December 8, 2020
De parte de SAS Madrid
2,057 puntos de vista

El Gobierno ha dispuesto 49 millones en los presupuestos para ampliar el cat├ílogo de tratamientos bucodentales, pero los expertos advierten que estamos lejos de tener un servicio de “dentista gratuito”, ya que requiere tiempo y mucho m├ís dinero.

El que fuera buque insignia del Ministerio de Sanidad antes de que la pandemia se lo llevara por delante ha vuelto a flote esta semana. Lo ha hecho de la mano del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que anunció ante el Senado que el Gobierno está trabajando ya sobre uno de los puntos del acuerdo de coalición entre PSOE y Unidas Podemos: incorporar los servicios bucodentales al Sistema Nacional de Salud.

Despu├ęs del cierre de la red de Dentix, que ha dejado a cientos de miles de personas endeudadas por costearse un tratamiento que no han recibido, Consumo ha decidido acompa├▒ar a los afectados en la defensa de sus derechos. Los esc├índalos con las franquicias de dentistas low-cost no son nuevos en nuestro pa├şs, pero el Gobierno conf├şa en que desaparezcan con el plan de asistencia dental p├║blica. “Esto es lo que resuelve el problema de ra├şz”, insisti├│ Garz├│n en el pleno del Senado.

La COVID-19 ha acaparado los recursos y la atenci├│n del Ministerio de Sanidad. Sin embargo, el proyecto se encuentra actualmente sobre la mesa del ministro Salvador Illa, seg├║n admiten fuentes de su departamento que no precisan m├ís. Cuentan, eso s├ş, que disponen de una partida de 49 millones de euros en los Presupuestos Generales de 2021 para ponerlo en marcha y que seguir├í la l├şnea trazada por Mar├şa Luisa Carcedo, anterior titular de Sanidad y fiel valedora de la salud bucodental para todos.

Por su parte, en Consumo confiesan que la negociaci├│n se encuentra en un periodo incipiente y en la que ellos solo participar├ín para garantizar que no se repitan episodios como los de Dentix e iDental. Lo que s├ş reconocen ambas carteras es que la intenci├│n es incorporar progresivamente cada vez m├ís servicios dentales a la sistema p├║blico, que ahora mismo cubre tratamientos de procesos agudos, como infecciones e inflamaciones, as├ş como revisiones para mujeres embarazadas y extracciones -incluidas las quir├║rgicas- de piezas que no est├ęn sanas. Por lo tanto, ┬┐se encamina Espa├▒a a ofrecer un servicio de dentista gratuito? Los expertos no est├ín tan convencidos.

“49 millones de euros es una cantidad verdaderamente insuficiente: tocamos a poco m├ís de un euro por espa├▒ol al a├▒o”, expresa ├ôscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas y principal defensor de este proyecto. “En 2019 nos dirigimos a todos los partidos pol├şticos para demandar que este servicio fuese p├║blico gobernara el que gobernara, porque provoca unas desigualdades que est├ín fuera de toda l├│gica en un sistema sanitario como el nuestro”, valora. Carcedo se sum├│ r├ípidamente a su propuesta y con ella empezaron a fluir las ideas para que la boca dejase de ser la “gran olvidada” del Sistema Nacional de Salud.

La enfermedad más extendida del mundo

Lo primero que lament├│ Mar├şa Luisa Carcedo a su salida del Gobierno en 2020 fue que no le diera tiempo a implantar este ambicioso proyecto de salud p├║blica. “Con el grado de desarrollo que tiene la sociedad espa├▒ola no podemos seguir sosteniendo que las personas con menos recursos no puedan atender todas las necesidades de su salud bucodental”, dijo la por entonces ministra de Sanidad. Y las estad├şsticas lo sostienen.

Cada espa├▒ol paga de media 305 euros al a├▒o por tratamientos dentales, una cantidad que muchas personas no se pueden permitir, con lo que el monto real por persona asciende todav├şa m├ís. De hecho, mientras que en Europa el 57% de los ciudadanos acude al menos una vez al a├▒o al dentista, en Espa├▒a este porcentaje desciende al 43%. Adem├ís, el 95% de los adultos espa├▒oles tiene caries y 8 de cada 10 padecen enfermedades periodontales seg├║n el ├║ltimo Eurobar├│metro.

“La enfermedad m├ís extendida del mundo es la caries”, se├▒ala ├ôscar Castro. Por eso, su cuidado y el de las endodoncias (su consecuencia) son los servicios que este dentista considera prioritarios en todo buen sistema de salud p├║blico. No obstante, cree que el plan de Sanidad deber├şa centrarse en prevenir m├ís que curar. “Por cada 20 euros que paga la administraci├│n o el ciudadano por un tratamiento, se invertir├şa solo 1 en su prevenci├│n”, calcula y, a├║n as├ş, las cuentas no saldr├şan si solo se tienen 49 millones de partida.

El Colegio General de Dentistas apuesta por un modelo de incorporaci├│n progresiva como el de Francia o Alemania, que asegure la asistencia a los m├ís vulnerables en lugar de ampliar su cat├ílogo de servicios. “Hay que saber por d├│nde se empieza, nosotros apostamos por los ni├▒os, los ancianos y las personas discapacitadas. Si tienes unos ni├▒os sanos, tendr├ís unos adultos sanos”, asegura Castro. En cuanto a la f├│rmula, cree que ser├şa necesario aplicar la ley del sistema de cohesi├│n sanitaria tambi├ęn para la boca. “Ahora mismo tenemos 17 sanidades distintas, de las cuales solo 9 tienen un plan de asistencia infantil, con lo que cuidamos a los ni├▒os dependiendo de la comunidad aut├│noma en la que nazcan”, cuenta el experto.

