August 4, 2022
De parte de Briega
171 puntos de vista

Val猫ncia, 28 de julio de 2022 – Cuatro agentes de la Polic铆a Nacional del CIE de Zapadores dieron una paliza a un interno que solicit贸 asistencia sanitaria 鈥減orque sent铆a un fuerte dolor en mi muela inferior derecha鈥, seg煤n consta en la denuncia que la v铆ctima present贸 en el juzgado de guardia de Val猫ncia el pasado lunes. El chico tambi茅n les acusa de haberle aislado en una habitaci贸n sin ni siquiera darle agua mientras le miraban 鈥測 se re铆an鈥, lo que le provoc贸 un estado de ansiedad y frustraci贸n que le llev贸 a autolesionarse.

En la noche del mi茅rcoles o jueves de la pasada semana -el joven no recuerda la fecha con precisi贸n-, Y. B. puls贸 el timbre de la celda para avisar a la polic铆a mientras gritaba de dolor y reclamaba atenci贸n sanitaria para su muela. Pasados unos minutos, asegura que 4 polic铆as entraron con 鈥渁ctitud violenta鈥 y uno de ellos le dio un empuj贸n que lo tir贸 al suelo. En ese momento, los agentes 鈥渃omenzaron a golpearme d谩ndome patadas en el cuerpo鈥; Y. B. trat贸 de protegerse, pero afirma que un agente le dio una fuerte patada en la cabeza que le alcanz贸 el ojo. El informe m茅dico de la exploraci贸n que le realizaron un d铆a despu茅s constat贸 鈥渕煤ltiples excoriaciones superficiales longitudinales en t贸rax y miembro superior izquierdo鈥 y 鈥渉ematoma peritobitario izquierdo鈥.

Tras la agresi贸n, presenciada por los compa帽eros de celda, los polic铆as 鈥渕e agarraron fuertemente y, con las manos inmovilizadas detr谩s de la espalda鈥 le sacaron de la celda. No le llevaron al m茅dico del CIE sino que a 鈥渆mpujones鈥 lo bajaron al piso inferior y le encerraron durante una hora en una habitaci贸n. Y. B. explica al juez que durante ese tiempo sufri贸 fuertes dolores por los golpes que hab铆a recibido, que se negaron a darle agua y vio, a trav茅s de la ventana del cuarto, 鈥渃omo los polic铆as se re铆an mientras me miraban鈥. Confiesa que esa situaci贸n le provoc贸 un fuerte estr茅s, ansiedad y frustraci贸n, por lo que alcanz贸 tal grado de desesperaci贸n que 鈥渕e produje una serie de cortes en el cuerpo con un metal que pude extraer de la persiana (鈥) llegando a tener ganas de suicidarme por haber vivido una situaci贸n tan dif铆cil sin que nadie prestara atenci贸n a mis quejas y dolores鈥. Al d铆a siguiente lo llevaron a un centro m茅dico y le recetaron distintos medicamentos que deb铆a tomar cada 8 horas, pero hasta el d铆a 25 no le dieron ninguno, afirma en la denuncia.

La v铆ctima solicita al juez que se aporten las grabaciones de las c谩maras del CIE, la identificaci贸n de los agentes de servicio que pudieron haber participado en los hechos, la toma de testimonio a los testigos y que le explore el m茅dico forense. Adem谩s, argumenta que al estar privado de libertad bajo la custodia del Estado, 茅ste es responsable indirecto de la agresi贸n y no puede autorizar su expulsi贸n porque se estar铆a protegiendo a s铆 mismo. Por tanto, reclama que se suspenda su expulsi贸n, 鈥渄ebiendo prevalecer mi condici贸n de v铆ctima hasta tanto se esclarezcan los hechos鈥.

La Campa帽a por el Cierre de los CIE y el fin de las deportaciones tambi茅n exige que se paralice su expulsi贸n mientras se investiga lo ocurrido, se determinan las responsabilidades directas e indirectas y se castiga a los culpables. Exigimos que no vuelva a suceder lo mismo que en anteriores casos de presuntas agresiones policiales en el CIE: quedan en la impunidad porque se act煤a con diligencia para expulsar a la v铆ctima, pero no se tiene la misma premura en investigar la denuncia y acaba siendo archivada por ausencia del interesado.

Sin protocolo de prevenci贸n de suicidios

Las circunstancias de este nuevo caso de denuncia de agresi贸n guardan estrecha relaci贸n con las deficiencias de funcionamiento detectadas en el reciente informe sobre Zapadores del Mecanismo Nacional de Prevenci贸n de la Tortura (MNP) del Defensor del Pueblo (https://mapamnp.defensordelpueblo.es/%2faccesibilidad%2f2772022172058res…). El documento recoge las conclusiones de la 煤ltima visita a este CIE realizada por personal t茅cnico del MNP el 18 de noviembre de 2021.

M谩s de dos a帽os despu茅s del suicidio en Zapadores de Marouane Abouobaida, 鈥渘o existe un Protocolo de Prevenci贸n del Suicidio propiamente dicho, ni una valoraci贸n espec铆fica del estado de salud mental o afectaci贸n emocional por el internamiento en el CIE, as铆 como tampoco se valora el riesgo suicida, ni siquiera la historia cl铆nica tiene un apartado para la exploraci贸n psicopatol贸gica鈥, se afirma en el informe. Y. B. reconoci贸 que mientras permaneci贸 aislado en una habitaci贸n tuvo pensamientos suicidas y se lleg贸 a autolesionar, pero en ning煤n momento actu贸 la polic铆a para evitar males mayores. La polic铆a de Zapadores tambi茅n aisl贸 a Marouane y s贸lo intervino cuando ya se hab铆a quitado la vida.

La carencia de asistencia psicol贸gica o psiqui谩trica en Zapadores es especialmente grave ante la 鈥減resi贸n mental鈥 que sufren los internos por la falta de actividades en el centro y que 鈥渄esencadena emociones de rabia, frustraci贸n, apat铆a, etc茅tera鈥, seg煤n pone en evidencia el Defensor. Por eso, en el informe del MNP se pide que se cree una consulta de asistencia psicol贸gica y psiqui谩trica. Respuesta del CIE de Zapadores a esta recomendaci贸n: sin respuesta.

Adem谩s, cuando se producen casos como el de Y. B. no existe un procedimiento sobre c贸mo actuar ya que en Zapadores 鈥渟e carece de libro de quejas de malos tratos y de protocolo de tramitaci贸n de quejas y denuncias por malos tratos鈥, se denuncia en el informe. Y. B. ni siquiera pudo dar el n煤mero de placa de los polic铆as a los que ha denunciado porque muchos de ellos no la llevan visible, tal como constata el MNP. Y si la polic铆a le hubiera permitido acudir al servicio m茅dico del CIE tampoco se sabe qu茅 destino hubiera tenido el parte de lesiones pues el personal m茅dico lo hubiera remitido al director del CIE para que decida el tr谩mite a seguir. El MNP le vuelve a exigir al servicio m茅dico que remita los partes de lesiones directamente al juzgado de guardia y al juzgado de control del CIE ya que as铆 lo establece la ley de enjuiciamiento criminal.

Zapadores, al igual que todos los CIE, sigue siendo un lugar sin derecho a tener derechos




Fuente: Briega.org