February 21, 2023
De parte de Nodo50
433 puntos de vista

A trav茅s de testimonios de testigos, familiares, videos y fotos, Wayka, en colaboraci贸n con Diario Expresi贸n, reconstruye el momento de la intervenci贸n policial en el sector de Siete Vueltas en la provincia de Aymaraes, donde un joven huancabambino de 22 a帽os muri贸 de un disparo. Tocaba el bajo el茅ctrico y era seguidor de la cantante sure帽a, Yarita Lizeth. Era el 煤ltimo de ocho hermanos y el m谩s joven del grupo de ciudadanos que fueron a protestar en Aymaraes, Apur铆mac. Su familia lo conoc铆a como 鈥楿chita鈥 y sus amigos como 鈥楤eni鈥. El 9 de febrero lo mat贸 un proyectil de arma de fuego.

Colaboraci贸n: Wilson Chilo desde Cusco / Fotos: Juan Zapata desde Apur铆mac / Ilustraciones: Jazm铆n Moscoso

LA RECONSTRUCCI脫N

Ma帽ana del 9 de febrero. Sector Siete Vueltas, Iscahuaca, distrito Cotaruse. Fotograf铆a: TV Chalhuanca

Horas antes de recibir un disparo, Denilson Huaraca V铆lchez se comunic贸 con sus familiares a trav茅s de una app de mensajer铆a. Hab铆a salido de su comunidad Huancabamba, y se hab铆a despedido de sus padres Dionisio Huaraca y Dolores V铆lchez, una pareja de agricultores de tercera edad a los que cuidaba. Era el sustento de casa y el 煤ltimo hijo.

鈥楿chita鈥, como le dec铆an sus hermanos mayores 鈥擬arcelino, Emilio, Mar铆a, H茅ctor, Samuel, Heber y Luz Marina鈥 porque de peque帽o ten铆a un parecido a un personaje de la televisi贸n, les dijo por celular que hab铆a participado en las movilizaciones pac铆ficas en Aymaraes. Esta provincia es la m谩s grande de Apur铆mac y la que se levant贸 contra el r茅gimen militar y autoritario de Dina Boluarte.

Hasta ese momento, Denilson dec铆a que estaba bien, como acostumbraba responder a sus familiares y amigos. Por eso sus amistades lo llamaban Beni, porque siempre respond铆a: Bien, bien, bien. 

鈥淭odo estaba bien para 茅l鈥, recuerda su hermano mayor, Marcelino, quien lo vio por 煤ltima vez cuando lavaron su moto lineal. Era el hermano a quien Denilson ten铆a m谩s apego, adem谩s de Emilio, fallecido hace un a帽o.

Ese 9 de febrero Aymaraes fue duramente reprimida por la Polic铆a Nacional del Per煤 (PNP). Denilson y 39 ciudadanos de Huancabamba, en su mayor铆a agricultores, regresaban a sus hogares luego de participar en las protestas.

Los veh铆culos que los transportaban se encontraban cerca al bloqueo de la carretera, a la altura del sector Siete Vueltas 鈥攗n tramo de la ruta interoce谩nica que conecta Lima y Abancay, considerado peligroso por transportistas debido a sus bajadas y curvas鈥, en la comunidad Iscahuaca, ubicada en el distrito de Cotaruse. 

Durante el trayecto, Denilson y los dem谩s viajaban dentro de las tolvas de un par de 鈥榗amiones fruteros鈥 de colores azul y verde, con las placas BCH-859 y C9V-836, respectivamente.

Ilustraci贸n: Jazm铆n Moscoso

Denilson iba en el cami贸n azul, junto a los portones, seg煤n testigos. Estaba lloviendo y por esa raz贸n se cubrieron las tolvas. Los ciudadanos huancabambinos permanec铆an sentados sobre colchones, llevaban consigo ollas donde hace poco prepararon sus alimentos, tambi茅n llevaban pan, papa y cancha para alimentarse.

En aquel rato, una testigo y el menor de los Huaraca V铆lchez conversaban sobre c贸mo se iban a cubrir con las mantas y frazadas debido a que iban a pasar por un abra, una zona de altura en donde cae mucho hielo (nieve y granizo) y hace bastante fr铆o.

El lunes, Denilson iniciaba sus estudios de mec谩nica automotriz. Solo le faltaban cuatro d铆as para ir al Servicio Nacional de Adiestramiento en Trabajo Industrial (SENATI). 鈥淓stoy tranquilo, con todas las ganas de iniciar mis clases鈥, le dijo a su hermano tiempo atr谩s.

