May 8, 2021
De parte de ANRed
42 puntos de vista

Sim贸n Radowitsky no lo sab铆a, pero el mismo Coronel Falc贸n que el 1掳 de mayo de 1909 desat贸 la represi贸n que mat贸 anarquistas en Buenos Aires, unos a帽os antes, particip贸 de excursiones de conquista de la 芦Campa帽a del Desierto禄. El joven ruso no lo sab铆a, pero tambi茅n veng贸 al pueblo mapuche. Por Adri谩n Moyano.


El 1ro de mayo de 1879, la Primera Divisi贸n que integraba el mism铆simo Julio Roca parti贸 del Fort铆n Sandes, 45 kil贸metros al sur de Puan. Formalmente, la Campa帽a al Desierto se hab铆a puesto en marcha el 18 de abril anterior, cuando el cuartel general, los cirujanos, los cient铆ficos, sacerdotes, el convoy y 80 soldados, arrancaron desde Azul.

N贸tese a qui茅n homenajeaba el Ej茅rcito ya por entonces: Ambrosio Sandes no s贸lo se cans贸 de matar a los montoneros que tuvieron la desgracia de caer en sus manos en la d茅cada de 1860, en una ocasi贸n se consagr贸 a incinerar sus cad谩veres. Fue despu茅s de la Batalla de Lomas Blancas (20 de mayo de 1863), en La Rioja. El sitio donde se consum贸 tama帽a manifestaci贸n de odio, se conoce como Carbonera de Sandes. Esa derrota marc贸 el principio del fin para el 鈥淐hacho鈥 Pe帽aloza.

El 2 de mayo se encontr贸 la columna en Fuerte Argentino -origen de Bah铆a Blanca- con las tropas que comandaba el teniente coronel Lorenzo Vintter, futuro gobernador de la Patagonia: el Regimiento 5掳 de Caballer铆a, el Batall贸n 6掳 de L铆nea e 鈥渋ndios amigos鈥. Al d铆a siguiente, la totalidad de la Primera Divisi贸n retom贸 su caminar en direcci贸n al sudoeste. Para Roca era cuesti贸n principal arribar a Choele Choel el 25 de mayo.

Roca y su Estado mayor (Foto Antonio Pozzo 鈥 Museo Choele Choel)

La Segunda Divisi贸n, al mando del coronel Nicol谩s Levalle, ten铆a 贸rdenes de 鈥渞omper la marcha鈥 el 2 de mayo desde Carhu茅 en direcci贸n a Trar煤-Lauquen (La Pampa). Sin embargo, reci茅n arranc贸 tres d铆as despu茅s con el Regimiento 6掳 y el Batall贸n 5掳, un total de 467 uniformados, m谩s el Escuadr贸n Auxiliares del Desierto, al mando del cacique Tripailao. La columna de Levalle acamp贸 primero en Leubuc贸 y luego en Salinas Grandes, antiguos dominios de los grandes loncos rank眉lche y de Namunkura, respectivamente. Epugner hab铆a ca铆do prisionero meses antes, mientras que Baigorrita, el hijo de Kalf眉kura y dem谩s autoridades mapuches buscaban por entonces refugio en la cordillera hoy neuquina, junto al resto de sus guerreros y familias. Tambi茅n se vieron urgidos por las fuerzas de la Tercera Divisi贸n, que al mando del coronel Racedo, principiaron su marcha el 10 de mayo, desde la frontera cordobesa y Villa Mercedes.

Como la Cuarta Divisi贸n ten铆a otro itinerario y puntos de partida muy distantes en relaci贸n a las dem谩s columnas, al 1ro de mayo ya llevaba ocho d铆as de marcha. Esa jornada acamp贸 en Ranquilco, en el actual norte de Neuqu茅n. Al d铆a siguiente, 鈥減r贸ximo al campamento, hall谩ronse varios sepulcros indios (eltun), que fueron investigados por medio de una profunda excavaci贸n, resultando de ah铆 variedad de objetos curiosos que se coleccionan y manifiestan haber vivido en estos campos una tribu numerosa, de cuyas habitaciones existen vestigios鈥. Incluido el par茅ntesis, la anotaci贸n tiene como autor a Napole贸n Uriburu, jefe de la divisi贸n. No fue Francisco Moreno el 煤nico saqueador de tumbas.

