October 19, 2022
De parte de Amor Y Rabia
217 puntos de vista

por Gilbert Doctorow

El significado de los refer茅ndums en el Donb谩s, Jers贸n y Zaporiyia

22 de septiembre de 2022

El discurso televisado ayer por la ma帽ana por Vladimir Putin y los comentarios de seguimiento de su Ministro de Defensa Shoigu anunciando la movilizaci贸n parcial de las reservas del ej茅rcito de Rusia para a帽adir un total de 300.000 hombres a la campa帽a militar en Ucrania es algo de lo que ha informado ampliamente la prensa occidental. La prensa occidental tambi茅n inform贸 sobre los planes para celebrar refer茅ndums sobre la adhesi贸n a la Federaci贸n Rusa en las rep煤blicas de Donb谩s este fin de semana y tambi茅n en las provincias de Jers贸n y Zaporiyia en un futuro muy cercano. Sin embargo, como suele ser el caso, la interrelaci贸n de estos dos sucsos no se ha entendido o, si se ha entendido , no se ha explicado al p煤blico en general. Dado que es precisamente esta interrelaci贸n lo que se ha destacado en los programas de entrevistas de la televisi贸n estatal rusa en los 煤ltimos dos d铆as, aprovecho esta oportunidad para exponer a mis lectores los hechos clave sobre qu茅 giro tomar谩 ahora el conflicto en curso en Ucrania y una visi贸n actualizada de cu谩ndo terminar谩 y con qu茅 resultados.

La idea misma de los refer茅ndums en el Donbas ha sido ridiculizada por los principales medios de comunicaci贸n de EEUUs y Europa. Son denunciados como “farsa” y se nos dice que los resultados no ser谩n reconocidos. De hecho, al Kremlin no le importa en absoluto si los resultados son reconocidos como v谩lidos en Occidente. Su l贸gica ha de buscarse en otra parte. En cuanto al p煤blico ruso, el 煤nico comentario cr铆tico sobre los refer茅ndums ha sido sobre el momento en que han tenido lugar, e incluso algunas personas conocidas por su patriotismo dijeron abiertamente que es demasiado pronto para celebrar el refer茅ndum dado que la Rep煤blica Popular de Donetsk, los oblasts (regiones, AyR) de Zaporiyia y Jers贸n a煤n no lo han sido completamente “liberados”. Tambi茅n en este caso, la l贸gica de esos refer茅ndums ha de buscarse en otra parte.

Es una conclusi贸n inevitable que las rep煤blicas de Donb谩s y otros territorios de Ucrania ahora bajo ocupaci贸n rusa votar谩n a favor de unirse a la Federaci贸n Rusa. En el caso de Donetsk y Lugansk, fue solo bajo la presi贸n de Mosc煤 que sus refer茅ndums de 2014 se centraron en declarar su soberan铆a y no sobre convertirse en parte de Rusia. Tal anexi贸n o fusi贸n no era bien recibida por el Kremlin por aquel entonces porque Rusia no estaba lista para enfrentar el esperado ataque econ贸mico, pol铆tico y militar masivo de Occidente que habr铆a tenido lugar a continuaci贸n. Hoy, Mosc煤 est谩 m谩s que preparada: de hecho, ha sobrevivido muy bien a todas las sanciones econ贸micas impuestas por Occidente incluso antes del 24 de febrero, as铆 como al suministro cada vez mayor a Ucrania de material militar y “asesores” de los pa铆ses de la OTAN.

La votaci贸n sobre unirse a Rusia probablemente alcanzar谩 el 90% o m谩s a favor. Lo que suceder谩 inmediatamente por parte rusa tambi茅n est谩 perfectamente claro: pocas horas despu茅s de la declaraci贸n de los resultados del refer茅ndum, la Duma (parlamento, AyR) del Estado ruso aprobar谩 un proyecto de ley sobre la “reunificaci贸n” de estos territorios con Rusia y dentro de un d铆a m谩s o menos, ser谩 aprobada por la c谩mara alta del parlamento e inmediatamente despu茅s el proyecto de ley ser谩 aprobado por el presidente Putin.

Mirando m谩s all谩 de su servicio como agente de inteligencia de la KGB, que es todo lo que los “especialistas en Rusia” occidentales dicen sin cesar en sus art铆culos y libros, recordemos tambi茅n la licenciatura en derecho de Vladimir Putin. Como presidente, se ha mantenido sistem谩ticamente dentro del derecho nacional e internacional. Lo seguir谩 haciendo ahora. A diferencia de su antecesor, Boris Yeltsin, Vladimir Putin no ha gobernado por decreto presidencial; ha gobernado por leyes promulgadas por un parlamento bicameral constituido por varios partidos. Ha gobernado de manera conforme al derecho internacional promulgado por las Naciones Unidas. La ley de la ONU habla de la santidad de la integridad territorial de los Estados miembros; pero la ley de la ONU tambi茅n habla de la santidad de la autodeterminaci贸n de los pueblos.

驴Qu茅 se sigue de la fusi贸n formal de estos territorios con Rusia? Eso tambi茅n est谩 perfectamente claro. Como partes integrales de Rusia, cualquier ataque contra ellos, y ciertamente habr谩 tales ataques provenientes de las fuerzas armadas ucranianas, es un casus belli. Pero incluso antes de eso, los refer茅ndums han sido precedidos por el anuncio de la movilizaci贸n, que apunta directamente a lo que Rusia har谩 m谩s adelante si los acontecimientos en el campo de batalla as铆 lo requieren. Las fases progresivas de movilizaci贸n se justificar谩n ante el p煤blico ruso como necesarias para defender las fronteras de la Federaci贸n Rusa del ataque de la OTAN.

