October 24, 2021
De parte de IWA-AIT
244 puntos de vista

Cuando participamos en las huelgas clim谩ticas de 2019, no pod铆amos imaginar que otras protestas se paralizar铆an por la pandemia. Y cuando la pandemia lleg贸, parec铆a que, con el aparente declive de algunas industrias, el estado del planeta mejorar铆a, al menos m铆nimamente. Pero resulta que en realidad estamos peor de lo que pens谩bamos. Los dos 煤ltimos a帽os han confirmado que, si hay alguna esperanza, los cambios necesarios tendr谩n que abordar las verdaderas causas de los problemas. Y mucho m谩s que tocar. El capitalismo y el sistema de toma de decisiones a trav茅s del Estado deben hundirse en el olvido y debemos construir algo mejor.

Movimiento obrero

Ni el capitalismo ni el Estado nos han ofrecido nada para evitar o ayudarnos a hacer frente a las cat谩strofes que ya est谩n en marcha y que est谩n por venir. Si queremos un cambio real, 茅ste no se producir谩 sin los movimientos sociales. Sin embargo, no s贸lo necesitamos los que abordan la crisis clim谩tica, sino tambi茅n el cambio de la sociedad como tal.

Consideramos que el movimiento obrero es esencial para ello porque est谩 vinculado al trabajo como fuente de reproducci贸n y cambio de todo el mundo.

La gran mayor铆a de nosotros viviremos nuestras vidas en la posici贸n de trabajadores. En la posici贸n de trabajadores creamos y reformamos el mundo. Como movimiento, tenemos potencialmente el mayor poder para decidir qu茅 se produce, c贸mo, d贸nde y para qui茅n.

Sin embargo, nos enfrentamos a un poder que se gu铆a por los principios del beneficio, la competitividad y la satisfacci贸n de los intereses econ贸micos de una peque帽a parte de la sociedad. Contra un poder que arrastra al conjunto de la sociedad.

Adem谩s, el movimiento obrero se enfrenta a retos fundamentales en relaci贸n con las cat谩strofes clim谩ticas. El m谩s cr铆tico es, obviamente, el que comparte con otros movimientos: superar la reticencia general de la gente a organizarse.

No hay tiempo para la frustraci贸n: nos estamos organizando

La magnitud de la cat谩strofe a la que nos enfrentamos es enorme y polifac茅tica. Nuestra respuesta puede ser limitada, pero a煤n as铆 es significativa a nivel local, transregional e internacional. Llena de solidaridad, ayuda mutua, protesta y construcci贸n de los g茅rmenes de una nueva sociedad en nuestras actividades, organizaciones y relaciones en general.

En nuestra opini贸n, este tipo de respuesta deber铆a utilizarse en todos los esfuerzos por el cambio, desde la resoluci贸n de problemas en el lugar de trabajo hasta las protestas contra la invasi贸n de los derechos y la vida de las mujeres, pasando por las acciones medioambientales y todo tipo de luchas. Debemos pensar no s贸lo en los objetivos parciales, sino tambi茅n en cambios m谩s amplios.

No se trata s贸lo de una bonita teor铆a que ser铆a in煤til en la pr谩ctica. Al contrario, este enfoque funciona, y muchas organizaciones implicadas en estas luchas lo atestiguar铆an. Sin embargo, no olvidamos un hecho importante: el rechazo de las jerarqu铆as, la ayuda mutua y la solidaridad son principios que pueden desencadenar las luchas sociales, pero estos principios tambi茅n surgen en las propias luchas. Y 茅sta es la fuente de nuestra esperanza para la supervivencia de la sociedad.

Los ecosistemas son s贸lo una de las v铆ctimas del capitalismo y del Estado

Hoy m谩s que nunca, necesitamos sustituir el capitalismo por la producci贸n y la prestaci贸n de servicios sin 谩nimo de lucro y sin trabajo asalariado. Esto deber铆a estar en el centro de nuestra reflexi贸n futura sobre el cambio clim谩tico. El capitalismo y el Estado no s贸lo est谩n destruyendo la naturaleza, sino tambi茅n nuestras vidas. Todos los d铆as. En el trabajo y en nuestras relaciones con otras personas. Nos envenenan con sus jerarqu铆as y su poder.

Por eso nos organizamos. Juntos somos m谩s fuertes y podemos conseguir m谩s. Tomamos decisiones de forma horizontal, sin apoyo del Estado, al margen de la pol铆tica parlamentaria o municipal y de la influencia empresarial. Trabajamos en la resoluci贸n de los problemas en el trabajo, pero tambi茅n nos ocupamos de los problemas relacionados con la crisis clim谩tica, incluso a nivel internacional dentro de la Asociaci贸n Internacional de Trabajadores (AIT). Nos educamos, nos comunicamos, nos coordinamos, descubrimos nuevas formas de luchar contra todas las formas de poder y destrucci贸n. Hemos participado en anteriores huelgas clim谩ticas, en las protestas contra la construcci贸n de la terminal de GNL en Bratislava, y hoy volveremos a participar en la Huelga Clim谩tica Global.

Si nuestro planteamiento est谩 cerca de tu coraz贸n, participa – https://priamaakcia.sk/zapoj-sa.

Sindicato de Trabajadores Solidarios Priama Akcia,
Secci贸n eslovaca de la Asociaci贸n Internacional de Trabajadores
www.priamaakcia.sk

Reportaje fotogr谩fico de la Huelga Clim谩tica Global en Bratislava (22 de octubre de 2021)

En septiembre se celebr贸 el Campamento de Acci贸n Urbana en Bratislava y algunos de sus organizadores decidieron coordinar la Huelga Clim谩tica Global. Esto dio lugar a acciones en varias ciudades eslovacas. Aunque la situaci贸n no era proclive a organizar verdaderas huelgas en forma de paros de producci贸n, era evidente que muchas personas de la multitud no estaban trabajando, y sabemos que algunos estudiantes tambi茅n tuvieron que luchar por su tiempo libre. Como en el pasado, la manifestaci贸n cont贸 con el apoyo del sindicato Priama Akcia.

Los discursos de la manifestaci贸n no dejaron lugar a dudas de que el lema de la protesta “Cambiar el sistema, no el clima” iba en serio por parte de los organizadores. Se llevaron a cabo con un esp铆ritu anticapitalista y subrayaron la interconexi贸n de las diferentes luchas.

La marcha por el centro de la ciudad tuvo una respuesta positiva por parte de los transe煤ntes y hubo un buen ambiente durante todo el recorrido, acompa帽ado de tambores.

He aqu铆 algunas fotos del evento: https://priamaakcia.sk/Priama-Akcia-statement-on-the-Global-Climate-Stri…




Fuente: Iwa-ait.org