May 12, 2021
De parte de Socialismo Libertario
286 puntos de vista


Nuevamente surcan por los cielos de Palestina/Israel centenares de misiles: la mayor parte caen sobre Gaza (ya provocaron decenas de v√≠ctimas, ni√Īos entre ellas) pero tambi√©n sobre Israel, que tambi√©n registra algunos fallecimientos. Dirigimos nuestros primeros pensamientos, doloridos, solidarios e indignados, a las v√≠ctimas indefensas, por lo general inocentes, y a sus seres queridos.
Esta nueva escalada es una consecuencia directa del nuevo cap√≠tulo de la hist√≥rica limpieza √©tnica de Israel contra los palestinos ‚Äďesta vez en Jerusal√©n Este‚Äď y del rechazo de la juventud palestina a resignarse a ese destino. Desde sus or√≠genes, el Estado israel√≠ fund√≥ su misma existencia sobre esa fuente interminable de violencia, dolor e injusticia: la expulsi√≥n sistem√°tica de la poblaci√≥n palestina, asediada y sofocada en Gaza, vejada y discriminada en las dem√°s regiones del pa√≠s, hostigada en Jerusal√©n Este, exiliada por el mundo y, no obstante, determinada a vivir. La relativa novedad de estas horas es el involucramiento en las protestas de palestinos con pasaporte israel√≠ ‚Äďciudadanos de segunda que la democracia no supo ni quiso integrar‚Äď y la extensi√≥n del conflicto en el coraz√≥n de las ciudades israel√≠es.
La crisis actual da testimonio del fracaso hist√≥rico de todas las formas pol√≠ticas adoptadas a lo largo de las d√©cadas (diplom√°ticas, pol√≠tico-religiosas, b√©licas) para resolver o, al menos, contener las contradicciones m√°s agudas. Desde hace a√Īos ya ni se habla de fantasmag√≥ricos ‚Äúprocesos de paz‚ÄĚ ni de f√≥rmulas como la de ‚Äúdos pueblos, dos Estados‚ÄĚ. Por otro lado, la actual aceleraci√≥n b√©lica atestigua el incre√≠ble cinismo de las c√ļpulas israel√≠es y palestinas cuya legitimaci√≥n parece surgir √ļnicamente de la permanencia del conflicto y de la sangre vertida, la de la comunidad propia y la de las dem√°s. A pesar de sus √©xitos diplom√°ticos (el reconocimiento rec√≠proco con algunos Estados √°rabes vecinos), la democracia israel√≠ no goza de buena salud y m√°s bien est√° en punto muerto: despu√©s de cuatro elecciones generales anticipadas, no llega a formar gobierno y a remover un primer ministro (Netanyahu, cercado por procedimientos penales por corrupci√≥n) que, contradictoriamente, se convirti√≥ en el m√°s longevo de la historia. Reavivar el conflicto siempre es una ‚Äúopci√≥n aceptable‚ÄĚ para permanecer en el poder. De manera especular, Hamas puede mantener el control de Gaza solo proponi√©ndose como l√≠der militar de una guerra que no podr√° vencer jam√°s, mientras en Cisjordania la Autoridad Nacional Palestina se sumerge en la corrupci√≥n y en la complicidad con el ocupante israel√≠.
¬ŅEs cre√≠ble la esperanza en una paz equitativa, de libertad y dignidad para aquellos que viven en esas tierras, esperanzas que animan exiguas pero valientes minor√≠as en las diversas comunidades? Es un camino muy largo y dif√≠cil, repleto de escombros producto de las bombas, de ilusiones y enga√Īos pol√≠ticos; es un camino posible que comporta elecciones humanas radicales de autosuperaci√≥n, de reconocimiento rec√≠proco y de hospitalidad.




Fuente: Socialismolibertario.org