April 22, 2021
De parte de SAS Madrid
228 puntos de vista


El partido de Hitler sustent贸 el terror铆fico plan de exterminio de enfermos mentales en pasquines y campa帽as que proyectaban un mensaje: que el coste de mantenerles vivos era excesivo para el Estado y da帽ino para “los trabajadores”.

– Uno de sus herederos pol铆ticos en Alemania, el actual NPD, ya lanz贸 hace a帽os un cartel casi id茅ntico al que ahora ha llevado a la Fiscal铆a a investigar a Vox por incitaci贸n al odio: “Dinero para la abuela en lugar de para los gitanos”.

1939 o a帽os posteriores hasta la liquidaci贸n del III Reich: “60.000 marcos del Reich le cuesta a la comunidad nacional este enfermo cong茅nito durante toda su vida. Compatriota, este es tambi茅n tu dinero”. 2017: “Dinero para la abuela en lugar de para los gitanos”. 2021: “Un MENA, 4.700 euros al mes. Tu abuela, 426 euros de pensi贸n/mes”. El primer mensaje sali贸 del terror铆fico aparato de propaganda con que el Partido Nazi sustent贸 el llamado Aktion T4, el plan de exterminio de enfermos mentales y discapacitados f铆sicos paralelo al Holocausto. El segundo lema, el de la abuela y los gitanos, es obra de uno de sus herederos pol铆ticos, el actual NPD alem谩n. Y el tercero, tan parecido al anterior que alg煤n experto en publicidad podr铆a calificarlo de plagio, es el que dirigido contra los menores extranjeros no acompa帽ados 鈥269 menas atendidos por centros p煤blicos en Madrid鈥  ha llevado a la Fiscal铆a a abrir una investigaci贸n contra Vox.

Los tres textos muestran una estrategia com煤n o, al menos, muy pr贸xima: alentar la ira de quienes los lean. 驴C贸mo? Encendiendo la mecha que hace explotar la bomba mental de que el Estado gasta mucho m谩s de lo debido en individuos que “no trabajan” 鈥揺l entrecomillado pertenece al ide贸logo de Vox Rafael Bardaj铆鈥 . Dinero que se gasta en escoria que “pretende vivir de las subvenciones” 鈥揺so lo dijo el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith鈥 mientras gente com煤n se enfrenta a dificultades y a la amenaza de una crisis feroz.

Los tres lemas confirman, adem谩s, que los n煤meros pueden convertirse en herramienta de odio: tanto si utilizarla entra帽a la comisi贸n de un delito de odio como si un tribunal sostiene que estamos ante una muestra de la libertad de expresi贸n, que es lo que concluy贸 la justicia alemana en el caso del cartel del NPD. Pero, ilegales o legales, el hilo conduce desde aquella campa帽a nazi favorable a lo que el Reich camufl贸 bajo la palabra “eutanasia” 鈥搇iteralmente, buena muerte鈥 hasta la desplegada ahora por el partido de Santiago Abascal. En la red puede localizarse otro cartel nazi de la misma estirpe: “As铆 contribuyes t煤: un enfermo hereditario cuesta hasta los 60 a帽os de media 50.000 marcos del Reich”. 

Cuando el III Reich lanz贸 la campa帽a de la que se vali贸 para, seg煤n la web del Museo del Holocausto de EEUU, exterminar a 200.000 discapacitados f铆sicos o mentales entre 1940 y 1945, no se conform贸 con carteles. En 2005, un art铆culo acad茅mico del psic贸logo cl铆nico Jos茅 Antonio Garc铆a Marcos desvel贸 para muchos lectores la espeluznante historia de la Aktion T4. Bajo el t铆tulo La medicina sin rostro humano, Garc铆a Marcos explic贸 c贸mo los libros de texto de matem谩ticas se llenaron de “ejercicios” como este: “La construcci贸n de un manicomio ha costado 6 millones de marcos. 驴Cu谩ntas viviendas se pueden construir con esa cantidad de dinero si cada una de ellas cuesta 15.000 marcos?”. Ese ejercicio, y otros del mismo tenor, figuran en un libro de texto de 1935. Para entonces, los nazis ya hab铆an desarrollado una pol铆tica de absoluto control de la educaci贸n. El Reich hab铆a comprendido que inocular sus ideas a los m谩s peque帽os resultaba una tarea inaplazable e imprescindible para sus fines.

D茅cadas despu茅s, el NPD alem谩n rescat贸 la idea del odio a los otros para lanzar ya en 2013 el cartel de la abuela y los gitanos. En 2017 volvi贸 a difundir ese afiche. Hubo denuncias pero el Tribunal Administrativo de M煤nich decidi贸 que no cab铆a hablar de delito de odio. El juez manifest贸 que el partido neonazi, a煤n hoy legal, no hab铆a excedido los l铆mites de la responsabilidad penal. En el proceso, el Consejo Central de los gitanos alemanes 鈥搇os sinti y los roman铆es鈥 demand贸 a la ciudad b谩vara de Ingolstadt.

Durante la campa帽a electoral federal de 2017, el Consejo gitano lleg贸 a pedir a la administraci贸n de la ciudad que retirara los carteles del NPD. El municipio no vio base legal para esto y esgrimi贸 la libertad de expresi贸n. El director legal del municipio de Ingolstadt enfatiz贸 entonces que la publicidad electoral era una “representaci贸n de mal gusto”: “Nos hubiera gustado quitar el cartel, pero no nos lo permitieron鈥. Mientras el contenido no fuera punible, los municipios ten铆an poco o ning煤n margen de maniobra, concluy贸 tambi茅n el tribunal. Se necesitar铆a un cambio en la ley para que se puedan prohibir carteles como el del NPD, dijo el juez al final de la audiencia. En Espa帽a, distintos jueces y fiscales han repetido en los 煤ltimos tiempos ideas muy similares: el discurso contra los inmigrantes es 鈥渋nadecuado鈥, 鈥repulsivo鈥 y 鈥abominable鈥. Pero no delictivo.

Enlace relacionado InfoLibre.es (22/04/2021).




Fuente: Sasmadrid.org