February 28, 2021
De parte de La Haine
286 puntos de vista


Don Foreman, representante sindical nacional de los 55 mil miembros del Sindicato Canadiense de Trabajadores Postales (CUPW), en entrevista exclusiva para ‘The Canada Files’ el pasado 23 de febrero, respondi贸 a una pregunta acerca de su reacci贸n personal ante la jugada de 煤ltimo minuto del secretario de Estado de Donald Trump, Mike Pompeo, por medio de la cual design贸 a Cuba como un Estado patrocinador del terrorismo. Foreman declar贸 que para 茅l 鈥渇ue un disgusto鈥 y que por parte del Gobierno estadounidense fue 鈥渦n 煤ltimo esfuerzo para poner fin a los avances realizados entre los dos pa铆ses bajo la Administraci贸n anterior鈥.

A una interrogante acerca de si ten铆a un mensaje para el Gobierno canadiense, que no ha asumido una posici贸n al respecto, declar贸: 鈥淐uba sabe qui茅nes son sus amigos. El pueblo canadiense est谩 incluido entre ellos y est谩 levantando la voz. Ha llegado el momento en que el Gobierno debe pronunciarse en nombre del pueblo canadiense y condenar la inclusi贸n de Cuba en cualquier lista terrorista por parte de la administraci贸n estadounidense鈥.

Tal como inform贸 ‘Trabajadores’, dos Miembros del Parlamento canadiense por el Nuevo Partido Dem贸crata (social dem贸crata) tuvieron una postura de condena al igual que el Sindicato canadiense de trabajadores postales (Canadian Union of Postal Workers, CUPW), que el pasado 15 de enero emiti贸 la siguiente declaraci贸n:

鈥淓l 11 de enero EEUU volvi贸 a incluir a Cuba en su lista de Estados patrocinadores del terrorismo despu茅s de haberla eliminado de dicha lista en 2015, como parte de un acuerdo entre las naciones con el fin de restablecer las relaciones diplom谩ticas.

鈥淓l CUPW condena esta medida. El Departamento de Estado no tiene un mandato democr谩tico para designar a los pa铆ses de esta manera. La lista tan solo busca aislar y castigar a los pa铆ses que, por cualquier raz贸n, son vistos por el Gobierno estadounidense como no cooperativos. Esperamos que esto no signifique un retroceso del lento acercamiento con Cuba, iniciado durante la administraci贸n del presidente Obama.

鈥淓l CUPW y nuestros trabajadores postales aliados con Cuba preferir铆an ver el fin de un modelo de sanciones practicado desde 1960 que ha perjudicado al pueblo cubano. El embargo 鈥揷onocido en Cuba como el bloqueo鈥 es visto internacionalmente como una medida fuera de las normas de las relaciones internacionales y como una violaci贸n a la Carta de las Naciones Unidas.

鈥淓sto es particularmente ir贸nico para los cubanos, quienes han experimentado un terrorismo que fue condonado por funcionarios estadounidenses, y quienes presionaron durante a帽os para liberar a los Cinco Cubanos 鈥揳quellos agentes cubanos detenidos por EEUU despu茅s de haber suministrado informaci贸n destinada a ayudar a EEUU a prevenir un ataque terrorista.

鈥淎poyamos la soberan铆a y la autodeterminaci贸n de Cuba, y pedimos a nuestros miembros apoyar al pueblo cubano, que ha sido v铆ctima del terrorismo y a rechazarlo en todas sus formas鈥.

Repulsa mundial 

Organizaciones y gobiernos de todo el mundo, entre ellos China, Rusia, Ir谩n y Venezuela, por nombrar solo unos pocos, se han pronunciado al respecto. El Consejo Mundial de la Paz (World Peace Council, WPC) a帽adi贸 su voz a este llamado y tambi茅n la Oficina de coordinaci贸n del Movimiento de Pa铆ses No Alineados (MPNA), compuesto por 120 pa铆ses, en su mayor铆a de Asia, 脕frica, Am茅rica Latina y la Uni贸n Africana, integrada por los 55 estados de ese continente. Estas dos asociaciones tienen su sede en el Sur Global, a saber, en Asia, 脕frica, y en Am茅rica Latina y el Caribe, donde 脕frica pertenece a ambas instituciones.

No obstante, 驴cu谩ndo en el Norte escuchamos a los medios corporativos 鈭抧ormalmente tan atra铆dos por el t茅rmino 鈥渢errorismo鈥濃垝 pronunciarse acerca de estas posiciones en el Sur? 隆Nunca! Pero ello no resulta sorprendente, puesto que estos medios tambi茅n censuran las voces 鈭抜ncluso en sus propias regiones del Norte鈭 tal como lo hacen con las de la organizaci贸n sindical anteriormente citada.

Terrorismo es un t茅rmino partisano altamente politizado, fue desarrollado a lo largo de los siglos y celosamente ejercido por las potencias coloniales e imperiales en detrimento del Sur, los pa铆ses que un谩nimemente han condenado a EEUU por su 煤ltima jugada. El concepto se emple贸 por primera vez durante la Revoluci贸n Francesa del siglo XVIII por la burgues铆a para caracterizar e intimidar a sus oponentes, los jacobinos. El objetivo aqu铆 es simplemente se帽alar que las v铆ctimas son, en su mayor铆a, pa铆ses del Sur.

