joven sobre las condiciones de su internaci贸n.

Al tercer d铆a busc贸 la oportunidad de huir. Cheque贸 las ventanas pero estaban cerradas, las del piso superior eran muy altas para saltar. La oportunidad la encontr贸 en una distracci贸n de quien lo vigilaba, golpe贸 al operador con una mancuerna que estaba a mano, le sac贸 las llaves y un celular y se escap贸 dejando al hombre gravemente herido.

Ese fue el resultado de su internaci贸n en Proyecto Universo. Por esos hechos qued贸 detenido. Otra vez fue Gustavo Princich el que sali贸 a buscarlo en las inmediaciones de la instituci贸n, lo redujo y lo entreg贸 a la polic铆a. Ahora hay una investigaci贸n penal abierta contra las personas que de hecho secuestraron a Franco, fue iniciada por orden del Tribunal de Casaci贸n Penal.


Fuente: https://www.andaragencia.org/cuando-la-salud-mental-es-un-negocio-fuera-de-la-ley/




Fuente: Argentina.indymedia.org