February 19, 2021
De parte de SAS Madrid
774 puntos de vista

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ha declarado que despedir a un trabajador por no indicar a la empresa el motivo de su baja por enfermedad es considerado un despido nulo al atentar contra el derecho a la intimidad del mismo. Adem谩s, ha procedido a imponer a la empresa demandada una indemnizaci贸n por da帽o moral correspondiente a 6.251 euros.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ha declarado que despedir a un trabajador por no indicar a la empresa el motivo de su baja por enfermedad es considerado un despido nulo al atentar contra el derecho a la intimidad del mismo.

Seg煤n la sentencia, la regla general en relaci贸n a los datos sobre la salud de las personas trabajadoras es facultad de su reserva por formar parte de la esfera 铆ntima de los trabajadores y 煤nicamente se puede notificar a la empresa de forma voluntaria. Es decir, que estos podr谩n exponer la enfermedad por la que han causado baja siempre y cuando sea de manera voluntaria y nunca por exigencia de la empresa.

En la sentencia, se puede leer c贸mo el empleador escrib铆a y llamaba insistentemente a la trabajadora para saber cu谩l era la enfermedad por la que se encontraba de baja, creando un panorama indiciario de intromisi贸n en la intimidad de la trabajadora con vulneraci贸n del derecho fundamental a la intimidad, ya que la llamaban en repetidas ocasiones en un margen muy corto de tiempo e insist铆a a la misma (para conseguir dicha informaci贸n) pese a la negativa de la trabajadora de revelar los datos sobre su salud. Adem谩s, seg煤n el Tribunal, estas llamadas y mensajes se exced铆an de un inter茅s puramente organizativo.

El Tribunal resuelve que el despido se produjo posteriormente a que la trabajadora se negase a proporcionar a la empresa la informaci贸n solicitada sobre la naturaleza de la patolog铆a determinante del proceso de incapacidad temporal (baja por enfermedad), y la sanciona por el ejercicio del derecho fundamental a la intimidad, amparado por el art铆culo 18.1 de la Constituci贸n Espa帽ola, conduciendo adem谩s a declarar la nulidad del despido.

Dado lo anterior, el Tribunal ha procedido a imponer a la empresa demandada una indemnizaci贸n por da帽o moral correspondiente a 6.251 euros y a declarar el despido nulo, condenando a la empresa demandada a la readmisi贸n de la empleada en su puesto de trabajo en las mismas condiciones que reg铆an antes del despido, as铆 como al abono de los salarios dejados de percibir desde el despido (noviembre del 2018) hasta la fecha de readmisi贸n.

Uno de los puntos clave para que la trabajadora ganase el juicio y el despido fuese considerado nulo es que, cuando comenz贸 a notar la insistencia por parte de sus jefes, contact贸 con un abogado laboralista que le recomend贸 que grabaste todas las conversaciones y que guardaste todos los mails y los WhatsApp en los que la empresa le preguntaba insistentemente por su diagn贸stico.

Incluso, la trabajadora lleg贸 a grabar la conversaci贸n en la que su jefe le notificaba el despido, explic谩ndole que el haber estado de baja y no haber comunicado la enfermedad que padec铆a hab铆a contribuido a tomar dicha decisi贸n.

“Llevamos unos tres d铆as debatiendo con los tres socios de la empresa un poquito tu situaci贸n. Ha sido bastante dif铆cil tomar esta decisi贸n, pero finalmente no podemos seguir contando contigo. Ya te digo, es una decisi贸n bastante dif铆cil de tomar, pero estos d铆as hemos estado funcionando sin ti, hemos visto soluciones y alternativas que nos han gustado bastante y pues finalmente no lo acabamos de ver (…) Evidentemente no quer铆amos que te llegase un burofax, sino que quer铆amos llamarte y comentarte un poquito la situaci贸n y realmente, pues no ha ayudado el hecho de que una baja que no sabemos si se puede alargar o no. Entendemos que quieras reservar tu intimidad, pero claro, no sabemos, me lo invento eh, no sabemos si tienes una enfermedad de h铆gado y si se puede alargar 6 meses o es una gripe que pueda durar 15 d铆as (…) Tampoco nos acabas de convencer en la empresa pues finalmente hemos decidido no contar m谩s contigo”, se puede leer la transcripci贸n de la llamada en la que desped铆an a la trabajadora, seg煤n consta en la sentencia.

La importancia de grabar conversaciones y guardar mensajes

El abogado laboralista Luis  Fern谩ndez Pallar茅s (quien ha defendido a esta trabajadora) , explica a P煤blico que es legal grabar las conversaciones con un jefe o un superior, siempre y cuando el afectado est茅 dentro de la conversaci贸n y que no se traten asuntos personales. De hecho, asegura que la clave de esta sentencia radica en que la trabajadora grab贸 la llamada en la que la estaban despidiendo por no decir la enfermedad que padec铆a, as铆 como los WhatsApp en los que el jefe le preguntaba por su enfermedad de forma recurrente.

“Hay juicios que se ganan, precisamente porque el trabajador graba las llamadas, as铆 como los Whatsapp y los mail. Es la herramienta que tiene el trabajador para demostrar que su versi贸n es la real”, explica.

De la misma forma, Pallar茅s asegura que la empresa no tiene el derecho a solicitar a un trabajador que causa la baja por enfermedad su diagn贸stico, no solo por su derecho a la intimidad sino tambi茅n por la protecci贸n de sus datos, siendo los datos m茅dicos de especial sensibilidad.

“En multitud de empresas se da la situaci贸n de que un trabajador causa la baja por enfermedad y el superior le pregunta en repetidas ocasiones qu茅 es lo que le ocurre exactamente. Es muy importante que los trabajadores sepan que tienen derecho a preservar su diagn贸stico”, explica.

Pallar茅s asegura que este tipo de supuestos se judicializan muy poco, pero en el d铆a a d铆a de los trabajadores ocurre con asiduidad y recalca que el trabajador tiene derecho a reservar su diagn贸stico.

La empresa todav铆a puede recurrir la sentencia al Tribunal Supremo, aunque para ello debe encontrar una sentencia muy similar en los hechos, en los que otro Tribunal Superior de Justicia resuelva a favor de la empresa.

Enlace relacionado P煤blico.es 18/02/2021.




Fuente: Sasmadrid.org