May 1, 2021
De parte de Federacion Anarquista De Rosario
282 puntos de vista


El 1潞 de Mayo de 1886 comenz贸 en Estados Unidos una huelga de amplias dimensiones que reclamaba la reducci贸n de la jornada laboral a 8 horas. El lema era “8 horas de trabajo, 8 horas para el sue帽o, 8 horas de ocio”, tan propagandeado desde mediados de siglo y con el cual el movimiento obrero luchaba por arrebatarle al capital parte de su poder y disputar tiempo para la vida, la cultura y el disfrute. 
 Esta huelga fue preparada con antelaci贸n. El movimiento obrero norteamericano, la decidi贸 en 1884. Y para llevarla a cabo, se realizaron cientos de asambleas y m铆tines, se recolectaron fondos, en tiempos donde la organizaci贸n sindical era ilegal y estaba prohibida. Circulaban manifiestos y peri贸dicos alentando a los trabajadores a sumarse a la acci贸n.
 Pero la lucha por las 8 horas de trabajo no era concebida como una mera reforma. Estaba impregnada de un pedazo del ma帽ana, era una lucha que abr铆a camino a otra, a una lucha definitiva por una sociedad de igualdad plena, sin ninguna clase de opresi贸n. Tampoco se entend铆a que esa lucha deb铆a atravesar los recintos parlamentarios, los juzgados, sino que era una lucha de acci贸n directa y con fuerte protagonismo popular; la clase trabajadora desconfiaba y descre铆a de esas instituciones tramposas que para ellos solo prove铆an hambre y represi贸n.
 El 1潞 de Mayo de 1886 la huelga se demostr贸 masiva, con movilizaciones por todo el territorio y el epicentro de la misma en la populosa ciudad industrial de Chicago. All铆 se hizo sentir fuertemente la represi贸n policial y la resistencia obrera tambi茅n; hubo importantes enfrentamientos con muertos y heridos, uno de ellos frente a la planta industrial de McCormick, en la cual hab铆a un n煤mero importante de rompehuelgas.
 Ante la feroz represi贸n se convoca el 4 de mayo a una manifestaci贸n en la plaza Haymarket. Todo estaba tranquilo hasta que la polic铆a decidi贸 sin motivo atacar a los 煤ltimos manifestantes que empezaban a irse al final de la movilizaci贸n. Es precisamente en este momento que explot贸 una bomba, hiriendo y matando a varios polic铆as. La respuesta fue brutal, tiraron sobre la multitud y masacraron a muchos manifestantes e iniciando una campa帽a de persecuciones, encarcelamientos y torturas, recayendo todo el peso de la justicia burguesa sobre ocho militantes de primera l铆nea y dirigentes sindicales anarquistas.
 La causa judicial fue un montaje clasista -al igual que a帽os m谩s tarde se armar谩 otro para Sacco Y Vanzetti, otros dos notorios militantes anarquistas-: testigos falsos, pruebas falsas, para hacer caer todo el odio de la clase burguesa sobre la militancia obrera. El propio fiscal Julius Grinnel lo dijo en estos t茅rminos: “La ley est谩 en juicio. La anarqu铆a est谩 en juicio. Estos hombres han sido seleccionados porque fueron l铆deres. No fueron m谩s culpables que los millares de sus adeptos. Se帽ores del jurado: 隆declaradlos culpables y salvar茅is a nuestras instituciones, a nuestra sociedad!”
 Al a帽o siguiente, en noviembre 1887, recae sobre estos ocho militantes anarquistas el peso de la ley burguesa, con penas de varios a帽os de prisi贸n, para algunos, y condenas a morir en la horca, para otros. Ante el cadalso, August Fischer declar贸: “Si yo he de ser ahorcado por profesar las ideas anarquistas, por mi amor a la libertad, a la igualdad y a la fraternidad, entonces no tengo nada que objetar. Si la muerte es la pena correlativa a nuestra ardiente pasi贸n por la libertad de la especia humana, entonces yo les digo muy en alto: disponed de mi vida”.
