April 22, 2021
De parte de La Haine
281 puntos de vista


La mayor de las Antillas vive un momento trascendental de su historia. A 60 a帽os de la fulminante victoria sobre la invasi贸n mercenaria de Playa Gir贸n, orquestada por el Pent谩gono y la CIA, se ha producido un cambio generacional en la direcci贸n del Partido Comunista de Cuba (PCC) de forma muy ordenada, calma y democr谩tica. De los veteranos guerrilleros de la Sierra Maestra a los pinos nuevos surgidos en las luchas de las d茅cadas posteriores al triunfo de la revoluci贸n, incluidas las misiones internacionalistas, civiles o militares. Todo ello cimentado en el esp铆ritu fraterno, la identidad de ideas y la confianza mutua que une a las distintas hornadas de revolucionarios.

La celebraci贸n del octavo Congreso del PCC ha estado signada por circunstancias objetivas muy adversas, pero a la vez, por la voluntad de su direcci贸n y su militancia de desarrollar un agudo ejercicio de reflexi贸n cr铆tica y autocr铆tica sobre los aspectos fundamentales de la vida sociopol铆tica y econ贸mica del pa铆s. Ni la pandemia, ni la honda crisis econ贸mica que ha ocasionado, ni la cruda versi贸n trumpista del bloqueo han podido impedirlo. Debe valorarse que las 231 medidas a帽adidas por Trump al cerco no se limitaron a la simple derogaci贸n de las tibias, aunque en conjunto positivas acciones de flexibilizaci贸n econ贸mica adoptadas por el presidente Obama, que nunca suprimi贸 el bloqueo. No. Muchas de ellas fueron concebidas para hacer un da帽o sin precedente a la familia cubana y a eslabones fundamentales de la econom铆a de la isla. Entre ellas, los formidables obst谩culos a la importaci贸n de combustible, al acceso a cr茅ditos y materia prima para la industria farmac茅utica en medio de la difusi贸n de la pandemia, las extremas disposiciones adoptadas para que los emigrados no pudieran hacer llegar remesas a sus familiares, o la calumniosa campa帽a contra la cooperaci贸n m茅dica cubana.

La s贸lida estructura conceptual y el particular timbre emocional patri贸tico, latinoamericanista y humanista del informe central presentado por Ra煤l Castro a la cita, en su condici贸n de primer secretario del PCC, fue un extraordinario detonador de un vibrante congreso que, por otra parte, tuvo una esmerada preparaci贸n previa y se destac贸 por la calidad de los 300 delegados elegidos desde las bases, as铆 como de los invitados.

El informe deline贸 la situaci贸n de Cuba en el mundo, enriquecido en su tem谩tica con ejemplos v铆vidos y argumentos convincentes y muy bien sustentados, los que crearon un clima muy favorable para el desarrollo de los debates. Sin pretender mencionar todos, fueron tratados diversos temas en tres comisiones: los resultados econ贸micos alcanzados desde el s茅ptimo congreso, insuficientes por muchas razones, entre ellas las ya mencionadas; la actualizaci贸n 鈥搊 dicho de otra forma鈥 las importantes modificaciones al modelo econ贸mico socialista; la actualizaci贸n de los lineamientos de la pol铆tica econ贸mica y social del partido y la revoluci贸n; la batalla ideol贸gica, simb贸lica y cultural contra el imperialismo estadunidense y su quinta columna mercenaria, que pretende presentar como oposici贸n; la necesidad de que el PCC se acerque cada d铆a m谩s a los j贸venes, a sus intereses y problemas, de continuar profundizando el di谩logo con los sectores estudiantiles, profesionales e intelectuales y artistas en general, los problemas de la pol铆tica de cuadros y del funcionamiento interno de la organizaci贸n.

Los debates, adem谩s de su car谩cter cr铆tico, estuvieron acompa帽ados de una alta dosis de optimismo y 谩nimo de victoria. Para m铆 estas premisas y la presencia de las ideas y realizaciones de Fidel en los cuatro d铆as de sesiones, son las caracter铆sticas principales de este congreso hist贸rico, sustancioso por sus temas, intervenciones y resoluciones, cargado de la expresi贸n de nobles sentimientos enraizados en la identidad nacional e internacionalista de un comunismo como el cubano, inspirado en la 茅tica y el antimperialismo de Jos茅 Mart铆 en arm贸nica interacci贸n con las ideas de Marx, Engels y Lenin.

V铆speras del congreso, bajo la direcci贸n del presidente Miguel D铆az-Canel, en quien el m谩ximo 贸rgano partidista deposit贸 la m谩xima responsabilidad del partido, hasta ahora desempe帽ada por Ra煤l, se desarroll贸 un debate a escala nacional con la intervenci贸n de destacados productores privados, presidentes de cooperativas y directores de empresas estatales del sector agropecuario, que unidos a centros de investigaci贸n y acad茅micos realizaron un fruct铆fero intercambio sobre la producci贸n y distribuci贸n, principalmente orientado a la satisfacci贸n de la alimentaci贸n popular, hoy con carencias por la crisis, por el bloqueo redoblado y por errores y deficiencias que fueron objeto de discusiones honestas y profundas. Como veremos, Cuba ha cambiado y sigue cambiando para hacer su socialismo m谩s s贸lido, democr谩tico e invencible, algo que enloquece a los enemigos de la revoluci贸n.

@aguerraguerra




Fuente: Lahaine.org