En tanto, a unos 400 o 500 metros atr谩s, un testigo que se encontraba en un bus interprovincial observ贸 que siete camionetas de la Polic铆a pasaron raudamente con efectivos y armas de largo alcance.

Los veh铆culos del personal policial, con placas falsas, se pusieron por delante y detr谩s de los camiones. 鈥淔ue una emboscada, ellos estaban indefensos, no ten铆an armas, no hubo ning煤n enfrentamiento como se dice, ellos se estaban retirando, fue un abuso鈥, precisa el testigo.

Ilustraci贸n: Jazm铆n Moscoso

Pasadas las 4:30 p. m., seg煤n el relato de los detenidos, Denilson y los dem谩s comuneros oyeron un ruido fuerte. Le siguieron varios disparos. Empezaron a cubrirse el rostro y sus cabezas con las mochilas, mantas y ropas que ten铆an a la mano. Las balas perforaban la toldera, las llantas y las partes laterales de los camiones.

Pablo Lazo Mari帽o, agricultor y comerciante, era el chofer del cami贸n verde con placa C9V-836. Una bala le traspas贸 el brazo izquierdo, quedando alojado en el pulm贸n, cerca del coraz贸n. 

鈥淟o bajaron, lo golpearon, lo pisaron en el cuello y en la espalda, y una vez bien maltratado, reci茅n se fijan en la sangre que traspas贸 la ropa y lo dejaron鈥, cuenta su hermano Wilfredo.

V铆ctor Rojas Alarc贸n estaba en ese mismo cami贸n y fue herido en la m茅dula 贸sea, por lo que hoy no puede mover los pies.

En medio de la r谩faga, los polic铆as abrieron los portones de los camiones y siguieron apuntando y disparando. Uno de esos proyectiles de arma de fuego atraves贸 los pulmones de Denilson Huaraca, el m谩s joven de los ciudadanos de ambos camiones. Su muerte fue instant谩nea.

Dami谩n F茅lix Sivipaucar, seg煤n los testigos, fue uno de los que se resisti贸 a bajar del cami贸n azul, y por eso le dispararon un proyectil en el muslo izquierdo.

Ilustraci贸n: Jazm铆n Moscoso

芦Hasta hemos visto humo blanco (saliendo del arma). Grit谩bamos temblando: 鈥減or favor, ya no disparen, ya no disparen, ya hay un muerto鈥, y nos gritaban: 鈥渂谩jate, conchatumadre. B谩jate, conchatumadre鈥 y nos mostraban (su arma) y nos dec铆an 鈥渙, si no, 驴quieres esto?鈥, cuenta una testigo.

Seg煤n otra testigo, los casquillos de las balas fueron recogidos por los efectivos policiales, que habr铆an estado con pasamonta帽as. Se los guardaban  en los bolsillos de sus chalecos. Las im谩genes de ambos camiones llevan orificios que ser铆an de bala. 

En orden. Las radiograf铆as de los tres heridos: Pablo Lazo, Dami谩n Sivipaucar y V铆ctor Rojas.

鈥淯n polic铆a me ha bajado del carro apunt谩ndome en el pecho, me quer铆a agarrar a patadas y pu帽etes鈥, narra una testigo. Luego de bajarlos, los tumbaron en la pista, en medio del granizo y la lluvia. A algunos los pateaban en las piernas. As铆 los tuvieron por dos horas. Les quitaron sus objetos personales, entre ellos, sus celulares.

El cuerpo de Denilson y uno de los heridos estaban en el cami贸n azul; y en el verde otros  dos heridos m谩s. Ellos fueron llevados a las instalaciones de Seguridad del Estado en Abancay.  

Pablo Lazo Mari帽o, seg煤n cuenta su hermano, fue obligado por los polic铆as a manejar por 10 km porque conoc铆a la zona, pero en ese lapso tambi茅n perd铆a sangre. Luego los efectivos obligaron a otra persona a conducir hacia Abancay.

Llegaron a la 1:00 de la ma帽ana. 鈥淗emos pedido ambulancia, y no nos hac铆an caso鈥, cuenta una testigo. Nunca los auxiliaron.