  A partir de 1890 se conmemora el 1潞 de Mayo como D铆a Internacional de los Trabajadores y Trabajadoras, como d铆a de huelga general contra el capital, en memoria de los M谩rtires de Chicago y por las 8 horas. Reivindicaci贸n que la clase obrera va conquistando en diferentes pa铆ses al calor de huelgas y luchas tenaces, como en Nueva Zelanda y Uruguay antes de 1915 o con la Huelga de la Canadiense en Barcelona en 1919.
Su significado hoy
 Las 8 horas han sido conquistadas como un derecho en muchos pa铆ses, pero a煤n en otros no, y el 1 de Mayo ha sido reconocido como fecha internacional. No obstante, hoy, millones de personas oprimidas a lo largo y ancho del mundo trabajan largas y extenuantes jornadas en condiciones deplorables, siendo frecuentes accidentes en talleres y f谩bricas que culminan en verdaderas tragedias. El gran capital trasnacional ha dislocado la producci贸n por todo el planeta pauperizando las condiciones de vida y trabajo de poblaciones enteras y amenazando incluso la existencia de nuestro propio planeta.
 Por tanto, las 8 horas siguen siendo una lucha vigente, y por sobre todas las cosas, est谩 vigente m谩s que nunca la sociedad que so帽aron y por la que lucharon los M谩rtires de Chicago y generaciones de militantes y trabajadores y trabajadoras. Llevaban en sus corazones anhelos de justicia y redenci贸n social para toda la humanidad, sabiendo que el enfrentamiento contra el capital y el Estado era decisivo, tal como lo es hoy; y que de un lado est谩n los opresores y sus instituciones y del otro, las clases oprimidas que sangran en las m谩quinas, fam茅licas, desocupadas, a quienes el sistema capitalista desprecia, pero ser谩n las y los constructores de un mundo nuevo.
 Al igual que quienes participaron de la gesta de Chicago, las y los de abajo hoy sabemos que no hay justicia posible en este sistema, que este ordenamiento social no puede brindar nada bueno para quienes vivimos de nuestro trabajo e intentamos subsistir d铆a a d铆a. El capitalismo solo trae desgracias, hambre, miseria y violencia. Es lo que ha hecho el sistema durante siglos, pero en estos 煤ltimos treinta a帽os se ha tecnificado con una bestialidad terrible. Guerras para controlar los bienes naturales, generaci贸n de caos en varios pa铆ses y convertirlos en “estados fallidos”, destrucci贸n de todo su aparato productivo, desplazamiento masivo de poblaciones que pasan a vivir en campamentos de refugiados, o los convierte en desesperados migrantes en busca de trabajo y bienestar, y una larga lista de calamidades que genera la voracidad capitalista en su despliegue imperialista.
 Somos las clases populares, a lo largo y ancho del mundo, quienes sufrimos estas consecuencias del despliegue del sistema capitalista y su necesidad de explotar los recursos naturales y el trabajo humano, los que debemos mantener en alto las banderas de lucha de los M谩rtires de Chicago y sus sue帽os de justicia y libertad.    
Las tareas del Anarquismo Organizado
 El Anarquismo, ideolog铆a profesada por los M谩rtires de Chicago, no ha muerto ni desaparecido como se ha sostenido desde diversas tendencias ideol贸gico-pol铆ticas. Al contrario, el Anarquismo tiene hoy derecho a demostrar que su propuesta es v谩lida para la humanidad, de que su proyecto social tiene validez para el presente y no es una “reliquia del pasado”. La propuesta anarquista que pone el objetivo en construir una sociedad donde el poder pol铆tico y la propiedad est茅n socializadas y la libertad colectiva sea un componente esencial de dicho ordenamiento social, tienen hoy plena vigencia.
