August 16, 2022
De parte de ANRed
274 puntos de vista

Desde el Colectivo de derechos humanos Contra el Gatillo Fácil de La Plata y el Espacio de Lucha Nilda Eloy denunciaron que Laura Ríos, militante por los Derechos Humanos, hermana de una víctima de gatillo fácil y madre de dos jóvenes víctimas de causas armadas por la Policía de Merlo, es víctima de persecución y hostigamiento por parte de la policía. El viernes pasado fue perseguida por un auto sin patente en el que viajaban cuatro hombres con actitud amenazante y la siguieron hasta la puerta de su casa. «La siguieron hasta donde se desplazaba, le sacaron fotos y dieron vueltas por su casa y por la escuela de una de sus hijas. Por averiguaciones propias sabemos que el vehículo podría pertenecer a la DDI de Morón. Laura realizó la denuncia penal, que recayó en la UFI 4 de Morón, y otra presentación en la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial para que se investigue el hecho y cesen los seguimientos ilegales y la persecución policial.Este es un hecho represivo más de los que ya viene soportando la familia» explicaron las organizaciones mediante un comunicado. Por ANRed


Laura Ríos es madre de Ezequiel Bazán víctima de una causa armada e integrante de la Coordinadora contra la impunidad policial. Desde el Colectivo de derechos humanos Contra el Gatillo Fácil de La Plata y el Espacio de Lucha Nilda Eloy denunciaron que la militante es víctima del hostigamiento policial.

El viernes pasado un auto Volskwagen Voyage sin patente con tres hombres a bordo la persiguieron hasta su casa en una actitud amenazante. Â«Repudiamos un nuevo hecho de persecución a la compañera Laura Ríos, militante por los Derechos Humanos, hermana de una víctima de gatillo fácil y madre de dos jóvenes víctimas de causas armadas por la Policía de Merlo. El Estado sigue tomando represalias contra Laura, su familia y en contra de toda la lucha que se viene llevando adelante contra la Represión Estatal» explicaron mediante un comunicado las organizaciones de derechos humanos y agregaron «en este nuevo hecho, fue perseguida por un auto Volskwagen Voyage sin patente. En el móvil iban 3 hombres con actitud amenazante que la siguieron hasta donde se desplazaba, le sacaron fotos y dieron vueltas por su casa y por la escuela de una de sus hijas. Por averiguaciones propias sabemos que el vehículo podría pertenecer a la DDI de Morón. Laura realizó la denuncia penal, que recayó en la UFI 4 de Morón, y otra presentación en la Auditoría General de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad provincial para que se investigue el hecho y cesen los seguimientos ilegales y la persecución policial. Este es un hecho represivo más de los que ya viene soportando la familia».

En 2018 la Policía bonaerense asesinó disparando por la espalda a Franco Quintero, hermano de Laura. En 2020 armaron una causa contra uno de los hijos de Laura, Ezequiel Bazán, que fue condenado a 9 años de prisión en junio pasado. Ésta no es la primera vez que recibe amenazas. En mayo denunció que recibió llamadas telefónicas amenazantes y en esos días a un familiar lo golpeó la policía, mientras otro fue detenido mientras circulaba con su moto y con la excusa de pedirle los papeles, comprobaron su apellido, lo esposaron, lo golpearon y lo amenazaron de muerte, tras decirle «no le tenemos miedo a tu hermana y no nos importa quién es, nosotros somos policías».

«Ante todos estos atropellos no podemos quedarnos de brazos cruzados, y vamos a movilizar acompañando la denuncia penal hasta que cese la persecución policial contra la compañera. Hacemos responsable por esta situación a la intendente de Merlo, Karina Menéndez, al Subsecretario de Seguridad Domingo Lippo, al gobernador Axel Kicillof y su ministro Sergio Berni por la integridad física de Laura y de su familia, y por las constantes persecuciones a familiares y organizaciones políticas, sociales, territoriales, que se organizan y salen a luchar a las calles contra toda esta política represiva» finalizaron.





Fuente: Anred.org