September 16, 2021
De parte de La Haine
208 puntos de vista


La escalada de los precios del gas y la electricidad habría sorprendido a Europa con las reservas de gas en mínimos históricos (60% ) y habría escenificado el fracaso rotundo de las políticas energéticas de una Unión Europea incapaz de lograr la utópica autosuficiencia energética.
La isla energética de la Unión Europea
Uno los factores que más repercute en la dependencia energética de un país es la cantidad de petróleo y gas que debe importar para la industria y transporte, estando la media europea en el 52% y al ser Rusia el principal abastecedor de gas , petróleo y carbón de la UE ( con un 42%, 33% y 26% respectivamente), se deduce que la UE sería una isla energética y sufriría de una rusodependencia energética severa.
Acuciada por la elevada dependencia energ√©tica (m√°s del 50%), la alta volatilidad de los precios del gas y petr√≥leo debido a factores geopol√≠ticos desestabilizadores y la imperiosa necesidad de la garant√≠a de un aprovisionamiento seguro de energ√≠a, la UE implement√≥ una estrategia energ√©tica basada en los acuerdos preferenciales con Rusia y Argelia para el suministro de gas, en la utilizaci√≥n de obsoletas centrales nucleares en lugar de reactores at√≥micos de nueva generaci√≥n EPR (European Pressurized Water Reactor)y en el extraordinario impulso de las energ√≠as renovables (1¬ļ productor mundial), con el objetivo inequ√≠voco de lograr el Autoabastecimiento energ√©tico y de recursos h√≠dricos en el horizonte del 2.030.
Asimismo, se aprob√≥ el ambicioso Programa Europeo sobre el Cambio Clim√°tico en el horizonte del 2030 ( el Triple 30), con el compromiso de recortar las emisiones de di√≥xido de carbono en un 30%, mejorar la eficiencia energ√©tica en otro 30% y lograr que el 30% de la energ√≠a consumida proceda de fuentes renovables aunado con la Reorientaci√≥n del Transporte de mercanc√≠as terrestres por las nuevas Autopistas del Mar y V√≠as f√©rreas de Alta Velocidad mediante la imposici√≥n de tasas ecol√≥gicas al transporte por carretera y a los veh√≠culos sin etiqueta ECO. Sin embargo, seg√ļn Marie-Helene Fandel, analista del European Policy Centre, ‚Äúla pol√≠tica energ√©tica de la UE adolece de una elevada dependencia del exterior debido a su escasez de recursos y su limitada capacidad de almacenamiento” lo que aunado con la incapacidad de los Veintisiete para desarrollar una verdadera pol√≠tica energ√©tica com√ļn, ralentizar√° todo el proceso y har√° inviable la utop√≠a de la Autodependencia energ√©tica europea en el horizonte del 2.030, de lo que ser√≠a paradigma la reciente escalada de los precios del gas y la electricidad en Europa.
Geopolítica del gas
Argelia exporta su gas a trav√©s de tres gasoductos: dos Argelia-Espa√Īa (uno de ellos pasando por Marruecos) que no est√°n conectados a la red europea y un tercero Argelia-T√ļnez-Italia. Tras la crisis de Ucrania, los dirigentes de la UE habr√≠an establecido como prioridad la necesidad de mejorar la conexi√≥n gasista con la Pen√≠nsula Ib√©rica mediante un gasoducto que conectara a Espa√Īa con Francia a trav√©s de Catalu√Īa (gasoducto Midcat) mediante el cual Espa√Īa har√≠a llegar a la red energ√©tica europea el gas de Argelia,(equivalente a la mitad del que llega desde Rusia a trav√©s de Ucrania), proyecto que habr√≠a quedado en el limbo debido a la miop√≠a de los reguladores europeos y que habr√≠a imposibilitado que el gas argelino fuera la alternativa europea a la rusodependencia energ√©tica.
El proyecto del gasoducto conocido como Nabucco West proyectado por EEUU para transportar el gas azerí a Europa a través de Turquía, Bulgaria, Rumania y Hungría y así evitar la rusodependencia energética de la UE fracasó al haberse inclinado Turkmenistán, Uzbekistán y Kazajistán por el proyecto ruso del gasoducto South Stream y tras retirarse finalmente Azerbaiyán del proyecto en junio de 2013, siendo elegida la vía alternativa del gasoducto transadriático, (TAP, Trans Adriatic Pipeline), mediante el cual Azerbaiyán exportará su gas hacia Europa a través de Grecia, Albania e Italia pero que sólo puede transportar un tercio del proyecto Nabucco, por lo que no supone ninguna amenaza para los intereses de Rusia.
Por parte rusa, en el 2007 present√≥ el proyecto del gasoducto South Stream, gasoducto de 39.000 millones de d√≥lares que recorrer√≠a Rusia, Bulgaria, Serbia, Hungr√≠a, Eslovenia e Italia y que deb√≠a comenzar a construirse en Junio del 2014 garantizab√° el suministro de gas ruso a la UE evitando el paso por la inestable Ucrania. As√≠, tras la crisis del gas del invierno del 2.006 y los recortes de suministro producidos en incontables pa√≠ses de la UE (el 80% del total del gas que la UE importa de Rusia pasa por Ucrania y abastece en m√°s de un 70% a pa√≠ses como los Pa√≠ses b√°lticos,Finlandia, Eslovaquia, Bulgaria, Grecia, Austria, Hungr√≠a y Rep√ļblica Checa ), pero dicho proyecto dormir√° en el limbo de los sue√Īos tras la negativa de Bulgaria a participar en el mismo debido a las presiones recibidas por parte de EEUU.