Cuba, Venezuela y Ecuador

Tomemos el ejemplo de Cuba. El bloqueo de la d茅cada de los a帽os sesenta tiene como objetivo expl铆cito 鈥渓a privaci贸n a Cuba de dinero y suministros, para reducirle sus recursos financieros y los salarios reales, provocar hambre, desesperaci贸n y el derrocamiento del Gobierno鈥. Las actividades terroristas apoyadas por EEUU se iniciaron poco despu茅s de la Revoluci贸n de 1959, dando como resultado unos mil incidentes documentados desde entonces, con m谩s de 3 mil muertos y 2 mil heridos.

El bloqueo es multidimensional e incluye la guerra econ贸mica y cultural, lo que implica un asalto ideol贸gico, pol铆tico y art铆stico, as铆 como las m谩s obvias restricciones econ贸micas y extraterritoriales bilaterales (involucrando a terceros pa铆ses que quisieran desarrollar relaciones comerciales con Cuba). Por consiguiente, hay que decir que la pol铆tica estadounidense hacia Cuba, con sus diferentes grados de hostilidad seg煤n la administraci贸n, es en s铆 misma una aut茅ntica forma de terrorismo orientada a derrocar el Gobierno. No es casualidad que Cubadebate, uno de los medios de comunicaci贸n cubanos m谩s importantes, lleve como parte de su encabezado 鈥渃ontra el terrorismo medi谩tico鈥.

EEUU califica al presidente Maduro de 鈥渘arcoterrorista鈥 sin presentar ninguna evidencia, llegando incluso a lanzar una recompensa de car谩cter terrorista por su cabeza, semejante a aquella frase patol贸gica propia del Lejano Oeste 鈥渟e busca vivo o muerto鈥.

Las devastadoras sanciones contra Venezuela fueron iniciadas por el expresidente de EEUU Barack Obama y multiplicadas por la Administraci贸n de su sucesor Donald Trump, incluso durante la pandemia. Han sido intercaladas con ataques terroristas paramilitares contra chavistas, edificios gubernamentales, e incluso intentaron asesinar al presidente Maduro.

El objetivo de las sanciones, acompa帽adas de la demonizaci贸n del mandatario venezolano como antes hicieron al presidente Salvador Allende en Chile fue, en sus propias palabras, 鈥渉acer gritar a la econom铆a鈥. En el caso de Allende se planific贸 causar da帽o y sufrimiento, de manera de poder usar el pretexto de querer 鈥渟alvar la econom铆a鈥 frente al ataque terrorista a gran escala que culmin贸 con el magnicidio. Casi 50 a帽os m谩s tarde, el objetivo no es diferente en Venezuela.

Ecuador, por su parte, se encuentra hoy en el v贸rtice de las elecciones en las que Andr茅s Arauz, sucesor de Rafael Correa, podr铆a llevarse la victoria en balotaje previsto para el 11 de abril. EEUU y Colombia han hecho un 煤ltimo esfuerzo para detener el movimiento liderado por Arauz, utilizando el 鈥渢errorismo鈥 como arma preferida.

Colombia, as铆 como EEUU, ha a帽adido a la guerrilla del Ej茅rcito de Liberaci贸n Nacional (ELN) a su lista de terroristas. 鈥淓l fiscal general de Colombia, Francisco Barbosa, afirm贸 que labores de 鈥榠nteligencia鈥 demuestran que la coalici贸n electoral Uni贸n por la Esperanza (UNES), partido de Arauz y los simpatizantes del expresidente Rafael Correa, fueron financiados por el ELN. Esta acusaci贸n fue desmentida, pero puede resurgir amenazante a medida que se acerquen los comicios.

Asia, 脕frica y Oriente Medio

En Asia las potencias occidentales aterrorizaron y masacraron al pueblo vietnamita. Los palestinos est谩n bajo un permanente asedio. En 脕frica, las exmetr贸polis asesinaron a l铆deres anticolonialistas. EEUU ha aterrorizado y asesinado a descendientes africanos en su propio territorio como ocurri贸 con los militantes del Partido Pantera Negra en las d茅cadas de los sesenta y los setenta.

La lista de v铆ctimas del verdadero terrorismo no tiene fin. Un n煤mero considerable de valiosas publicaciones detallan estos cr铆menes. 驴Qui茅n puede olvidar la guerra contra el terrorismo declarada despu茅s del 11 de septiembre del 2001, a煤n vigente, por la cual millones de personas en Irak, Afganist谩n, Siria y Libia han sido asesinadas, mutiladas y desplazadas? En lugar de ser una guerra contra el terrorismo es una guerra de los terroristas estadounidenses y sus aliados contra los pueblos de esas regiones.

Mientras se escriben estas l铆neas, muchas miradas est谩n puestas en Hait铆, primer pa铆s en seguir a los 鈥渢erroristas鈥 de la Revoluci贸n Francesa 鈭抣os jacobinos鈭 con el fin de fundar la primera rep煤blica negra. No obstante, los supuestos herederos de esos ideales de Libertad, Igualdad y Fraternidad de la Rep煤blica francesa, y su variante en EEUU, actualmente est谩n aterrorizando al pueblo haitiano.

Los pueblos del mundo deben permanecer vigilantes contra el uso del t茅rmino 鈥渢errorismo鈥 que es arbitrariamente manipulado por los m谩s grandes terroristas, EEUU y sus aliados, contra los pueblos del Sur Global, quienes condenan la designaci贸n de Cuba como Estado patrocinador del terrorismo.

Trabajadores




Fuente: Lahaine.org