February 25, 2021
De parte de ANRed
218 puntos de vista


Est谩 madrugada un operativo de la Polic铆a de la Cuidad reprimi贸 a once familias del 芦hotelito禄 en Villa 31 para desalojar a Carolina Soledad Duarte Dominguez y a sus 8 hijos. Desde Concejer铆as de Vivienda denunciaron 芦inacci贸n del Estado禄 para las familias y que el violento desalojo incumpli贸 el protocolo. La mujer contin煤a detenida, acusada de usurpaci贸n y desobediencia. Reproducimos comunicado.


Difundimos:

Repudiamos la represi贸n a mujeres y Miles por parte de la polic铆a de Larreta en la villa 31

Desde las Consejer铆as de vivienda, repudiamos fuertemente el violento accionar represivo de la Polic铆a de la Ciudad, a cargo de Diego Santilli, en la madrugada de hoy. Carolina Soledad Duarte Dominguez, junto a sus 8 hijes, se vio empujada a buscar un techo por cuenta propia, ante la inacci贸n total del estado frente al drama de los desalojos, que a pesar del DNU 66/21 siguen en alza en todo el pa铆s, en particular CABA.

La vecina y sus hijes fueron violentamente desalojades, como muestra el video. Adem谩s, el operativo incumple todo tipo de protocolo para realizar desalojos: es de noche, se golpea a ni帽es, sin ning煤n aviso previo, sin soluci贸n habitacional alternativa y dem谩s falencias.

El hotelito de la Villa 31 es un emblema de la lucha, la organizaci贸n y la recuperaci贸n de espacios ociosos. Varias vecinas a cargo de sus familias, luego de ser desalojadas, decidieron no estar en situaci贸n de calle en medio de una pandemia y convirtieron en vivienda un espacio ocioso que el gobierno de la ciudad jam谩s termin贸. Dicho sea de paso, muchas de estas mujeres escapaban de violencia dom茅stica, la otra gran pandemia que azot贸 a mujeres, lesbianas, trans, travestis, bisexuales, no binaries y ni帽eces durante el aislamiento obligatorio.

Hoy Carolina est谩 presa, le imputan usurpaci贸n y desobediencia con intervenci贸n de la FPCyF 15. Fue trasladada a la Alcaidia 1 para fichas y m茅dico, y lo que sigue es un destino incierto. La criminalizaci贸n de quienes luchan por el derecho a un techo, en particulr disidencias, mujeres y m谩s si son migrantes, est谩 a la orden del d铆a. Hace pocos d铆as recuper贸 su libertad Bel茅n Guevara, presa en una situaci贸n similiar a la de Carolina, liberada gracias a la movilizaci贸n popular. O hace meses, el desalojo violento de otra mujer y sus hijes de viviendas no adjudicadas en el Play贸n de Chacarita usando las fuerzas represivas. Esto demuestra que hay responsabilidad compartida de todo el gobierno de la ciudad, tanto la secretar铆a de integraci贸n social y urbana (que interviene en la Villa 31, a cargo de Diego Fern谩ndez), como del IVC (con Juan Maquieyra a la cabeza, que opera en las dem谩s barriadas de la ciudad).

Mientras que las organizaciones sociales denunciamos los desalojos sin fin en las barriadas en medio de una pandemia y crisis econ贸mica sin precedentes, ni el IVC ni Desarrollo Humano y Habitat (con Migliore y Corach como principales responsables) se niegan a generar un programa de subsidios para inquilines precarizades, y miran para otro lado ante el sistem谩tico incumplimiento del DNU 66 en las villas, hoteles y pensiones de la ciudad.

Pero mientras nos encarcelan a nosotres, siguen libres delincuentes y especuladores, funcionarixs p煤blicxs que desv铆an fondos millonarios destinados a reurbanizaciones que las barriadas no terminan de ver, o alentando remates de tierras p煤blicas por chirolas a grandes grupo inmobiliarios.

La pol铆tica de Larreta y sus funcionarixs es clara: expulsar a les trabajadores de la ciudad, que pretenden para unes poques. Sin ir m谩s lejos, ayer se avanz贸 con el desalojo de 22 familias en el barrio de La Boca, quedando en situaci贸n de calle 40 ni帽es. Hay que ser clares, en esto no hay grieta. Mientras en todo el pa铆s el deficit habitacional se calcula en 4 millones de viviendas, en el Senado se aprob贸 ayer mismo la ley de blanqueo, que permite que plata fugada por grandes grupos econ贸micos se vuelque a la especulaci贸n inmobiliaria, brindando adem谩s exenciones impositivas.

El panorama en t茅rminos de desalojos se ve complejo. Hay que redoblar la organizaci贸n y potenciar la resistencia para erigir un movimiento de lucha por la tierra y la vivienda en todo el pa铆s.

LIBERTAD YA PARA CAROLINA !

BASTA DE DESALOJOS

LAVIVIENDA Y LA TIERRA SON DERECHOS, NO MERCANC脥AS !

Consejer铆as de vivienda





Fuente: Anred.org