March 14, 2023
De parte de Nodo50
1,592 puntos de vista

Redacci贸n UyL

Creado en 1988, el CENESEX es una instituci贸n acad茅mica de asesor铆a del Ministerio de Salud P煤blica y un Centro de Estudios de Postgrados de la Universidad de Ciencias M茅dicas de La Habana, en el amplio campo de la sexualidad, relacionada con la salud, la educaci贸n y los derechos, con incidencia en el dise帽o de pol铆ticas, leyes y toma de decisiones en el pa铆s. La Brigada del PCPE en Cuba pudo entrevistar a su directora personalmente en La Habana. 

Unidad y Lucha (UyL): Mariela, h谩blanos sobre la labor central del CENESEX.

Mariela Castro (M. C.):  El CENESEX realiza un trabajo de educaci贸n de la sexualidad que est谩 dentro de la l贸gica hist贸rica del proceso emancipador iniciado en el Siglo XIX con las luchas por la independencia y soberan铆a de Cuba, que tienen su continuidad y consolidaci贸n a partir de la victoria revolucionaria de 1959.

El enfoque es la educaci贸n para la emancipaci贸n, a trav茅s de herramientas que permitan interpretar y transformar la realidad, para entender, por ejemplo, c贸mo las identidades, los cuerpos y el g茅nero fueron usados por las clases sociales dominantes y las naciones opresoras con la intenci贸n de establecer reglas y normas que favorecieran sus privilegios e intereses. En todas las sociedades explotadoras se crearon m煤ltiples sistemas de opresi贸n, expresados en contextos socio-hist贸ricos espec铆ficos. En el capitalismo se han utilizado poderosos recursos simb贸licos para perpetuar las desigualdades y las diferentes formas de discriminaci贸n, adem谩s de segmentar las luchas populares en microtem谩ticas y sectores sociales, centrados exclusivamente en algunas de sus demandas y reformas liberales espec铆ficas, para evitar su articulaci贸n en un proyecto com煤n de cambio de sistema. Con esas intenciones han saboteado las luchas de los movimientos obreros, campesinos, ind铆genas, feministas, ecologistas, animalistas, LGBTIQ+, pacifistas, entre otros.

En ese sentido, desde el CENESEX trabajamos para desarticular la herencia patriarcal capitalista, que naturaliza y reproduce las desigualdades, los estereotipos de g茅nero y las diferentes formas de violencia.

Los Estados y Gobiernos deben asumir responsabilidades con la educaci贸n de la sexualidad, facilitar elementos de an谩lisis que permitan generar conciencia cr铆tica y la construcci贸n de consensos cient铆ficos, pol铆ticos, populares, que son indispensables para avanzar en nuestro proceso de transici贸n socialista. La Educaci贸n de la sexualidad es un valioso recurso de movilizaci贸n ideol贸gica para la toma de decisiones pol铆ticas en la transformaci贸n de la sociedad.

UyL: 驴Qu茅 trabajo concreto desarrolla actualmente el Centro?

M. C.: En el CENESEX se desarrolla una intensa actividad docente, investigativa, comunicacional y de trabajo comunitario. Tambi茅n se brindan servicios cient铆ficoasistenciales a la poblaci贸n desde el Sistema Nacional de Salud P煤blica, pero tambi茅n desde nuestra sede, vinculados a proyectos de investigaci贸n cient铆fica. De estos servicios se destacan los de orientaci贸n jur铆dica a la poblaci贸n, creados en 2007 para atender y acompa帽ar a las personas que denuncian o solicitan ayuda cuando identifican la vulneraci贸n de sus derechos sexuales. Los programas de formaci贸n profesional, capacitaci贸n y sensibilizaci贸n involucran a todos los sectores sociales del Estado y la sociedad civil, con quienes trabajamos en la preparaci贸n de activistas para promover los derechos sexuales, que incluyen a toda la diversidad sexual y de g茅nero, no solo a personas LGBTIQ+. Anualmente realizamos cuatro jornadas de di谩logo cient铆fico y activismo social, que responden a necesidades identificadas por nuestros resultados investigativos.