La coalici√≥n de intereses ruso-alemanes ide√≥ el proyecto Nord Stream que conecta Rusia con Alemania por el mar B√°ltico, con una capacidad m√°xima de transporte de 55.000 millones de metros c√ļbicos (bcm) de gas al a√Īo y con una vigencia de 50 a√Īos. Dicha ruta se estima vital para Alemania y los Pa√≠ses N√≥rdicos, por lo que fue declarado de ‚Äúinter√©s europeo‚ÄĚ por el Parlamento Europeo pero nefasta para la geopol√≠tica de EEUU y crucial para la geoestrategia energ√©tica rusa. As√≠, con dicha ruta se cerrar√≠a la pinza energ√©tica rusa al descartar a las Rep√ļblicas B√°lticas y Polonia como territorio de tr√°nsito, descartado asimismo el oleoducto BTC de filiaci√≥n clintoniana. Rusia conseguir√° as√≠ su doble objetivo geoestrat√©gico de asegurar un flujo ininterrumpido de gas hacia Europa por dos v√≠as alternativas,convirtiendo de paso en ‚Äúislas energ√©ticas‚ÄĚ a Polonia y Ucrania.
Triunfo de Merkel y Putin
El objetivo inequ√≠voco de Trump era sustituir la rusodependencia energ√©tica europea (30% del gas que importa la UE procede de Rusa) por la frackingdependencia, inundando el mercado europeo con el GNL (gas natural frackeado en EEUU y transportado mediante buques gaseros) para hundir los precios del gas ruso. Otro objetivo era impulsar la utilizaci√≥n de la t√©cnica del fracking en todos los pa√≠ses de la Europa Oriental, el llamado ‚Äúarco del fracking europeo‚ÄĚ que se extender√≠a desde los Pa√≠ses B√°lticos hasta la Ucrania europea, pasando por Polonia, Rep√ļblica Checa, Eslovaquia, Hungr√≠a, Rumania y Bulgaria y que depender√≠a de la tecnolog√≠a de empresas estadounidenses como Chevron o Shell. As√≠, Polonia aspiraba a convertirse con sus dos terminales en el principal centro de distribuci√≥n del gas natural licuado (GNL) de importaci√≥n en territorio europeo y tras denunciar que ‚Äúdicho gasoducto podr√≠a fortalecer la dependencia de la UE del gas ruso y consolidar la posici√≥n dominante de Gazprom en el mercado europeo‚ÄĚ. habr√≠a conseguido paralizar la construcci√≥n del citado gasoducto con el objetivo inequ√≠voco de ralentizar hasta el paroxismo la construcci√≥n del Nord Stream 2.
Dicho gasoducto tiene una longitud total de 1.200 Km con un coste estimado de unos 11.000 millones $, transportar√° por el B√°ltico directamente el gas ruso hasta Alemania y cuando ya estaba construido en un 80% y en un desesperado intento para evitar su finalizaci√≥n, el Senado de EEUU aprob√≥ el 17 de diciembre la Ley de Autorizaci√≥n de Defensa Nacional 2020 rubricada por Donald Trump que inclu√≠a sanciones econ√≥micas contra las empresas que participaban en la construcci√≥n del gasoducto Nord Stream 2. Ello representaba un misil en la l√≠nea de flotaci√≥n de la pol√≠tica energ√©tica dise√Īada por Alemania al declarar Angela Merkel que se trataba de ‚Äúuna declaraci√≥n de guerra de EEUU contra Alemania‚ÄĚ, tard√≠a reafirmaci√≥n de la soberan√≠a alemana que consigui√≥ que EEUU dejara de boicotear las obras y bendijera la culminaci√≥n del proyecto gas√≠stico que tendr√° como efectos colaterales el fortalecimiento del Eje Par√≠s-Berl√≠n y el posterior acercamiento a Rusia.
As√≠, en su primera reuni√≥n con Joe Biden, Merkel le plante√≥ la exigencia de la necesaria culminaci√≥n de los trabajos de dicho gaseoducto para evitar la desafecci√≥n europea hacia EEUU, por lo que Biden se vio obligado a bendecir la culminaci√≥n de dicho proyecto gas√≠stico para mantener los lazos afectivos con la Uni√≥n Europea e impedir la salida de Alemania y Francia de la √≥rbita gravitatoria de la OTAN. Ello representar√≠a un sonado triunfo de Merkel y Putin que se ver√° refrendado tras las elecciones alemanas y la previsible conformaci√≥n de un Gobierno de coalici√≥n del SPD, los Verdes y la izquierda con la retirada de las sanciones a Rusia y el comienzo de una nueva era paneuropea liderada por Francia y Alemania que acoger√° bajo su paraguas a los pa√≠ses n√≥rdicos y Rep√ļblicas B√°lticas, quedando los pa√≠ses del ‚Äúarco del fracking europeo‚ÄĚ (Polonia, Rep√ļblica Checa, Eslovaquia y Hungr√≠a, Ucrania, Rumania y Bulgaria ) bajo la √≥rbita estadounidense.
GERM√ĀN GORRAIZ L√ďPEZ-Analista




Fuente: Lahaine.org