January 5, 2022
De parte de El Topo
130 puntos de vista


En pleno debate sobre reformas laborales, parece oportuno poner sobre la mesa una breve gu铆a para entender el trasvase y la sofisticaci贸n del trabajo esclavo y servil hacia el modelo asalariado actual. Desde las subastas de esclavos a Infojobs, s煤base a este ameno viaje por la cultura de la explotaci贸n, la violencia y la paga extra.

No cabe duda de que en materia laboral hemos avanzado en un par de siglos de conquistas de derechos laborales en un entorno de prosperidad. De esclavos y siervos a asalariados. De amo y se帽or a empresario de 茅xito. Desde el punto de vista del trabajador parece m谩s agradable cumplir con un horario y cobrar un salario al mes que estar a merced de tu amo o se帽or expuesto siempre a sus caprichos. Tambi茅n para el empleador es m谩s apetecible, en lugar de comprar a una persona y hacerse cargo de su manutenci贸n, comprar su tiempo y sus servicios, pagarle una cantidad determinada y que se mantenga por su cuenta. Se pierde un esclavo, pero se gana un consumidor. En el mercado laboral, dif铆cil y competitivo, hay que saber venderse bien. 驴Somos acaso productos de una subasta?

Hay un sketch de Key and Peele, este 煤ltimo director de joyitas como Get Out o Nosotros, en el que la pareja de c贸micos afroamericanos interpreta el papel de un par de esclavos a punto de ser vendidos en una subasta de la Georgia de 1848. A medida que los due帽os de las plantaciones van pujando, comienzan a preguntarse por qu茅 ninguno los escoge a ellos. La subasta termina, los amos se dispersan y los dos esclavos se quedan all铆 clavados tratando de convencerles de su val铆a: 芦隆Soy muy fuerte y puedo dormir en una cubeta!禄; 芦tengo energ铆a y s茅 de magia禄; 芦mi peor cualidad es que soy perfeccionista禄; 芦se帽ores, 驴lo he mencionado?, 隆soy d贸cil!禄. Con un esp铆ritu humillante similar nos ofrecemos cuando rellenamos un curr铆culum o asistimos a una entrevista de trabajo. 驴No es as铆, entusiastas y productivos, como nos tenemos que comportar para ser el empleado del mes?

La prensa, hasta finales del siglo XIX, desde Kentucky hasta C谩diz, publicaba con naturalidad anuncios de venta de esclavos que inclu铆an las caracter铆sticas de la mercanc铆a: 芦macho, 20 a帽os, fuerte, capacitado禄; 芦negra, reci茅n parida, abundante leche, excelente lavandera y planchadora, con principios de cocina禄; 芦negra criolla, joven sana y sin tacha, humilde y fiel, buena cocinera con alguna inteligencia en lavado y plancha禄. Son sutiles las diferencias con los anuncios de hoy: 芦Se ofrece conductor profesional, 35 a帽os, con experiencia, disponibilidad total; chica para trabajar de dependienta, responsable, muy trabajadora.禄

En la Grecia antigua, los fil贸sofos criticaban que estos asalariados equiparables a esclavos gozaran de derechos y que se 芦comportaban en la asamblea como una masa indisciplinada禄. El trabajo asalariado se define como 鈥榚sclavitud mercanc铆a鈥, seg煤n cuenta el historiador Domingo Pl谩cido. El ciudadano pobre es considerado esclavo potencial y, por tanto, roza los l铆mites de la ciudadan铆a. 驴Nos suena? Tambi茅n en la vecina Esparta, una, grande y libre, idealizada por los neonazis, ten铆an a los ilotas, que eran dependientes (empleados) pose铆dos colectivamente por el Estado. La posesi贸n individual de esclavos era ilegal. No sabemos qu茅 pensar谩 la derecha liberal de todo este despilfarro p煤blico y esta obstaculizaci贸n del emprendedor. Tampoco qu茅 pensar谩 la intelectualidad comunista sobre esta colectivizaci贸n del mal. 隆Qu茅 poco sabemos, pardiez!

Para entender el trasvase y la sofisticaci贸n del trabajo esclavo hacia el asalariado, hay que subrayar el cambio conceptual del Imperio brit谩nico, que se convirti贸, de pronto, en adalid de la abolici贸n de la esclavitud al considerarla onerosa e improductiva frente a las relaciones salariales emergentes de la revoluci贸n industrial. Pensaron: el amo goza de la propiedad del esclavo, dispone de su vida y su libertad; pero, al mismo tiempo, tiene la obligaci贸n de vestirlo, alimentarlo y mantenerlo apto para las labores f铆sicas, as铆 como vigilarlo para que no escape. Querido amo: 驴preferir铆as tener a un preso a tu cargo o a un empleado libre? Adivina qu茅 sale m谩s rentable.

El antiguo esclavo Thomas Hall lo explic贸 as铆: 芦Lincoln se llev贸 las alabanzas por liberarnos, pero 驴lo hizo? Nos dio libertad sin darnos ninguna oportunidad de vivir por nuestros medios y todav铆a ten铆amos que depender del blanco sure帽o para nuestro trabajo, nuestra comida y nuestra ropa, y nos mantuvo seg煤n su necesidad y deseo en un estado de servilismo que apenas era mejor que la esclavitud禄. Al due帽o de la plantaci贸n se les escapaban sus trabajadores. Sin embargo, el patr贸n capitalista tiene a las puertas de su empresa una fila de trabajadores de los que disponer.

Cabe pensar que la 煤nica diferencia entre aquella forma y la actual es la violencia f铆sica, el castigo a latigazos, las cadenas, la hambruna y la sed. Quiz谩s, pero, sin llegar a la demagogia (o s铆) nos preguntamos: 驴madrugar supone violencia simb贸lica ejercida desde el poder? Y el s铆ndrome del burnout, la ansiedad, la depresi贸n, el estr茅s laboral: 驴qu茅 es?, 驴no es violencia? Salarios de risa, jornadas interminables, contratos de mentira鈥 Chomsky explic贸 que los esclavistas de anta帽o no eran, per se, malvados carentes de empat铆a. De hecho, muchos de ellos ser铆an padres atentos, buenos vecinos, ciudadanos, incluso buenos amos. El caso es que percib铆an la esclavitud como una pr谩ctica socialmente leg铆tima y no ve铆an ning煤n problema 茅tico o legal en ello. Y ahora bendecimos al jefe o jefa cuando, oh, qu茅 bien, nos regala una cesta por navidad o nos concede un d铆a libre.

El trabajo asalariado es una deriva, transformaci贸n y sofisticaci贸n del trabajo esclavo o servil. Solo hab铆a que disfrazar lo feo bajo t茅rminos como libertad, oportunidad y 茅xito. Desde un punto de vista pr谩ctico y econ贸mico, el trabajo asalariado parece m谩s rentable y provechoso que el trabajo esclavo. Quitarse las cadenas es solo para poder gastarte el dinero en lo que te digan y cuando te digan.




Fuente: Eltopo.org