October 13, 2021
De parte de El Topo
360 puntos de vista


El pasado 11 y 12 de julio, nos vimos invadidas de v铆deos, cr贸nicas y opiniones sobre las protestas que se produjeron en Cuba. Los acontecimientos no dejaron indiferente a casi nadie: izquierda, derecha, arriba y abajo, casi todas fuimos interpeladas por lo que ocurr铆a. La sobreinformaci贸n de los medios hegem贸nicos de (des)informaci贸n jug贸 su papel descontextualizando las protestas y las reivindicaciones, as铆 como abonando el relato de la 芦despiadada represi贸n del r茅gimen cubano a los manifestantes que exigen democracia en un pa铆s asolado por la mala gesti贸n禄. Aunque ya casi nadie hable de Cuba, aqu铆 vamos a detenernos en una serie de aspectos sobre los que no se ha prestado demasiada atenci贸n en los medios, pero que son fundamentales para comprender estos eventos y otros que puedan venir.

DIVERSIDAD EN LAS CALLES CUBANAS

Las y los cubanos que salieron a la calle no fueron ni una homog茅nea oposici贸n pagada por EEUU, ni un 芦pueblo libre harto de comunismo禄, sino sectores populares diversos: desde parte de la oposici贸n, a provocadores pagados, gente humilde, en su mayor铆a joven, preocupada o descontenta por la situaci贸n del pa铆s, o personas que quieren profundizar en la revoluci贸n socialista. Las limitaciones del proyecto cubano y los descontentos que generan en el pueblo, tienen causas diversas: el impacto de la pandemia de la covid, a pesar de su gesti贸n ejemplar y de tener una de las menores tasas de mortalidad de todo el continente; la crisis econ贸mica, derivada del freno del turismo y la insuficiencia de las medidas pol铆ticas; la subida del precio de los alimentos; los problemas de cortes de electricidad; y, por encima de todo, el bloqueo econ贸mico.

PROTESTAS TELEDIRIGIDAS

Al margen de los leg铆timos motivos de una parte de las y los manifestantes, es evidente que la magnitud de su impacto medi谩tico y en redes sociales solo se explica por ser parte de una campa帽a internacional de agresi贸n a Cuba. Ruboriza pensar el distinto tratamiento que ha tenido el asesinato de manifestantes por el Gobierno colombiano. Las protestas cubanas han sido potenciadas y utilizadas por el imperialismo y por sectores de la oposici贸n cubana (de dentro y fuera de la isla), mientras que los medios de comunicaci贸n se han dedicado
a reproducir un discurso manido e interesado (llegando a utilizar fake news, 隆oh sorpresa!). As铆, es significativo que fue la oposici贸n quien cre贸 el hashtag #SOSCuba el 10 de julio, que termin贸 viraliz谩ndose. 驴Cu谩l es la hoja de ruta de esa oposici贸n? B谩sicamente, restaurar el capitalismo en Cuba con la ayuda de la intervenci贸n de EEUU. Es innegable la presencia de descarados discursos anticomunistas, capitalistas y prointervencionistas, antes y durante el desarrollo de las protestas, en l铆deres de la oposici贸n, que han utilizado parte de los problemas del pueblo cubano para propagar sus fines anexionistas a trav茅s de sus influyentes redes. Esto lo consiguen no solo a trav茅s de sus lazos con la derecha y el fascismo a nivel internacional (caso de Vox y el PP), sino de la financiaci贸n por el Proyecto Cuba de la Agencia de los EEUU para el desarrollo. Millones de d贸lares les son ofrecidos cada a帽o a la oposici贸n cubana (entre el 2017 y el 2020, la cifra asciende a 50 millones de d贸lares), logrando tejer incontables v铆nculos con ONGs, movimientos de 芦sociedad civil禄 y partidos pol铆ticos cubanos.

EL HISTORIAL DE AGRESIONES A LA ISLA

Asimismo, es fundamental comprender en el 谩mbito hist贸rico c贸mo se ha desarrollado Cuba como pa铆s socialista haciendo frente a incontables intentonas de aplastar la revoluci贸n por una oposici贸n patrocinada por EEUU, que siempre consider贸 a Cuba como su 芦patio trasero禄: desde la invasi贸n de bah铆a de Cochinos, los atentados terroristas contra la isla, los m谩s de 600 intentos de asesinato contra Fidel Castro, pasando por la detenci贸n de luchadores antiterroristas cubanos鈥 y el bloqueo. Por encima de todo, el bloqueo econ贸mico criminal que vive la isla desde 1962 hasta la actualidad de la mano del Gobierno estadounidense. Este bloqueo afecta a todos los sectores econ贸micos (importaci贸n de alimentos, repuestos y equipos industriales, sanitarios, etc.) y condiciona su posibilidad de desarrollo y de enfrentar dificultades como las actuales. El bloqueo es parte de la guerra de cuarta generaci贸n que los EEUU y sus aliados est谩n desarrollando contra Cuba, una guerra en la que las armas dejan paso al desgaste econ贸mico, la deslegitimaci贸n y la utilizaci贸n de necesidades del pueblo para usarlas como arma arrojadiza para hacer caer a su Gobierno 芦desde dentro禄 y, en el caso de que fuera necesario, con una 芦ayudita militar extra禄.

驴LA ALTERNATIVA DEMOCR脕TICA?

La oposici贸n cubana organizada y su eco en los medios de comunicaci贸n centran su discurso en la necesidad de acabar con la 芦dictadura comunista禄 para construir una 芦democracia禄. Cuando hablan de democracia, se refieren a una 芦democracia禄 liberal capitalista. Este discurso, no obstante, tiene como objetivo impactar en el p煤blico progre occidental que ve con muy malos ojos todo lo que no sea una democracia liberal, sin importarle los muertos o desigualdades que cuesten. Desde la izquierda, debemos insistir en la cr铆tica a esa democracia formal de baja intensidad y plagada de contradicciones que sufrimos y que, adem谩s, es utilizada como arma arrojadiza contra pueblos y pa铆ses que intentan transitar veredas alternativas a la dictadura del capital. Y es que, sin querer decir que el modelo cubano sea perfecto, y asumiendo, como lo hacen las y los propios cubanos revolucionarios o el Gobierno, que tiene mucho que mejorar, habr铆a que subrayar que es sin duda un modelo alternativo totalmente ejemplar a la falsa democracia capitalista que nos quieren hacer pasar por 煤nica. Ejemplar no solo para los pa铆ses de la periferia, sino tambi茅n para pa铆ses tan 芦democr谩ticos禄 como el nuestro, por conquistar logros que ya quisi茅ramos aqu铆: la erradicaci贸n de la pobreza, el control p煤blico de los sectores estrat茅gicos, la vida digna frente a las ganancias de las empresas privadas, la seguridad en los barrios, la soberan铆a, la solidaridad internacionalista, etc. Y es precisamente eso lo que quieren destruir la oposici贸n y EEUU apoy谩ndose en sectores bienintencionados del pueblo cubano. Frente a ello, profundicemos nuestro conocimiento de la realidad cubana y sus condicionantes. Defendamos su futuro como pueblo libre y soberano, libre de injerencias, porque as铆 asestamos un duro golpe a quienes niegan nuestro futuro.

Por

Sergio Almisas

Lumbre, luchando por Andaluc铆a desde el activismo y las ideas




Fuente: Eltopo.org