El modelo PADI: atenci├│n para ni├▒os

En Espa├▒a se ha extendido desde hace a├▒os el denominado programa PADI. Se trata de un sistema de financiaci├│n p├║blica en el que el grueso de la atenci├│n lo realizan dentistas privados concertados que establecen tarifas fijas para la atenci├│n general de los ni├▒os y otras pactadas para algunas prestaciones especiales. Las primeras que lo implantaron fueron Euskadi y Navarra. Como se observa en el mapa anterior realizado por la Revista del Ilustre Consejo General de Dentistas, despu├ęs se sumaron Andaluc├şa, Arag├│n, Baleares, Canarias, Extremadura, Murcia y, por ├║ltimo, Madrid en 2018. Los datos son del 2015 al ser el ├║ltimo a├▒o del que se tienen actualizaciones en el INE. Los expertos creen que este es el modelo que hay que tomar de referencia en el plan de salud bucodental p├║blico para adultos. Pero se necesita tiempo y mucho m├ís dinero.

“Es obvio que tienen que externalizar el servicio, porque ahora mismo Sanidad no tiene recursos, personal ni instalaciones suficientes. La idea ser├şa que colaborasen con cl├şnicas privadas en la que odont├│logos se apuntasen de manera voluntaria y se adscribiesen al convenio, como ya ocurre en Madrid con el PADI”, defiende Antonio Montero, presidente del Colegio de Odont├│logos y Estomat├│logos de Madrid (COEM).

Lo ├║nico que pide el COEM y el Consejo General de Dentistas es que haya una transparencia absoluta en la concesi├│n de los convenios, algo que ├ôscar Castro da por seguro porque “una privatizaci├│n dirigida por un gobierno progresista ser├şa un disparate”. Montero, del COEM, no pone la mano en el fuego y pide que no se entregue “con exclusividad a una cadena de cl├şnicas”. En Madrid, por ejemplo, hay 90 cl├şnicas adscritas al convenio PADI con la Consejer├şa de Sanidad que reciben a ni├▒os desde Atenci├│n Primaria y les ofrecen unos servicios con tarifas fijas que despu├ęs paga la administraci├│n.

Algo parecido funciona tambi├ęn en Barcelona a nivel municipal y para todas las edades. El catalogo del nuevo servicio odontol├│gico que inici├│ la alcaldesa Ada Colau el a├▒o pasado incluye extracciones, periodoncias, higienes dentales, obturaciones, endodoncias, pr├│tesis removibles y fijas, f├ęrulas y ortodoncia. En base a datos de Facua, estas tarifas son un 13% inferiores a las de mercado con respecto a las obturaciones, un 30% por las endodoncias y un 43% por las higienes bucales.

┬┐Sale rentable? “Los tratamientos se cobran aunque sea a un poco menos que el precio de mercado, pero se cobran. Es un valor seguro para la cl├şnica”, dice Montero. “Se aseguran un cliente y, si lo hacen bien, la familia normalmente les elige tambi├ęn para los adultos. Se dan a conocer”, cuenta Antonio Montero, y as├ş “lo que pierden por un sitio, lo ganan por el otro”. Ahora bien, desconf├şa en que vaya a ser tan efectivo en el caso de la atenci├│n p├║blica para todos los adultos: “Esto es un globo sonda publicitario para que la poblaci├│n tenga la sensaci├│n de que el dentista va a ser gratis, y eso no va a ocurrir nunca”, pronostica.

“El problema que tiene Espa├▒a es econ├│mico. Es imposible dar cobertura bucodental completa a toda la poblaci├│n, ser├şa equivalente al gasto que hay en toda la Sanidad nacional”, piensa el portavoz de la COEM. Por eso, al igual que el Consejo General de Dentistas cree que se deber├şa establecer en un primer momento por grupos m├ís vulnerables. “La poblaci├│n mayor con pensiones bajas, por ejemplo” apuesta y, en su opini├│n, el plan “deber├şa incluir servicios odontolog├şa b├ísica, obturaciones, endodoncias y protesis simples para poder sonre├şr y acceder a un puesto de trabajo”.

“Cada a├▒o, por desgracia, todos los gobiernos prometen lo mismo, cuando es muy dif├şcil cumplirlo”, resume Antonio Montero. Por su parte, el presidente del Consejo y dentista de la sanidad p├║blica, ├ôscar Castro, cree que antes de hablar el Gobierno “tiene que empezar a legislar”. “No se ha intervenido nada en la salud bucodental en casi 40 a├▒os”, critica, “no vale con decir que el dentista es muy caro, porque el dentista son materiales y son profesionales bien formados”.

En opini├│n de Castro, el anuncio de Garz├│n ha sido abrupto porque genera unas expectativas que en la pr├íctica conllevar├í a├▒os ponerlas en marcha. “Consumo deber├şa centrarse en intervenir los monopolios empresariales que hay en la salud dental, que de la boca de los espa├▒oles se tiene que encargar el ministerio pertinente y Salvador Illa”.

Enlace relacionado ElDiario.es 06/12/2020.




Fuente: Sasmadrid.org