Huelga general y boicot

10 a帽os despu茅s, ya exist铆an en la Argentina numerosas sociedades obreras, en particular, en Buenos Aires, Rosario, La Plata, C贸rdoba y Bah铆a Blanca. En 1889, el congreso socialista internacional que se hab铆a reunido en Par铆s, fij贸 al 1ro de mayo como fecha para recordar la huelga general de Chicago de 1886, en cuyo homenaje los trabajadores deb铆an movilizarse mundialmente. En Buenos Aires, acogieron la idea socialistas de origen alem谩n y otros militantes italianos. El primer acto se llev贸 a cabo en 1890, en el as铆 llamado Prado Espa帽ol, sito en la actual Avenida Quintana, entre Ayacucho y Jun铆n, zona hist贸ricamente muy paqueta. Desde el vamos, algunos industriales amenazaron con el despido a los obreros que concurrieran, pero se dieron cita entre 1.500 y 1.800 trabajadores. Las demandas: jornada de 8 horas para todos los adultos, prohibici贸n del trabajo para los menores de 14 a帽os y jornadas de 6 horas para quienes tuvieran entre 14 y 15 a帽os, m谩s abolici贸n del trabajo nocturno para mujeres y menores de 18 a帽os, entre otras que hoy parecen elementales.

En 1902, el movimiento obrero conmemor贸 por separado el 1ro de mayo. La Federaci贸n Obrera Argentina, bajo orientaci贸n anarquista, consider贸 que se trataba de 鈥渦na fecha de duelo y reivindicaciones para las clases trabajadoras鈥 y rechaz贸 adhesiones a partidos pol铆ticos, v铆a que era ensayada por los socialistas. La FOA recomendaba 鈥渓a huelga general como suprema arma de lucha econ贸mica鈥 y reafirmaba 鈥渆l empleo del boicot y el sabotaje en la contienda contra el capitalismo鈥, seg煤n Diego Abad de Santill谩n en su 鈥淗istoria Argentina鈥 (Tipogr谩fica Editora Argentina 鈥 1965). El 3 de mayo de ese a帽o, Julio Roca y Wenceslao Escalante firmaron el decreto que dio origen formal a San Carlos de Bariloche.

Sin embargo, 1902 no pas贸 a la historia por la entrada en escena del peque帽o pueblo fronterizo, sino por la intensa agitaci贸n obrera y la sanci贸n de la Ley de Residencia. Hubo huelgas de los estibadores del puerto San Nicol谩s, de los obreros azucareros y los portuarios de Rosario, los ferroviarios del ramal Olavarr铆a-Buenos Aires, los pintores de Mar del Plata, los peones del Mercado Central de Frutos, los panaderos de Chivilcoy y un largo etc茅tera. El concepto 鈥渃riminalizaci贸n de la protesta鈥 todav铆a no exist铆a, pero fue el recurso al que ech贸 mano el gobierno de Roca: un juez orden贸 el allanamiento del local de la FOA. Como la reacci贸n obrera no se hizo esperar, el Conquistador del Desierto hizo aprobar la que quiz谩 fuera la norma m谩s odiosa de la historia argentina. El tr谩mite parlamentario fue s煤per veloz y para noviembre, el Poder Ejecutivo ya pod铆a ordenar la expulsi贸n del territorio nacional de 鈥渢odo extranjero por cr铆menes o delitos de derecho com煤n, o de aquellos cuya conducta comprometiera la seguridad nacional o perturbase el orden p煤blico鈥. Adem谩s, el prohombre declar贸 el estado de sitio 鈥測 los barrios obreros fueron ocupados militarmente鈥, reconstruy贸 Abad de Santill谩n. Los locales fueron clausurados y la prensa, suspendida. No s贸lo el pueblo mapuche deber铆a interesarse por remover la estatua del Centro C铆vico鈥

