November 11, 2020
De parte de La Haine
1,238 puntos de vista

Nueve j贸venes que estaban detenidos en una comisar铆a del municipio colombiano de Soacha, al sur de Bogot谩, murieron en un incendio que se desat贸 en una celda, denunci贸 este martes el concejal de la ciudad capitalina Diego Cancino, quien calific贸 los hechos de “criminalidad policial”.

El siniestro ocurri贸 el 4 de septiembre en la comisar铆a de San Mateo, y esa masacre no ha sido publicada “de manera suficientemente contundente y las investigaciones no se han realizado”, public贸 Cancino en su cuenta de Twitter junto a un video de lo ocurrido.

Seg煤n afirm贸, en el lugar hab铆a unos 20 j贸venes, quienes estaban siendo torturados y a sus familiares no se les permit铆a el ingreso para visitarlos.

De acuerdo con el concejal de Alianza Verde, quien cita a testigos y familiares de las v铆ctimas, a uno de los torturados se le cay贸 un cigarrillo encendido que prendi贸 fuego a una cobija y la llama, que era min煤scula, se intensific贸 r谩pidamente con un artefacto lanzado a la celda por un polic铆a.

“Se salieron los polic铆as y dejaron a los chicos encerrados, no dejaban entrar a nadie, los extintores no los dejaron usar, los chicos fueron quemados vivos”, manifest贸.

“Una hoguera humana”

“Esto es completa y absolutamente escabroso, intolerable. La polic铆a es c贸mplice y quiz谩s es agente de un asesinato masivo, de una hoguera humana”, conden贸 Cancino en una segunda publicaci贸n, exigiendo justicia a la Procuradur铆a y Fiscal铆a, as铆 como una reforma policial.

Reuters informa que la polic铆a admiti贸 el incendio y la muerte de al menos ocho personas detenidas, pero los efectivos que se encontraban en el lugar no procedieron a apagar las llamas, no prestaron primeros auxilios ni trasladaron a los heridos a hospitales.

La polic铆a de Colombia enfrenta duras cr铆ticas y acusaciones de abusos por sus acciones violentas e ilegales para contener las manifestaciones de sindicatos y estudiantes, que desde noviembre del a帽o pasado se intensificaron tras la muerte de un adolescente herido por un proyectil de gas lacrim贸geno disparado a quemarropa por un agente antidisturbios.




Fuente: Lahaine.org