May 23, 2022
De parte de Briega
95 puntos de vista

Lanzamos este comunicado para denunciar un hecho inaceptable que hemos vivido en Kaxilda este pasado fin de semana y que, consideramos, no podemos dejar de hacer público.

A la mañana del sábado 21 de mayo, alrededor de las 11:00, una persona accede a nuestro local y va directa al espacio de la librería. Se para delante del cartel de la presentación del libro “La Sapa de los Aperribay. La guerra empieza aquí” por el colectivo antimilitaristakEH, celebrada el día anterior en nuestro espacio y afirma:

“Estos son unos mafiosos”.

Así empieza el “teatro político” de la familia Aperribay en Kaxilda, un acto que hemos decidido hacer público para que nuestrxs amigxs entiendan la gravedad de los hechos y juzguen si estamos delante de una intimidación, una amenaza, una provocación o la “nueva normalidad” de una familia de fabricantes de armas.

Delante de nosotros está alguien que se define a sí mismo como “Yo soy el de la foto”.

¿Es posible que tengamos delante al mismísimo Ibon Aperribay?

Esta persona, mientras da dos golpes en la espalda (nada amistosos) al compañero que está trabajando y le ha recibido, con modos condescendientes y agresivos afirma: “Lo siento por vosotros, tenéis un bonito espacio, yo mismo he estado aquí en vuestra terraza, pero os equivocáis al permitir hacer esta presentación en vuestro espacio. Sí, lo siento por vosotros…”.

El compañero le devuelve los mismos golpes en la espalda y le explica que nadie tiene derecho a venir a nuestro espacio de trabajo para darnos lecciones de lo que podemos o no podemos hacer y menos con esta soberbia propia de quien se cree dueño de la ciudad.
Y le añade: “Si tenías alguna diferencia o algo que desmentir en torno a los contenidos del libro, el momento indicado habría sido durante la presentación. Kaxilda es un espacio abierto que garantiza el debate de ideas en un marco de respeto y, por lo tanto, si tienes alguna crítica a la investigación que se plantea en el libro, la presentación era el momento indicado para plantearla”.

Como última respuesta, nuestro compañero le explica que los autores del libro no son una mafia (pues a ellxs se refería al parecer con su primera afirmación), que el colectivo antimilitaristakEH son nuestros amigxs y compañerxs y que el carácter político de nuestro espacio consiste en involucramos con los contenidos que promovemos, implicarnos y asumir las diversas consecuencias que puedan conllevar la realización de estos actos públicos, cuyo alcance es social, político y cultural.

Las otras dos compañeras de Kaxilda que estaban trabajando en ese momento en el local han sido también testigos de la actitud condescendiente, airada y provocadora de Ibon Aperribay desde que entró a la librería, hasta que se marchó riendo y repitiendo una vez más: “Lo siento por vosotros y por vuestro local. Es un bonito lugar”.

A raíz de estos graves hechos, que se producen a las pocas horas de la presentación del libro “La Sapa de los Aperribay”, Kaxilda hace un llamamiento a todas aquella personas y colectivos que quieran que nuestro espacio siga siendo un espacio libre e independiente, que sigamos trabajando desde un compromiso político con la verdad, para expresar, mediante todos los medios que consideréis apropiados, vuestro profundo rechazo hacia la actitud manifestada por este “supuesto” miembro de esta familia de productores de armas. También extremaremos las medidas de autodefensa hacia nuestros trabajadorxs y hacia nuestro espacio, debido al carácter intimidatorio de los hechos.

La guerra empieza aquí… y no la queremos.




Fuente: Briega.org