 Esta propuesta no puede concretarse de un d铆a para el otro, debe ser una construcci贸n social paciente, tenaz, decidida, avanzando en la lucha y organizaci贸n del pueblo. Debemos avanzar en esa perspectiva d铆a tras d铆as. Ello es posible a partir de una correcta inserci贸n social en el seno del pueblo, entre las clases populares.
 Es de especial inter茅s para el Anarquismo Organizado tener incidencia plena en estos sectores, y particularmente entre las y los trabajadores, potenciando y desarrollando la organizaci贸n sindical y las luchas por mejores condiciones laborales y salariales. Vincular esas luchas y sindicatos a otras organizaciones de las clases oprimidas e ir tejiendo una estrategia tendiente a la concreci贸n de un Frente de Clases Oprimidas, avanzando en la concreci贸n de mayores espacios de autogesti贸n y protagonismo de las y los de abajo, a eso lo llamamos construcci贸n de Poder Popular.
 Para los pueblos, todos los derechos y beneficios adquiridos han sido ganados con lucha. Las clases dominantes no hacen concesiones ni regalan nada porque s铆; solo la lucha combativa y solidaria del conjunto de organizaciones populares es garant铆a de conquistas y avances para las y los oprimidos. En esa lucha desde el Anarquismo Organizado tenemos un lugar con nuestra estrategia y planteos concretos, con nuestra metodolog铆a que pone el acento en construir un pueblo fuerte y no un partido fuerte, como todas las tendencias vanguardistas.
 Los anhelos de justicia y libertad de los M谩rtires de Chicago recorrer谩n las calles nuevamente este Primero de Mayo junto a los pueblos del mundo en su lucha por sus mismos objetivos y por tener un futuro. Sus sue帽os viven en la lucha del pueblo a lo largo y ancho del mundo por pan, trabajo y dignidad, pero tambi茅n por una sociedad de igualdad plena.
VIVAN LOS M脕RTIRES DE CHICAGO!!
VIVA EL 1潞 DE MAYO!!
A FORTALECER EL ANARQUISMO ORGANIZADO!!
POR EL SOCIALISMO Y LA LIBERTAD!!
ARRIBA LOS Y LAS QUE LUCHAN!!
鈽 Federaci贸n Anarquista Uruguaya 鈥 FAU
鈽 Federaci贸n Anarquista de Rosario 鈥 FAR (Argentina)
鈽 Organizaci贸n Anarquista de Tucum谩n 鈥 OAT (Argentina)
鈽 Embat – Organitzaci贸 Llibert脿ria de Catalunya
鈽 Devrimci Anar艧ist Federasyon 鈥 DAF (Turqu铆a)
鈽 螒谓伪蟻蠂喂魏萎 螣渭慰蟽蟺慰谓未委伪 – Anarchist Federation (Grecia)
鈽 Organizaci贸n Anarquista de C贸rdoba 鈥 OAC (Argentina)
鈽 Die Plattform – Anarchakommunistische Organisation (Alemania)
鈽 Federaci贸n Anarquista Santiago – FAS (Chile)
鈽 Aotearoa Workers Solidarity Movement – AWSM (Aotearoa/Nueva Zelanda)
鈽 Coordena莽茫o Anarquista Brasileira – CAB (Brasil)
鈽 Libert盲re Aktion (Suiza)
鈽 Zabalaza Anarchist Communist Front – ZACF (Sud谩frica)
鈽 Alternativa Libertaria 鈥 AL/fdca (Italia)
鈽 Grupo Libertario V铆a Libre (Colombia)
鈽 Workers Solidarity Movement – WSM (Irlanda)
鈽 Anarchist Communist Group – ACG (Gran Breta帽a)
鈽 Melbourne Anarchist Communist Group – MACG (Australia)
鈽 Organisation Socialiste Libertaire 鈥 OSL (Suiza)
鈽 Union Communiste Libertaire (Francia)

 




Fuente: Federacionanarquistaderosario.blogspot.com