Las Jornadas 鈥淢aternidad y Paternidad: Iguales en derechos y responsabilidades鈥, de febrero a abril, est谩n dirigidas a reflexionar sobre los derechos y deberes de las maternidades y paternidades en todos los tipos de familias, haciendo 茅nfasis en la corresponsabilidad para atender el desarrollo de ni帽as, ni帽os y adolescentes. Tambi茅n se propicia el cuestionamiento a los patrones sexistas de la visi贸n heteronormativa y binarista de g茅nero.

En mayo realizamos las 鈥淛ornadas cubanas contra la homofobia y la transfobia鈥, que han contribuido notablemente a promover una mirada cr铆tica sobre los prejuicios y discriminaciones por orientaci贸n sexual e identidad de g茅nero, adem谩s de fortalecer la participaci贸n de activistas por los derechos sexuales.

Las jornadas 鈥淗ablemos de sexualidad: Aprender para la vida鈥 se realizan de julio a septiembre, y en ellas se promueve la b煤squeda de respuestas cient铆ficas a las inquietudes de ni帽as, ni帽os y adolescentes sobre los cambios de su cuerpo, las nuevas responsabilidades que se adquieren, los arquetipos de g茅nero, los cambios que ocurren en sus relaciones familiares, principalmente con sus padres. Se pondera la valoraci贸n del grupo de coet谩neos, los cuidados y la importancia de solicitar ayuda cuando la necesite. Se realizan actividades para dialogar sobre los derechos de la infancia, la prevenci贸n del embarazo y la fecundidad en edades tempranas, para facilitar la comprensi贸n de que la autonom铆a progresiva son grados de responsabilidades que se adquieren paulatinamente, y tambi茅n sobre la prevenci贸n del maltrato y el abuso sexual infantil.

Por 煤ltimo, las 鈥淛ornadas contra la violencia de g茅nero y por los derechos humanos鈥, que se realizan entre la segunda quincena de noviembre y el 10 de diciembre.

UyL: Ya que comentas el tema. 驴C贸mo se aborda la violencia de g茅nero?

M. C.: Con la aprobaci贸n y puesta en vigor de la nueva Constituci贸n de la Rep煤blica en 2019, de otras normas de alto rango como el 鈥淧rograma para el adelanto de las mujeres鈥 y la 鈥淓strategia integral de prevenci贸n y atenci贸n a la violencia de g茅nero y en el escenario familiar鈥, se consolida en el plano legislativo y de pol铆ticas p煤blicas la voluntad pol铆tica del Estado de tolerancia cero ante cualquier forma de violencia de g茅nero, particularmente las que afectan de manera desproporcionada a mujeres, ni帽as, ni帽os, adolescentes, personas en situaci贸n de vulnerabilidad, orientaci贸n sexual o identidades de g茅nero no hegem贸nicas. El Estado ha mandatado a cada ministerio desarrollar sectorialmente sus propias estrategias y protocolos de actuaci贸n desde sus competencias. Esto no significa que no haya hecho nada antes, porque desde el triunfo de la Revoluci贸n se establecieron medidas y pol铆ticas para atender estos problemas, se trata de procesos de actualizaci贸n y perfeccionamiento de los mecanismos internos de funcionamiento de la sociedad cubana, sobre la basa de las experiencias adquiridas.

Actualmente, contamos con varias legislaciones que se complementan para juzgar las violencias de g茅nero e intrafamiliares, de las que se derivan importantes desaf铆os para su implementaci贸n. No se trata de normas dedicadas exclusivamente a la violencia, pero de manera combinada contribuyen a su prevenci贸n y sanci贸n, como el nuevo 鈥淐贸digo Penal鈥, el 鈥淐贸digo de Procesos鈥, y el 鈥渄el Proceso Administrativo鈥, junto al 鈥淐贸digo de las Familias鈥. Uno de los retos m谩s importantes es el de mantener acciones de capacitaci贸n y comunicaci贸n social para educar en el respeto a los derechos y en los principios humanistas que desarrollan nuestras pol铆ticas

UyL: H谩blanos sobre el recientemente aprobado 鈥淐贸digo de las Familias鈥.

