October 22, 2021
De parte de Briega
322 puntos de vista

Un año más llega el 17 de octubre y un año más las entidades dedicadas a la atención social cuentan el número de personas pobres o en riesgo de pobreza que hay en Asturies.

En los últimos años va aumentado por mucho que retuerzan técnicamente los datos para que no se dispare la cifra. Este año somos más de 280.000 personas las que estamos en situación de riesgo de exclusión social el 27,7 % de la población. Y ha crecido la desigualdad situándonos en el primer puesto según el índice Gini.

Además, nos ilustran con los rasgos que tiene esta pobreza: de imposibilidad de acceder a los derechos básicos como vivienda, alimentación, energía, … dividiéndonos en pobreza energética, residencial…etc.

En ALAMBIQUE estamos cansadas del teatro que se monta cada 17 de octubre para contar pobres y no señalar nunca las causas de la pobreza y la exclusión social. Cansadas de que el objetivo se fije en las consecuencias y en los parches a llevar a cabo para que la situación sea soportable y de que nunca se ponga el acento en las medidas que nos ayuden a no tener que repetir año tras año los mismos actos.

Y hartas de políticas de miseria.

Un año más se constata el fracaso de las políticas sociales de miseria para cambiar la situación.

Las administraciones están en una pelea por ahorrar recursos destinados a las personas empobrecidas como hemos podido comprobar este año entre el Ministerio de seguridad social y la consejería de derechos sociales y la disputa por el ingreso mínimo vital y el salario social.

Ambas herramientas se ven desbordadas en su gestión y bloqueadas en su acceso. No están pensadas para que la gente acceda a derechos sino para controlar que no se agote el presupuesto y que solo algunas de las personas que las necesitan puedan acceder a ellas.

Al mismo tiempo las organizaciones sociales se repiten en sus medidas: programas de empleo, habilidades sociales, inserción social, …. y ahora salud comunitaria sin querer denunciar las causas, proponiendo estrategias y pactos contra la pobreza.

Proponemos denunciar la acumulación de la riqueza

Proponemos que dejemos de mirar a la exclusión social y a las consecuencias de esta y pongamos nuestra atención en las causas que la provocan, que vayamos a la raíz y dejemos por un momento los parches.

Tenemos que ser capaces de reconocer que en este modelo social y económico es imposible garantizar la vida digna para todas las personas. Ni siquiera su fetiche: el empleo, garantiza que las personas salgan del riesgo de exclusión social.

Este modelo capitalista, heteropatriarcal, racista y colonial que busca el mayor beneficio en el menor tiempo posible, no tiene freno en su capacidad depredadora, ni control en su capacidad para expoliar los recursos comunes. Sustentándose en la desigualdad y la precariedad vital de la mayoría.

Por eso invitamos a que empecemos a contar ricos y denunciar la acumulación y concentración de la riqueza que nos deja sin opciones cada vez a más personas.

Y creer que podemos transformar la realidad

Esa es la invitación que hacemos este 17 de octubre, a que empecemos a creer que podemos transformar la realidad que vivimos en Asturies. Que pensemos en estrategias para luchar contra el modelo que causa el dolor de las personas empobrecidas, excluidas y precarias y pongamos en marcha iniciativas que nos ayuden a recuperar la soberanía en los aspectos más cotidianos de nuestra vida como la alimentación, la energía, los cuidados, la salud, la vivienda… etc.

Desde esta invitación y esta creencia compartimos una brújula3 que nos ayude a poner en marcha esas iniciativas que pongan en el centro la vida y nos ayuden a abandonar los parches y las políticas sociales de miseria.

Una brújula que nos orientes sobre:

  • La producción: destinadas a satisfacer necesidades individuales y colectivas.
  • El anti-poder: poniendo en marcha espacios de participación, decisión y gestión y toma horizontal.
  • La propiedad: Apostando por la comunidad colectiva de los recursos.
  • La distribución: planteando el libre acceso a los bienes y servicios comunitarias
  • Los valores: centrados en la igualdad, la justicia y el apoyo mutuo.
     

DESDE ALAMBIQUE estamos cansadas de contar pobres y de políticas sociales de miseria, proponemos denunciar la acumulación de la riqueza y creer que podemos transformar la realidad.

¿Te unes?




Fuente: Briega.org