Los comuneros se帽alaron que pasaron la noche en el suelo y fueron maltratados por la Polic铆a. Fotograf铆a: Abogados

En aquel local policial fueron humillados, no les permitieron llamar a sus familiares ni a sus abogados y tampoco comer; hasta que por insistencia de familiares, abogados y personas solidarias lograron alimentarse y cambiarse de ropa.

Posteriormente, debido a la presi贸n de la defensa legal y la falta de pruebas, los ciudadanos y ciudadanas de Huancabamba fueron puestos en libertad.

El 10 de febrero, el certificado de necropsia confirm贸 que Denilson fue asesinado por un impacto de proyectil de arma de fuego (PAF). 

Dos d铆as despu茅s, el 12 de febrero, el joven huancabambino fue enterrado . Aquel d铆a, al ritmo de La Usurpadora de Los Qaris, 鈥攃arnaval compuesto y dedicado al r茅gimen de  Boluarte y las fuerzas del orden 鈥 sus hermanos hicieron danzar a su f茅retro. 

Hoy la habitaci贸n de Denilson est谩 vac铆a. Ahora son ocho hijos del pueblo que faltan en la regi贸n de Apur铆mac.

Las cuerdas de su bajo el茅ctrico ya no suenan, tampoco suenan las letras de su canci贸n favorita: Corta Venas, uno de los huaynos de Yarita Lizeth, conocida cantante folcl贸rica sure帽a que en este contexto apoy贸 a las protestas de las regiones.

Fotograf铆a: Juan Zapata

TEMEN MANIPULACI脫N DE PRUEBAS

Aquella noche, abogados abanquinos 鈥攓ue ya hab铆an asesorado a otras personas en detenciones masivas del gobierno de Boluarte鈥 fueron a asistir a los comuneros detenidos.

Cuando llegaron se encontraron con una situaci贸n absurda y cruel. En vez de velar por la salud de los detenidos, que ten铆an golpes y heridas, la Fiscal铆a realiz贸 pruebas de absorci贸n at贸mica a los ciudadanos y ciudadanas de Huancabamba, pero no se les aplic贸 a los agentes policiales, por lo que, seg煤n los letrados, califican la  investigaci贸n como parcializada, de la cual no se tiene resultados hasta ahora.

鈥淪e ten铆a que hacer a los agresores, no a los agraviados鈥, comenta el abogado, Juvenal Borda. Ellos lo solicitaron a los fiscales, pero fueron ignorados.

De igual modo, el abogado de la familia de Denilson, V铆ctor Lizarzaburo Prado manifest贸 en varios medios locales de la regi贸n: 鈥淗a sido, a mi juicio y ya lo probaremos en la investigaci贸n, un disparo a mansalva, un disparo a una persona indefensa, que no ten铆a consigo ning煤n objeto contundente, que no ten铆a un palo, no ten铆a una huaraca, no ten铆a absolutamente nada鈥.

El letrado abanquino espera que el Ministerio P煤blico act煤e con profesionalismo. Sin embargo, alert贸 de posibles manipulaciones. 鈥淵o sospecho, y no solo yo, que la Fiscal铆a de la Naci贸n est谩 manipulando las intervenciones鈥, indic贸 Lizarzaburo a TV Sistemas Abancay.

鈥淟a Fiscal铆a de Abancay, por presi贸n de sus superiores en Lima, ten铆a la intenci贸n de pedir prisi贸n preventiva para los comuneros, con el fin de que quede como precedente, pero no lo hemos permitido鈥, acota el abogado Edwin Quispe.

DESMIENTEN ACTA POLICIAL

Sobre los primeros peritajes a los camiones, se pudo revisar el cami贸n verde de placa C9V-836 en donde, seg煤n los abogados, hay 13 orificios de bala. 

鈥淒entro del veh铆culo no se hall贸 dinamita, p贸lvora o alg煤n armamento. Solo hab铆a casquillos de bala de la Polic铆a, incluso incrustados en el cami贸n鈥, afirma Borda y desmiente la versi贸n que se dio a trav茅s del acta policial.

Este documento 煤ltimo de la PNP califica a los comuneros de 鈥渞evoltosos鈥 que estaban atacando a la Polic铆a con armas de fuego y material explosivo. El acta tambi茅n menciona que se avis贸 a los comuneros de un cese al fuego, pero al no hacer caso, los agentes procedieron a disparar al aire y a las llantas para intervenirlos. Sin embargo, los testimonios de testigos contradicen esta versi贸n.