M. C.: El 鈥淐贸digo de las Familias鈥 es el resultado de un proceso de actualizaci贸n de la pol铆tica de desarrollo econ贸mico y social en Cuba hasta 2030, a partir de la crisis mundial del capitalismo, el fracaso de la experiencia socialista en Europa, el recrudecimiento del bloqueo y otras formas de agresi贸n permanentes de los EE. UU. contra Cuba.

En este marco, se entendi贸 la necesidad de aprobar nuevas figuras econ贸micas (cuentapropismo), siempre buscando un marco para evitar la reproducci贸n de mecanismos explotadores, desde la observaci贸n cr铆tica permanente del pueblo y la necesaria construcci贸n de consensos para organizar e implementar mejor las nuevas propuestas, tarea enormemente compleja.

A partir de ah铆, se inici贸 la reforma constitucional y del 鈥淐贸digo de las Familias鈥, que fueron llevados a consulta popular, aprobados en la Asamblea Nacional y ratificados en referendo popular para su entrada en vigor. La nueva norma familiar introduce avances importantes en el derecho de las familias, sobre la base de estudios cient铆ficos en el campo de la sociolog铆a, psicolog铆a, ciencias sociales y jur铆dicas, m谩s los an谩lisis cr铆ticos de la pr谩ctica social en el campo judicial, as铆 como de las limitaciones identificadas en la ley precedente que data de 1975.

En este C贸digo se ampl铆an los derechos de las mujeres; se refuerza la figura de ni帽as, ni帽os y adolescentes como sujeto de derechos, y el principio de autonom铆a progresiva; se introduce el t茅rmino de responsabilidad parental para sustituir el concepto patriarcal de patria potestad, bajo el que los adultos deciden sobre sus hijos sin respetar sus capacidades para decidir (autonom铆a progresiva), ni el principio de inter茅s superior del ni帽o. Justamente a principios de los a帽os 60 el gobierno de los EE. UU., junto a la Iglesia Cat贸lica y la CIA, ejecut贸 la 鈥淥peraci贸n Peter Pan鈥 para atacar la Revoluci贸n a trav茅s de la propaganda anticomunista, alejando a miles de ni帽os de sus familias al llevarlos a EE. UU., con el choque que ello conllev贸, donde muchos, adem谩s, sufrieron explotaci贸n, violaciones y situaciones de este tipo.

En el 鈥淐贸digo de las Familias鈥 tambi茅n se introdujo el concepto de gestaci贸n solidaria, que favorece el ejercicio del derecho de toda persona a tener una familia y se sustenta en el respeto a la dignidad humana y solo procede mediante autorizaci贸n judicial por motivos altruistas y de solidaridad humana entre personas unidas por v铆nculos familiares o afectivamente cercanos, siempre que no se ponga en peligro la salud de quienes intervienen en el proceder, y en beneficio de quien o quienes quieren asumir la maternidad o la paternidad y se ven impedidos de hacerlo por alguna causa m茅dica que les imposibilite la gestaci贸n, o cuando se trate de hombres solos o parejas de hombres. Queda totalmente prohibido cualquier tipo de remuneraci贸n, d谩diva u otro beneficio, salvo la obligaci贸n legal de dar alimentos en favor del concebido y la compensaci贸n de los gastos que se generen por el embarazo y el parto.

Esta propuesta responde principalmente a solicitudes realizadas por familias atendidas por el Programa Nacional de Reproducci贸n Asistida, para que se les permitan estas soluciones dentro del 谩mbito familiar. La comisi贸n redactora estudi贸 rigurosamente las variables m谩s justas, adem谩s de pasar por la consulta a expertos de otros pa铆ses, con el firme prop贸sito de cuidar que no se reproduzca la pr谩ctica explotadora del vientre de alquiler, con par谩metros en el 鈥淐贸digo Penal鈥, en el Procesal, y en la ley de salud. Expertos internacionales en derecho familiar reconocieron p煤blicamente que este C贸digo es el m谩s avanzado del mundo. Quiz谩s se podr铆a haber avanzado m谩s, pero hasta ah铆 llegamos, y dentro de alg煤n tiempo se analizar谩n los avances de otros pa铆ses para estudiar sus buenas pr谩cticas.

