April 6, 2021
De parte de SAS Madrid
205 puntos de vista


Llega el mes de abril, el inicio del segundo trimestre del año y el momento en el que el Gobierno espera que se cumplan las previsiones, que hablaban de tres primeros meses de carestía de dosis para pasar después a tener muchas más vacunas disponibles. De momento, este plan se está cumpliendo al inicio del mes en el que se espera el “punto de inflexión” para acelerar la inmunización. La semana pasada llegaron 1.056.500 dosis de AstraZeneca y este lunes 1.200.000 de Pfizer, que ya están repartidas por las comunidades y con las que el objetivo es empezar a inmunizar a las personas menores de 80 años, hasta los 70, y a quienes tengan entre 60 y 65 años.

Estos son los dos grupos de edad en los que se centrarán los esfuerzos de vacunación tras la Semana Santa, una vez que ha terminado la inmunización de los residentes y trabajadores en residencias de mayores y del personal sanitario. De momento, no se ha terminado aún con las personas mayores de 80 años que no viven en instituciones, pero tanto gobiernos autonómicos como el Gobierno central miran ya a las siguientes franjas de edad. En una visita a Valencia, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha insistido este lunes en la importante cantidad de vacunas que hay en estos momentos listas para poner en España y ha incidido en que ahora los esfuerzos deben realizarse en estos dos colectivos para que una posible cuarta ola llegue con la mayor parte de la población más vulnerable vacunada.

“El objetivo ahora es que vayan destinados a los colectivos prioritarios”, ha dicho Darias, que se ha referido a las personas de 60 a 65 años y a quienes tienen entre 79 y 70 años. Las primeras forman parte del colectivo de población general menor de 65 años a la que, de forma descendente en edad se le administrará la vacuna de AstraZeneca. El segundo grupo supone seguir el ritmo en edad descendente que empezó en febrero con las personas de más de 80 años y a las que se inyectan dosis de Pfizer o de Moderna.

La ministra ha destacado que “las vacunas siguen llegando” y que en este segundo trimestre del año habrá un “incremento muy importante” del suministro que hace que cumplir el objetivo de que el 70% de la población vacunada durante el verano esté “al alcance de la mano”, ha dicho. Como hoy, se espera que todos los lunes de abril llegue una nueva remesa de 1,2 millones de dosis de Pfizer y, junto al otro millón que llegó la semana pasada de AstraZeneca, la ministra ha asegurado que también se esperan nuevas dosis de Moderna y en la segunda mitad de abril llegará un primer contingente de 300.000 dosis de Janssen, de los 5,5 millones comprometidos por esta farmacéutica hasta junio.

Antes de llegar al verano y en lo más inmediato, las vacunas deberán “ganar tiempo” a los contagios, que es previsible que crezcan después de Semana Santa. Darias ha admitido que las cifras oficiales de los últimos días no son fidedignas, debido a los días festivos, y que habrá que esperar a este martes para tener una imagen más “consolidada” para empezar a ver “adónde nos lleva el repunte” que ya se había empezado a ver en las semanas pasadas, con una tendencia de contagios al alza.

Tras una Semana Santa en la que las comunidades ralentizaron los ritmos de vacunación o se centraron solo en algunos grupos, las comunidades se preparan ya para empezar los pinchazos a estos dos grupos de edad. 

Por ejemplo, la Comunidad de Madrid ya empezó esta Semana Santa a vacunar a la población de 65 a 60 años con AstraZeneca, en el estado Wanda y en el hospital Zendal, y esta semana retoma los pinchazos en los centros de atención primaria a la población de 77, 78 y 79 años, mientras espera culminar la vacunación de los mayores de 80 años y grandes dependientes. 

El presidente de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este lunes que en su comunidad se empezará a contactar con los mayores de 70 años para que sean vacunados, mientras se “localiza” al 8% de personas de más de 80 que aún no han recibido su pinchazo.

Navarra también empezará ahora a citar a las personas de 79 a 70 años y, por otra parte a los menores de 65 años, que como en otras comunidades también serán vacunados en grandes instalaciones, como el Frontón de la Universidad Pública de Navarra.

También hay planes similares en Castilla-La Macha, donde la vacunación con AstraZeneca, que en los días pasados empezó a pincharse a personas de entre 65 y 56 años y que a partir de ahora empezará la vacunación de mayores de 70 años y personas con enfermedades graves y considerados especialmente vulnerables, que se vacunarán también con Pfizer o Moderna de forma simultánea a esta franja de edad.

Enlace relacionado 20Minutos.es (05/04/2021).




Fuente: Sasmadrid.org