En dicha acta, firmada por el teniente PNP Jos茅 Calatayud Ch谩vez, se nombra al teniente David Chipa Aquino como uno de los agentes a cargo del operativo y tambi茅n al suboficial Javier Copa Chalco, quien realiza una llamada al mencionado sujeto anterior. 

Un detalle importante es que el Jefe del Frente Policial Apur铆mac es el General PNP Luis Jes煤s Flores Sol铆s, exmiembro de Grupo Especial de Inteligencia del Per煤 (GEIN) creado en 1990.

鈥淓l cami贸n azul en donde viajaba Denilson est谩 pendiente de peritaje, a煤n se encuentra en Huancabamba鈥, precisa Quispe. Solo el cami贸n verde fue revisado por criminal铆stica. Los peritajes bal铆sticos a煤n no son notificados a la defensa legal. 

Cami贸n Azul. Fotograf铆a: Juan Zapata
Cami贸n Verde. Fotograf铆a: Abogados
Cami贸n Verde. Fotograf铆a: Abogados
Cami贸n Verde. Fotograf铆a: Abogados

鈥淟o que queremos es que en la pericia se identifique la coincidencia de la bala que origin贸 la muerte con la bala de los heridos porque es parte de un operativo que ha hecho la Polic铆a鈥, acot贸 Lizarzaburo. 

Huancabamba es el pueblo m谩s organizado, seg煤n los abogados. 鈥淣o olvidemos que los primeros muertos (David Atequipa y Beckham Quispe) son de all铆. El Gobierno ya los tiene identificados. Estamos en un pa铆s dictador y genocida sin derechos, ya no hay derecho, no hay libertad鈥, expresa Borda.

Por su parte, Quispe indic贸 que 鈥渢arde o temprano, los responsables tendr谩n que asumir este delito de homicidio y lesa humanidad. Apur铆mac lleva 8 muertos, no puede quedar impune. El pueblo ha despertado y no va a parar鈥.

鈥淗a sido una emboscada鈥, reiter贸 el abogado Juvenal Borda. Los otros abogados voluntarios que ayudaron a los detenidos de Huancabamba concordaron con lo dicho por Borda.

鈥淣o hay nada oculto bajo el sol鈥, sentenci贸 el abogado V铆ctor Lizarzaburo. 

HOMICIDIO CALIFICADO

Al respecto, la directora de la Asociaci贸n Pro Derechos Humanos, Gloria Cano en entrevista a Wayka dijo que, de acuerdo a los testimonios, no hay argument贸 alguno que justifique la muerte de Denilson y las afectaciones a los heridos.  鈥淪e ve claramente que esta persona no estaba en situaci贸n de poner en riesgo la vida de nadie, no se puede justificar el uso de armas de fuego, este accionar conlleva al da帽o y a la integridad de las personas que ocupaban ese veh铆culo鈥, afirma.

En tal sentido, se帽ala  que 芦las ejecuciones extrajudiciales efectivamente son asesinatos, solo que est谩n enmarcados dentro de un contexto internacional, pero dentro de nuestro ordenamiento penal no existe el tipo penal de ejecuci贸n extrajudicial, por eso se utiliza el homicidio calificado, ese es el tipo penal禄.

Sobre el actuar de la Fiscal铆a, Cano comenta que hay un doble est谩ndar en donde se criminaliza velozmente la protesta y solidaridad de manifestantes mediante un uso abusivo de la legislaci贸n. 鈥淧ero por otro lado, sobre los heridos y muertos producto de la represi贸n, hay lentitud en las diligencias y falta de apoyo鈥, explica.

鈥淭enemos una Fiscal铆a que acude a la Polic铆a para investigar a la Polic铆a鈥, a帽adi贸.

Por su parte, la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos (CNDDDHH) calific贸 la muerte de Denilson y los da帽os a los heridos como una 鈥渆mboscada鈥 y no un 鈥渆nfrentamiento鈥. La afirmaci贸n lo hizo a trav茅s de una publicaci贸n en Twitter, donde adem谩s, se帽ala que el caso como una 鈥渆jecuci贸n extrajudicial鈥.  

  • Por razones de seguridad no revelaremos las identidades de las y los testigos mencionados en la publicaci贸n. Agradecemos el apoyo de ciudadanos quienes contribuyeron a reconstruir lo sucedido en Apur铆mac y a la b煤squeda de informaci贸n que fue valiosa para el presente texto.

Publicado originalmente en Wayka




Fuente: Desinformemonos.org