UyL: H谩blanos sobre tu 煤ltimo libro La integraci贸n social de las personas transexuales en Cuba. 

M. C.: En ese libro, que es resultado de mi tesis de doctorado en sociolog铆a, se fundamenta que en las condiciones de la sociedad cubana actual, la integraci贸n social de las personas trans y el ejercicio pleno de sus derechos desborda el 谩mbito de lo estrictamente personal, familiar y m茅dico, y se configura como objeto que reclama intervenci贸n social a trav茅s de pol铆ticas p煤blicas. 

El estudio realizado tiene antecedentes en la atenci贸n a personas transexuales por el Sistema Nacional de Salud, para apoyar los procesos de transici贸n de estas personas hacia el g茅nero con el que se identifican. La coordinaci贸n para implementar estos servicios se hizo entre la Federaci贸n de Mujeres Cubanas y el Ministerio de Salud P煤blica desde 1979. En esas gestiones tambi茅n se logr贸 el compromiso del Ministerio del Interior de realizar cambios de nombre e imagen en el carnet de identidad de las personas trans, y en 1988 un equipo de m茅dicos cubanos realiz贸 la primera cirug铆a de adecuaci贸n genital a una mujer trans. Desafortunadamente, la publicaci贸n en la prensa nacional de este resultado cient铆fico provoc贸 que se enviaran a diferentes niveles de decisi贸n del pa铆s numerosos mensajes de no aceptaci贸n por parte de la poblaci贸n, por lo que el Ministerio de Salud interrumpi贸 este procedimiento hasta 2007, y finalmente qued贸 respaldado por una resoluci贸n del ministro de Salud P煤blica en 2008.

Cuando asum铆 la direcci贸n del CENESEX en el a帽o 2000, un grupo de mujeres trans me solicitaron una reuni贸n para explicar sus malestares e insatisfacciones y garantizar un apoyo m谩s amplio de nuestra instituci贸n. Sobre la base de estos planteamientos, elaboramos una primera propuesta de estrategia para la atenci贸n integral de las personas transexuales, que se present贸 a consulta de la direcci贸n del Partido, el Estado y algunas Comisiones Permanentes de Trabajo de la Asamblea Nacional del Poder Popular, lo que, junto a nuestras investigaciones cient铆ficas, permiti贸 superar la visi贸n biologicista, estigmatizante y sanitarista que predominaba en el mundo, para asumir un enfoque social y de derechos. Finalmente naci贸 una estrategia de integraci贸n social de las personas trans, como propuesta de pol铆tica, abandonando el t茅rmino de persona transexual. 

En la mencionada reuni贸n con un grupo de mujeres trans, les presentamos la idea de capacitarse como promotoras de salud sexual para la prevenci贸n de las ETS y el VIH. Despu茅s de comprobar que la idea funcionaba, se les invit贸 a prepararse para realizar activismo social por los derechos sexuales. As铆 desarrollamos numerosos talleres en los que se han involucrado a otros grupos que actualmente conforman la Red de Activistas por los Derechos Sexuales vinculados al CENESEX, entre los que se destacan la Red Transcuba y la de Mujeres Lesbianas y Bisexuales, ambas de car谩cter nacional.

Los grupos de activismo trans est谩n actuando de una manera muy interesante, y tienen un nivel de empoderamiento alto porque han sido los que m谩s capacitaciones han recibido. 

La estrategia de integraci贸n social de las personas trans est谩 insertada en los nuevos dise帽os de pol铆ticas que se concretan en macroprogramas, programas y proyectos, relacionadas con el desarrollo humano, equidad y justicia social.




Fuente: Cubainformacion.tv