Los sucesos de Plaza Lorea

Treinta a帽os despu茅s de aquella escala en Fort铆n Sandes, tuvo lugar el 1ro de mayo m谩s sangriento. Cuando la columna proletaria de la FORA atravesaba la Plaza Lorea, 鈥渇ue atacada a tiros por el escuadr贸n de polic铆a a caballo, dejando un saldo de 8 muertos y m谩s de un centenar de heridos, sin ning煤n lesionado entre los atacantes. Era jefe de polic铆a el coronel Ram贸n L. Falc贸n, que se hab铆a manifestado reiteradamente contra toda manifestaci贸n de los anarquistas鈥, apunt贸 el historiador. El 3 de mayo de 1909 nadie se acord贸 del s茅ptimo aniversario de Bariloche, se desat贸 una huelga general un谩nime que encontr贸 a socialistas y anarquistas en la misma brecha.

Tipo coherente

A mediados de 1875, Ram贸n Lorenzo Falc贸n fue designado jefe de una compa帽铆a en el 3掳 de L铆nea, que formaba parte de la guarnici贸n de R铆o Cuarto. El comandante de esa frontera, Julio Roca. 鈥淓l 1ro de febrero del siguiente a帽o Falc贸n pas贸 a liderar a los cazadores del mismo cuerpo, encargados estos de las acciones de extermino del aborigen en la frontera sur de C贸rdoba entre 1876 y 1877, y en este 煤ltimo (a帽o), en la zona sur de Buenos Aires, Carhu茅 y Fuerte General Belgrano鈥, afirma Christian Petralito en su libro 鈥淩am贸n L Falc贸n. Baluarte de la represi贸n nacional鈥 (Nuestra Am茅rica 鈥 2013). Contrincantes de Falc贸n fueron los weichafe de Namunkura, Pinc茅n, Juan Jos茅 Catriel y Ant眉mil hasta que, a mediados de 1877, decidi贸 cambiar de arma y pas贸 a desempe帽arse en la Escuela Naval Militar.

Al iniciarse la Campa帽a al Desierto, Roca orden贸 que la ca帽onera 鈥淯ruguay鈥 y el vapor 鈥淓l Triunfo鈥 se dirigieran en primera instancia, hacia Carmen de Patagones. La segunda de las embarcaciones deb铆a introducirse por el r铆o Negro para apoyar a las tropas terrestres. A las 贸rdenes de Mart铆n Guerrico, iba el futuro fusilador de anarquistas. Los marinos ten铆an las mismas instrucciones que las columnas del Ej茅rcito: arribar a Choele Choel el 25 de mayo. No hab铆a que fallarle a la patria鈥 Pero como el vaporcito nunca pudo zafar de una encalladura, los marinos tuvieron que hacer su arribo en botes.

Falc贸n ascendi贸 a mayor por su desempe帽o en la faceta naval de la ofensiva contra el pueblo mapuche. En 1881, el Congreso de la Naci贸n consider贸 que merec铆a una medalla de plata, aunque durante la insurrecci贸n de Buenos Aires de 1880 form贸 del lado de Tejedor. Desde 1906, se desempe帽贸 como jefe de Polic铆a en la ciudad capital. Pocas trayectorias como las suyas sintetizan tan acabadamente c贸mo y para qu茅 la oligarqu铆a fund贸 al Estado. Aquel 1ro de mayo de 1909, un obrero ruso hab铆a asistido at贸nito a la masacre de sus compa帽eros. Cuando seis meses despu茅s lanz贸 la bomba contra el carruaje que transportaba al coronel, quiz谩 no supiera Sim贸n Radowitzky que no s贸lo a sus camaradas, vengaba.

Fuente: En estos d铆as





Fuente: Anred.org