La fusi贸n de los territorios ucranianos ocupados por Rusia con la Federaci贸n Rusa marcar谩 el final de la “operaci贸n militar especial” (SMO). Un SMO no es algo que llevas a cabo en tu propio territorio, como tertulianos del programa de entrevistas de la televisi贸n rusa Velada con Vladimir Solovyov comentaban hace un par de d铆as. Marca el comienzo de la guerra abierta contra Ucrania con el objetivo de obtener la capitulaci贸n incondicional del enemigo. Es probable que esto implique la destituci贸n de los l铆deres civiles y militares y, muy probablemente, el descuartizamiento de Ucrania. Despu茅s de todo, el Kremlin advirti贸 hace m谩s de un a帽o que el camino a formar parte de la OTAN dictado a Ucrania por EEUU dar谩 lugar a la p茅rdida de su condici贸n de Estado. Sin embargo, estos objetivos particulares no fueron declarados hasta ahora; la SMO trataba de defender el Donbas contra el genocidio, y de la desnazificaci贸n de Ucrania, este en s铆 mismo un concepto bastante vago.

A帽adir otros 300.000 hombres armados a la fuerza desplegada por Rusia en Ucrania representa casi el doble del n煤mero actual y seguramente servir谩 para afrontar la escasez de efectivos de infanter铆a que ha limitado la capacidad de Rusia para “conquistar” Ucrania. Fue precisamente la falta de tropas en el terreno lo que explica la dolorosa y vergonzosa retirada de Rusia de la regi贸n de J谩rkov en las 煤ltimas dos semanas. No pudieron resistir la concentraci贸n masiva de fuerzas ucranianas contra su propio control de la regi贸n, que estaba escasamente protegido. El valor estrat茅gico de la victoria de Ucrania es cuestionable, pero mejor贸 enormemente su moral, que es un factor importante en el resultado de cualquier guerra. El Kremlin no pod铆a ignorar esto.

En la conferencia de prensa en Samarcanda la semana pasada, despu茅s del final de la reuni贸n anual de jefes de estado de la OCS (Organizaci贸n de Cooperaci贸n de Shanghai), se le pregunt贸 a Vladimir Putin por qu茅 ha mostrado tanta moderaci贸n frente a la contraofensiva ucraniana. Respondi贸 que los ataques rusos a las plantas generadoras de electricidad ucranianas que siguieron a la p茅rdida del territorio de J谩rkov fueron solo “disparos de advertencia” y que se aproxima una acci贸n mucho m谩s “impactante”. En consecuencia, a medida que Rusia pasa de SMO a la guerra abierta, podemos esperar una destrucci贸n masiva de la infraestructura civil y militar de Ucrania para bloquear por completo todo movimiento de armas suministradas por Occidente desde los puntos de entrega en la regi贸n de Le贸polis (capital de la Galizia, la zona m谩s occidental, pronas y rus贸foba de Ucrania, AyR) y otras fronteras hasta el frente. Eventualmente podemos esperar bombardeos y destrucci贸n de los centros de toma de decisiones de Ucrania en Kiev.

En cuanto a una mayor intervenci贸n occidental, los medios occidentales se han dado cuenta de la amenaza nuclear apenas velada del presidente Putin a los posibles cobeligerantes. Rusia ha declarado expl铆citamente que cualquier agresi贸n contra su propia seguridad e integridad territorial, como hab铆an propuesto en las 煤ltimas semanas generales retirados en los EEUU entrevistados en cadenas de televisi贸n estadounidenses en programas sobre la ruptura de Rusia, ser谩 respondida con una respuesta nuclear. Cuando la amenaza nuclear de Rusia se dirige a Washington, como es el caso actual, en lugar de a Kiev o Bruselas, como se supon铆a hasta ahora, es poco probable que los responsables pol铆ticos en el Capitolio mantengan por mucho tiempo su arrogancia sobre las capacidades militares rusas y sigan buscando una mayor escalada.

A la luz de todos estos acontecimientos, me veo obligado a revisar mi apreciaci贸n de lo que ocurri贸 en la reuni贸n de la Organizaci贸n de Cooperaci贸n de Shanghai. Los medios occidentales han centrado toda su atenci贸n en un solo tema: la supuesta fricci贸n entre Rusia y sus principales amigos globales, la India y China, por su guerra en Ucrania. Eso me pareci贸 muy exagerado. Ahora parece ser una completa tonter铆a. Es inconcebible que Putin no discutiera con Xi y Modi lo que est谩 a punto de hacer en Ucrania. Si Rusia realmente ahora proporciona a su esfuerzo b茅lico una parte mucho mayor de su potencial militar, entonces es completamente razonable esperar que la guerra termine con la victoria rusa el 31 de diciembre de este a帽o, como parece haber prometido el Kremlin a sus leales seguidores. 

Mirando m谩s all谩 de la posible p茅rdida de la condici贸n de Estado de Ucrania, una victoria rusa significar谩 m谩s que para Washington acabar sangrando por la nariz, como ocurri贸 en Afganist谩n. Pondr谩 a la vista de todos el bajo valor del paraguas militar estadounidense como protecci贸n de los estados miembros de la UE, y conducir谩 necesariamente a una reevaluaci贸n de la arquitectura de seguridad de Europa, que es lo que los rusos exig铆an antes de que se lanzara su incursi贸n en Ucrania en febrero.




Fuente: Noticiasayr.blogspot.com