August 5, 2021
De parte de ANRed
2,339 puntos de vista

Luego de la hist贸rica huelga de las y los obreros en 2020, la comisi贸n interna de la firma exportadora viene soportando, por parte de su sindicato, la Asociaci贸n Obrera Textil (AOT) de la Rep煤blica Argentina, una prolongada suspensi贸n como afiliados del mismo. Seg煤n los damnificados, la medida gremial ejecutada por parte de la direcci贸n oficialista se trata de una disposici贸n cuyo prop贸sito de fondo contempla como objetivo el descabezamiento de tal comisi贸n combativa, quienes supieron hacerle frente, mediante un paro por 90 d铆as, a una de las empresas del poderoso grupo Vicentin. Por M谩ximo Paz, para ANRed.


Sobre el 12 de junio de 2020, precisamente a las 14 horas, frente a la planta ubicada en el parque Industrial, en la ciudad de Reconquista, provincia de Santa Fe, irrumpi贸, tras decisi贸n de las y los trabajadores, una huelga que, a partir de aqu茅l momento, perdur贸 por m谩s de 90 d铆as en la empresa textil Algodonera Avellaneda, del grupo sojero Vicentin.

El conflicto gremial se dio en medio de la crisis en torno al default del holding agroexportador. Desde tal hecho, realizado por parte de una de las firmas m谩s poderosas del pa铆s, result贸 un amague de avance sobre la expropiaci贸n de la compa帽铆a y un posterior recule p煤blico del gobierno de los Fern谩ndez. Al d铆a de hoy, y ante las denuncias y hechos comprobados de corrupci贸n de la aceitera, la zaga legal contin煤a, aunque la empresa no ha respondido a ninguna de las deudas que contrajo para apalancarse financieramente.

Las demandas de las y los obreros ten铆an como norte el tratamiento de una recomposici贸n salarial y el cese del hostil y cotidiano comportamiento patronal. Tras el suceso, de caracter铆sticas hist贸ricas en la lucha popular, pudo cristalizarse una comisi贸n interna dentro de la f谩brica, cuyas caracter铆sticas antiburocr谩ticas confront贸 claramente con los cabecillas que, hasta hoy d铆a, gobiernan a la Asociaci贸n Obrera Textil (AOT).

Si bien ambas agrupaciones pudieron unir fuerzas para pelear, las diferencias estrat茅gicas y de criterios lesionaron su relaci贸n posterior. Una guerra reci茅n comenzaba y su escalada contempl贸 su punto dominante en octubre del a帽o pasado, cuando la lista oficialista resolvi贸 suspender en su condici贸n de afiliados a Sonia Zanel, Javier Cantero, German Debarbona y V铆ctor Vargas, l铆deres de la gran huelga y, a su vez, delegadas y delegados electos por el voto de las y los compa帽eros algodoneros.

El 28 de julio pasado, el secretario general de la AOT Reconquista, Rub茅n Lemos, notific贸 nuevamente al Cuerpo de Delegados que la suspensi贸n se iba a mantener. Lo curioso surge al considerar lo que se desliza desde el otro lado, al asegurar que la determinaci贸n sindical llega justo en un momento en que se viene desarrollando un proceso de reclamo salarial desde las bases de la f谩brica.

芦Lo m谩s contradictorio es que en la primera carta que ellos hab铆an mandado nos hab铆an dicho de parte de la AOT que si no cambi谩bamos las actitudes nos iban a seguir suspendiendo, nosotros acatamos lo que ellos dijeron en la primera carta que nos mandaron, y hoy por hoy, seguimos suspendidos鈥, expres贸 Sonia Zanel, la delegada suspendida, al medio Reconquista SF el pasado martes.

鈥淟o que pasa ac谩 es que ellos nos siguen suspendiendo porque nos quieren sacar la afiliaci贸n para que no volvamos a ser votados otra vez por la gente, porque les doli贸 que un par de delegados le hagan lo que le hicieron. Ellos lo que no quieren es que sigamos haciendo esto, porque lo 煤nico que nosotros hicimos es defender los derechos de los trabajadores como corresponde y eso es lo que ellos no quieren鈥, sostuvo la delegada.

鈥淟a gente est谩 haciendo asambleas dentro de la empresa, est谩 cansada porque por parte de la firma no hubo respuesta. La semana pasada hicieron asambleas en dos turnos y nos dijeron que van a empezar a hacer asambleas y van a tomar medidas dentro o fuera de la f谩brica. Van a decidir qu茅 hacer si de la parte de la empresa no hay una respuesta positiva con la nota que se mand贸 hace dos semanas, pero no hay ninguna respuesta de nada鈥, dijo.

鈥淐uando hac茅s ruido y hac茅s las cosas bien, sab茅s que te van a querer echar y eso va a pasar una vez que nos saquen la afiliaci贸n鈥. 鈥淓llos quieren poner sus propios delegados鈥, agreg贸.

鈥淟a gente tuvo demasiada paciencia, pero se cans贸. Veremos en la semana qu茅 pasa, pero est谩 cerca un nuevo conflicto. Por lo que me escriben los chicos, estemos suspendidos o no, van a hacer una asamblea y se dir谩 qu茅 es lo que se hace, ahora depende de la gente m谩s que de nosotros鈥, tambi茅n plante贸.

El proceso de lucha arranc贸 en enero de 2020, cuando las y  los delegados de la comisi贸n interna de la AOT 鈥揳hora suspendidos- solicitaron una reuni贸n al gerente de la empresa para informar sobre los maltratos psicol贸gicos y las sobrecargas de trabajo que ven铆an sufriendo por parte de los jefes de turno, donde se evidenciaba un abuso de poder. Asimismo, tambi茅n se solicit贸 una reuni贸n del comit茅 mixto, en donde se plante贸 esta problem谩tica.

Meses despu茅s, y llegada la pandemia, la empresa decidi贸 reducir los salarios a 9 mil pesos por quincena. Debido al malestar que se gener贸 por la medida, se convoc贸 a todos los trabajadores y trabajadoras a una asamblea general, en la cual se decidi贸, luego de haber agotado todos los intentos de llegar a un acuerdo por la v铆a del di谩logo, comenzar con una huelga laboral en forma pac铆fica para que sea atendido nuestro reclamo.

Fueron 90 d铆as en donde, seg煤n las cr贸nicas del conflicto de las y los asalariados, la empresa busc贸 denodadamente llevar a las y los delegados ante la justicia a trav茅s de denuncias absurdas e insostenibles. Mismo, aunque la fiscal铆a se aperson贸 al acampe, nunca pudo encontrar el m铆nimo detalle que afecte alguna detenci贸n.

De todos modos, las y los trabajadores en lucha conocieron el despliegue policial en todo su esplendor. La represi贸n denodada, tambi茅n.

Desgastados, salieron de la huelga sin haber logrado todo lo que se propusieron. De todos modos, se consigui贸, principalmente, que cambien las relaciones hacia el interior de la f谩brica, m谩s que nada a lo referido a las pr谩cticas de maltrato laboral.

Lo escondido bajo la alfombra, hoy resurge. Las y los trabajdores comienzan nuevamente a organizarse para la lucha. La patronal y sus ayudantes, tambi茅n.





Fuente: Anred.org